Miradas Que Hipnotizan

April 17, 2018 | Author: lopezugarte | Category: Laughter
Share Embed Donate


Short Description

Download Miradas Que Hipnotizan...

Description

1

Miradas que hipnotizan

Miradas que hipnotizan

Sentada en el sofá de su casa miraba un película tranquilamente mientras se masajeaba su abultada barriga... quedaban pocos días para verle la carita a su princes a... esa niña que esperaba con toda la ilusión del mundo... se levantó con bastante trabajo masajeó su cintura y se dirigió a la cocina para preparar la comida Estaba escurriendo la pasta cuando sintió algo bajar por su pierna, soltó lo que tenía en las manos y dirigió su mirada al piso... sí había roto aguas una sonrisa entre nerviosa y alegre se le asomó a la cara inmediatamente como bien podía fue hasta el teléfono inalámbrico lo cogió y llamó a su amiga Claudia Claudia: ¿Como esta la madre más...? (no alcanzó a preguntar cuando su amiga le dijo) -: Claudia he roto aguas (mientras una tímida lágrima corría por su mejilla) Claudia: ¿¡QUEEE...!? ¿cómo?... ¿¡Ahoooraa!? Hay mi madre... hay mi madre (decía

mientras corría de una lado a otro buscando las llaves de su departamento y las del coche, soltó el teléfono cogió su chaqueta y como pudo se la puso mientras corría escaleras arriba...) ¿por qué mierda no se habrá quedado con el piso de aba jo? joder (iba rezando mientras tropezaba en un peldaño) me cago en la leche menudo cardenal me sale (sigió subiendo mientras tomaba aire como buenamente podía, al llegar al piso de su amiga vio la puerta entreabierta y entró rápidamente) -: fuuu... Claudiiiiiiaaaaaaaaaaaaa... jajajaja al (gritaba la Aggggggg... vez al ver llegar a sufuuu... amigafuuu... toda sudada en pijama y con la chaqueta revés)y reía a

aaaaaagggg... fuuuu... fuuuuuuu... fuuuuuuu... Claudia: ¿Cómo estás?... eso tú respira... ¿las cosas de la bebe? ¿Dónde están? (corría hacia el dormitorio y tomaba un pequeño bolso que supuso eran las cosas de la bebe) vamos cariño, tú respira cógete a mi que te ayude (la tomó por la cintura mientras su amiga pasaba un brazo por su hombro y se afirmaba a ella) Eso es mi niña así tú respira fuu... fuuu... fuuu... inahla... exalaaaaaaa... -: Fuuuu... fuuuuu... fuuuuu... aaaaaggggggggggg diosss como duele Al llegar al coche Claudia ayudó a su amiga reclinó un poco el asiento del coche puso el pequeño bolso en él y arrancó todo lo rápido que pudo hacia el hospital Claudia: ¡Teresaaaaaaaaaaaaa! ¡Una siillaaaaaa! (gritó al bajar del auto) ¡llama a

Cruuuuuuuuuuuzzzzz! ¡Que la bebe vieneeeeeeee! (corría al lado de su amiga para poder ayudarla a subir a la silla)

Miradas que hipnotizan

2

-: Aaaaaaaaaaaaagggggggggg fuuu... ufff... fuuuuu... por dios Claudia todo el mundo

aaaaaaaagggg... se enteraré que estoy de parto ¡coño! (decía agitadamente mientras tomaba la mano de su amiga) Claudia: Como sea cariño si no se enteran por mis gritos se enteran por los tuyos porque mira que gritas jodía (le decía al escuchar otro grito de su amiga) -: Que... es... toy... de partooooo ¡aggggggggggg! Es nor... maaaaal... T: Hay dios, hay dios... hija ¿cómo te sientes? (llegaba hasta ellas Teresa junto a un auxiliar y la silla) venga tú respira cariño que todo saldrá bien (la abanicaba con una revista) -: Hay Tere... como duele... pónganme algo ¿sí? fuuu... fuuu... fuu... ha... haa... fuuuu (se sentaba en la silla y Claudia la llevaba a toda velocidad a un box) T: Claudia hija y tú ¿cómo vienes así? por dios niña (le daba una colleja mientras corría detrás de ella al ver que iba en pijama de seda corto con una sola zapatilla de casa la chaqueta puesta al revés y los pelos desgreñados) Claudia: Hay Teresa... (se paró un segundo al ver su reflejo en la ventana de una de las salas mientras la silla de su amiga seguía sola por el impulso con el que iba) pero, pero... pero... hay dios (un color rojizo se instalaba en su cara al ver detenidamente como algunos enfermeros y médicos la veían en esas fachas y le hacían un escáner a ese cuerpo tan bien formado) -: ¡Claudiaaaaaaaaaaaaa! Ha... haaa... fuu... fuuu (gritaba unos metros más adelante al ver que su amiga la había dejado a la buena de dios) Claudia: ¿Eh...? coñooo... (corría hacia ella mientras trataba de taparse como buenamente podía) perdón, perdón... Teresa ¿y Cruz? T: Baja enseguida estaba terminando una operación, por nada del mundo quiere que tengas a su ahijada antes de que ella llegue (le decía a la pobre que recostada sobre la cama pedía que le pongan algo) Claudia: ¡Su ahijadaaaa! Ja, ya veremos ya quien es la madrina de la princesa (le decía cruzada de brazos) -: Aaaaaaaaagggggggg dioooooooooooos ha... haaaaa... como duele... Claudia da... me la... fuuu... fuuu... mano... aggggg Claudia: ¿Yoooo? A no eso sí que no que ayer me hice las manos y tú, amiguita, aprietas que te cagas... me dejarás las manos echas un cristo, va Teresa tómale la mano a la (la empujaba hacia la tacto camilla) T:niña Claudia enserio que poco eeeeh... ¿así quieres ser la madrina de la pequeñ a? ¿Cómo le cambiaras los pañales eh? ¿Con pinzas? Jajajaja -: Gracias Tere... fuuu... fuuuu... fuuu... hay le has... daoooo... aggggg Claudia: Para eso está su madre para cambiarle los pañales... yooo solo la consentiré como la princesa que es y le enseñaré a ser toda una dama T: ¿Asiiiii? ¿Como la dama que eres tú mmmm? ¡QUE POCO MÁS Y FALTA QUE MUESTRES LAS BRAGAS!... ¿cómo se te ocurre venir así al hospital? por dios que hay personas que sufren de taquicardia en vez de que se vengan a sanar aquí se van a ir derechitos para el otro lado con tu presencia... ¡DESCARADAAAAA! -: Jajajaja hay... Clau... día... ve a cambiarte anda... fuuuuuu... fuuuuuuu y lávate la car... aaaaaaagggggggg (apretaba con fuerza la mano de Teresa) T: Sí la caraaaaaaaaaaaa... hay hija suelta, suelta... que me dejas sin manos (se sobaba la mano mientras miraba a Claudia que se partía de la risa) ja eso tu ríete... ¿Quién entrará contigo a quirófano cariño? (le preguntó a la futura madre) -: Uuuuuuufffffff... fuuuuuuuuuuuuuuuu... Clau... diaaaa... -: ¡Hay cariño que vas a ser mama! (entraba como un huracán la prestigiada cirujana Cruz gándara) ¿cómo estás cariño? A ver déjame ver (se ponía unos guantes y palpaba

Miradas que hipnotizan

3

la zona baja para ver cua nto de dilatación tenía) mmm mi ahijada está apuradita así que nos vamos a quirófano ya... estás dilatada cariño Claudia: ¿Perdónnn? ¿Tuuuuu ahijadaaaa? (le dijo con ritintín Claudia mientras trataba de arreglarse los pelos) C: Jajajajajajaja hay Claudita pero como vienes así, y mira eso lo discutiremos mejor después del parto, ¿sí? Claudia: Ta bueno, me voy a poner la ropa de quirófano nos vemos allí cielo (le daba un beso en la frente a la futura madre) -: Aaaaagggg... sí... Cruz... vamos... que... haaa... haaa... la niña tiene prisa... aggggggg C: Hay sí... Tere llama a un auxiliar que se la lleven a quirófano en unos minutos estoy contigo (le dejaba varios besos en su frente y se iba corriendo a quirófano para que le preparen todo) Claudia estaba fuera de quirófano esperando la llegada de su amiga y de Cruz ansiosa y nerviosa a la vez caminaba de un lado a otro pensando en si tendría que avisar a su familia, en eso estaba cuando vio llegar a Cruz aceleradamente a ella con un pijama morado, se miraron sonrieron y se dieron un gran abrazo para entrar a la zona séptica a prepararse Claudia: Cruz ¿tendremos que llamar a su familia? C: No lo sé, yo creo que sí, ¿no? Claudia: Mmm bueno mejor le preguntamos después (dijo al ver la cara de la cirujana) C: Es lo mejor sí (y le mostró una de sus mejores sonrisas) bueno ¿apostamos? Claudia: ¿Ojos verdes y es mía? ¿Estamos? (estiró su mano) C: Ojos azules entonces (estrecho su mano se miraron y tuvieron que volverse a lavar

entre risas por las locuras que se les ocurrían) -: Aaaaaaaaaaaagg gggg fuuuuuuuuu... fuuuuuuuuuuuu (se agarraba con fuerza a la

mano de Claudia la cual ya tenía pensado en su cabeza tener que pedir otra hora con la manicurista) C: Vamo s cariño un poco más... ¡tú puedes!... vamos... vamos (le daba ánimos al ver la cabecita la pequeña) Claudia:de Ains que se le ve la cabecita... un poco más cielo (apretaba con fuerza su mano) -: Aaaaaaaaaaaaah Claudia no... aprie... tes... coño... fuuuuu... ha... ha... haaaaaaaaaaagggggggg Claudia: Ja, claro tú no más no te digo será ¡joooooooooooooderrrrr! (gritó al sentir un fuerte agarrón en la mano)ay ay ay como duele (dijo al ver que se le quebró una tercera uña) juro por dios que no tendré hijos, si esto de romperse una uña duele un huevo ni me quiero imaginar como dolerá traer un crío C: Vamo s cariñooooo... una más y la tenemos con nosotras... puja vamos... pujaaaa (decía emocionada y con lágrimas en los ojos al verle la carita a la peq ueña) -: AGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG (cayó rendida en la camilla se sintió mareada, adolorida, pero con una carga menos en su cuerpo) -: Buaaaa... buaaaa... buaaaaa C: Vamo s Clau... sniff día... corta sniff el cordón... sniff (decían entre lágrimas al tener en sus brazos a ese pequeño ser)

4

Miradas que hipnotizan

Claudia: Ay sniff... sí... (cortaba el cordón y se iba a la cabecera de la camilla

mientras sus lágrimas caían a raudales de sus ojos) ya está... snif... aquí cielo... es preciosa snif (mientras le pasaba un pañito por la frente y le daba sonoros besos) C: Cruz se unió a sus dos amiga con una preciosa niña de pelito rubio y preciosos ojos envuelta en una frazadita) cariño... sniff... alguien quiere conocerte -: Sniff... ahhh... mi pequeña (la tomaba en brazos y le peinaba una de sus cejas con uno de sus dedos) que cosa más preciosa mi niña... mi pequeña... mi vida (decía entre lágrimas) ya estás conmigo amor... sí... co... n... mami... sniff... (la pequeña abría sus pequeños ojitos con dificultad por la luz, Claudia y Cruz se miraron porque sabían lo que habían apostado, de apoco vieron como miraba fijamente a su madre y esta quedaba prendada de esa mirada tan maravillosa que le entregaba su hija) Claudia y C: Joooooder (dijeron a la vez) -: Eu quero tchu... eu quero tcha... eu quero tchuchachacha chuchucha eu quero tchu.. . eu quero tchaaa... (bailaba graciosamente al ritmo de la música brasileña de “Jóa Lucas y Marcelo”... mientras pintaba su piso) e una danza muy sensual (cantaba y se

contoneaba con la brocha de pintura en la mano, luego movía ese culito tan mono de un lado para otro mezclándolo con movimientos de cintura... así la pilló su madre la cual había bajado a comprar algo para preparar la comida) -: Jajajaja hija quien te viera (le dijo mientras pasaba a la cocina) -: Euuuu quero tchu... eu querooo tchaaaaa (seguía cantando, bailando y pintando a la

vez) tchu chachachuchacha -: Cariño (la llamaba su madre la cual no tenía respuesta) ¡hijaaa! (nada) cariñoooo (y solo escuchaba como respuesta tchuchachachuchuchucha y un movimiento de culo, volvió a la cocina tomó unas uvas... desde la puerta de la cocina se dispuso a lanzarle la primera uva la cual cayó dentro del bote de pintura y manchó el polerón que había al lado)buy bueno la que lava es la lavadora (el segundo le dio a la lámpara ya el tercero reboto en la pared y cayó justo en el escote de la joven la cual al sentir el frío de este pegó un pequeño grito y un saltito gracioso hacia atrás la que la llevó a tropezar con un tarro de pintura y caer de culo sobre el que tenía abierto) jajajajajajaja (se reía al verle la cara de susto que sonrisa) puso su hija) a comer (le dijo seriamente para luego volver a la cocina con una pequeña -: Pero... pero... pero... ¡mamaaaa! que mi ropaaa... hay mi ropaa... joder y como salgo yo de este bote que me ha atrapao el culo joder... ¡mamaaa!... esta mujer (la volvía a llamar) ¡maaaaaaaamaaaaaaaaaaa! -: Eu quero tchuuuu euuuu queroooo tchaaaaaaaaaaaaa jajajaja (escuchaba como su madre cantaba entre risas) Luego de haber comido con su madre preparó unos cafés, para tomarlo en la gran terraza que tenía en su piso -: Hija podríamos poner una plantitas aquí (le dijo su madre al ver lo

vacía que se veía

la terraza) -: Mmmm sí pero ten drían que ser artificiales, ya sabes (mientras movía su mano graciosamente) -: Pero algún día tendrá que aprender a cuidar algo ¿no? Dicen que para poder tener una familia hay que hacer la prueba de primero tener una planta y si pasado un tiempo no se

5

Miradas que hipnotizan

te muere te compras un animal y si no te muere el animal pues te compras un marido (levantando ambas cejas) -: En este caso marida mama jajajaja -: Pero a ti no que te gu staba ambas cosas (le dijo confundida) ¿es que acaso ya te has aclarado? -: No mama era una forma de decir -: Explícate mejor hija que a veces con tus cosas me enredas que no estoy en edad de entender muchas cosas, y no me digas nada más (le dijo al ver que algo le iba a decir) solo me basta con entender lo que yo entiendo, nada más que para entenderte hay que buscar a alguien que te entienda y yo sola me entiendo hay bueno que (miró a su hija que tenía las cejas alzadas) dejémoslo así mejor -: Jajajajajajaa señora Rocío me parece a mi que usted ti ene algo que contarme ¿no? (pregunto con rintitín) Rocío: ¿Yooo? (se señala a ella misma mientras un color rojizo se instalaba en sus mejillas) no hija que cosas dices -: Que no es nada de malo madre Rocío: Bueno hija mmm tú cuando te distes cuenta ejem... de que ejem... te... te... pues te... atraían... las... las... pues eso (le dijo nerviosa mirando el suelo) -: Ujum ja ujum jajajajejem jajajajajajajJAJAJAJAJAJAJAJA (se partía de risa sola sentada en una tumbona) jajajaajajajajajajajajajajajajaja Rocío: Ya decía yo... bueno me llamas cuando se te pase el ataque de risa (se levantaba cogía sus cosas mientras su hija se retorcía de la risa y tomaba su tripa por el esfuerzo) adiós... nos vemos cariño no te olvides que tu padre te quiere ver mañana para que cenes con él (al acercarse a su hija para darle un beso esta la miró y se le saltaban las lágrimas de tanto que se reía) beso cariño te quiero me llamas (y salió de la casa de su hija tranquilamente) -: Jajajajajajajajajaaajajajajajaja ay ay ay... dios jajajajajajaja hay mi tripa jajajajaja El sonido de su móvil la hacía levantarse para poder contestarlo aun con unas cuantas carcajadas en el camino -: Uffffff sí diga

(tratando de controlarse)

-: Amigaaaaaaaa de mi corazón partío, como esta la cosita más lida de tooo Madrid -: Jajaja no podía ser de España Anita (hacía morritos como si su amiga la viera) Ana: De toaaa Europa leñe... ¿cómo vas con esa mudanza? -: Uff acabando recién de pintar Ana: ¿Qué haces mañana? (le preguntó con una sonrisa) -: Mañana... mmm nada ¿por qué? Ana: Pues cariño anota en tu agenda que desde mañana me tendrás cada uno de tus días

en ella... Que me voy a Madrid guapaaaa, ¡me han dado la plaza en el hospital! -: ¡Haaaaaaaaaaaa! (gritaba y saltaba dando vueltas en el salón) no jod as... no jodas... Ana: Jajajajaja para nada cariño que estaremos juntas nuevamente (le decía entre risas) -: ¿Tienes dónde quedarte? Ana: En tu piso pos loca ¿dónde más? Mientras encuentro algo porque ni de coña me voy a un hotel, para eso tengo una amiga con pedazo de piso que se compro jajajaja -: Esoooo para eso estamos jajajaja

Miradas que hipnotizan

6

Luego de hablar con su amig a más de media hora, se puso frente al comp utador para revisar su correo y avanzar un poco con el trabajo que tenía acumulado y ver los casos de sus clientes, tomó el teléfono y llamó a su secretaria -: Despacho de la señora Villalobos -: Alicia soy yo Alicia: Jefaaaaaaaa ¿cómo van esas vacaciones? -: Jajaja muy bien Alicia, ahora estoy con lo del piso haciendo la mudanza Alicia: Bueno jefa ya sabe que para cualquier cosa me puede llamar -: Muchas gracias Alicia. Mira necesito que me envíes los últimos casos, el de los

Sotomayor y los Hidalgo para ver las citaciones a los juzgados Alicia: ¿Se los envío por fax o con un mensaje ro? (le preguntó mientras rebuscaba en los archivos) -: Mmm por fax mejor no me fío de los mensajeros Alicia: Bueno jefa se lo envío enseguida, alguna cosa más -: Solo eso Alicia nos vemos Alicia: Adiós jefa En una cuna de hospital era vista por 4 ojos incrédulos no podían creer como sucedió era un caso entre miles, definitivamente esa pequeña era privilegiada, no podían dejar de mirarla era preciosa Cruz tenía la vista fija en sus ojos eran como un imán que te atrapa y es casi imposible separar la vista, Claudia seguía incrédula ante lo sucedido miraba a la pequeña a Cruz y a su amiga que descansaba después de una ardua labor consecutivamente... era un regalo divino el que poseía esa pequeña criatura que le robo el corazón nada más verla por primera vez a los ojos Claudia: Emmm Cruz ¿y ahora qué hacemos? (le preguntó en susurro) C: Jejeje no sé, porqu e de dividírnosla como que no jeje (se reía bajito para no despertar

a la madre de la pequeña) Claudia: Yo aun no me lo creo jejeje C: Bueno nuestra pequeña es una privilegiada con esos pedazos de ojos se comerá el mundo yaSí veras guiñaba a la pequeña) lo que es a mi ya me robo el mío (le Claudia: eso (le sí, será todaun unaojo rompecorazones, daba un pequeño beso en la frente) -: Mmmm (se despertaba con una pequeña molestia miraba a su derecha y veía a sus amigas frente a la cuna asiéndole carantoñas a su hija) hola chicas C: Hey hola ¿cómo te sientes? (se acercó a la cama y le dio un beso en la cabeza) -: Cansada pero bien (sacó una pequeña sonrisa) Clau acércamela (dijo al ver que la pequeña se ponía a llorar al escuchar la voz de su madre) Claudia: Uy uy uy que tenemos a alguien con genio por aquí (dijo al ver a la pequeña con la frente arrugada) hay que se me enoja la enana C: Tiene genio eh... (dijo al ver que no quitaba su mirada de Claudia) Claudia: Toma cariño que ya me mira feito (dijo pasándole la pequeña a su amiga) -: Que pasa mi amor mmm (le daba tierno besitos y tomaba una de sus manitas) como está la cosita más linda del mundo (la pequeña dejó de llorar y miraba a su madre fijamente con el rostro relajado tomando ella fuertemente uno de los dedos de su madre) C: ¿Cómo le pondrás al final? (preguntó Cruz ya que nunca dijo el nombre que le pondría)

Miradas que hipnotizan

7

-: Sofía la pequeña Sofía (con una sonrisa en su cara al ver como le sonreía la pequeña

Sofía) C y Claudia: Sofía (murmuraron las dos a la vez mientras sonreí an) -: Han visto que pedazos de ojos tiene mi princesa C y Claudia: Jajajajaja ya te digo -: ¿Qué pasa? Jejeje C: Bueno que aquí con mi socia hicimos una apuesta para ver quien sería la madrina y

no se nos ocurrió nada mejor que apostar el color de ojos que tendría Sofía, por si sacaba el color azul de los tuyos o el verde del padre jajajaja Claudia: Y jajaja bueno que yo dije verde y esta azul jajajaja C: Claro y como la niña nos salió con los ojos matizados jajaja no sabemos que hacer ahora jajajaja (se reía por lo ridículo de la situación) Claudia: Es que no sabemos de que color son si son verde o son azules que nos salió super dotada la niña... que ella quería tener dos colore jajaja pues tuvo dos colores y aquí que sus madrinas se den cabezazos con la pared para ver que solución le damos jajajaja (se golpeaba sola la cabeza contra la pared del cabecero y con una mano golpeaba la cabeza de Cruz también) C: Hay idiota que eso duele coño (se frotaba la frente por el golpe) -: Jajajajajaja bueno no quería decir nada pero dada las circunstancias ¿por qué no mejor son dos madrinas?... si hay personas que tienen un padrino y una madrina ¿por qué no dos madrinas? (les dijo entre risas por la cara de circunstancia que tenían ambas) Ante esa respuesta ambas le dieron sonoros besos en cada mejilla a su amiga logrando que la pequeña Sofía mostrara una bonita sonrisa a esas tres mujeres alocadas que tenía enfrente Corría por el parque del retiro con sus auriculares puesto pantalón corto zapatillas y una polera de tirantes blanca en la cual ya se le marcaba el sudor de la corredora, veinte minutos después se paró frente a un banco e hizo una serie de ejercicios para no sufrir ningún tipo de contratiempo en sus músculos... comenzó a caminar de vuelt a a su piso concentrada en el sonido de su música... el semáforo se puso en verde y al cruzar la calzada un auto venía a toda velocidad frenando justo enfrente de ella... -: Pero ¡tú estás locaaaa! (gritó una vez vio a la persona que conducía el coche) Ana: Jajajaja es que me lo h as puesto a huevo y así veo como van los frenos (le dijo Ana con morritos) venga loca no me regañes y dame un beso amore mioooo, que te he echado de menos perra (corrió a su lado con los brazos abiertos tomando a su amiga de la cintura abrazándola mientras le daba vuelta en mitad de la calzada) -: Anitaaaaaa por dios bájame mujer, que estoy toda sudada (tratando de zafarse de su abrazo) Ana: Eso tu rompe el momento mágico coño (le decía entre risas) Ana tomó la cara de su amiga y le plantaba un buen morreo bajo la atenta mirada de la gente que caminaba por hay y los conductores -: Anaaaa (la regañaba) que hay gente mujer jajaja Ana: Uy no me digas y eso que te lo iba a dar con lengüita pero no abres la boca maja,

solo en ciertos caso parece que la utilizas (levantando varias veces las cejas y recibiendo

Miradas que hipnotizan

8

una colleja de su amiga que ya tenía las mejillas rojas) parece que no la estamos utilizando últimamente (murmuro para ella) jejejeje Subieron ambas al coche y Ana puso rumbo al piso de su amiga mientras en el camino le preguntaba como estaban las cosas con sus padres y le pedía más información acerca de la última conversación que tuvo con su madre -: Jajajaja ni me lo recuerdes Anita, que ella se fue mientras me partía de la risa (se reía

al recordarlo) Ana: Pero como se te ocurre ¿y no has hablado de nuevo con ella? -: No con esto de la mudanza y que ella está preocupada más por conseguir clientes en el nuevo despacho, no hemos hablado mucho Ana: Y con tu p adre ¿qué tal? ¿Cómo vas? (la miraba de reojo) -: Mira no nos hablamos mucho, me llama cuando necesita que lo asesore en algo respecto a sus negocios nada más Ana: Mmm no se tomó bien el que te hallas ido de su empresa -: Sí, pero me da igual no podía estar bajo las faldas de papito Ana: Pero sí bajo las fa ldas de mamita Rocío... -: La diferencia es que el despacho lo abrimos juntas es como una sociedad, mi madre me deja hacer lo que yo quiera, mientras que con mi padre tenía que hacer lo que él quería y como él lo viera bien (tomaba su cabeza con una de sus manos afirmada en la ventanilla del coche) Ana: Mm en eso tienes razón tu madre es más liberal, siempre lo ha sido (paraba en un semáforo) eres su niña y nunca de jaría que nada malo te pase... con doña Rocío hay que tener cuidao jajajaja -: Jajaja sí, estará fe liz de verte (le tomaba la mano y le daba un beso antes de que Ana retome la marcha) Luego de ayudar a su amiga a instalarse en su casa y ducharse salieron a comer algo a un restaurante cercano a casa ya que ninguna de las dos tenía ganas de cocinar en el camino iban mirando escaparates y como no Anita compraba todo lo que le gustaba llegando así al restaurante con varias bolsas -: Tú cuando no, no puedes un día salir y no comprar nada ¿no? Ana: Emmm no, jajaja bueno un caprichito no viene mal (decía mirando sus bolsas) o

bueno varios caprichitos jajajaja -: Y tu cuéntame como vas con (no alcanzó a preguntarle cuando escuchó su nombre) -: ESTHEEEEEEEEEEEEEERRRRRRRRRRRRRRR! E: ¡Cruzzzzzzzz.! (saltaba de la silla y corría a abrazar a su amiga) C: Tanto tiempo sin verte petarda ¿cómo estás? ¿con quien vienes...?

¡ANITAAAAAAAAAAAAAA LA MAS RICAAAAAAAAAAAA! Jajaa (soltaba a Esther para lanzarse a los brazos de una Anita que tenía los brazos abiertos y la levantaba por los aires mientras Cruz pasaba sus cortas piernas por la cintura de esta y hacían un perfecto koala bajo la atenta mirada de los comensales y las risas de Esther) Ana: Dame un besoooooo como tú sabes cariño mío (le decía a Cruz que le daba un tímido piquito a esta) eso es un beso buaaa ¿qué pasa? ¿que en Madrid son más tímidas? (le preguntaba a Esther sin soltar a Cruz que parecía un monito colgada a Ana con los

Miradas que hipnotizan

9

brazos y las piernas cruzadas a esta y las manos de Ana abiertas de par en par en el culo de la respetada cirujana) E: Jajajaja venga chicas soltarse que ya veo al gerente echándonos de aquí (les decía al ver a un hombre canoso mirándolas fijamente) C: Uff sí bájame Anita que ya no estamos para estos trotes Ana: Uy sí que ya me due le la espalda, venga abajo cariño... pero siéntate cerca mío que te he echado de men os (la sentaba al lado suyo) E: Pero Ana espérate mujer, que a lo mejor Cruz viene acompañada (miraba a Cruz) C: Pues estoy esperando a una amiga Ana: Bueno le dices a tu amiga que se siente con nosotras que somos más buenas que el

pan y estamos buenas... ¿cierto Esther? (le guiñaba un ojo) C: Pero a ver de que me he perdido jajaja (le preguntaba a una y a otra con la mirada) E: Esta que me anda buscando novia (señalaba con su cabeza a Ana) Ana: Al lío... ¿entiende o no entiende tu amiga Cruz? C: Jajajajajaja no jodas, lo siento pero mi amiga está casada E: Ves Anita lo que yo te decía o casadas o heteros (decía poniendo morritos) Ana: Buaaaaaaaaaaa no importa tú déjame a mi que pronto te encuentro una novia (guiándole un ojo) que eso de estar a puros solitarios te deja la cara echa un asco cielo (levantando ambas cejas) C: Jajajajajajajajajajaa (se partía de la risa al ver la cara de Esther y la de Ana al ver soltado eso) Esther tomó unas migas de pan y se las lanzó a su amiga mientras esta trataba de taparse con una servilleta de la lluvia de miguitas que iban directo a su pelo y escote Ana: Esther ¡en el pelo nooooo! (se quejaba) en el escote no coño que luego los

pajaritos del retiro se me tiran y mis tetas quedan echas un cristo E: Peor de cómo te las dejaba Manolo jajajaa Ana: Y tú como sabías como me las dejaba Manolo, ¿eh? (Cruz estaba roja de la risa) E: Mmmmm ves que era cierto jajajajaja (su risa paraba al ver a una mujer sentada frente a ella mirándola fijamente lo cual hizo que tragara saliva) chi... cas... ejem me... me... tengo... que... ir (decía atropelladamente mientras recogía sus cosas) Ana y Cruz la miraron conocían ese nerviosismo y quien sabía a que podría deberse era Ana... Cruz miraba a Ana y esta tomó el brazo de Esther y la obligó a sentarse mientras Cruz miraba a ambas sin entender... Ana le dio una mirada y esta se acercó a Esther mientras que ella se levantaba de la mesa para dirigirse al baño... desde hay miró hacia donde se dirigía la vista de Esth er hacía unos minutos... un camarero iba a pasar justo al lado de esa persona quien no le quitaba la vista de encima a su amiga... aprovechó la ocasión para darle un pequeño escarmiento y así darle tiempo a Esther a recuperarse y ver que podían hacer... le siguió el paso al camarero el cual llevaba una bandeja con cafés y unos plato de pasta... cuando vio el momento Cruz sabía lo que iba a hacer Esther se tapó la boc a y Cruz los ojos cuando solo escucharon el grito de Verónica Verónica: ¡Jooooooder! Pero tú no te fijas ¡idiotaaaa! Que esta ropa cuenta una pasta...

ay ay me quemo (se trataba de separar los pantalones de su piel y limpiaba su camisa blanca de la salsa de las pastas) Mesero: Lo siento señorita pero me he tropezado, disculpe (decía tomando la bandeja y dándole aire en los pantalones al ver que salía humito)

Miradas que hipnotizan

10

Verónica: Deja eso imbécil (de un golpe tiraba lejos la bandeja tomó sus cosas y salía

como un huracán del restaurante sin pagar y echando miles de tacos por su boca) C y E: Jajajajajajajajajajajaja ¡Anita! (dijeron a la vez Anita se acercaba a ellas con carita triste) Ana: A que soy lo más bonito de España (decía entre las risas de sus amigas) C: Así que ella es Verónica (más que una pregunta fue una afirmación) E: Sí Ana: Esa es la zorra de Verónica pero que hace en Madrid ¿no estaba en Italia?

(le pregunto a Esther) E: No lo sé eso fue lo que me habían dicho (se frotaba la frente) Ana: Ufff bueno pero se va a ir de rositas si piensa que vas a caer de nuevo en su juego (le dijo seriamente a esta) que aquí esta tu Anita para defenderte C: Y tu Cruz (tomándole una mano a Esther) sabes que cuentas conmigo para lo que sea E: Gracias chicas (tomó la mano de Cruz y la de Ana juntándolas y apretándolas fuerte) Ana: ¿A qué habrá vuelto a...? (no pudo terminar la pregunta cuando vio a Cruz levantarse e ir al encuentro de una persona que suponían era su amiga, venían ambas del brazo al llegar a la mesa Cruz hizo las presentaciones) mmm guapa la chica (dijo en un susurro que fue escuchado por Esther) C: Chicas os presen to a la doctora Clau dia Castilla Claudia: Hola un placer (dándole ambas sus respectivos besos) Ana y E: Igualmente un placer Claudia no tuvo ningún problema en comer con ellas, a quien sí le suponía un problema era Anita que no podía quitar su mirada de esa morenaza de pelo negro azabache y figura estilizada, Esther que conocía a su amiga solo negaba con la cabeza mientras Cruz hablaba con Claudia sobre una amiga que tenían en común y les explicaban que acababa de tener una bebita preciosa con unos ojos preciosos nunca antes vistos tan metidas estaban en la conve rsación Esther y Claudia... que Cruz miró a su lado y veía a Anita mirando embelesada a una Claudia que reía por algo que le dijo Esther C: Anaaa heoooo (le pasaba la mano por la cara para que le pusiera atención) Ana: ¿Eh?... disculpa ¿me decías? (le dio una patada a Esther bajo la mesa al ver que

esta estaba tratando de contener unapara carcajada) E: Auch (llevó su mano a su pierna poder frotarla mientras recibía una mirada matadora de Ana) Claudia: ¿Estás bien Esther? (le preguntó al ver que se quejaba) E: ¿Eh...? Ana: Esta que sufre de calamb res cuando está mucho rato sentada (respondió Ana por Esther) por eso mismo nos vamos yendo que tenemos cosas que hacer aun (recogía sus cosas torpemente al tener la mirad a de Claudia sobre ella) jejeje (sonrisa tonta la ver que se le caía la chaqueta) E: Yo no tengo nada que hacer Ana... (le dijo para ponerla en un aprieto al ver su nerviosismo, pero al recibir la segunda mirada matadora de Ana la cual ya la tendría en el piso y con Cruz sobre ella haciéndole el masaje cardiaco... prefirió no seguir con su juego) haaa sí, si ahora me acuerdo que tenía que pasar por la oficina... un gusto Claudia (le daba dos besos) cariño ¿nos vemos el finde entonces? C: Mmm no lo sé cielo, con Claudia teníamos planes (decía al recordar que habían quedado en ayudar a la madre de Sofía) Claudia: Es verdad... eyyy pero pueden ir a cenar a casa ¿no? Así conocen a la pequeña

Miradas que hipnotizan

11

Ana: Siii claro ¿por qué no? Ya que de tanto hablar de la peque me ha picado la

curiosidad (y así te vuelvo a ver pensó Ana) E: Sí claro pero ¿no le molestara a su otra amiga? (preguntó porque no quería incomodar) C: Mira te llamo esta noche que ahora tenemos que ir a darle el alta y le pregunto, ¿sí? E: Perfecto espero tu llamada entonces (dentro de toda esta conversación que tuvieron Cruz y Esther, Ana y Claudia no podían separar sus vistas) eee Anita nos vamos (dijo al verla con cara de tonta perdia) nos vemos Claudia Claudia: ¿Eh? a sí, nos vemos Esther, un gusto Ana (le guiñó un ojo a esta quien quedó con carita de gato con botas al recibir tal gesto. Esther la tomó del brazo y salieron del restaurante) simpáticas las chicas (dijo aun con su mirada dirigida hacia ellas) C: Sí muuuuuuuuy simpáticas (dijo con rintintín) Claudia: Ejem ¿vamos a darle el alta a Maca? (dijo al sentirse descubierta) Esther iba del brazo con Ana mirándola de reojo esperando que esta le dijera que era lo que había sucedido en el restaurante... pero Ana no decía ni media palabra iba ensimismada pensando en la morocha de Claudia E: Anita ¿qué era eso que ten íamos que hacer? (preguntó para terminar con ese silencio) Ana: ¿Eh? ejem Esther creo que me he enamorado (le dijo con cara de lela) E: Jajajajaja ya decía yo que Claudia no te fue indiferente y tú menos para ella por lo

que vi Ana: ¿Cómo? ¿En serio?... pero está casada Esther por lo que dijo Cruz (miraba el piso al recordar lo que había dicho en el restaurante) E: Sí... está casada pero no muerta cariño (mientras le daba un beso en la mejilla y se iba al piso de la abogada con una Ana más que contenta) Los días iban pasando y gracias a la ayuda de sus amig as Maca no se esforzaba mucho de día ya que se turnab an para poder ayudarla con la pequeña Sofía quien no daba mucha guerra... lo que más le costaba era el darle de mamar a la niña porque comilona sí que le salió Día viernes y Cruz se acordó de hace r una llamada C: Hola cariño E: Hey ¿cómo estás preciosa? C: Bien, bien con el lío de siempre... disculpa no haberte llamado antes pero entre el

hospital y el ayudar a Maca se me pasan los días volando (se disculpaba por su tardía llamada) E: No te pre ocupes Cruz si es normal, entonces ¿me llames por lo de la cena? C: Sí, te doy la dirección y se pasan mañana a eso de las ocho ¿o las paso a recoger? (preguntó) E: Mmm dame la dirección para así no molestar tanto (reía al otro lado de la línea) C: Bueno apunta (le daba la dirección de Maca hablaban un poquito más y se despedían hasta el otro día) En casa Esther luego de hablar con Cruz se dispuso a mirar los papeles de sus clientes estaba en eso cuando vio salir de su habitación a una casi zombi Ana en bragas y polera

Miradas que hipnotizan

12

de tirantes hacia la cocina la escuchó trastear con la cafetera y luego un pequeño grito... Esther al escucharla corrió a la cocina para ver que ocurría cuando llegó vio a Ana sentada encima de mesa frotándose el pie con cara de dolor E: ¿Qué pasó Anita? (se sentó en la silla más cercana y tomó el pie de su amiga para

revisarlo) Ana: Esa estúpida silla se cruzó en mi camino... ay ay que duele joder (le dijo al sentir como Esther le apretaba un poco el dedo meñique del pie) E: Mmm puede que esté fracturado, lo mejor será ir a urgencias y que te lo vean (Ana al escuchar urgencias se le asomó una pequeña sonrisa en la cara) arréglate que nos vamos (le dijo saliendo de la cocina para ir en busca de las su chaqueta y las llaves) Ana como podía afirmaba el pie sin quitar esa sonrisa de su cara sabía que lo más probable es que se encuentre con Claudia en el hospital Esther cansada de esperar en el comedor entró al dormitorio de Ana para saber porque demoraba tanto y lo que encontró la dejó con la boca abierta E: Pero ¿qué haces Ana? (preguntó incrédula al verla en ropa interior mirando la ropa que había sacado del closet sobre la cama) Ana: Es que no sé que ponerme Esther (le dijo totalmente afligida) E: ¡Que vamos al hospital Anaaaaaa! No a una cena (con los brazos cruzados sobre su pecho) Ana: Uff es que quiero ir bien presentable que estará Claudia coño (tomando una camisa y viendo como le quedaba frente al espejo) E: Ponte el pantalón que te compraste ayer y la camisa rosada (le dijo pasándole una de las bolsas en donde se suponía que estaba el pantalón) Ana: Pero ese pantalón es ancho, aunque me queda divino (dijo revisando una de las bolsas) E: Pues por eso... te ves divina y a la vez no te incomoda por si te ponen alguna venda o te hacen alguna radiografía Ana: Mmm tienes razón Luego cambiarse Esther ayudó a su amiga a bajar al estacionamiento para poner rumbo de al hospital Cuando llegaron al muelle Ana miraba todo con grandes ojos por si encontraba a su morocha, mientras Esther no dejaba de sonreír al ver a su amiga de esa guisa... al llegar a recepción una Teresa las esperaba con las gafas sobre la mano mirando curiosamente a ese par de chicas tan mon ísimas que entraban E: Buenos días (dijo Esther al llegar a recepción con una gran sonrisa) T: La cartilla (estirando su mano frente a las chicas) Ana: Mmm joder dejé mis documentos en casa (decía pegándose con la mano en la

frente y se mordía el labio) T: Pues lo siento bonita sin cartilla no hay atención E: Podría llamar a la doctora Gándara por favor T: ¿Conoce a Cruz? (preguntó en su fase cotilla como siempre Teresa) Ana: Y ¿por qué cree que le pedimos que la llame? Es como obvio que la conocemos ¿no? (le dijo una más que seria Ana ya que odiaba a la gente cotilla) E: ¡Ana! (la regañaba)

Miradas que hipnotizan

13

Ana: ¡Queee!... ¡Diossss! (dijo al ver salir a Claudia con un paciente al cual le daba

unas instrucciones y se dirigía a recepción) madre mía que suerte la mía (le susurraba en un oído a Esther) Claudia: Teresa archívame esto (le pedía a la recepcionista que no quitaba los ojos de las chicas) Teresa (volvía a decirle y al ver ha cia donde miraba una sonrisa se instauró en su cara) eyyyy chicas ¿os ha pasado algo? (preguntó al verlas en urgencia) E: A esta la atropel ló una silla (contestó ya que Ana se quedaba embobada mirando a Claudia)

Claudia: Tonta la silla ¿no?... venga pasen a un box y así te reviso Ana (les pidió que

las siguiera dejando atrás a una Teresa más que intrigada) Teresa cualquier cosa me llamas al busca T: Entonces ¿no aviso a Cruz? (preguntó) Ana: Sí usted la llama p ara que acompañe a mi turrón de azúcar (mientras le daba un piquito a Esther ya que sabía pondría a la recepcionista más que nerviosa) Claudia: Jajaja sí Teresita llámala por favor (se reía al ver la cara de circunstancia de la recepcionista) E: Que ma la eres Anita Ana: Bueno así alegra la vista la señora ¿no? (decía entre risas mientras se afirmaba del brazo de Claudia) ¿y tú no me piensas dar un bes o? (le preguntó a la neuróloga quien ni corta ni perezosa le dio un piquito en los morros dejando a una Ana nocaut) T: Dios que me han pervertido a mi Claudia (decía al ver como esta le daba el piquito a Ana) Claudia: Eh, ejem vamos Ana para que te... te... veamos... eso que ti... tienes (decía nerviosa al darse cuenta lo que había hecho) Ana: ¿Ah?, sí, sí, vamos, vamos (caminaba como una autómata la pobre Anita después de ese piquito sabroso) Esther miraba la escena divertida y las seguía pensando en como terminaría todo esto ya que Claudia estaba casada pero aun no sabían como estaba su matrimonio Claudia acompaño a Ana a rayos para hacerle una radiografía y ver como estaba su dedo mientras Esther iba a cafetería, luego de pedir un zumo y una palmerita de chocolate se sentó en una de las tantas sillas vacías que habían en cafetería Estaba terminando de comer cuando vio entrar a Cruz acompañaba de un joven medico, le hizo seña y esta se acercó rápidamente con el ceño fruncido al verla hay C: Pero ¿qué haces aquí? (le preguntó antes de darle dos besos) E: Ana que chocó con la silla de la cocina y se ha fracturado un dedo (le explicaba) C: Y ¿por qué no me habéis avisado? ¿Quién la atiende? (preguntó mientras se sentaba

en otra silla) E: Pero si le dejam os dicho a la recepcionista que te avisara (dijo seriamente) ¿no te han avisado? (vio que Cruz negó con su cabeza y revisab a su busca) bueno en tod o caso la está revisando Claudia C: ¿Claudia? Jejejeje mira tú que bi en (elevando una ceja) este aparato estará fallando (decía al no tener nada en él y golpeándolo en la mesa unas cuantas veces) E: Puede ser jajajaja (se reía al ver a Cruz trastear con él y dejarlo tirado sobre la mesa) entonces ¿nos vemos mañana? C: Sí, Maca es un amor no puso pega alguna, ya la conocerás es psicóloga del hospital

Miradas que hipnotizan

14

E: Anda una loquera jajaja a ver si sicoanaliza a nuestra Anita que anda detrás de una

casada C: Sí y esa casada está pensando en divorciarse (mirando fijamente a Esther para luego dar una gran carcajada acompañada de Esther) E: La que nos espera entonces jajajaja (decía pensado en lo que significaría esa noticia para Anita) C: Sí madre mía la que nos espera jajajaja Rato después aparecía Claudia y Ana quienes se reunían con las chicas Ana nada más ver a Cruz le dio un piquito y se sentó en sus piernas poniendo morritos diciendo que estaba pachucha y que quería mimitos... levantaba su larga pierna y la ponía sobre la mesa para mostrar el vendaje que le había puesto Claudia en su dedo fracturado... en esas estaba cuando dirigió la vista hacia Claudia quien la miraba con una tierna sonrisa E: Ana que mañana quedamos a cenar con la chicas en casa de Maca ¿podrás ir? ¿O

voy sola? (le preguntó a su amiga y al ver que esta la fulminaba con la mirada por la pregunta le dijo) como estás pachucha Claudia: Hay pero si no está invalida es solo un golpecito de nada (decía al pensar que Ana no iría a la cena) Ana: Como bien dice mi doctora es un golpecito de nada miren (se paraba bajo la atenta mirada de todas y corría de cafetería hasta recepción en donde una Teresa más que estupefacta veía a una rubia corriendo de vuelta a cafetería) ves perfectamente estoy (decía con tono chulesco) Todas: Jajajajajajajajajajaja Camino a casa de Esther esta le contaba lo que le había dicho Cruz acerca del divorcio de Claudia a Anita quien más que feliz busco entre los CDs del coche uno en específico y a todo pulmón cantaba junto con James Brown Ana: WHOAAAAAH... I feeeeel goooooooooood (Esther al escuchar el primer grito de

Anita junto con James Brown no pudo más que dar un frenazo por el susto para mirarla y verla en su salsa moviendo su cabeza de un lado a otro) I knew that I would, I feel goood, that I would thatGOOOOOOOOOD (la veía bajar la ventanilla del coche y (y gritar al aire) SOOOOI knew GOOOOD, SOOOO I GOT YOUUUU señalaba a las personas que caminaban por la acera de la calle quienes la saludaban por tal entusiasmo al cantar) WHOAAAAHH I feeeeeel nice (cantaba para Esther quien se partía al ver a su amiga de esa manera) like sugar and spice naranaranara I feel niceee naraaranarana like sugar and spice SOOO NICE (movía su cabeza hacia el adelante y hacia atrás golpeando con sus manos la guantera del coche) SOOOO NICEEEE... I GOT YOU (dándole sonoros besos en la mejilla a Esther al ritmo de las notas) Así llegaron al piso de Esther co n Ana cantando la canción y una Esther muerta de risa al ver a su amiga aun en esa faceta de felicidad Ana: WHOOOAAAAHH I FEEEL GOOOOOOOOD (desgañitándose las cuerdas

vocales se dirigía al baño mientras Esther dejaba las cosas sobre la mesa de la entrada y se dirigía a la cocina por un vaso de agua)

Miradas que hipnotizan

15

El día de la cena llegó, Esther estaba en su piso ayudando a Ana a escoger el vestido que se pondría aquella noche... quien como el día anterior estaba en bragas y sostén con un vestido en cada mano frente al espejo Ana: Esther ¿este o este? (le preguntó por milésima vez a una Esther que estaba

mirando concentrada una revista) E: El de la derecha Anita (le dijo sin mirarla Ana al percatarse que no le hacía ni caso le dijo)

Ana: ¿Y qué zapatos llevo? E: Los negros (contestó sin mirarla) Ana: ¿Los pendientes? E: Los de zafiro (pasando una pagina de la revista) Ana: ¿El chal? (preguntó con una ceja alzada) E: Negro (pasando otra página) Ana: ¿Mi pelo lo tiño rojo o verde? (ya con una ceja alzada le preguntaba al no hacerle

el mínimo caso) E: Rojo (pasando otra pagina) Ana: ¿Hace cuanto no tienes sexo? E: Hace 6 me... ¿¡Quee!? (ya mirando a su amiga que se reía al ver que su cara se ponía de un color rojizo) serás perra (lanzándole la revista que tenía en sus manos) Ana: Jajajajaja pero si no me hacías caso y ahora ya tengo un dato más para tu ficha cariño (se partía de la risa) ejem a ver (decía acercándose a Esther) uy cariño ahora tendrás que utilizar 6 meses el brazo izquierdo que si no se te vería feo tener un brazo musculoso y el otro no jajajajaa (decía la tocarle los brazos a su amiga quien la empujaba y le daba un golpe en el brazo) auch jajajajajajaja E: Serás idiota Anita... Venga vístete que si no lle gamos tarde (salía de la habitación dejando a una Anita riéndose sola sobre la cama tratan do de ponerse el vestido el cual no se podía poner debido al ataque de risa que le dio) Ana: JajajajajajajaJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA ¡Esthhhhheeeer! Te lavas las manoooos HEEEE JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJA

En casa de Maca Cruz ayudaba a subir el cierre del vestido a Claudia C: Vamos Claudia respira hondo mujer ¡que esto no subeeeee! Claudia: Pero como no me va a entrar si lo use solo para año nuevo coño (decía con la cara roja por el esfuerzo) M: A ver Cruz... sostenme a la niña (le pasaba la peque a Cruz) así mi amor a los bracitos de su madrina enseguida te duermo cariño (le decía a la pequeña Sofía) a ver tú tírate a la cama (le decía a Claudia la cual se tiraba todo lo larga que era en la cama de guata) vamos a ver si no sube este cierre (se sentaba en el trasero de esta y se estiraba sobre ella para luego tomar el cierre y subirlo de una) aleeee ya subio Claudia: Ves si ya decía yo que me tenía que entrar (decía levantándose de la cama y dirigirse al espejo para ver cómo le quedaba) C: Te ves genial Claudia... eso sí cuidado al sentarte en la silla no vayamos a tener un accidente jajajajaja (al ver lo ajustado que le quedaba el vestido a su amiga) M: Jajajaja cierto, pero te ves preciosa (dijo al verla ponerse los tacones altos que iban a juego con su vestido color turquesa con tirantes y una abertura en la pierna Claudia: ¿No será muy llamativo para una cena de amigas? (preguntaba mientras se seguía viendo al espejo)

Miradas que hipnotizan

16

C: Maca... pon hasta agua en la mesa y un babero de Sofía M: ¿Por qué? C: Porque Anita se nos deshidrata de tantas babas que botara al ver a esta... jajajajajaja Claudia y M: Jajajajajajajajaja

Después de ayudar a Claudia Maca se cambió el chándal que andaba trayendo por un vestido corto a la rodilla floreado un cinturón ancho unas sandalias con taco bajo el pelo en una coleta que era lo que la hacía sentir más cómoda si dado el caso su niña se despertaba durante la cena y tenía que atenderla... Cruz iba con unos vaqueros ajustados negros botas de caña alta y una polera de tirantes morada M: Chicas id al salón mientras duermo a mi niña que se le cierran los ojitos que si

ustedes están aquí me la distraen C: Sí que ya deben de estar al llegar estas locas (dijo y al momento se escuchaba el timbre del piso de Maca) ven ya decía yo puntuales como siempre (le dejaba un beso a la pequeña y se dirigía al salón a abrirle a sus amigas) Claudia: Enseguida voy que guardo todo esto (tomando varios vestidos y poniéndolos dentro del closet de Maca) Cruz llegaba a la puerta y nada más abrir un Anita con un vestidito palabra de honor corto, botas largas del mismo color y un chal negro sobre sus hombres le daba un piquito y pasaba directa a la que suponía era la cocina para dejar las dos botellas de vino que llevaba en cada mano, mientras Esther junto a Cruz la seguían con la mirada y pensaban “esta no cambia” C: Pero p asa mujer no te quedes en la puerta (al ver que Esther no pasaba) E: Sí, sí, gracias ¿cómo estás Cruz? Muy guapa por cierto jejeje (decía al echarle un

radiografía de pies a cabeza y le guiñaba un ojo) C: Ya ves jejeje espectacular como siempre y tú también cariño (la miraba de arriba abajo mientras esta se daba una vuelta para que Cruz la viera mejor, Esther se vistió formal pero elegante con un pantalón a la cintura negr o ajustado, una camisa rozada con dos botones que dejaba ver el canalillo de sus pechos, una chupa de cuero negra y botas cortas con poco tacón) Anita salía de la cocina con un plato de canapés en una mano y una copa de vino en la otra mientras masticaba una aceituna E: Ana por dios, ¿no puedes estar sin tener nada en la boca? (la regañaba al verla llegar

así al salón) Ana: Cariño mío ¿no me hagas responder a esa pregunta quieres? (mientras se sentaba en un sofá de un solo cuerpo y cruzaba sus largas piernas) C: Jejejejeje Claudia: Buenas noches chicas (decía Claudia al entrar al salón y dirigir su mirada a esas largas piernas) ejem E: Hey hola que guapa (se levantaba para darle dos besos) Ana: Atjum... atjum... (se atragantaba con el vino al ver a Claudia bajo ese vestido) coff... coff... me ahogo co... coff... ño (roja a más no poder) C: Ajajajajajaja (se acercaba y le daba pequeños golpecitos en la espalda) ¿mejor? Ana: Mm sí, se me había ido por coff... coff... por el otro lado Claudia: ¿Estás bien Ana? (decía preocupada al verla aun roja como un tomate)

Miradas que hipnotizan

17

Ana: Sisisisisi no te preocupes y dame dos besos mujer (prefería decirle cuantos besos

darle no vaya a ser que le diera uno igual que el que le dio en el hospital y tuvieran que hacerle reanimación) Claudia: (se acercaba le daba dos besos cerca de la comisura de los labios mientras una mano tomaba la cintura de Ana) Aun estas rojita (le decía y le pasaba la mano por la frente para tomar su flequillo y ponerlo detrás de su oreja) Ana: Ejem sí, sí... emmm es... es... nor... nor... mal... jejeje (nerviosa a más no poder) C: ¿Quien quiere vino? (preguntó al ver que no separaban sus miradas) Claudia: Yo quiero una copa (se separaba de Ana y se sentaba en otro sofá de un

cuerpo cruzando sus piernas y que la abertura dejara su pierna desnuda al descubierto) E: Yo igual quiero vino Cruz... pero necesito pasar al baño primero C: Segunda puerta a tu derecha (le señalaba el pasil lo) E: Gracias Cuando iba a entrar al baño una voz muy dulce llegaba hasta ella sin saber porque dirigió sus pasos hacia donde provenía esa voz y esa canción que tan bien conocía... La misma canción que su madre le cantaba cuando era pequeña -: Ala nanita nana nanita ellaaaaa... nanita ellaa...

Mi niña tiene sueño bendito sea... bendito sea (le cantaba a su princesa) E: A la nanita nana nanita... ellaaaa... nanitaaa ellaaaa... mi niña tiene sueñoo bendito seaaaa... benditooo seaaa (se acercaba a la cuna siguiendo la canción mirando fijamente a la pequeña que había ahí) M y E: Fuentecita que corre clara y sonoraaaaa... ruiseñor que en la selva cantandoooo lloraaa calla mientras la cuna se balancea (Esther movía suavemente la cuna mientras Maca la miraba con ternura) a laaa nanita nana nanita ellaaaaaa... (terminaron de cantar la canción mirando ambas a la pequeña qu e dormía ya profundamente para luego cada una dirigir su mirada a la otra...) E: Tienes una hija preciosa (le dijo a Maca dejándole una caricia en la mejilla a Sofía) M: Si es preciosa mi niña (dejándole un beso en la frente) ¿tú debes de ser Esther? (dándole dos besos) yo soy Maca E: Jejeje disculpa pero es que hace mucho tiempo que no escuchaba esa canción... Y... y... disculpa si te molesto lo siento (tratando de disculparse al darse cuenta del atrevimiento) M: No mujer que dices si cantas precioso tienes una voz muy dulce (mientras arropaba a su hija) E: He... he... ejem (se aclaraba la voz al verle el inicio de los pechos a Maca al arropar a su hija) gracias tú también cantas muy bien, esa canción me la cantaba mi madre, cuando era pequeña, y hasta los 25 me la cantaba y hay días que me la canta cuando anda chocha (decía de corrido al sentir la mirada de Maca sobre ella) M: Jejejeje tranquila mujer no te pongas nerviosa si ya te dije que no me molestó, es más este dúo quedó precioso (guiñándole un ojo) ¿vamos al salón? E: Sí, sí... ejem voy primero al baño nos vemos allí (ponía rumbo al servicio con las manos sudando a mil mientras Maca iba detrás de ella, antes de entrar en el parí sus pasos haciendo que Maca detuviera su caminar para decirle directa a esa mirada azul cielo) tienes mucha suerte Maca (luego entrar al servicio co n la cabeza gacha, dej ando a una Maca impactada más por la profundidad de su mirada al decirlo que por las palabras dichas)

18

Miradas que hipnotizan

Esther en el baño se miraba en el espejo retocaba su pelo y hacía sus necesidades para luego salir del servicio mirar el pasillo y dirigirse a la habitación de Maca a ver como dormía la pequeña Sofía mientras una lágrima corría por su mejilla M: Ya estoy aquí la pequeña se

durmió ya (ponía encima de la mesa un walky talky de

bebes) C: Ven Maca te presento a Anita (Cruz se levantaba junto con Ana) Ana: Un place Maca (dándole dos besos) que pena que duerma la pequeña quería

conocerla M: Dentro de dos horas se despertara y la podrás conocer Ana: Bien, me han dicho que es una preciosidad M: Sí, es bellísima Ana: Igual a la madre ¿no? (Claudia que estaba al tanto de la conversación alzó una de sus cejas dándole un codazo a Cruz quien se había sentado en el posa brazos del sofá) C: Claro por que al padre... (no alcanzó a terminar la frase cuando sonó el teléfono de casa) M: Disculpen (iba hacia el teléfono y contestaba) diga (y se encaminaba a la cocina a contestar la llamada) ¿¡cómo!? Esther salía de la habitación de Maca para ir junto a las chicas al pasar por la cocina escuchaba a Maca decirle a alguien que ni se le ocurra pasar por su piso en ese momento... con el seño fruncido iba a sentarse tomaba su copa de vino y bebía un gran sorbo para que el nudo que tenía en la garganta se desanudara Ana: En casa aje na no Esther... Jejeje (molestaba a Esther por su tardanza) E: Pero serás (tirándole un cojín mientras sus mejillas se teñían de rojo) Ana: Hay hija que quieres si ya iba a tu rescate por tu demora... ¿te lavaste las manos

guarra? (mientras tomaba su copa) E: Sí huele (ponía su mano en la boca) jajajajaja Ana: Quita cochina... Puaff... (se limpiaba la boca) Claudia: Jajajajajaja eso te pasa por tratar de bromear con ella C: Te salió el tiro p or la culata Anita jajaajaja Ana: Eso ustedes ríanse par de pirañas me voy a retocar con permiso (iba dirección al

baño moviendo sensualmente sus caderas en el camino... Claudia por su parte no podía quitar su mirada de ese culito tan mono que cada vez se le alejaba más y más y más... hasta que Ana se dio la vuelta y la pillo infraganti) jejeje puro ejercicio maja (seguía su camino al baño y se cruzaba con Maca en el camino) ¿el baño donde queda guapa? M: Segunda puerta a tu derecha Ana: Gracias guapísima (seguía su camino mientras Maca volvía al salón) M: Y a ti ¿qué te pasa? (preguntaba al ver como Claudia bebía su copa de un trago, tomando la de Esther y luego la de Cruz de un sorbo la veía tomar aire bajo las risas de la abogada y cirujana) Claudia: Seraaaaaa una largaaaa noche (decía mientras rellenaba las copas bebidas) Todas: Jajajajajajajajaja Claudia: Joder (se tapaba la cara al darse cuenta que lo había dicho en voz alta) Después de que Ana volvió del baño Maca le pidió a Cruz que le ayude a servir la cena, Esther se prestó a ayudar las tres se dirig ieron a la cocina mientras Ana y Claudia se quedaban en el salón...

Miradas que hipnotizan

19

C: Jejejeje yo no sé quien se le tira a qu ien en realidad (decía en pequeños murmullos) M: Claudia defini tivamente (decía segura) E: No, Ana se le tira primero C: Yo no sé Esther... Ana está más nerviosa que de costumbre E: Eso es ve rdad (decía afirmándose en la encimera y miraba a Cruz) es raro su

comportamiento M: El de Claudia igual C: Ya te digo jajajaja (tomaba un paño de cocina y jugaba con el entre sus dedos) es

hora de que sea feliz (mirando a Maca) M: Mm sí se lo merece E: ¿Muy mal iba su matrimonio? (preguntó intrigada Esther) M: Sí, uff Manuel su pronto ex esposo... desde un principio la golpeaba el muy hijo de puta (decía con rabia y Esther abría sus ojos de la impresión) nosotras con Cruz nos dimos cuenta cuando fuimos a la playa no quería bañarse tenía un polera sobre el bikini con el pedazo de sol que había , entre las dos en medio de un “j uego” para poder quitarle la camiseta (su voz sonaba angustiada) pegó un grito y... y... C: Tranquila (decía tocándole el brazo al verla nerv iosa) al escuchar el grito de dolor de Claudia y la angustia en sus ojos... Maca tomó con fuerza la camiseta y se la sacó ella trataba sniff... de taparse con la toalla mientras sniff... lloraba (tomaba una servilleta y se limpiaba la nariz al recordar lo sucedido hace unos meses atrás) Maca la abrazó y después que llegamos al hotel nos contó que Manuel le pegaba desde hac e algún tiempo y la tenía amenazada... yo llamé a un amigo de la policía para que nos ayudara a hacer la denuncia... Maca la acobijó aquí en su casa... y luego de unas semanas le pasó un departamento el cual tenían que desocupar los antiguos inquilinos... y está de aquí (señalando a Maca) habló con el director del ho spital, armó un escándalo de aquellos jejeje y despidieron a Manuel no sin antes llevarse unas buenas ostias de parte de la psicóloga del hospital (señalando a Maca) de la jefa de cirugía (señalándose a ella misma) de el gruñón de Vilches jejeje y de Teresita Todas: Jajajajajajaja M: Bueno se las tenía merecido el muy hijo de puta (sus preciosos ojos azules se tornaban un poco oscuros al recordar todo lo sucedido) E: Yo le hubiese dado una buena patada en los huevos (mientras hacia el movimiento

con su pierna al aire) C: Esa se la dio Claudia jajajaja... ¿qué fue eso? (preguntó al sentir un golpe y miraba a ambas...) Salieron de la cocina para mirar que había sido y no estaba ni Claudia ni Ana en el salón miraron en el baño... nada... la habitación de Maca... nada... la de invitados... nada... E: Estooo... chicas... creo que cenaremos solo tres esta noche (dijo al leer el mensaje

que le acababa de enviar Ana a su móvil) jajajajajajaja “Cariño esta noche usaré tu piso... no aparezcas hasta mañana después de comer... le

pides a Maca el duplicado de las llaves de Claudia y te quedas hay... Esta noche usaré mi lengüita jeje besos ” Luego de que las chicas se sirvieron la cena y charlaran animadamente un fuerte llanto se escuchaba a través del walky para bebes, Maca se levantó y fue en busca de su princesa

Miradas que hipnotizan

20

M: (entrando a la habitación) Ey mi amor aquí está mami (decía tomando a la pequeña

la cual callaba su llanto al sentir los besos de su madre) tienes hambre princesa jejeje (se reía al ver que la pequeña llevaba una de sus manitas al pecho de su madre) vamos al salón así conoces a Esther Maca llegaba al salón con la pequeña en brazos... Esther sentía una gran ternura por la imagen que demostraba Maca, la veía sentarse en el sofá y llamarla con la cabeza se acercaba mientras Cruz recogía la mesa, se sentó a su lado y veía a la pequeña aun con los ojitos cerrados pero con una de sus manos afirmaba fuertemente la tela del vestido de su madre M: Mira sofi ella es Esther, Esther ella es Sofía jejeje (mientras acariciaba la frente de

su pequeña) me pasas esos pañuelos que hay en la mesa Esther por favor (mientras se bajaba una parte del vestido y dejaba uno de sus pechos al aire Esther que ni cuanta se había dado al darle la caja su s manos temblaban al ver el pecho hinchado de Maca con ese pezón paradito E: Ejem to... toma Maca (le pasaba la caja y esta tomaba un par de ellos y se los pasaba por el pezón para limpiarlo y luego llevarlo a la boca de Sofía quien al sentir el pecho en su boca comenzaba a succionar) M: Tenía hambre mi princesa (dejaba dulces caricias en su carita) Todos los nervios se fueron de raíz al ver Esther tal estampa... era algo maravilloso ver como Maca acariciaba a la pequeña y esta se aferraba al pecho de su madre miraba con una gran ternura la escena le echó una mirada a Maca y vio en esta una gran sonrisa se acomodo en su hombro pasando un brazo por atrás para poder acariciarle la cabecita a la pequeña quien al sentir las caricias dirigía su mirada a Esther... esta al ver los ojos de la niña por primera vez... sintió un escalofrío por la fuerza de la mira da, sin dejar de mirarse Esther seguía acariciándola... sin pestañear hasta que sintió que unas tímidas lágrimas pasaba por sus mejillas y caían en el hombro de Maca que al sentir una pequeña humedad en su hombro miró a Esther y se dio cuenta de que esta lloraba sin darse cuenta... miró a su hija quien no quitaba sus ojos de Esther y esta no quitaba su mirada de Sofía... M: Esthe r ¿estás bien? E: Sí, no te preocupes... (limpiándose las lágrimas) M: ¿Seguro, seguro? E: Sí Maca no te preocupes (la miraba un instante para seguir mirando a la pequeña la cual no dejaba de mirar a Esther) M: Sé que no nos conocemos de nada pero me doy cuenta de que algo te pasa o te pasó... es como una sensación rara... no sé como explicarlo (miraba al frente a un punto fijo) E: No es nada Maca, solo un momento de bajón (regalándole una pequeña sonrisa forzada) M: Bueno no insistiré C: Bueno la mesa esta recogida, ¿les apetece un cafecito?

(preguntaba Cruz mirando a cada una levantando una ceja al ver a Esther con los ojos brillosos) M: Yo un té Cruz gracias E: Yo una copita mejor (se levantaba para servirse una copa)

Miradas que hipnotizan

21

C: Venga un copita me tomaré yo también (seguía a Esther a la cocina) ¿estás bien?

¿Por qué tienes lo ojos brill osos? (le preguntaba tomándola de los hombros para mirarla mientras Esther desviaba su mirada) E: Cruz (se aferraba con fuerzas a su amiga escondiendo su cabeza en el cuello de esta) ti... tiene los mismo ojos... la misma mirada Cruz C: ¿¡¡Cómo?! (decía apartándola de ella para poder mirarla) E: La misma mirada y el mismo color de ojos de EMA... Cruz (su amiga la abrazaba y cerraba con fuerza sus ojos mientras recordaba) Diez años antes Para que nos llamaste con tanta urgencia ¿qué tripa se te rompió ahora? (llegaba acelerada por la carrera y le daba dos besos) -: Suelta ya mujer que tengo que ir al hospital, hoy tengo mi primera operación como residente y el gruñón no espera (decía sentándose en la cafetería dándole dos besos también) -: ¡ESTOY EMBARAZADA! -: ¡QUEEEEEEEE! (gritaron al unísono) -: Estoy embarazada (sonreía feliz al ver la cara de asombro de sus amigas) -: AAAAAAAAAAHHHHHH (gritaba se levantaba y abrazaba con fuerza a su amiga) -: Por dios que me aplasta al crío jejejeje -: Venga ya déjame darte un beso cariñito mío que te lo tienes merecido (le daba un sonoro piquito) -: Muak... ¿y tú no dices nada? (al ver que su amiga no decía nada) -: Tú... tí... embarazada... sniff... (lloraba) -: Sí EM-BAna:RAna:ZAna:DA... bueno tu escuchas lo que esta está diciendo -: Uffff (tomaba aire) PERO ¿¡TU ESTAS LOCAAAA!? (ambas se sobresaltaban ante tal grito) COMO SE TE OCURRE DECIRNOS ESOOO ASI SIN ANESTESIA COÑOOO QUE TENGO UNA OPERACIOON DENTRO DE NADAAAA Y QUE ME TIEMBLAAAA TODO EL CUERPOOOOO JODERRRRR (subía sobre la mesa para darle un beso y un abrazo a su amiga) ¡QUE SEREMOS TIAS! JEJEJEJE -: SIIIIIIIIIIIII (y se abrazaba a sus amigas) -:

Jejejejejejejejeje Bueno ¿y somos las primeras en saberlo? (preguntó mientras se sentaba en su silla) -: Claro si en eso quedamos ¿no? Ustedes serían las primeras en saberlo (tomando las manos de sus amigas) -: ¿Y lo sabe tu maridito? (decía con desprecio y una mueca en la cara) -: No (tomó aire para lanzarles la segunda bomba) el hijo que espero no es de él) -: ¡¿COMOOOOOOOOOOOOOO!? (gritaron al unísono) -: -:

Cruz tomó las bandeja con las copas y el té de Maca mientras Esther se dirigía al baño a refrescarse la cara M: Venga mi amor a dormir (la mecía en sus brazos) C: Ya estoy aquí (ponía la bandeja en la mesa) M: Cruz... ¿Esther está bien? (preguntó al no verla llegar con ella) C: Sí, sí, fue al baño es muy sentimental ella jejeje (tratando de quitarle hierro al

asunto) M: Será eso (no muy convencida de la respuesta) C: Vamo s Maca no me la sico analices, ¿eh?

Miradas que hipnotizan

22

M: No para nada pero es que... nada déjalo (cortaba el tema porque veía llegar a Esther) C: Tu copa cariño E: Gracias (tomaba un buen sorbo) M: Voy a dejar a la niña a la cuna (sonaba el timbre en ese momento) pueden abrir por

favor puede que sean las chicas C: Difícil esas deben estar desfogándose de lo lindo (se paraba para ir abrir) E: Anita debe de estar en su salsa jajajaja C: Y Claudia también que se pasó un día completo mostrándome poses del kamasutra

jajaja (abría la puerta con una sonrisa recordando lo de hace unos días cuando Claudia llegó a su despacho con un montón de hojas en donde salían mujeres teniendo relaciones en diferentes poses... su sonrisa desapareció al ver quien estaba detrás de esa puerta) ¡QUE HACES TUUUUU AQUÍ! -: ¡VENGO A CONOCER A MI HIJA! Esther al escuchar el tono de enfado de Cruz y el consiguiente “vengo a conocer a mi hija” hizo que su mirada se posara en una Maca más que aterrorizada al escuchar esa voz Maca petrificada en el pasillo en acto reflejo abrazó con fuerzas a su hija, Esther que vio miedo en esos ojos azules se dirigió a grandes pasos hasta llegar a ella tomando a la pequeña en brazos y llevar la a la cuna... regresando rápidamente al escuchar como Cruz seguía discutiendo y Maca no se movía del lugar en donde estaba E: Maca mírame (le exigió... esta la miró con terror) ve a tu habitación y quédate con la

niña me escuchas M: (solo asentía con la mirada y entraba a su habitación cerrando esta con llave) Esther fue rápidamente a la entrada al escuchar algo romperse -: QUE ME DEJES PASAR HIJA DE PUTA (gritaba mientras empujaba a Cruz a un

lado la cual pasaba a buscar un florero y caía al suelo) ¡MACAAA! ¡MACA! (gritaba llamando a Maca) E: ¡CRUZZZ! (gritó al ver a su amiga siendo empujada) -: ¡MACAAAAAAAAAAAA! E: PERO ¿¡QUE COÑO TE PASA GILIPOLLAS!? (enfrentándose a unos ojos color

verde) ¡YA ESTAS TARDANDO EN SALIR DE AQUÍ! ¡SI NO QUIERES QUE LLAME A LA POLICIA! (le señalaba la puerta a un palmo de su cara) -: Y QUIEN ME VA A ECHAR TUUUUUU! ZORRAAAAA (le daba un empujón a Esther la cual dio un paso atrás) E: SI NO SALES POR LAS BUENAS SERA POR LAS MALAS ¡GILIPOLLAS! (dándole un empujón dirección “puerta”) -: NO ME TOQUES ZORRAAAAAAAAA (alzo su mano para pegarle cuando apareció Maca) M: FERNANDOOOOO ¡NOOOOOO! (gritaba al ver que su mano iba directa al rostro de una Esther que nada más ver como el otro alzaba su mano, tomó una pose de defensa y antes de que la impactara tomaba su brazo haciéndole una llave dándole una patada en los huevos que lo dejaba de rodillas adolorido Esther puso una de sus rodillas en su espalda y lo inmovilizó en el piso haciendo que su cara chocara contra el piso se acercó a su oído ejerciendo presión en el brazo de Fernando)

23

Miradas que hipnotizan

E: Ahora sales por esa puerta, si no quieres que

te rompa el brazo y te reviente los cojones, ¿me has escuchado? (haciendo un poco más de fuerza en el br azo) Fernando: Agggg (trataba de zafarse como podía) E: Ehhhh tranquilito que no se controlar la fuerza Fernando: Suéltame ¡PUTAAAA! Aaggggg E: Yo te suelto pero sales sin mirar atrás si quieres seguir teniendo hijos (llevaba una de sus rodillas a la entrepierna de Fernando y hacía presión en él) Fernando: Aaaaaaaaaaaaaaggggggggg está bien está bien me voy

grandes gotas de sudor)

(decía cayéndole

Cruz se acercaba a Maca tomándola de la cintura mientras esta temblaba al ver como Esther soltaba a Fernando y este se paraba para salir por la puerta agarrándose el paquete no sin antes mirar sobre su hombro Fernando: Ya nos veremos Macarena, te recuerdo que tienes algo que me pertenece por

derecho, no siempre estarán tus amiguitas para defenderte ¡cariñooo! E: Bueno ¿tú quieres que te siga funcionando lo que tienes agarrado entre tus manos? (mientras se acercaba a él) ¿o no le tienes aprecio a eso que tienes entre las piernas? (a dos metros de él) Fernando: Contigo ya me las arreglare puta esto no se quedara así me las pagarás C: Vete Fernando si no quieres que llamemos a la policía Fernando: Cariño nos veremos pronto mi abogado se contactará con el tuyo espero puedas conseguir uno muy bueno porque no tendré piedad contigo (señalándola con el dedo) E: Baja el dedo si quieres conservarlo, le dices a tu abogado que me llame (sacaba una tarjeta de su billetera y se la ponía en el bolsillo de la camisa) y ahora ¡FUERAAA! Fernando salió de hay con su orgullo herido de macho jurando en arameo sacó la tarjeta que Esther le había puesto en su bolsillo para romperla sin mirarla y tirarla Esther estaba en la cocina preparándole una tila a Maca a quien le había dado una crisis nerviosa no fuerza parabamientras de llorar,esta Cruz comoen podía trataba deEsther controlar la situación la abrazaba ycon lloraba su hombro... al verla así su corazón se encogió, sintió unas ganas profundas de abrazarla y decirle qu e todo iba a estar bien E: Tómate esto Maca (dejando la taza cerca de Maca) C: Vamos cariño tómatelo, te hará bien (acariciaba su cabellos) M: Me... me... la... sniff va... quitaaaar... sniff Cruz C: No cariño... eso no va a pasar tu tranqu ila E: Maca yo puedo ayudarte si me necesitas aquí estoy, tengo experiencia en este tipo de

casos y muchos contactos (mirando esos preciosos ojos azules que estaba bañados en lágrimas) M: Gracias Esther C: Sí, Esther es buena en lo suyo ella puede ayudarte con tu caso Maca (tomando con fuerza sus manos) M: ¿Co... cómo se habrá enterado que tuve a la niña’? C: ¿Tu madre? M: No si ni siquiera he llamado a la finca para dar la no ticia C: Pues no lo sé cari ño (acariciaba su mano)

Miradas que hipnotizan

24

Después de que Maca se recompuso Cruz le había dicho de quedarse en su casa por si volvía el impresentable pero Esther dijo que ella se quedaría con ella E: No, Cruz yo me quedo sé cómo manejar al gilipollas ese C: Jajaja sí ya me di cuenta entonces ¿seguiste en el curso de defensa personal? E: Jejeje sí, y luego de unos años estuve dando clases M: Pues ya me darás unas clases de esas E: Sin problema M: Como me hubiesen servido hace años atrás (bajaba su cabeza) E: ¡¡¿Te golpeaba?! M: Ufff sí... Es muy celosos posesivo, trato de retenerme cuando supo que estaba

embarazada, trato de poner a mi familia en mi contra pero ellos me apoyaron a mi... mi padre quería contratar un sicario y tirarlo en un contenedor jejeje pero contrató unos matones y le dieron un buen su sto, después de eso nunca lo volví a ver hasta ah ora que supo que la niña había nacido E: Bueno eso es pasado y ya sabes si me necesitas aquí estoy (guiñándole un ojo) C: Bueno Maquita es tarde y mejor me voy yendo que mañana tengo turno de tarde y te dejo con Xena jejejeje así que me voy tranquila que tienes quien te defienda (se levantaba bajo las risas de ambas) E: No te pases Cruz (señalándola con un dedo) C: Baja ese dedo si quieres conservarlo (la imitaba) jejeje jeje M: Gracias Esther por defenderme (le decía al recordar como Esther puso en su lugar a su ex marido) E: Nada una que tiene su encanto jejejej C: Encanto, me voy besitos (repartía besos y se iba) Después de que Cruz se marchara las chicas se pusiero n a charlar sobre lo ocu rrido esa noche M: Con ese porte quién lo diría E: ¿Te burlas de mi estatura? (con una ceja alzada) M: Jajaja no para nada

(levantando ambas manos) solo digo que quien diría que con ese cuerpecito podrías derrotar a un hombre E: Mi madre después de cumplir los 12 me mando a clases de defensa personal, por que nunca se sabía que podría pasar con tanto loc o suelto M: Una mujer inteligente tu madre E: La mejor (con una gran sonrisa) M: La quieres mucho por lo que se ve E: Sí, nos llevamos bien y me entiende tenemos una buena relación de madre-hija M: Me alegro, yo con la mía también nos llevamos bien más después de lo que pasó con Fernando mi familia me apoyó mucho E: Y ¿por qué no les has avisado del nacimiento de tu hija? M: Bueno porque quería disfrutar yo sola unos días con mi pequeña, si les avisaba el mismo día se instalarían aquí y así como es mi madre me estaría diciendo que hacer y que no (moviendo su cabeza de un lado a otro) E: Jajaja te entiendo M: Pero ya mañana les llamo y les aviso así pongo en sobreaviso a mi padre de lo ocurrido con Fernando E: Si es lo mejor, ya sabes si me necesitas solo me llamas soy buena en lo mío

Miradas que hipnotizan

25

M: Se nota tienes un carácter fuerte y lo más probable es que te llame el abogado de

Fernando ya que le diste tu tarjeta E: Jejeje sí uuuf se me fue solo quería que saliera de aquí M: Entonces me representas tú, ¿no? así estoy bien resguardada por si salta el an imal ese E: Claro yo te hago de abog ada y de guardaespaldas... eso sí, tiene un costo aparte son honorarios diferente jejejeje M: Me saldrá cara la abogada-guardaeslpas jajajaja

(Esther al escuchar su risa se sentía mucho mejor eso quería decir que se había olvidado aunque sea por un momento de lo ocurrido esa noche) Esther ¿cómo estarán las chicas? (preguntó curiosa) E: Conociendo a Anita mostrándole un mundo fascinante a Claudia jajajajaajajaaja M: Quien diría que se iban a ir así las dos sin avisar como dos ladronas E: Jejejeje como dos colegialas M: Jajajajaaja Después de una charla amena con Esther, Maca le pasó un pijama y le indicó la habitación en donde dormiría, se despidieron. Maca fue a la entrada cerró la puer ta con seguro fue a la cocina por un vaso de agua y de dirigió a su habitación... hay dormía tranquilamente su niña su princesa... se acercó le acarici ó la cabecita y un miedo se apoderó de ella al recordar lo sucedido horas antes M: ¿Y si

Fernando logra quitármela? (miraba a su niña do rmir plácidamente) nadie te separara de mi cariño, nadie (decía con firmeza para luego acostarse y tratar de dormir esa noche) Esther después de tomar desayuno con Maca y Sofía se fue a su piso a cambiarse de ropa para ir a almorzar con su madre... al entrar no escuchó nada, dejó las llaves en la mesa de entrada y entrecerró los ojos al ver un sostén en dicha mesa E: Pero...

pero... (dirigió su mirada a otro lado para ve r unas bragas tiradas) madre miaaaaa (dijo al ver otras bragas colgadas del manillar de la puerta de su cocina y unos sostenes la lámpara de entrada) (siguió rastro que la llevó a susobre dormitorio) no me lo puedojejeje creer esta será Anita perraaa (al verelque lasde dosropa estaba durmiendo abrazadas bajo las sabanas negras de su cama) jodeeeer (pasaba sigilosamente para recoger ropa) ya le vale a Anita, no habérsela llevado a su cama me cago en la leche y yo ahora ten go que entrar como ladrona a mi propia habitación (iba murmurando mientras sacaba ropa de su armario y se dirigía al baño para pegarse una ducha) Luego de ducharse puso la cafetera en marcha para tomar un café antes de ir al restaurante en donde quedó con su madre Claudia: Estoooo (roja a más no poder de ver que Esther estaba en la cocina y ella iba

en bragas y una polera que Esther reconoció como suya) ejem... buenos días Esther E: Fiuuu fiuuuu (le silbaba y la miraba de pies a cabeza) que yo sepa no hemos dormido juntas ¿cómo es que llevas una de mis camisetas? (tomaba su taza y le pegaba un sorbo) Claudia: ¿Tuu... tu... camiseta? (rojaa rojaaaa) esta... esta... ba en la habitación de Ana (tratando de explicarse)

Miradas que hipnotizan

26

E: Mi habitación cariño se desfogaron en mi habitación (dejaba la taza en el

lavavajillas) le dices a Anita que me cambie las sabanas (pasaba por su lado para ir al salón por sus cosas con un sonrisa) ammm y que disfruten la tarde quedé a comer con mi madre nos vemos (le dejaba un beso a una más que avergonzada Claudia) Claudia: Jooooooooooooooder (soltaba una vez escuchaba la carcajada de Esther al salir de casa) ¡AAAAAAAAAAAAAAAANNNNNNAAAAAAAAAA! (gritaba camino a la habitación del pecado) Maca en su casa estaba dándole de mamar a su pequeña cuando sonó el timbre de su casa fue a abrir la puerta miro su reloj y supuso quien seria M: Hola Vero

Esther saludo con un beso a su madre, acomodó sus cosas en la silla sobrante y le hizo señas a la camarera para que las atendiera E: ¿Cómo estás mama? Rocío: Bien muy bien cariño ¿y tú? (con una sonrisa) E: Bien también jejejeje (se reía al recordar lo sucedido en su casa momentos antes) Rocío: Y ¿de que te ríes pequeña? (pregunto intrigada) E: Jejeje pues res ulta que Anita está en Madrid se acaba de mudar y está viviendo en mi

piso mientras encuentra algo Rocío: Ya, me imagino que habrá hecho de las suyas esa niña, y ¿cómo es que no vino contigo a saludarme? (preguntó algo enfadada) E: Hay mama, jejeje estaba algo “ocupadilla” y no pude avisarle que venía a comer contigo Rocío: Mmmm ¿falda o pantalón? (le preguntó levantando una ceja) E: Falda jajajaja Rocío: Bueno hija ¿desayunaste un payaso? E: No mama es que, bueno resulta que Anita ¡se nos ha enamorao! Rocío: Pero ¿enamorado de enamorarse? (estupefacta) E: Sí mama jajaja Rocío: Madre mía al fin sentara cabeza esa niña loca, y ¿quien se sacó la lotería?

(intrigada) E: Una amiga de Cruz no sé si te acuer das de ella Rocío: ¿Cruz Gándara? E: Esa misma, la encontramos por casualidad en un restaurante en donde iba a comer con Claudia y creo que fue amor a primera vista jajaja Rocío: ¿Claudia? E: Sí así se llama la amiga de Cruz Rocío: ¿Es buena chica? E: No lo sé pero por lo que se ve si lo es, es neuróloga y trabaja junto con Cruz en el hospital Rocío: Neuróloga a ver si logra cambiarle el chip a esta Anita jejeje E: Difícil madre es del estilo de Ana jajajaja Rocío: Jajaajajajaja

Miradas que hipnotizan

27

La camarera les entregó la carta posando su mirada en una Esther que al sentirse observada le regaló un gu iño mientras su madre no perdía detalles de la situación le hizo una radiografía a la camarera y se percató en un pequeño detalle, le dio un puntapié a su hija y negó con la cabeza E: Bueno yo quiero pasta ¿y tú mama? Rocío: Solom illo, ¿escoges tú el vino? Camarera: ¿Les puedo recomendar uno? E: Mmm no gracias no s traes una cosecha Wilson por favor (regalándole una sonrisa) Camarera: Gran elección (devolviéndole la sonrisa para luego dirigirse con una andar

muy sensual a dejar el pedido a la cocina, Esther no dejaba de mirar a la camarera) Rocío: Está casada (le dijo haciendo que su hija dejara de mirar a la camarera) E: Puuff, como ya le dije a Anita o son casadas o son todas hetero Rocío: Y ¿por qué no te buscas un buen hombre hija? (tomaba un sorbo de su copa) E: Porque el sexo es mejor con mujeres madre (su madre escupió toda el agua que había querido beber) Rocío: Atjum... coff... cofff ¡HIJAAA! (la regañaba mientras trataba de recuperarse bajo las carcajadas de Esther) E: Pero si es verdad madre, con una mujer nunca finges un orgasmo aparte que saben muuuuy bien lo que le gusta a una (guiñándole un ojo) Rocío: Tú y tus guarrerías E: Jejejeje bueno madre ¿me vas a contar que te pasa a ti? Rocío: Esther hija que si te lo cuento te pondrás a reír. no te conoceré yo E: Vamos madre cuéntame que me has dejado con al intriga Rocío: Bueno está bien pero apenas escuche una risita tuya, te quedas con las ganas de saber (le apuntaba con el dedo) E: Jejeje bueno no me rio (paró al ver la mirada seria de su madre) Rocío: Me han estado dejando regalitos desde hace unos meses en el despacho del juzgado (miraba a su hija la cual tenía una mirada picara) Esther ni se te ocurra (al ver que quería decir algo Esther hacía una mueca de cerrar su boca con sus dedos y prestaba “atención” a lo que su madre le quería decir) la letra de de las tarjetas que viene con los regalos es de mujer (Esther abría grandes ojos pensando en esa persona) toma lee (sacando una de las “tarjetas “ de su bolso y pasándoselo a Esther) ni se te ocurra reírte “Se puede acabar el mundo, se puede acabar el mar pero mi amor por ti nunca se acabará” E: Jooooooooooder esta Lorena (se le escapaba el nombre de la secretaria de su madre y

se golpeaba la frente con la mano) Rocío: ¿LORENAAAAAAA? (estupefacta y con grandes ojos) E: Uff madre tú ni una palabra, ¿eh? Que me lo confesó en secreto Rocío: ¿Lo... Lo... Lorena mi secretaria? (más sorprendida que nunca) E: Sí madre Lorena, uff a ver hace unos meses la pille infraganti mirando una foto tuya en el computador se puso nerviosa y me confesó que estaba enamorada hace unos meses de ti pero me pido no decir nada porque temía perder su trabajo a causa de lo que sentía por ti Rocío: ¿PERO SI ES UNA NIÑA PODRIA SER MI HIJA? E: Madre para el amor no hay edad y Lorena es muuuuuuy guapa, harían una bonita pareja (le decía a su madre quien abría cada vez más sus ojos al escuchar a su hija)

Miradas que hipnotizan

28

Rocío: ¿PEROOOOO TU ESTAS LOCAAAAAA? QUE LE LLEVO MAS AÑOS

QUE EL ESPOSO QUE TIENE LA DUQUESA DE ALBA E: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Rocío: No te rías, me cago en... (paró al ver que su hija alzaba una ceja) ¿que acaso no puedo decir tacos? E: Los que tú quieras mama pero nunca te había visto de esa guisa jajajajajajajajaja osea que Lorena te hace tilin jajajajajaja Rocío: Esther hija que es una niña E: ¿Osea que te has planteado en tener algo con una mujer?

(ahora era ella la que abría sus ojos) Rocío: Claroooo ¿por qué no? Pero no con una niña, aparte que la vida es corta y por lo que me has contado tú se pasa de puta madre (en eso llegaba la camarera con los pedidos y se quedaba parada al escuchar hablar de esa manera a la “señora distinguida”) E: JAJAJAJAJAJAJAAJAAJA (se partía al escuchar a su madre hablar así) Camarera: Ejem aquí están sus pedidos con permiso El teléfono de Esther sonaba esta como podía lo sacaba de su bolso mientras su madre servía vino E: Ejem... hola Cruz guapa C: Hola cariño te llamaba para saber si hubo novedades anoche después de que me fui E: No, todo tranquilo el hijo de puta no apareció después (su madre alzaba una ceja y

trataba de preguntar quién era Esther le hizo señas de que después le contaba) C: Jejeje que se iba a ap arecer después de lo que le hiciste E: Tendrá los huevos en hielo C: Jajajajajaja menu da inmovilización le hiciste E: Ja, poco para lo que se merecía... si me hubiera enterado antes que golpeaba a Maca le hubiese reventado los cojones (su madre abría la boca al escucha a su hija) C: Jejejeje bueno ¿representaras a Maca entonces? E: Sí, seré abogada y guardaespaldas jajajaja C: Genial me quedo más tranquila al saber que tú la ayudarás E: Sí, anoche lo hab lamos y quedamos en eso... esto Cruz te dejo que esto y comiendo con mi madre llamo después que quedemos un día de estos C: Saludos a tute madre espero tupara llamada un beso guapa E: Otro para ti (colgaba y guardaba el teléfono) Cruz te manda saludos Rocío: Gracias, ¿qué pasó, Esther? ¿a quién le querías reventar los... los...? pues eso Esther le contaba a su madre lo sucedido la noche anterior la escapada de Ana la llegada del ex marido de Maca la posterior paliza que le dio a este al tratar de golpearla. Su madre escuchaba atenta entre risas y luego seriedad al saber lo que había pasado la amiga de Cruz y ahora amiga y nueva clienta del despacho Rocío: Como me hubiese gustado ver como se retorcía el hijo de puta ese

(decía con rabia) le dices a tu amiga Macarena que cuenta con mis contactos y con mi apoyo, si ya sabía yo que esas clases te iban a servir cariño E: Sí mama bueno Maca ahora tiene miedo de que le quite a la niña, al parecer tiene muchos contactos el hijo de puta Rocío: Jum, no sabe con quién se metió el chulito ese (bebía un trago y se quedaba pensando) empieza desde ya a tramitar los papeles de la patria potestad de la niña, haz la denuncia por abandono, llama a Juan Jaime presenta los papeles en mi juzgado que

Miradas que hipnotizan

29

yo me encargaré de llevar el caso, si los prese ntas tú antes él no tendrá oportunidad de cambiar el juzgado y llevar el caso a alguno de los jueces corruptos (decía sin parar de hablar dándole las instrucciones a su hija) mmm pregúntale a Macarena si hizo la denuncia por el maltrato, que te de los papeles, fotocopias y si tiene testigos de lo sucedido en ese tiempo... (paraba su relato al ver que su hija se paraba y le daba un beso en la mejilla) ¿y esto? E: Eres maravill osa (decía con admiración y un gran cariño por esa mujer que od iaba las injusticias) Rocío: Ya lo sé (decía con chulería y sacaba una sonora carcajada de su hija) bueno comamos que esto se nos enfría Después de comer con su madre y despedirse de ella, tomó su coche y se fue directo a su casa para ver si Claudia seguía hay y pedirle el numero de teléfono de Maca al llegar a su piso y sacar las llaves de su bolso una música se escuchaba dentro y una voz desafinada que reconoció como la de Ana... abrió la puerta y vio que en el salón no había nadie se dirigió a la cocina y en ella estaba una Ana en bragas y polera bailando al ritmo de la música mientras cortaba unas verduras Ana: Y así que empieza a bajar tu cuerpo oooohaaa (la veía bajar sensualmente con el

cuchillo en la mano) y empieza a moverlo lentoo ooohaaaa y así solo tienes que hacerlo ohaaa (subía sensualmente y seguía cortando las verduras) te mueves pa'qui (llevaba su cadera de lado a lado) te mueves pa'lla muévete despacito y luego empiezas a bajaaar algo lento poniéndole sentimiento porque Claudita con mi ritmo de calientooooo (veía a Esther afirmada en la puerta con una sonrisa al verla de esa forma) y acércate un poquito más (con un dedo le hacía señas a Esther que se acerque esta se acercaba bailando sensualmente) toca mi cuerpo y ponme a sudar (ponía las manos de Esther sobre sus caderas) cierra los ojos y déjate llevaaar (Esther se apegaba a su esp alda muerta de risa y bailaban sensualmente sincronizadas bajando y subiendo) E y Ana: Muévete mami que se que lo va a disfrutaaaaaaaaar jajajajajajaa

M: Bueno pues tú dirás que es eso tan importante que me tenías que decir (dijo después

de haber acostado a la pequeña y poner su atención en Verónica) Verónica: Sé que nuestra relación no es muy buena Maca, pero necesito tu ayuda M: Tú dirás Verónica: Necesito que me dejes quedar en tu piso unos días mientras encuentro algo estable M: Ja, ni de coña... tú estás loca si piensas que voy a dejar que TÚ precisamente TÚ vivas aunque sean unas horas en mi piso Verónica: Vamos Maca, no seas rencorosa... sé que no he sido la m ejor de las hermanas que no he estado cuando más me necesitabas cuando pasó lo de Fernando, pero necesito que me hagas ese favor M: Vero han pasado 5 años desde la última vez que nos vimos y fue en la cena de nuestros padres... ¿ahora vienes precisamente ahora a pedir mi ayuda? Verónica: Uuuuff Maca por favor no tengo donde quedarme, no tengo trabajo, nuestros padres no me quieren ver ni en pintura, y me estoy gastando lo poco que me queda en un hotel M: Lo siento Vero pero ese no es mi problema Verónica: Osea ¿qué todos me van a dar la espalda? (levantando la voz)

Miradas que hipnotizan

30

M: Me bajas el tono que mi niña está dormida y no tengo porque aguantar tus

berrinches, lo que te pasó fue porque TÚ te lo buscaste Verónica: Ja, ¿es que acaso una no pu ede cometer errores? M: Sí Vero, pero tú cometiste más de uno... Verónica: Hermanita por favor dame alojo unos días o pásame un piso si no los tienes todos alquilados por favor M: Claro tú vienes con tu cara de “yo no fui” y la ton ta de Maca que te ayude ¿no? y cuando no tenías problemas ¿te acordabas de tu hermana? Solo me llamas cuando necesitas algo Verónica: Lo siento si te interrumpí algo anoche, pero no sabía a quien más recurrir M: A la tonta de Maca como siempre Verónica: Bueno ¿me vas a ayudar o no? Que tampoco tengo por qué estarme humillando tanto Maca se levantó fue a su dormitorio abrió la caja fuerte y sacó un juego de llaves regresó al salón en donde la esperaba su hermana sentada de piernas cruzadas M: Toma son las llaves del piso de enfrente, pero las quiero en mis manos antes de una

semana, ¿estamos? (le dijo seria) Verónica: Sí hermanita, gracias, gracias (mientras le dejaba un beso y se encaminaba a la puerta) a por cierto felicidades tienes una hija preciosa M: Menos mal que te has dado cuenta Verónica: Uy que susceptible (y la dejaba con la palabra en la boca mientras cerraba la puerta) M: Tu eres g ilipollas Macarena (se decía mientras veía desaparecer a su “hermanita”. tomó el teléfono de inalámbrico para llamar a sus padres y contarles los últimos acontecimientos, sabía que el solo hecho de decirle a su padre que le había echado una mano a su hermana le daría un rapapolvos) -: Familia Wilson-Fernández (contestó una voz femenina) M: Hola mama -: Hija que gusto ¿cómo vas con el embarazo? ¿todo bien? ¿No tienes problemas? ¿Te estás cuidando? Mira que no falta nada para que nazca mi niete... M: Mama la niña ya nació (la cortaba ante el discurso de su madre) -:... citaaaaaa ¿QUEEEEEEEEEEE ME DICES MACARENA? ¿COMO QUE YA

NACIO? ¿AHORA?... PEDROOOOOOOOOOO QUE MACA ESTA DANDO A LUUUUUUUUUZ ¡PEDROOOOOOO! (gritaba su madre y Maca tenía que separar el teléfono de su oreja para no quedar sorda antes los gritos de su madre) M: Mami dije que la n iña ya nació hace unos dias – mordiendose el labio inferior nerviosa -: ¡PEROOOOOOOOO! ¿COMO NOS AVISAS HASTA AHORA? ¿HIJAAAAA QUE PASOOOOO? ¿LA NIÑA ESTA BIEN? ¿SALIO TOOOOODO BIEN? (preguntaba histérica la madre de Maca) M: Sí mama, es solo q ue quería disfrutar de ella a solas -: COMO TE GUSTA PEGARME SUSTOS MACARENA (la regañaba) PEDROOOOOO DILE A TU SECRETARIA QUE COMPRE PASAJES PARA YA MISMO A MADRID M: Uuuuuuufff (resoplaba Maca ante lo que se avecinaba) Pedro: Pero ¿cómo que ya nació? (escuchaba a su padre hablar con su madre) dame el teléfono Rosario. Maca hija ¿cómo es eso que la niña nació hace unos días?

Miradas que hipnotizan

31

M: Hay papa que conociendo a mama me iba a estar dando la lata con la pequeña... que

no hagas esto, que así no es, que se hace así... La conozco papa y pensé que lo mejor era contarlo después para yo así poder disfrutar de mi niña (trataba de explicarle a su padre) Pedro: Jajajajaa si te entiendo hija, bueno ya mañana estaremos por allá para conocer a la princesa (decía chocho) M: Estoo papa tengo que comentarte algunas cosas pero que mama no esté presente Pedro: Bueno déjame ir al despacho, mientras te dejo con tu madre M: Vale papa Rosario: Hija mañana mismo estamos allí... ¿Quién te está ayudando con la niña?

¿Cómo es que no nos has avisado antes Macarena? (la regañaba y Maca ponía los ojos en blanco) M: Mama tranquila, todo está controlado las chicas me ayudan bastante Rosario: Sí, pero tenías que haberme avisado a mí que soy tu madre y abuela de la niña (seguía en sus trece doña Rosario) M: Bueno mama lo hecho, hecho está, ya mañana podrás chochear con mi Sofi Rosario: Ayns que lindo nombre, nos vemos mañana cariño te paso a la línea del despacho M: Hasta mañana mama besos Rosario: Besos para ambas (y colgaba) Pedro: Bueno tú dirás hija cuáles son esas novedades Maca comenzó a decirle a su padre lo que ocurrió la noche anterior y como esperaba pegó el grito en el cielo y empezó a maldecir a los antepasados de Fernando, Maca lo tranquilizó y le explicó que ya tenía una abogada que no se preocupara que era una de las mejores su padre no muy con forme dijo que hablaría con sus abogados, Maca no le quiso llevar la contraria ya que tenía que soltarle la otra bomba M: Papa Verónica me vino a pedir ayuda Pedro: Y tú se la distes vamos ya me lo imagino, ¿no? M: Uuuuf sí papa le pasé el piso de enfrente pero solo por una semana Pedro: Maca hija ten cuidado, muy hija mía puede ser pero no me fio ni un pelo de ella,

vino hace unos días a la finca y trato de que le hiciera un préstamo M: No sé papa se veía tan mal, que me dio pena su situación, pero solo le di una semana Pedro: Bueno hija tú ve con mucho cuidado con ella M: Sí papa, no te pre ocupes... Bueno supongo que se la cruzaran por acá Pedro: Sí, pero bueno esperemos que no M: Bueno papa pon en sobre aviso a mama Pedro: Sí hija sí... No le gustará mucho la idea así que prepárate para el rapapolvos que

te va a dar M: Uy doña Rosario es mucha doña Rosario jejejeje Pedro: Ya te digo jajajaja Esther estaba acompañando a Anita en la mesa con un café y un cigarrillo mientras esta devoraba su ensalada E: Parece que gastamos muchas energías anoche (decía pillina) Ana: Jejeje uuuf Claudia es... (hacía gestos con sus manos tratando de dibujar en el aire

la figura de la neuróloga mientras pasaba su lengua por el contorno de sus labios)

Miradas que hipnotizan

32

E: Jajajaja sí que te de jaron para el arrastre

Anita, espero hayas cambiado las sabanas (decía mientras tomaba un sorbo de café) Ana: Sí Claudia las cambio jejejeje E: Pero que perra eres y tú ¿qué hacías mientras? Ana: Trataba de meterla de nuevo a tu cama (decía como si nada) E: ¿Y qué pasó con la tuy a? (le daba una calada a su cigarro) Ana: La mía es pequeña y no se hubiesen podido hacer muchas cosas en ella y aparte que a tu cama le hacía falta un poco de movimiento que lo pedía a gritos jajajaja E: Jum... (daba otra calada) será porque la dueña no quiere Ana: Jajajajajaja bueno este finde salimos para ver si pillas cacho y para que desaparezca esa telaraña que tienes ahí abajo que yo no sé ni cómo puedes mear hija jajajajaja E: Los solitarios que hacen maravillas Anita (le guiñaba un ojo y se iba de la cocina) Ana: Jajajajajajajaja y lo dice tan pancha la tía... (seguía degustando su ensalada) mmm ¿a qué hora saldrá mi Claudita? (con una sonrisa boba) Después de dejar a Anita en su piso decidió ir a casa de Maca para comentarle lo que había conversado en la comida con su madre y explicarle lo que iban a hacer... subió a su coche y tomó rumbo a casa de la sicóloga... al llegar le pidió al portero que le abriera este que la reconoció de la noche anterior le abrió con una sonrisa de cortesía se dirigió al ascensor y antes de apretar el botón la puerta se abría dirigiendo su vista a la persona que estaba detrás de este M: Hola Esther, por favor sácame las llaves del coche del bolso ¡por favor! (decía

desesperada con la niña en brazos) E: Pe... pe... ¿qué tiene la niña? (preguntó preocupada siguiendo a Maca quien daba grandes zancadas) M: No lo sé... no lo sé, la fui a ver y al to carla la sentí muy caliente tiene mucha temperatura E: Venga vamos tengo mi coche aquí afuera súbete (le ordenaba mientras a la distancia accionaba un botón del llavero y los seguros de las puertas se abrían) Maca pensó vecesyyapretaba se subióelalacelerador, asiento de copiloto, Esther subía rápidono se lo ponía el dos cinturón se detuvomientras en un semáforo en rojo y conecto el manos libre E: ¿Has llamado a Cruz? M: Nooo... solo salí de casa (decía nerviosa mientras le tocaba la cabecita a su niña) no

sé si se habrá incorporado el nuevo pediatra E: Tranquila Maca que ya casi llegamos (se dispuso a llamar a Cruz pero le móvil estaba con buzón) jooooooder (decía impotente) el número de Claudia, dámelo Maca M: No me acuerdo lo tengo en el móvil, está en mi bolso E: Vale (tomaba el bolso mientras conducía y sacaba el móvil de Maca dirigía su mirada la frente y al móvil a la vez mientras buscaba el número al encontrarlo marcaba rápidamente teniendo respuesta unos tonos después desde el otro lado) Claudia soy Esther vamos camino al hospital la pequeña tiene mucha fiebre (decía acelerada) avisa a Cruz en unos mi nutos estamos allí Claudia: Mierda, mierda, ahora mismo le aviso y joder el pediatra aun no se incorpora coño (se levantaba de un brinco de la mesa de su despacho y corría pasillo arriba para

Miradas que hipnotizan

33

llegar al ascensor el cual estaba ocupado) las esperamos en el muelle (decía agitadamente mientras saltaba los peldaños de las escaleras) Luego de colgar Esther miraba de reojo a Maca la cual tenía los ojos cristalinos y no dejaba de acariciar a la niña un dolor en el pecho se le instaló al rememorar ese momento hace años atrás tomó su teléfono y marcó otro número Ana: Si es que no pue... E: Ana quiero que te vayas cagando leches al hospital central Ana: Pero ¿qué coño pasa? (preguntó asustada por el tono de voz de su amiga) E: La niña de Maca tiene fiebre y el pediatra del hospital aun no se incorpora... Ana por

tu madre te quiero hay ya mismo por favor (decía esto último a modo de suplica) Ana: ¡PERO SI YO SOY LA NUEVA PEDIATRA DEL CENTRAL! (pegaba un grito y saltaba del sofá) YA MISMO ESTOY ALLI (decía al tomar sus llaves y salir de casa como le dijo Esther cagando leches) M: ¿Por qué llamaste a Ana? (preguntaba nerviosa) E: Resulta que Ana es pediatra y por lo que me acaba de decir ella es la nueva pediatra del central pero no le tocaba incorporarse hasta dentro de tres días En el hospital Claudia corría por todos lados tratando de localizar a Cruz pero no la pillaba por ningún lado, se fue a recepción a preguntarle a Teresa si sabía dónde encontrarla Claudia: TERE... ¿¡DONDE COÑO ESTA CRUZ!? (la recepcionista pegó un saltito

de aquellos al ser interrumpida tan bruscamente en su lectura) T: Pero hija ¿qué pasa? (decía poniendo una mano en su pecho) Claudia: ¿DONDE ESTA? TERESA ¡JODER! T: En su despacho hija donde más... pero que... (no pudo preguntar nada más porque la neuróloga retomaba su corrida hacia el despacho de Cruz Entró sin tocar aceleradamente y lo que vio la dejó impresionada C: Joder, joder... Claudia ¿es que tú no tocas?

(decía una más que enojada Cruz tratando de quitarse de encima a un Rodolfo Vilches que tenía el pantalón ya a media pierna y cierta parte de su cuerpo elevando anclas) Claudia: QUE TE HE ESTADO BUSCANDO POR TODOS LADOS Y TÚ AQUÍ REVOLCANDOTE COMO UNA COLEGIALA (decía presa de los nervios y vergüenza) ¡QUE MACA VIENE EN CAMINO CON LA NIÑAAAAA! (y sin más salía del despacho para correr nuevamente hacia el muelle esperando que lleguen las chicas, Cruz como pudo se abrochó la blusa los pantalones y se puso la bata siguiendo los pasos de Claudia a la carrera dejando a un más que desconcertado Vilches) V: Jodeeeeeeeeeeeer y yo ¿qué hago contigo ahora? (decía mirando cierta cosa que estaba más que elevada) Cruz alcanzó a Claudia en recepción esta daba vueltas como león enjaulado esperando la llegada de las chicas iba a llamar a Esther cuando escucharon el frenazo de un coche y de él salía Maca como podía ya que aun llevaba puntos por el embarazo, Esther corrió hasta el lado del copiloto pero antes de hacer nada Claudia tomaba a la niña y corría

Miradas que hipnotizan

34

junto con Cruz al interior de urgencias, cerró el coche y cuando iba a ir detrás de Maca escucharon el grito de Ana Ana: ESTHEEEEEEEEER (la

veía llegar corriendo a ella con un pantalón de pijama una polera de piolín y unas zapatillas de correr que reconoció como suyas, Maca no sabía si reír o llorar al ver a Ana en esas fachas) M: Ana están dentro, Claudia y Cruz la están atendiendo Ana: Vale (y sin pedir permiso a nadie corrió al interior de urgencias dejando a una más

que estupefacta Teresa que solo vio una cabellera rubia la cual reconoció ataviada en un pijama de los loony) Cruz que estaba ayudando a una más que nerviosa Claudia a revisar a la niña quedó impresionada al ver como Ana entraba al box se ponía un par de guantes le quitaba el fonendo a Claudia y auscultaba a Sofía Ana: A ver preciosa (le decía a la pequeña que empezaba a abrir sus ojitos) pe... pero...

no puede ser (decía impresionada y se quedaba prendada de esa mirada) Claudia: Pero ¿tú qué haces aquí loca? (le preguntaba sacando a Ana de ese mundo) C: Ana es pediatra Claudia (respondía por Ana y se percataba de la impresión de Ana esta miraba a Cruz y solo recibió una afirmación de cabeza) Ana: Eh, sí, soy pediatra y me tocaba reincorporarme dentro de unos días a este hospital (decía mientras seguía revisando a la pequeña) Claudia: ¿Tú eres la nueva pediatra? (preguntaba confundida) C: Por lo que se ve no hablaron mucho al parecer Ana: Jejeje pues no, a ver preciosa veamos esos oiditos tan preciosos que tienes (le hablaba con dulzura a la niña) mmmm tiene una infección auditiva por eso la fiebre (decía concluyendo con su diagnostico y se ponía el fonendo en el cuello guiñándole un ojo a Claudia) ahora a darle el diagnóstico y la receta de los antibióticos a la mamita Maca estaba que se subía por las paredes al no tener noticias de su hija, Esther le pedía que se sentara que no le hacía bien debido a los puntos que aun tenía M: Pero como quieres que me calme que mi niña tenía más de 38 de fiebre E: Maca Ana está con ella tranquila mujer M: Mi pequeña (decía sentándose soltando unas lagrimitas, Esther se acercaba y la

abrazaba mientras veía salir del box Claudia y Cruz a cada lado de la pediatra quien llevaba a la niña en brazos, Maca dirigió su mirada a ellas) C: Hey ni te levan tes que estás sangrando (le dijo Cruz al ver unas manchas de sangre en el pantalón de Maca) M: Joder, ¿cómo está mi niña? (preguntaba una vez Ana le ponía a la niña en brazos) Ana: Solo una infección de oídos, estas que son unas exageradas no sabían por dónde empezar cuando llegué Claudia: No es lo mismo atender a un desconocido que a alguien de tu familia guapa (mientras le daba un golpe en el brazo) C: Jum lo mismo digo (decía llegando con una silla y le pedía a Maca que se sentara para poder llevarla a la sala de curas y revisarle los pu ntos) Ana: Auch... (de frotaba el brazo) bruta (le decía a la neuróloga mientras esta le guiñaba un ojo y se acercaba cada vez más a ella) -: PERO ¿QUE COÑO SIGNIFICA ESTOOOOO?

Miradas que hipnotizan

35

C: Rodolfo que estamos en un hospital baja el tono joder V: Pero ¿qué hace esta loca en pijama y con un fonendo al cuello atendiendo pacientes?

(decía con una mala lecheee que ya sabemos a que se debe jejejeje) Ana: En primera no soy nin guna loca, en segunda soy la nueva pedia tra Ana Gonzales (manteniendo la mirada del doctor mala leche) V: ¿Y piensa trabajar siempre en esas fachas? (haciéndole una radiografía completa) Ana: Pues no, esto fue un caso de emergencia y no iba a perder mi tiempo al ir a presentarme al director y ponerme el uniforme adecuado (haciéndole ella también una radiografía y encontrando un bulto muy conocido para ella en el doctorcito mala leche) C: Vilches (lo paraba antes de que siga la disputa) ve a atender pacientes mejor que para eso nos pagan Ana: Oh, mejor se va a desahogar doctorcito porque no se puede andar con eso (descruzando uno de sus brazo y señal ando con el dedo la ent repierna del médico) por los pasillos de un hospital que podría herir a algún paciente por lo elevado que está (terminó de decir bajo las risas de las chicas y el sonrojo de Cruz y Vilches quien sin más se dirigió a urgencias) Claudia: Ayns jajajajajajajaja mi culpa jajaja (decía entre risas haciendo todas pararan de reír menos ella que seguía a su bola, al darse cuenta que se reía sola y Ana la miraba con una ceja alzada seria de brazos cruzados trató de explicarse) ejem jejeje que sí que fue mi culpa el hecho de que no se haya podido desfogar (Ana elevaba más su ceja y Cruz aguantaba una carcajada) uy no pi ensen nada raro que quien se la elevó fue Cruz (señalando a la culpable quien soltaba la carcajada roja de vergüenza) yo solo tuve la culpa de haber interrumpido su momento nada más (explicaba bajo las carcajadas de todas) jooooooo ahora me pondrá a comer turnos el Vilches (decía una vez al recordar lo sucedido en el despacho de Cruz) Después de revisarle los pu ntos a Maca y ponerle unos que se le habían soltado regresó a su casa acompañada de Ana y Esther ya que Cruz y Claudia aún le quedaban unas horas de turno, Ana llevaba a la niña en brazos en el asiento trasero en un momento dirigió su mirada al frente Diez años atrás ¿Y cómo se lo digo? (decía al teléfono llorando amargamente) Cariño no se lo puedes ocultar mucho tiempo (decía entre la congoja) -: No puedo... no puedo sniff sniff -: No sabes como me gustaría estar con ustedes (decía impotente) -: Por favor tienes que venir sniff nos necesitará a todas -: Cariño hablaré con el director del hospital y pediré unos días para estar con vosotras -: ¿Cómo está mi nieta? (ambas escucharon la misma pregunta y a ambas les corrió un frio por la espalda) -: Tu... tuvo una... una... falla cardiaca... su corazón no aguantó (su mundo se vino abajo, la otra persona que estaba al teléfono corto la llamada al escuchar como ambas lloraban la muerte de Ema) -: -:

Miradas que hipnotizan

36

Su mirada se cruzó con la Esther por el espejo del auto esta solo asintió con la cabeza al ver los ojos cristalinos de Ana quien se limpiaba una lág rima rebelde y acariciaba la cabecita de la pequeña Al llegar al edificio de Maca Esther la ayudó a bajar mientras Ana bajaba con la pequeña y se dirigía a la entrada de este abrazando con infinita ternura a esa pequeña inocente de ojos preciosos, como el ascensor era pequeño solo subieron en el Ana con la niña en brazos y Maca mientras Esther esperaba a que bajara de nuevo Nada más bajar del ascensor Ana chocaba con quien menos esperaba encontrarse hay Verónica: Disculpa (dijo al ver que llevaba a la niña en brazos) hola Maquita nos

vemos luego (decía al subir al ascensor y apretar el botón del primer piso cuando las puertas se cerraron Ana recordó a Esther) Ana: Jooooder (nerviosa le pasaba la niña a Maca y corría escaleras abajo tratando de llegar antes que el ascensor) M: Pero como se te ocurre bajar de esa manera Ana jajajaa que casi se matan en las

escaleras E: Uuuuf esta que está como una cabra (decía con una bolsa de hielo en su cabeza) Ana: Es que pensé que había dejado mi móvil en el auto y lo necesito para poder llamar a mi princesa (sentada en un silla, la pierna en alto, una bolsa de congelados en una de sus rodillas y otra en la frente) E: Menudo chichón me saldrá (se quejaba al sentir una protuberancia en la frente) M: Mmm sí se les está poniendo hinchado (acercándose a Esther retirando su flequillo y acariciaba su frente) Ana: Puuuuuuf bueno yo me voy que tengo que cambiarme de ropa y eso (decía mirando las pintas que aun llevaba) jejeje a que mola el nuevo traje de pediatra (decía con una sonrisa girando sobre ella misma) E y M: Ya te digo jajajajajajajaja Después quepoder se fuera Ana Esther acompañó a Maca a sudehabitación reposara de y allí ayudarla un poco con la niña, la sacó la cuna lepara dio que los antibióticos y se la puso en el regazo de Maca para que esta le diera el pecho M: Gracias Esther, bueno ¿y tú a qué venías? E: Ay sí, ejem... bueno que hablé con mi madre, y me estuvo asesorando con tu caso

aunque yo lo tenía más que claro y cla... M: Espera un mo mento (decía cortándola) ¿tu madre te estuvo asesorando? (preguntaba confundida) E: Ehhh sí jejeje... mi madre es jueza y está dispuesta a ayudarte M: ¿Jueza? Jodeeeeeeeeer sí que me he sacado el premio gordo con vosotras pero no quiero molestar Esther E: Tú tranquila que ese capullo no se saldrá con la suya por eso venía, ¿tú hiciste alguna denuncia cuando el joputa te golpeo? M: Sí E: Vale, necesit o esos papeles más los papeles de divorcio, la partida de nacimi ento de la niña (iba enumerando todos los papeles necesarios) ¿has registrado ya a la niña como hija legitima tuya?

37

Miradas que hipnotizan

M: No, tengo que hacerlo la próxima semana E: Bueno la niña tienes que registrarla como hija de madre soltera eso ya lo sabes M: Sí lo sé no te preocupes (se quedaba pensando mirando como su pequeña se aferraba

a su pecho) ¿no me la quitara cierto Esther? (con la voz temblorosa le preguntaba a la abogada) E: Te lo juro Maca nadie te quitara a tu hija (dejándole una caricia en la mejilla y mirando fijamente esos ojos azules que temblaban de miedo) Pasaron una hora charlando cuando sonó el tiemble de la puerta, Esther se dirigió a abrir y daba paso a Claudia que venía con una bolsa con comida Claudia: Hey, hola guapísima (le daba dos besos) ayúdame con esto

(le pedía al ir con

cargada con varias bolsas la cartera y unas carpetas) E: Jajajaja tú no podías llamarme para bajar a ayudarte, ¿no? Claudia: Uy si lo sé, soy un desastre con encanto E: Y ¿por qué no pasaste a dejar tus cosas a tu pi so? Claudia: Tomé el ascensor y me dio flojera tener que pasar por él Estuvieron charlando un buen rato Claudia ponía al día a Maca con lo referente al hospital le daba una infinidad de besos que eran de parte de sus compañeros, Esther tenía a la pequeña en brazos, le cambio los pañales, le dio los antibióticos y luego se marchó pasada la media noche a su piso... al llegar, fue a su habitación, pasó por la de Anita y vio que esta estaba durmiendo... abrió su armario y desde el fondo sacó un pequeña caja de color rosada, sin abrirla las lágrimas ya corrían por su rostro sin esfuerzo, las manos le temblaban al abrir la caja y extraer de hay un traje de bebe envuelto en una bolsa protectora para que no se ensuciara, lo sacó de su bolsa lo acercó a su nariz y aspirab a fuerte el olor que aun tenía impregnado, sacó otra cajita con una medallita de oro la puso en sus palma y lueg o la apretó fuertemente tomando ambas cosas se acostó en su cama en una posición fetal y las apretaba contra su pecho dejando que el llanto inundara su habitación Ana sabía de dónde venía y solo esperaba la llegada de la tormenta, se levantó tomó su bata pusocaer y desde la oscuridad veíasecomo se dirigía al armario paraen tomar esa se cajitasey laluego al llanto una vez la más... acercó despacio dejó su bata el piso acostó a su espalda y la abrazó con fuerza dejan do que algunas lágrimas cayeran por su mejilla, mientras Esther se aferraba con fuerza a esos dos objetos y al abrazo de su amiga, luego de llorar unas horas dejó que el sueño las venció a ambas -: Nooooooooooo, no es justoooo Ana no es justooooo (gritaba con desesperación) Ana: Lo siento cariño lo siento (la abrazaba con fuerzas) -: Mi niña, mi pequeña (decía entre sollozos) Ana: No aguantó la cirugía cariño no... noo... pudimos hacer nada (lloraba sin poder evitarlo) -: ¿Por qué dios?... ¿por qué? (se aferraba con fuerza al abrazo que le entregaba Ana) Ana: Yo... yo... tenía que haberme... dado cuenta antes... lo siento Esther lo siento E: ¡EEMAAAAAAAAAA! (gritaba con desesperación)

Ana: Cariñ o tranquila (le decía Ana abrazándola asustada al escuchar el grito de

schh es solo un sueño cariño (la mecía en sus brazos mientras Esther lloraba) E: Duele Anita

Esther)

Miradas que hipnotizan

38

Ana: Lo sé E: Solo estuvo conmigo dos meses Ana: Cariño (la mecía) E: Era tan preciosa... tan hermo... sa... mi pequeña... So... So... fía... tiene los mismos

ojos que Ema (mirando a Ana) Ana: Si me di cuenta cuando la vi (agachaba la mirada) E: Ana no, mírame (le pedía) ahora es un angelito que nos cuida (le acariciaba la mejilla) Ana: Sabes que siempre me sentiré culpable de su muerte, si yo... si yooo (Esther ponía un dedo en su labios) E: No, (negaba con su cabeza) no hubiese podido hacer nada Anita Ana: ¡SIII! (decía enojada) ¡SI NO ME HUBIESE IDO DE FIESTA EN FIESTA NO HUBIESE PERDIDO UN AÑO DE PRACTICAS Y HABRIA PODIDO ESTAR EN ESE QUIROFANOOOO! (gritaba) ¡YOOOO LA HUBIESE SALVADOOOO! YOOO PO... PO... DIAAAA HABER ENCONTRADO LA FALLA A SU CORAZON SI HUBIESE SIDOOOO YOOOOOOOO SU PEDIATRA (gritaba entre sollozos y se dejaba caer al piso impotente) ¡YOOO PODIA SALVARLAAA! Esther se arrodilló la abrazó llorando, sabía de la impotencia que sentía su amiga al no haber podido estar en ese quirófano acompañando a su hija a su pequeña Ema, nunca la culpó porque no tenía la culpa, nadie la tenía, después de un mes de nacida al levantarse una mañana vio que su hija estaba morada llamó a Ana y se fue al hospital. Las noticias no fueron alentadoras la pequeña Ema tenía un enfermedad congénita al corazón y las soluciones era ponerle un tratamiento o la cirugía, Esther optó por la medicación pero unas semanas después la pequeña rechazaba los medicamentos y tuvieron que optar por la cirugía, Ana a toda costa quería estar en esa cirugía pero su adjunto le dijo que no estaba capacitada ya que aun le faltaba práctica y que sus otros compañeros tenían más derechos que ella en ese aspecto, Esther trató de calmarla cuando vio que las cosas se les iba de las manos, rato después llegaron sus padres y la acompañaron mientras Ana se fue a una sala especializada desde donde se podía ver la cirugía, dos horas después su mundo se vino abajo cuando su adjunto dictó la hora de muerte... Minutos después llamó a Cruz contándole lo sucedido esta estaba en Madri d terminando su práctica y no las veía hace tres antesmantener de cortarsulamirada llamadaAna Rocío en la le sala y lequepidió explicaciones, nomeses pudiendo entreentró sollozos dijo la operación había fallado y que la pequ eña había fallecido, Rocío y Ana se fundieron en un abrazo tratando de llenarse de fuerza al tener que darle la noticia a Esther, Ana no reaccionaba no podía decirle eso a su amiga se moriría entró en una crisis de llanto del cual solo salió cuando recibió dos cachetadas de la madre de Esther Salieron juntas, en el pasillo las esperaba una Esther nerviosa, al ver la cara de su amiga y madre su mundo se derrumbó corrió hacia la azotea del hospital siendo seguida por una Ana y más atrás sus padres asustados de que cometiera una locura... Ana la alcanzó en medio de la azotea la abrazó con fuerza mientras esta la golpeaba para que la soltara, Ana estrechaba más el abrazo y Esther se dejaba vencer cayendo las dos al piso abrazadas llorando, más tarde llegó su madre y la consoló mientras su padre se limpiaba unas lágrimas al ver la escena Los meses fueron pasando y Esther poco a poco salió del agujero en el que había caído gracias a sus amigas Ana y Cruz, terminó la carrera viajo por el mundo tratando de llenar ese vacío que siempre la acompañaba, Cruz se instaló ese año en Madrid y

Miradas que hipnotizan

39

después poco a poco el contacto por la distancia fue disminuyendo hasta ahora que se volvieron a encontrar y con ese encuentro sentimientos que tenía guardados junto con esa cajita rosa que estaba ahora en su cama El sonido del timbre la despertaba de su sueño, se levantó miró a su niña que dormía plácidamente y fue abrir la puerta Rosario: ¡Mi niñaaaaaa! (la abrazaba su madre antes de decir hola ) M: Hay mama te echaba de meno s (le correspondía el abrazo) Rosario: ¿Dónde está la pequeña? (preguntaba ansiosa pasando al salón) M: Hola papa (le daba un beso y su padre la estrechaba en sus brazos) Pedro: Hola mi amor (besaba su frente) ¿cómo estás pequeña? (preguntaba

preocupado) M: Bien papi, (agachaba la vista) con miedo que es lo normal pero bien Pedro: (tomando la barbilla de su hija) Tú no te preocupes ¿sí? Todo saldrá bien (le guiñaba un ojo y se adentraba al salón cargando dos maletas) Preparó unos cafés, se puso al día con sus padres... les comentó la preocupación que pasó al ver a su niña con fiebre, la infección, los planes de su abogada, y el que Vero le haya pedido ayuda, su madre abría grandes ojos y le daba una colleja a su marido por no haberle dicho nada Rosario: Claro, si no me lo d ice Maca no me entero ¿no? Pedro: Hay mujer, que solo quería que tengas un viaje tranquilo y no me dieras la lata Rosario: Jum, vamos a ver ¿hasta cuando le emprestaste el piso? (preguntaba a Maca

de brazos cruzados) M: Una semana Rosario: Hasta que ella no se vaya yo no me muevo de tu lado M: Hay mama no seas exagerada Pedro: Maca hija hazle caso a tu madre M: Está bien (decía resignada) Rosario: ¿Y vino sola? M: Sí, al parecer sí, solo me dijo que tenía que arreglar unos asuntos nada más Rosario: Ya veo que TU hija Pedro nos traerá problemas Pedro: Mmm yo pienso lo mismo, ¿estará metida aun en el contrabando de drogas? Rosario: Si es así no dudes que la denunciaré Pedro, muy hija tuya puede ser pero no

pienso exponer a mi familia de nuevo, hay una criatura ahora y esa gente con la que se junta Verónica es muy peligrosa M: Es un círculo del cual ya no podrá salir Pedro: Maldita la hora cuando le di la dirección de las bodegas M: Papa no sacas nada con culparte ahora, a Vero le gusta ganar dinero fácil y en las exportaciones encontró como hacerlo sin que los pillaran Rosario: Pero los pillaron, y gracias a no sé quien las bodegas no resultaron metidas en el embrollo Antes de seguir con la conversación la pequeña requería a su madre todos fueron al dormitorio donde una somnolienta Sofía despertaba y miraba con aten ción a esos dos extraños

Miradas que hipnotizan

40

Rosario: Ayns pero que preciosa, que ojos más hermosos Pedro: Igual a su madre (decía orgulloso) Rosario: ¿Puedo tomarla? (le preguntaba a Maca) M: Claro mama... toma (se la pasaba) a ver princesa vaya con su abu Rosario: Venga con la abu cariño (la mecía en brazos y le daba dulces besos) Pedro: Es prec iosa cariño (mirando a Maca) M: Sí que lo es

Esther despertaba con un fuerte dolor de cabeza, miro a su lado y no enc ontró a Ana se fue al baño de lavó la cara tomo una pastilla y se dirigió a la cocina E: Buenos días Anita (le daba un beso en la mejilla y la abrazaba por la espalda) Ana: Bueno días preciosa (le daba un cachete en el culo) disculpa lo de anoche E: Nada, nos desahogamos pero bien solo nos falto una botella de alcohol (trató de

bromear) Ana: Mmm sí y hubiese sido la bomba hay las dos llorando a moco tendido E: Gra cias Anita (la estrechaba más fuerte) Ana: Gracias a ti (sacaba las tostadas servía los cafés y se sentaban en la mesa para tomar desayuno) La semana siguiente llegó y con ella la incorporación al trabajo de Anita al hospital central, estaba muy ansiosa de poder trabajar junto a su chica y Cruz... como era de esperar los turnos con Anita no tenían desp erdicio Esther se dispuso a arreglar todos los papeles de la pequeña y de Maca para poder enviarlo al juzgado y no tener sorpresas más adelante su madre estaba en contacto con unos conocidos de otros juzgados y la mantenían informada si Fernando movía alguna ficha pero hasta el momento no se tenía noticias de él, Esther había terminado tarde ese día en el despacho así que recogió sus cosas y se fue al piso de Maca a visitarla y ponerla al día A Maca ya le habían quitado los puntos y disfrutaba de unos días con sus padres, se dejaba regalonear y mimar por su madre, Esther la había llamado para pasar por su casa, y así su padre podría estar al tanto también de todo los movimientos de la abogada Esther salió del coche accionó el mando a distancia y subió hacia el piso de Maca, al llegar arriba tocó el timbre sin percatarse que alguien la observaba desde la escalera Rosario: ¿Esther? (preguntó) E: Sí señora, Esther García (dándole la mano) Rosario: Rosario (se acercó, ignoró la mano y la saludó con dos besos) venga hija pasa

Macarena está en su habitación con la niña Esther se dirigió al dormitorio y hay estaba Maca acostada de guata haciéndole carantoñas a la niña, sin que se diera cuenta Maca la observaba jugar con su hija, hasta que esta levantó la vista y la vio hay parada M: Hey, hola pasa... pasa (decía levantándose)

Miradas que hipnotizan

41

E: Hola Maca (se saludaban con dos besos) ¿cómo está la cosita más linda? (dándole un

beso en la mejilla y se prendaba de esa mirada) M: Mucho mejor la infección está remitiendo y ya por las noches duerme mejor (la tomaba en brazos) ¿la quieres cargar? E: Me encantaría (Maca se la pasaba y Esther caminaba por la habitación con la niña en brazos y sus miradas prendadas una con la otra como siempre ocurría que estaba ellas dos solas, Maca se impresionaba por esa conexión siempre que Esther tomaba a su hija y se olvidaba del mundo) M: Ya te conoce E: Sí M: ¿Cómo has estado? E: Bien M: ¿Y Ana? E: Trabajando M: Bien (no quería preguntar nada más ya que la abogada ni caso le hacía, se fue al salón dejándola sola sin que Esther se percatara) Rosario: ¿Y Esther? (preguntó su madre al verla llegar sola) M: Jejeje con la niña, es extraño ¿sabes madre? Siempre que Esther toma a la niña las dos se fusionan logran tener una conexión que no me explico la beba no llora nunca cuando está en sus brazos y Esth er se olvida del mun do (le explicaba a su madre quien alzaba una ceja al escuchar lo que le decía su hija) Esther seguía dando vueltas con la niña en brazos, le hacía cariño, le peinaba los pelitos que iban creciendo y el dejaba dulces besos en su frente E: Te pareces tanto a mi pequeña, ahora tendría 9

añitos y tendría unos ojos preciosos como los tuyos (pasaba uno de sus dedos por sus cejas) pero ella ahora está en el cielo y desde allí nos mira (dos lágrimas caían por su mejilla) El sonido del timbre sonaba en casa de Maca, Esther se acercaba al salón con la niña hay estaba don Pedro al cual saludó sin soltar a la peque ña, Rosario fue la encargada de abrir la puerta Rosario: Dichosos los ojos Verónica: Hola Rosario

Ana estaba en cafetería junto con Cruz hablando acerca de una paciente que habían atendido juntas C: Entonces el tratamiento seria ese ¿no? Ana: Sí en el hospital en el que estuve antes el tratamiento se lo pusimos al chaval y a

la semana tuvimos resultados, pero eso hay que verlo con el director... porque los medicamentos solo los puede pedir el director del hospital C: Mmm espero no tengamos problemas con los medicamentos Ana: Esperemos, porque el chaval necesita ese tratamiento si quieres puedo escribirle a mi ex director para que le envíe el informe de los resultados que tuvimos en aquella ocasión, así con pruebas no se negara a hacerlo C: Perfecto, mientras hablo con los padres para darles una esperanza (con una sonrisa) ¿cuándo podrías hablar con tu ex director? (preguntaba a una Ana que ya perdió todo

Miradas que hipnotizan

42

tipo de concentración en la conversación al ver aparecer a su chica por la puerta) ¿Ana? (e pasaba la mano por los ojos pero ni caso dirigió su mirada hacia donde Ana miraba y entendió el porqué de su embobamiento) jejejeje te tiene loquita (le daba un codazo para que reaccionara) Ana: ¿Eh?... C: Que te tienen tonta perdía guapa (guiñándole un ojo) Claudia: Hola chicas interrumpo (dirigía su mirada a Anita) Ana: Para nada, ¿vas a tomar algo? (se levantaba para ir en busca de lo que su chica

quisiera)

Claudia: Un café con dos de azúcar Ana: Marchando un café para la neuróloga que me tiene las neu ronas alborotadas (y se

iba por el café de su chica dejando a una Claudia sonrojada) C: Vamos que esto marcha Claudia: Uuuuf si me tiene tonta la niña, es genial, toda ella es genial pero no sé Cruz aun no hemos hablado a donde nos llevara esto (preguntaba nerviosa) C: Pregúntale Clau, yo por lo que veo Ana está loquita por tus huesos Claudia: Y yo por los de ella C: Déjame a mí que te soluciono esto en un plis-plas (decía al ver que Anita ya llegaba con el cafetería) Claudia: Cruuuuz (decía en un murmullo) Ana: Aquí tiene su café bella dama C: Anita te voy a hacer una pregunta y quiero que me la respondas como si fuera la madre de esta (levantaba una ceja poniéndose seria brazos cruzados) ¿qué pretendes con Claudia? (mirándola fijamente soltando una carcajada de Anita y llevándose un puntapié de Claudia) auch bruta que trato de despejar tus dudas (se frotaba su piernas) Ana: Jajajajaja.. . así que tiene dudas aquí me neuróloga fogosa (acercándose a ella sensualmente) Claudia: He. .. he... no... es... es... que... (se ponía nerviosa al sentir la cercanía de Anita) no sé qué quieres de mi (la miraba directa a sus ojos) Ana: Ya, no lo sabes, ¿no? (y Clau negaba con la cabeza) vale... Cruz pon atención que esto lo verás solo una vez en tu vida (se levantaba de la mesa corría su silla y se ponía en plan caballero andante con una rodilla en el piso tomando las manos de Claudia, quien no sabía dónde ser meterse) a ver si esto te aclara un poquito las ideas, Claudia castillayaejem... ¿Quieres mi cama? C: Jajajajajaja ajajaja me parto (revolcándose en su silla) Claudia: ¿Qué? (preguntaba confundida) Ana: Joer, ves lo que yo te decía es estar cerca de mí y mis neuronas se alborotan toditas todas por ti... cariño quieres ser mi novia (la miraba fijamente) Claudia: Sí, claro que sí (le daba un dulce beso en los labios) Ana: Y compañera de cama. .. que no se te olvide (apuntándola con un dedo para lu ego dejarle una caricia en su mejilla, tomar su cuello y fundirse en un beso apasionado y dulce a la vez) C: Jajajajajajajaa esta Anita, bueno ya dejad el empalagoseo que hay enfermos cardiacos presentes (al ver que unos abuelitos en cafetería estaba mirando la escena con grandes ojos) Ana: Jejejeje pero aquí hay tres bellas doctoras que los harán resucitar al hacerles el boca a boca Claudia: O mandarlos directos para el otro lado jajajajaja C: Lo más probable, oye Clau y Maca ¿cómo lo lleva?

Miradas que hipnotizan

43

Claudia: Por ahora bien, sus padres la están mimando mucho y la ayudan con la

pequeña Ana: Creo que Esther pasaba por su casa hoy (decía preocupada y nerviosa) C: ¿Pasa algo Ana? (al verla nerviosa) Ana: Uuuf resulta que cuando fuimos a dejar a Maca el día que la niña se enfermó, subimos con Maca por el ascensor mientras Esther esperaba abajo, al llegar arriba me choqué con Vero (Cruz abría grandes ojos y Claudia no entendía de donde conocían las chicas a la hermana de Maca) no me recoció pero si saludó a Maca creo que vive en el mismo edificio (decía preocupada) luego me acordé que Esther estaba abajo esperan do el ascensor y Vero bajaba por él, le pasé la niña a Maca y bajé corriendo las escaleras para avisarle, pero Esther venía subiendo y chocamos, con el choque y el pedazo de hostia que me pegué se me olvido con tarle lo que pasó ese día... aparte que casi no nos hemos visto por mis turnos C: Entonces ¿Esther no sabe que Vero vive en el mismo edificio que Maca? – preocupada Claudia: Ey ey ey un momento, ¿de dónde conocen a la hermana de Maca? (confundida) Ana y C: ¡¿LA HERMANA DE MACA?! Claudia: Sí la hermana d e Maca, esta me comento que su hermana había aparecido después de no saber de ella hace más de 5 años, y le pasó el piso que tenía enfrente desocupado por una semana Ana: ¿Me estás diciendo que está viviendo enfrente de Maca y que es su hermana? (más nerviosa sacaba su celular de su bata) Claudia: Sí, pero haber ¿qué pasa?, ¿me pueden explicar que coño pasa? C: Joder, joder... Claudia... Esther conoce a Vero no sé toda la historia pero por lo que se Esther lo pasó muy mal con ella es una de sus ex Claudia: Jooooooooooder (sacaba su teléfono y marcaba a casa de Maca) Esther al escuchar esa voz se quedó paralizada, ¿Qué hacía Verónica en casa de Maca? ¿Se conocían?, no podía tener tan mala suerte, no quería girarse al sentir que caminaban hacia el salón, miraba a la pequeña que con grandes ojos la observaba como si presintiera miedo, trató de transmitíansu esos preciosos ojostranquilizarse y dejarse llevar por la calma que le Pedro: Jum Verónica (decía a modo de saludo al verla entrar al salón) Verónica: Hola papa (Esther cerraba sus ojos fuertes y un escalofrío recorría su cuerpo

al saber que Vero estaba hay y que era hermana de Maca) tienen visita por lo que veo (dirigía su mirada a Esther quien no se daba vuelta) M: Sí, es una amiga Verónica: Una amiga... (se acercaba para saludar a Esther) mucho gusto Verónica (le daba dos besos cerca de la comisura de los labios y le susurraba al oído) no sabes como te he echado de menos Esther como podía sostenía a la niña al sentir los dos besos de Vero, ese perfume y ese susurro en su oído, estaba muy cerca la una de la otra Esther iba a responder cuando la pequeña se puso a llorar E: Shhh

ya mi niña... (la mecía) ¿tienes hambre pequeña?

Miradas que hipnotizan

44

Verónica: A ver mi sobrinita (la tomaba en brazos rozando las manos de Esther) ¿qué

quiere la niña? (pero Sofía más lloraba) ¿no se habrá cagado? (le preguntaba a Maca que se acercaba y tomaba a su hija) M: Deben de ser las malas vibras (la tomó pero la niña no dejaba de llorar) ¿qué pasa cariño? (le daba besitos) ¿tienes hambre? (se sentaba en el sofá y trataba de darle el pecho pero la pequeña lo rechazaba) ¿qué pasa mi amor no tien es hambre? (trataba de darle el pecho pero la niña volteaba su cara, Vero aprovechó para acercarse a Esther y poner una mano en su cintura disimuladamente mientras Pedro y Rosario trataban de calmar a la niña) Verónica: ¿Me has echado de menos? (acariciaba su cintura) no sabes como hecho de menos esas noches de pasión que teníamos (susurró en su oído haciendo que Esther se estremezca) E: Suéltame Vero (dijo en un murmullo separándose de ella haciendo que Vero sacara una sonrisa al sentir como la respiración de Esther se agitaba, tratan do de acercarse de nuevo) M: Uuf vamos mi am or ¿qué tienes? (le preguntaba a su hija la tomaba en el aire y esta dirigía su mirada a Esther) ummm ¿quieres a Esther? (le preguntaba al ver que no cesaba su llanto y miraba a la abogada) Rosario: Pásasela Maca a ver si es eso lo que quiere (decía su madre) E: Dámela Maca (se acercaba a ella logrando alejarse de Vero quien se sentía frustrada por la interrupciones) M: Pero que pillina eres amor (le decía a su hija quien al estar en los brazos de Esther se calmaba y la miraba a los ojos como siempre hacía, mientras la abogada le retiraba las lagrimillas que tenía alrededor de su carita) E: ¿Eso quería mi pequeña? (decía emocionada dándole besitos en la frente) Vero se acercaba nuevamente a Esther, se ponía por atrás de esta y su cara la ponía sobre su hombro mientras una de sus manos se dirigía nuevamente a la cintura de Esther quien al sentirla un escalofrió recorría su cuerpo Verónica: Que pilla es la enan a (decía sobre el hombre de Esther mirando a la niña que

nada más ver a Vero se largaba a llorar nuevamente) M: Vero aléjate que eres tú la que la hace llo rar Rosario: Si, debe ser que nota las malas vibras Verónica: Eso son gilipolleses debe de estar cagada (decía ofendida) Pedro: Vero ¿a que venias? (preguntó su padre) Verónica: ¿Acaso no puedo venir a veros? Supe que estaban aquí y me apetece comer

en familia (decía como si nada) Maca iba a responder cuando escuchó un móvil sonar y segundos después el teléfono de casa, Esther se dirigió a su bolso pero no podía sacar el móvil así que lo dejo sonar M: ¿Diga? Claudia: Maca, ¿está Esther contigo? M: Sí, ¿la necesitas? Claudia: He, no, no solo que Ana preguntaba como no contesta su móvil M: Sí está aquí en casa, tiene a la niña en brazos por eso pudo contestar Claudia: Vale... esto... oye y ¿has sabido algo de tu hermana? (preguntó como quien no

quiere la cosa) M: Sí, está con nosotr os va a comer aquí (decía molesta)

Miradas que hipnotizan

45

Claudia: ¿Es... es... ta con ustedes? ¿Hay? ¿ahora? ¿en tu casa? (Ana le arrebataba el

teléfono a Claudia) M: Sí Claudia, eso es lo que es... Ana: Maca no dejes que Vero se acerca a más de dos metros de Esther (decía nerviosa) M: ¿Ana? (decía confundida) pero ¿qué pasa? (se alejaba con el inalámbrico a la cocina haciéndole señas a Esther que la siguiera) Ana: Joder después te explico... pero no dejes que se acerque (casi le gritaba a Maca presa de los nervios) M: Pero ¿de dónde conoces a mi hermana y que tiene que ver Esther? (decía al ver que Esther entraba a la cocina con la n iña) E: ¿Qué pasa? (le preguntaba al ver su ceño fruncido ) Ana: Pásamela Maca (al escuchar la voz de Esther) M: Dame a la niña, es Ana (dejaba el teléfono sobre la encimera tomaba a la niña y Esther contestaba) E: Dime Ana Ana: Vero es hermana de Maca y vive al frente de su piso... ¿tú estás bien? E: Eh sí, sí, no te preocupes (al ver que Maca no quitaba la vista de ella) Ana: Joder que chico es el mund o coño (decía enojada) E: Ana tranquila Ana: Te paso a buscar en cuanto termine mi turno, no salgas de hay sola (y colgaba) E: Uuuuuffff (resoplaba nerviosa) M: Bueno ¿me vas a explicar de que conoces a mi hermana? ¿Y cómo está eso de que no deje que se acerque a ti? Después de terminar su turno Ana, fue a su despacho a cambiarse y recoger sus cosas, cuando llegaba a recepción la esperaba Claudia y Cruz, las tres se dirigieron a sus coches para poner rumbo a casa de Maca Después de que Esther le dijera que cuando Vero se haya ido le contaba todo lo sucedido esta no se despeg aba de Esther llevando a cabo lo pedido por Ana, cuando se dispusieron a comer Vero trato de sentarse junto a Esther pero Maca que vio la jugada de hermana,loleavanzado pidió a Esther sentarse a ella para que así la niña y lesuexplicara que iba su caso,junto Esther le agradeció conlelaayudara miradacon al ver también que Vero quería sentarse cerca de ella, no sabía si estaba más nerviosa por tener a Vero cerca o el tener que contarle a Maca su pasado con su hermana Rosario que no tenía un pelo de tonta, empezó a notar ciertos resquemores de la abogada hacia la hija de su marido, y la preocupación de Maca por no dejar sola a Esther Después de comer Vero se retiró aludiendo que tenía un compromiso cuando se despedía de Pedro, Maca le pasó la niña a Esther para que la llevara a su dormitorio, Rosario vio la jugada de su hija y frunció el ceño al ver el alivio de Esther y lo rápido que iba hacia la habitación de Maca Verónica: Bueno me despiden de Esther (dijo al ver que la abogada no estaba) M: Sí no te preocupes (acompañándola a la puerta) Verónica: Nos vemos hermanita

Miradas que hipnotizan

46

Maca cerró la puerta sin despedirse y regreso al salón Rosario: Pero que cambiada está esa niña Pedro: Quien diría que vendría a vernos M: Jum (se quedaba pensando) voy a ver a la niña (les decía a sus padres y se iba a su

dormitorio) Esther había acostado a la niña y se dedicaba a observar como dormía mientras acariciaba uno de sus pies y le susurraba la canción que Maca siempre le cantaba, la sicóloga al entrar y ver esa imagen le dio cierta ternura se acercó despacio para no asustar a la abogada y tomaba el otro piececito de su hija E: Supongo que te debo una explicación (decía sin dejar de mirar a la niña) M: Como comprenderás, me habéis dejado a cuadros con lo sucedido E: Te entiendo (le decía mirándola) M: Bueno y ¿me vas a explicar? E: Tengo que hacerlo, ¿no?... (decía nerviosa, sentándose al borde de la cama de Maca)

no sé como te lo tomarás, si me vas a creer o no (restregándose las manos nerviosamente, Maca se sentó a su lado y le tomó las manos para que se sintiera apoyada, Esther al sentir su tacto miró esos ojos azules y vio en ellos paz y comprensión) tienes unos ojos preciosos (murmuró para ella pero Maca escuchó lo que dijo logrando que las mejillas de Maca se pusieran de un color rojizo ) disculpa, pensé en voz alta (trataba de disculparse sin soltar las manos de Maca entre las suyas) M: No te preocupes (le apretaba las manos para que empezara a contarle) E: Bueno, a Vero la conocí hace años... en una fiesta, una cosa llevó a la otra y nos liamos (al ver que Maca abría grandes ojos carraspeo) soy bisexual pero tirando más a lesbiana (tratando de bromear un poco) ¿tienes algún problema con eso? (tratando de soltarse de las manos de Maca) M: No, solo que me sorprende (tomaba con fuerzas las manos de Esther para que le creyera) E: Ejem... bien... empezamos a salir, nos acostábamos, pero sin tener ningún tipo de compromiso... yo me empecé a enamorar de ella a los meses después, tu hermana jugó con mis sentimientos... dijo estar uuuufff enamorada de mi perodesolo me quería pa... para utilizarme como se le antojaba... (se levantaba la cama y se paraba en lapoder ventana de la habitación mirando un parque que había cerca) tiempo después empecé a encontrarla rara, llegaba a mi casa de madrugada y drogada, buscándome solo para tener sexo, yo me dejaba hacer porque la quería, Ana sabía que tenía una relación, pero nunca le conté el lado oscuro de la relación (se pasaba las manos por el pelo) una... una... noche llegó a mi casa acompañada de unos tipos pidiéndome que le guardara una caja, le dije que la dejara en el despacho sin preguntar nada más (agachaba la cabeza) tres días después fueron a buscar la caja yo estaba con Vero y los tipos le dejaron un sobre y por lo que se veía tenía dinero dentro... le pregunté que a que se debía eso y me dijo que eran negocios (Maca apretaba la mandíbula al pensar de que se trataba) yo presentí que se trataba de drogas, pero no dije nad a... tiempo después me pidió que sea la aboga da de uno de sus amigos (negaba con la cabeza) yo acepté sin saber en donde me metía, cuando me puse al tanto de los antecedentes, ahí supe que Vero estaba metida en una banda de narcotraficantes, traté de dejar el caso pero me amenazaron con matarme si dejaba tirado al jefe de la banda... le pedí a Vero que me sacara de eso por el amor que supuestamente me tenía... pero no... me dijo que una vez que lo sacara pediría que me dejaran en paz (Maca se levantaba y se acercaba a ella) tuve que salvarle el culo para

47

Miradas que hipnotizan

poder salvar el mío, después de eso Vero desapareció y no la había visto hasta hace poco que la vimos con Ana y Cruz en un restaurante M: Lo siento Esther (decía abrazándola cuando esta se dio la vuelta) E: No pasa nada, solo que ahora no sé en que andará tu hermana (respondiendo el abrazo) M: Media hermana es hija de mi padre (aclaraba) antes de casarse con mi madre él había quedado viudo, su mujer había fallecido en el parto y tiem po después se caso con mi madre E: Bueno, pero es tu hermana igual (se separaba y la miraba a los ojos) M: Digamos que conocida solamente, mi familia sabe que Vero estaba metida en una organización de narcos, trató de exportar junto con los vinos drogas, mi padre le había dado la dirección, pero nunca se imagino para que quería Vero ser directora E: Que hija de puta (soltó con rabia) M: Esther ¿qué piensas hacer ahora? ¿Seguirás llevando mi caso? E: Maca (negaba con la cabeza) M: ¿No? (dándole un vuelco al corazones) E: Maca una cosa no tiene nada que ver con la otra, tu hermana es pasado y ustedes son mi futuro (se sorprendía al decir eso) digo que... ustedes son ahora lo primordial, te prometí que Fernando no te quitaría a tu hija y lo cumpliré, siempre cumplo mis promesas M: Gracias Esther (decía abrazándola con fuerza) Rosario: Yo también quiero darte las gracias Esther (entraba Rosario quien había visto la escena y escuchado todo el relato de Esther) M: Madre cotilla como siempre (la regañaba al darse cuenta que su madre había escuchado todo) Pedro: Y tu padre jejeje (entraba también Pedro) ejem Esther a nombre de mi familia quiero que sepas que cuentas con nosotros si Verónica intenta acercarse a ti nuevamente (apretando su hombros) E: Gra... gracias (decía con vergüenza) Ana llegaba al edificio junto con las chicas, se despedía de su chica ya que momentos antes habíaClaudia llamadoacompañada a Esther y esta dijo iba quealasuesperara en elsus coche ellasub bajaba enseguida, porleCruz piso a dejar cosasque para ir a casa de Maca, Esther se despedía agradecida del apoyo de la fami lia de Maca, la sicóloga la dejo en la puerta y se despidió con un beso en la mejilla, sin darse cuenta ninguna de las dos Vero las miraba por la mirilla esper ando que Esther se quedara sola, una vez vio que Maca cerraba la puerta vio a Esther dirigirse al ascensor y como este estaba ocupado la vio bajar por las escaleras, abrió la puerta y salio detrás de ella Esther iba bajando tranquilamente cuando unos brazos la tomaron por atrás y la acorralaron contra la pared cara a ella, sintió un aliento conocido en su cuello y una mano tomando con fuerza su pecho izquierdo y otra en dirección a su centro Verónica: Siempre te gusto que te lo

hiciera así de esta forma (decía con la respiración

agitada lamiendo su cuello) E: Vero suéltame (tratando de zafarse de ella) Verónica: Nonono, si sé que te gusta (abriéndole el cierre del pantalón e introduciendo su mano)

Miradas que hipnotizan

48

E: No... Agggg (sentía los dedos de

Vero en su centro) suelta... me Agggg (gemía al sentir las caricias en su clítoris) Verónica: Si sé que te gusta, no ves como gimes (con una de sus piernas abría más las piernas de Esther mientras esta trataba de resistirse) vamos cariño no seas estrecha (viendo que Esther se resistía) E: No... nooo... suéltame Vero (decía la borde de las lágrimas) Verónica: Venga gime para mi, sé que me ha s echado de menos (haciendo presión en el sexo de Esther E: Noooo... Aggg... no por... favor (suplicaba entre lágrimas) Cruz al salir del ascensor con Claudia se adentraron al piso de Maca sin percatarse que unos metros más allá Esther estaba siendo ultrajada por Vero, pasado unos minutos Ana encontraba raro que Esther no llegara si le había dicho que bajaba enseguida así que llamó a Claudia pensando que se habrían puesto a conversar Claudia: ¿Ya me echas de menos? (decía risueña) Ana: Puede ser guapa, le puedes decir a Esther que baje ya Claudia: Pero si Esther no está aquí (decía confundida) Ana: ¿Cómo que no está? (preguntó nerviosa) Claudia: No cariño, Maca dice que bajó hace unos minutos (decía bajo la atenta mirada

de todos en el salón donde estaban charlando) Ana: Joder, joder (bajaba lo más rápido del coche y corría hacia el edificio) M: ¿Qué pasa Claudia? (preguntaba al ver co mo Claudia llamaba a Ana) Claudia: Pues que Esther no ha llegado al coche y Ana ha empezado a soltar tacos (decía confusa) M: Mierda (salía lo más rápido del piso Y tocaba como loca el timbre del piso de su hermana) ¡VEROOO! ¡ABRE LA PUER TA! (gritaba) Pedro: VERONICA ABRE LA PUERTA (mientras la aporreaba) M: ¿Qué coño fue eso? (preguntaba al escuchar un grito) -: SUELTALA HIJAAAAAAAA DE PUTAAAAAAA (escuchaban todos y corrían escaleras abajo Maca la primera seguida por Cruz y Claudia mientras Pedro le pedía a

su mujer quedarse con la niña y bajaba detrás de ellas) Ana subido lo más rápido las escaleras como pudo y se quedó parada al ver a Vero encima de una Esther que lloraba y gemía a la vez, sin pensarlo más y con toda la rabia del mundo la tomo de los pelos y la lanzo contra el piso Ana: ¡SUELTALA HIJAAAAA DE PUTAAAA! (gritaba encolerizada, Esther caía

derrotada al piso y Vero miraba con grandes ojos a esa rubia roja de rabia) Verónica: QUIEN TE CREES QUE ERES MALDITA ZORRAAAAA (gritaba tratando de levantarse pero Ana sin pensárselo saltaba encima de la otra rubia y empezó a golpearla Vero como podía trataba de defenderse del huracán Anita, Ana la tomó de los pelos y le dio un revés que le reventó el labio a la otra, Vero la agarró entre sus piernas y empezaron a forcejear revolcándose las dos en el suelo, Vero tomó el control... con sus dos manos trataba de ahorcar a la pediatra, Ana como pudo le dio una patada en los costados para que la soltara, como pudo se paraba tosiendo fuertemente y trataba de recuperar el aire, Vero en el piso se tocaba el costado donde Anita le había golpeado iba a decirle algo cuando la pediatra le dio una patada haciendo que esta se doblara de dolor en el piso)

Miradas que hipnotizan

49

Maca llegaba y al ver la escen a fue a socorrer a Esther quien entre sollozos pedía que pararan, Maca la abrazó con fuerza mirando como Anita le deba una patada tras de otra gritando enfurecida, Cruz y Claudia se quedaron de piedra al ver como Anita golpeaba a Vero y esta se quejaba de dolor, Cruz fue donde Esther y ayudó a Maca a levantarla... le subía los pantalones y se los abrochaba mientras Maca abrochaba su camisa y la protegía contra su pecho, Claudia corrió hacia Ana la tomó por la espalda tratando de separarla de Vero para que dejara de golpearla, Ana encolerizada no dejaba de dar patadas al aire al ver que la tomaban en volandas Ana: DEJAAAAAAMEEEEEEEE MATARLAAAAAAA (gritaba Ana) Claudia: YAAAAA BASTA ANAAAAA (trataba de controlarla) Ana: ¡LA MUY HIJAAAAA DE PUTAAAA LA ESTABA VIOLANDOOOOOO!

(gritaba entre sollozos de rabia al recordar la escena) Pedro: ¿¡QUEEEEEEE!? (decía consternado cuando ayudaba a su hija a levantarse) M: Esther, Esther (la llamaba asustada) dios mírame Esther (le pedía al ver como esta se refugiaba en su pecho) C: MALDITA HIJA DE PUTAAAA (acercándose a Vero para poder pegarle, pero Pedro la detenía tomándola en brazos) Verónica: ESTAIS TODOOOS LOCOS (gritaba entre quejidos afirmada en la pared) Claudia que había podido controlara a Ana se acercó a Vero y le dio un derechazo que la dejó en el piso con la nariz sangrando Claudia: ANAAA QUIETA HAY (le decía al ver que se acercaba nuevamente) E: ¡BASTAAAAA! (gritaba entre los brazos de Maca) C: ¡BASTA CHICAS...! (tratando de controlar a esas dos fieras) M: Venga vamos Esther (la llevaba al ascensor para subirla a su piso) papa llama a la

policía (le decía a este que afirmaba con su cabeza) vamos a casa cariño (la mecía entre sus brazos hasta llegar a su piso) mama prepárale una tila a Esther (pedía con Esther entre sus brazos llevándola a su dormitorio ) Pedro como podía trataba de controlar a esas tres fieras mientras llegaba la policía, luego de treinta minutos y después de dar su declaración todos y que se llevaran deten ía a Vero, las chicas entraban al piso de Maca Ana: ¿Esther dónde está? (preguntaba nada más entrar y ver a Maca conversando con

su madre mientras esta soltaba tacos dejando su educación de lado) M: Está dormida, le di una pastilla se tomó una tila y está durmiendo con Sofía Ana: ¿Con Sofía? M: Sí, Sofía la escuchó llorar y se puso a llorar también Esther la tomó en brazos y hay están las dos durmiendo en mi cama Rosario: ¿Que pasó con Verónica Ana? Ana: Se la llevaron deten ida, nos tomaron declaración... a todos y quieren que mañana Esther ponga la denuncia para poder formalizarla M: Pero... será hija de puta (mientras daba vueltas por la cocina) Claudia: Menos mal que Ana se dio cuenta si no quien sabe (decía apenada por la situación)

Miradas que hipnotizan

50

Cruz preparo café para todos y se fueron al salón, esperando a que Esther se despertara, Claudia tomaba un botiquín y le curaba algunos arañazos que tenía su chica en la cara y cuello, esta se dejaba mimar por la neuróloga pero aun por dentro la comía la rabia que aun sentía por lo sucedido, después de unas horas Cruz se fue a su casa y Claudia se llevó con ella a la pediatra quien no quería irse sin saber como estaba su amiga quien dormía profundamente junto con la niña, pero Maca le dijo que le avisaría cuando se despertara así que a regañadientes se fue con Claudia para poder ducharse y relajarse un rato después de lo acontecido Horas después Maca escuchaba el llanto de su hija, quien ya pedía ser alimentada, fue a su dormitorio la tomó en brazos antes de que despertara a Esther, se sentó en un mecedora que tenía en su cuarto y le dio el pecho a su hija mientras observaba como dormía la abogada quien entre sueños se quejaba inquieta al ser separada de Sofía Maca le cambió los pañales a la niña y la dejó en su cuna... para poder dormirla pero esta se quejaba y hacía pucheros al no querer estar hay, Maca se puso a cantarle en susurros para que se durmiera... E: ¡NOOOOOOOOOOO! ¡EMAAAA...! (gritaba y se sentaba en la cama asustada co n

la respiración agitada) M: Ey tranquila (llegaba hasta ella y la abrazab a con fuerzas) ya pasó. .. shhh tranquila (la calmaba al sentir como lloraba la abogada entre hipidos) ya pasó schhhh E: Lo... lo... siento (se limpiaba las lágrimas avergonzada) M: No pasa nada (le limpiaba ella algunas lágrimas) estás toda sudada, ¿te quieres duchar? (le preguntaba con cariño) E: Sí... ¿qué hora es? (preguntaba mientras se levantaba) M: Las dos de la madrugada, Ana está con Claudia ¿quieres que la llame? E: No, ya mañana hablo con ella... me ducho y me voy M: No señorita usted no sale de aquí, se ducha y se vuelve a acostarse E: Maca no quiero molestar (decía avergonzada) M: Tú... no molestas E: Bueno dormiré en el sofá. gracias M: Epaaaa ... usted dormirá aquí (señalando su cama)) E: Tú no vas a dormir en el sofá Maca, vamos ni loca... (cruzando sus brazos M: Que cabezota va... (paraba al escuchar a su niña llorar) dios y mi niña que no quiere

dormir (acunaba a su hija) E: Que tienes princesa (se acercaba a la niña) no quieres dormir, ¿eh? (le hacia cariños y la pequeña tomaba un mechón de su cabello entre sus dedos) M: Te tiene mucho cariño (miraba a Esther) E: Y yo a ella... ¿me... me... dejas dormir con ella esta noche? (preguntaba avergonzada) M: Claro no hay problema y creo yo que es lo que quiere esta preciosidad E: Gracias (le dejaba un beso en la mejilla y se encaminaba ala ducha dejando petrificada a Maca con la pequeña en brazos) ¿me prestas un pijama? M: Eh... sí coge el que quieras Después de que Esther se duchara se acostó en la cama de Maca junto con la niña la sicóloga veía como Esther le hablaba con dulzura a su hija, y esta no quitaba la vista de la abogada, Maca se duchó se despidió de su hija tomó una s sabanas y cuando iba a salir por la puerta Esther la llamaba

Miradas que hipnotizan

51

E: ¿A dónde crees que vas con eso? M: A dormir (decía pillina) E: Vamos Maca aquí cabemos las tres M: Sí pero quiero que descanses E: No me molestas, venga duerme con nosotras (destapando el otro lado de la cama) M: Está bien (se acostaba y las dos se ponían a cantar para que la niña se durmiera,

minutos después Maca apagaba la luz y Esther se acomodaba para no aplastar a la niña) Esther ¿te puedo hacer una pregunta? E: Dime (pregunto antes de coger el sueño) M: ¿Quién es Ema? A Esther le recorrió un frio al escuchar el nombre de su hija en boca de Maca, ella pensaba que le iba a preguntar algo sobre Verónica pero se equivocó, lo más probable es que la haya nombrado en su pesadilla y por eso Maca le preguntaba, esperó unos segundos antes de contestar se dio la vuelta para poder prender la luz de la mesita de noche, se acomodo en la cama y se dispuso a responder E: Ema fue una personita muy especial para mi (decía mientras acariciaba a la pequeña

Sofía) M: ¿Fue? (pregunté intrigada) E: Sí fue, e s... está... muerta (una lagrimilla corría por su mejilla) M: Lo siento Esther (con uno de sus dedos detenía esa lágrimas) E: Eso fue hace diez años y aun no es superable M: ¿Era tu hermana? E: No (la miraba fijamente) era... mi... mi... hija (decía en un susurro) M: Yo... yo... no sé que decir Esther lo siento muchos E: Tranquila como te digo fue hace años, me casé muy joven, locuras que una cometía por amor, mi ex esposo no quería tener hijos así que me hice una inseminación artificial, se lo conté a las chicas primero, y después se lo dije a él, pegó el grito en el cielo, yo pensé que le haría ilusión pero me equivoqué, tiempo después me pidió el divorcio y yo pasé el embarazo sola junto con las chicas y mi madre quien fue quien pagó la inseminación estábamos muy ilusionadas mi padre no loytomó bien , según él aire perjudicaría mis estudiostodas pero cuando la niña nació la aceptó se encariñó (tomaba para seguir con su relato) a Cruz le dieron la oportunidad de terminar sus prácticas en Madrid y se vino, yo me quedé con Ana en mi ciudad terminando los estudios, cuando la niña nació todo estaba bien según su pediatra, pero al mes la tuve que llevar a urgencias, me dijeron que tenían que ponerle un tratamiento porque tenía problemas al corazón y si eso no fu ncionaba la otra opción sería cirugía (las lágrimas corrían por su mejilla al recordar) el tratamiento lo rechazo y la cirugía no la soportó tuvo... una... una falla cardiaca sniff (Maca se limpiaba unas lágrimas al escuchar la historia de Esther) mi mundo se vino abajo... Ana no pudo estar en la cirugía, pero si la vio... cu... cuando la vi venir por el pasillo sus ojos y los de mi madre me dieron la noticia... sniff corrí hasta la azotea... Para... seguir a mi niña sniff... pero Ana me alcanzó y logró que no cometiera una locura snifff... (Maca sacaba un paquete de clenex de su cajón y se los daba a Esther) gracias... Ya después con la ayuda de toda s logré superar el bache pero siemp re la llevo en mi corazón (se limpiaba la nariz y miraba a Sofía) So... Sofía... tiene los mismos ojos que Ema (Maca abría grades ojos) me la recuerda mucho M: Por eso me dijiste eso la primera ve que nos vimos E: Sí, espero no te lo tomes a mal

Miradas que hipnotizan

52

M: Para nada, es solo que me sorprende E: A mi también me sorprendió como Anita también M: Yo creo que Sofía presiente ese cariño y por eso tiene esa conexión que no logro

entender E: ¿Conexión? M: Sí las dos se quedan mirando y se olvidan del mundo (decía con una sonrisa) E: Me tiene enamorada tu hija, espero que no te moleste M: Esther me encanta la

forma en que la tratas y me encanta esa conexión que tienen ambas (tomando las manos de Esther) La abogada se quedó parada al sentir la caricia de Maca en sus manos y esa mirada tan profunda con la cual le decía que estaba todo bien, se empezó a poner nerviosa así que se soltó de sus manos E: Se... será mejor que durmamos (apagando la luz de la mesilla) M: Eh... sí, buenas noches Esther E: Buenas noches Maca

Esther no pudo pegar ojo en toda la noche después de lo acontecido ese día, le llegaban imágenes de lo ocurrido con Vero, de la protección que sintió cuando Maca llegó hasta ella y la abrazó, se sintió tan bien que solo hasta ahora se daba cuenta de lo que Maca le hacía sentir en sus brazos, negaba con la cabeza porque eso no podía estarle pasando no con Maca la hermana de Vero... Por su parte Maca tampoco podía dormir, recordaba lo bien que se sintió protegiendo a Esther entre sus brazos, la ternura que le generaba la abogada cuando estaba con su hija, la rabia que sintió cuando la vio así de vulnerable... la emoción por lo que le acababa de contar la abogada esas ganas inmensas de volverla a abrazar y esa necesidad de limpiar sus lágrimas “que sucede contigo Macarena” se preguntaba A la mañana siguiente Ana y Claudia fueron al piso de Maca para ver como estaba Esther, sicóloga tomando padresde desacar Maca, Esther alla ver entraryaabogada Anita seestaban tiró a sus brazos desayuno y lloraron junto largocon ratolos tratando esa angustia que sintieron ambas, Ana después del bajón... le explicó todo lo sucedido con Vero después de que ella se fuera, tenía que presentarse en la comisaría para presentar la denuncia, Maca se ofreció junto con Claudia para aco mpañarla, Esther habló con Pedro sobre lo mejor que se podía hacer, este no puso objeción alguna en que Esther denunciara a su hija, le pidió perdón por lo sucedido y le reiteró su apoyo a la abogada La madre de Esther la llamó al ente rarse de lo sucedido por uno de sus colab oradores en la policía, ambas lloraron a través del teléfono doña Rocío dijo de encargarse de hacer pagar a Verónica por lo que hizo, después de hablar con su madre se fue a la comisaría para juntarse con ella, Maca la acompañó ya que Claudia y Ana tenían turno en el hospital la madre de Maca se haría cargo de la niña mientras las chicas iban a comisaría Rocío al ver a su hija entrar por la comisaría se abrazó a ella derramando algunas lágrimas, Esther se emocionaba y abrazaba con fuerzas a su madre, Maca miraba la escena emocionada y sintiendo de nuevo esa necesidad de abrazar a Esther

Miradas que hipnotizan

53

La abogada presentó a su madre a Maca y esta la saludó con dos besos Juntas acompañaron a Esther a hacer su declaración después de media hora salían las tres juntas y la madre de Esther las invitaba a comer, en el restaurant Maca le explicaba casi todo lo sucedido el día anterior, puso al tanto de tod o lo sucedido en su familia con Vero se avergonzaba del solo hecho de tener que decir que era su hermana pero Esther y Rocío no la juzgaron ya que ella no tenía la culpa de cómo era su media hermana Después de comer las chicas se despidieron de Rocío y Esther acompañó a Maca a su casa para luego irse al despacho Tres meses habían pasado después de lo sucedido con Verónica, la amistad de Maca y Esther cada día se hacía más fuerte como los sentimientos que cada una estaba sintiendo por la otra, Esther cada vez que podía se acercaba a casa de Maca para poder ver a la pequeña Sofía que cada día crecía más y tenía una gran adoración por la abogada teniendo que Esther dejarla dormida para poder irse Maca no sabía o no quería saber que estaba sintiendo por la abogada, en cierto modo tenía miedo, lo que estaba sintiendo por la abogada... muchas veces trato de contárselo a Claudia pero algo le impedía dar ese paso, por ahora sol o se quería preocupar de encontrar a alguien que cuidara de su pequeña ya que tenía que incorporarse al trabajo La relación de Ana y Claudia iba viento en popa, Ana como no encontraba piso Maca le arrendó el que estaba ocupando Verónica... pero la gran mayoría de las noches se la pasaba en el piso de Claudia La madre de Esther habló con el juez, el que tenía que ponerle la condena a Verónica y este al saber lo sucedido prometió darle una buena condena, el día del juicio a Verónica le dieron 3 años de prisión por intento de violación Esa mañana Esther recibió una carta de un buffet de abog ados muy importante al abrirla eFernando ir leyendo lo queledecía su cara que se iba transformando, tantos de meses sin tener noticias de y ahora informaban quería la patria potestad la niña, hizo unas llamadas y luego se dirigió a casa de Maca para poder informarle de las nuevas no ticias M: Hola (dijo con una sonrisa al ver a la abogada) E: Hola (respondió con otra sonrisa y le dio un beso en la mejilla a modo de saludo) M: Y bueno ¿qué era eso tan importante que tenías que decirme? E: ¿Me invitas a un café? M: Claro sí... (en ese momento la niña se despertaba) ¿puedes? (señalándole con la

cabeza el dormitorio) E: Con gusto (dejó sus cosas en el sillón y con una gran sonrisa se dirigió al dormitorio donde lloraba la pequeña Sofía) ¿dónde está la cosita más linda del mundo? (la pequeña al escuchar la voz de Esther se calló al instante levantando los brazos para que la tomara en brazos) ayns que cosita más rica (dándole infinidades de besos en su carita) vamos con mami (la llevaba en brazos mientras la niña le tomaba un mechón de pelo y lo enredaba en sus pequeños dedos y se acomodaba en el hombro de la abogada) mmm si tiene sueño mi princesa (dándole un beso en la sien)

Miradas que hipnotizan

54

M: Despertó la bella durmiente (besando a su hija en la

cabecita) siéntate que te sirvo el café (le decía a Esther) E: ¿Aun toma pecho o ya le das biberón? M: Ahora la estoy acostumbrando con biberón (decía sirviéndole el café a Esther) E: Ya se hace grande mi pequeña (le decía a la niña quien no dejaba de jugar con su mechón y tenía su cabecita en el hombro de esta bostezando) M: Bueno ¿y qué era eso que me tenías que decir? (sentándose en otra silla) E: Ejem

(carraspeaba y tomaba un sorbo de su café) Fernando quiere la patria potesta d de la niña (dijo mirando fijamente a Maca quien estaba apunto de tomar un sorbo de café pero su taza quedó a medio camino al escuchar las “noticias” de Esther) M: ¿Fer... Fernando quiere la patria po... po... potestad? (decía nerviosa) E: Sí, pero Maca no debes preocuparte por eso sabes que ten emos no la podrá obtener (tratando de tranquilizarla) a la niña nadie la separará de ti M: Esther Fernando tiene muchos contactos (decía afligida levantándose y tomando en brazos a su hija) E: Maca yo tengo el doble de contactos que él, aparte que contamos con el apoyo de mi madre, los papeles están en su juzgado y no le será fácil llevar sus planes a cabo M: Tengo miedo Esther (mirándola a los ojos reflejan do en los suyos propios la angustia que sentía) A Esther se le encogió el corazón al ver la angustia de Maca, se prometió a ella misma hacer todo lo posible para que Fernando no se salga con la suya Maca le dio el biberón a Sofía acompañada de Esther se sentía realmente segura al lado de la abogada y sabía dentro de ella que alg o estaba sintiendo por Esther, llamaría a Claudia para soltar todo lo que tenía guardado dentro... necesitaba que alguien le diera su punto de vista y la escuchara E: Bueno me voy que tengo que ir a ver a mi madre M: Vale, te cuidas y me avisas cualquier cosa E: Sí, no te preocupes (antes de que Esther le diera el beso de despedida Maca se

adelantó y se lo dio ella un beso cargado de ternura que escocía en la mejilla de la abogada) he... he... te... te... llamo M: Cuídate Esther al llegar a su coche se sentó como una autómata y una de sus manos reposó en su mejilla recordando ese beso de Maca, negó con la cabeza y se fue al juz gado para hablar con su madre Maca tomó el teléfono y llamó a Claudia pidiéndole que se pasara por su casa cuando terminara el turno sin Ana para poder hablar con ella, Claudia lo encontró raro pero no quiso preguntar más, le dijo a Ana que tenía que juntarse con Maca y que no podría esperarla a que terminara su turno así que cada una se iría por su lado y se verían en casa de la pediatra E: Buen os días Lorena (saludaba a la secre taria de su mad re) Lorena: Buenas Esther

55

Miradas que hipnotizan

E: Ejem ¿cómo vas con la conquista?

(preguntaba susurrando en plan secreto, la secretaria de su madre se ponía roja al escuchar la pregunta de la hija de su amor platónico) Lorena: Jejejeje (se reía nerviosa) pues he tirado la toalla Esther, mejor así y por las flores que le llegaron el otro día me parece que tiene un pretendiente (decía más seria) E: ¿Un pretendiente? Lorena: Sí hace dos semanas está recibiendo flores y no son mías (decía desilusionada) E: Mmmmm no

tenía idea bueno hablaré con ella y me trataré de informa r (guiñándole

Lorena: Gracias

(decía en un susurro)

un ojo)

Esther entró a la oficina de su madre, y la vio enfrascada en unos documentos mientras hablaba por teléfono se acercó le dio un b eso en la mejilla y se sentó en el ampli o sofá que tenía su madre en la oficina Rocío: Está bien, dile que se pase ahora para firmarle los documentos (colgaba el

teléfono) hola cariño (se levantaba y se sentaba junto a su hija) E: Hola mami ¿mucho trabajo? Rocío: Jum lo mismo de siempre, y a ti ¿qué te trae por aquí? E: Toma (sacaba la carta que le había llegado y se la pasaba a su madre para que la leyera) Fernando quiere la patria potestad de la niña Rocío: Jum... será capullo (decía bajo el asombro de su hija) bueno ¿Maca sabe esto? E: Sí acabo de venir de su casa Rocío: Vale supongo que le dijiste que no se preocupara E: Exacto madre (decía recostándose en las faldas de su madre y esta le acaricia ba el cabello) Rocío: ¿Qué te pasa? ¿Qué pensamientos pasan por esa cabecita? E: Nada. .. oye ¿tú tienes algún pretendiente y no me habías contado? (peguntó pillina) Rocío: Lorena te fue con el cuento ¿no? (Esther asentía) no es ningún pretendiente, es solo que, no te rías (le decía a su hija) las flores me las envió yo misma para que la niña espabile y dé el último paso que le falta E: ¿Cómo? (se levantaba de las faldas de su madre y la miraba con grandes ojos) Rocío: Eso, que la niña necesita un empujoncito para dar el último paso que yo ya estoy

cansada de las cartitas y los bombones) E: Eso quiere decir que te lo planteas definitivamente (con una sonrisa de lado a lado) Rocío: Exacto pequeña, Lorena es adorable y quien sabe nos podría ir bien en estos meses me he dado cuenta de lo que siento por ella es muy detallista y una excelente persona E: Sí que lo es, pero mami Lorena piensa que tienes un pretendiente y me acaba de decir que tira la toalla Rocío: Jodeeeeeer... entonces tendré que jugármela yo ahora ¿no? E: Me has leído el pensamiento mami Rocío: Jajajajajajajaja

En eso se escuchaban dos toques en la puerta, la secretaria pedía permiso para anunciar a la persona que esperaba la jueza Lorena: Señora Rocío, la busca la abogada Susana Peralta Rocío: Dile que pase E: Bueno mami te dejo entonces

Miradas que hipnotizan

56

Rocío: Solo

será un minuto necesito que me digas que hacer con Lorena (guiñándole un ojo) E: Jajajajajaja Susana: Señoría, con permiso (decía entrando a la oficina y saludando en general) buenas tardes (miraba a Esther que estaba sentada en el sofá y le dedicaba una sonrisa) Susana Peralta (se presentaba) E: Esther García (le daba la mano) Susana: Un placer, señoría aquí traigo los documentos para que me los firme Rocío: Gracias Susana (y miraba a una y a otra mientras firmaba los papeles) E: Señoría (decía a broma) jejeje (paraba su risa al ver la mirad a seria de su madre) uy

mama, comemos juntas Rocío: Sí dame unos minutos, Susana le gustaría acompañarnos a comer Susana: No quiero molestar E: Hay para nada unas más no hay problema (guiñándole un ojo) Rocío: Así te comento algunas cosas del caso Gutiérrez Susana: Está bien las espero a la salida Rocío: Le diré a Lorena que te avise Susana salía del despacho, con una gran sonrisa esa chica era preciosa y era hija de la honorable jueza Villalobos un buen partido pensaba para ella misma Rocío: Es muy guapa la chica (decía al ver como su hija la seguía con la mirada) E: Si (decía como si nada) Rocío: Venga dime como empezar mi conquista con Lorena

Esther le estuvo dando algunos consejos a su madre sobre como conquistar a una “mujer” su madre no sab ía si darle collejas o reírse por los métodos de conquista de su hija Lorena aviso a Susana que doña Rocío y su hija la esper aban en el restauran te italiano que quedaba a una cuadra del juzgado En el restaurante madre se hija se reían por algo que había dicho la abogada Rocío: Cariño y ¿alguna novedad en tu vida? E: Novedad, ¿te refieres así tengo algún ligue por hay? Rocío: Exactamente pequeña E: Por ahora estoy enfrascada en mi trabajo, he salido algunas veces con Anita y

Claudia y ya sabes (moviendo sus cejas) solo relaciones de una noche y ya está Rocío: ¿Y esas relaciones de noche no hay ninguna que te haga tilin? E: Mama esa relaciones de noche es solo para echarse un polvo y nada más Rocío iba a seguir preguntando cuando vieron llegar a Susana a su mesa, la saludaron ambas con dos besos y llamaron al camarero para que les tomara nota, tuvieron una agradable comida Esther se sentía cómoda con la abogada y Rocío notaba ciertas miraditas entre las abogadas así que decidió dejarlas solas para que se conocieran mejor Rocío: Bueno me retiro que tengo cosas que hacer (guiñándole un ojo a su hija)

Miradas que hipnotizan

57

E: Eh, nos vemos mama me llamas para ver que tal te va con ejem ya sabes (decía

disimuladamente mientras se levantaba de la silla) Rocío: Sí cariño (dándole un beso en la mejilla) bueno Susana nos veremos en el juzgado (se despedía de esta con dos besos) que disfruten el café Susana: Sí su seño... (Rocío la miraba seria) digo sí Rocío jejeje (nerviosa) Rocío: Venga niñas que aproveche (y se marchaba de hay no sin antes guiñarle un ojo a su hija) Esther y Susana tomaron su café y se pusieron a charlar acerca de sus vidas, trabajos y anécdotas Susana: Y tu Esther ¿estás casada? E: Jajajaja no solterita por ahora Susana: Una pena ¿no? (decía coqueta) E: Puede ser (guiñándole un ojo) digamos que aun no aparece la mujer ideal para mi

(tomando un sorbo de su café mirándola fijamente a los ojos) Susana: Será que no has buscado bien (retándola con la mirada) E: Ambas cosas, no aparece y no la he buscado Susana: ¿Qué haces esta noche? (directa sin rodeos) E: Nada, ¿por? Susana: ¿Aceptas una invitación para cenar? E: Depende de quien sea la invitación (coqueteaba Esther) Susana: Pues digamos que de una colega (tomando por encima de su mesa la mano de Esther y dejando una caricia para luego terminar su café) E: ¿Te paso a recoger o nos vemos donde tu quieras? Susana: Mmm soy una excelente cocinera así que si no te importa cenamos en mi casa E: Perfecto Susana: Anota la dirección, te espero a eso de las nueve de la noche E: Yo llevare el vi no (mientras anotaba en su agenda la dirección de la abogada) Susana: Y yo el postre Pasado unos minutos ambas se despidieron hasta la noche Susana le dejó un beso cerca de la comisura de los labios y Esther se despidió dejando una caricia en su cintura Maca estaba nerviosa al saber que tenía que conversar con Claudia no sabía lo que pensaría su amiga, solo esperaba que la pudiera ayudar y que la escuchara, pasó la tarde disfrutando de su hija y buscando una niñera para la pequeña Sofía ya que la próxima semana tendría que reincorporarse al trabajo, pasada unas horas escuchó el timbre de su casa tomó a su hija en brazos y se fue a abrir la puerta Claudia: Holaaaa (decía con cariño) pero si me vino a abrir la cosita más linda del

mundo, venga a los brazos de su m adrina (estiraba los brazos y la pequeña se reía al sentir los besos de Claudia en su cuello) hola loca (dándole un beso a Maca) M: Pasa... ¿quieres un café? Claudia: Sí gracias M: Ahora los preparo Claudia: Mmm tu mami está muy rara... ¿eh pequeña? (le decía al niña)

Miradas que hipnotizan

58

Claudia se sentó en el sofá con la niña en sus piernas no dejaba de hacerle monerías y carantoñas la subía y la bajaba sacando sonrisas la de la niña, Maca en una bandeja llevaba los cafés junto con unas magdalenas sonreía al ver como Claudia jugaba con su hija M: Bueno aquí están los cafecitos (dejando la bandeja e al mesa de centro ) Claudia: Mmm que rico magdalenas (tomaba una, le sacaba un trocito y le daba a la

niña para que lo probara) ñam... rico M: No le des tanto du lce que saldrá golosa Claudia: Hay déjame que yo soy la madrina que la malcría M: Tendrás que ponerte de acuerdo con Cruz porque ella dice lo mismo ¿eh? Claudia: Jajajajajaja... bueno de que querías hablar conmigo (tomando un sorbo de café) M: Uuuuuuufff (resoplaba nerviosa) ¿tú... tú... cuando te distes cuenta que te gustaban las mujeres? (decía de carrerilla) Claudia: Coff... coff... (se atragantaba con el café, Maca se levantaba y tomaba a la niña mientras Claudia se iba corriendo la cocina a tomar un vaso de ag ua) me cagooo en la leche Maca (salía enojada de la cocina) como coño se te ocurre soltar esa pregunta así como si nada M: Jajajaja lo siento... ¿estás bien? Claudia: Ejem... ejem... (se aclaraba la garganta) si es solo que se me fu e por le otro lado M: Disculpa, yo... yo... no sabía como... preguntártelo (decía nerviosa con la niña en sus brazos) Claudia: Maca ¿a ti te gusta alguien? (tomaba de nuevo a la niña en brazos y se sentaba en el sillón esperando la respuesta de su amiga, aunque ya se imaginaba su respuesta al notar su nerviosismo) M: Yo... yoooo... cre... creoooo... que... me... me... uffff (resoplaba ante su tartamudeo) Claudia: Arranca mujer... (perdiendo los nervios también al ver que su amiga tartamudeaba y no terminaba de decir nada) M: Creo que me gusta Esther (cerrando sus ojos) Claudia: Te... te... ¡jooooooodeeeeeeeeeeer! (Maca la miraba con una ceja alzada esperaba respuesta menos esa) Ana me ganó la apuesta coño (murmuraba para ella pero cualquier Maca la alcanzo a escuchar) M: ¿De que apuesta hablas? (confundida) Claudia: Ejem... Con Ana apostamos sobre quien de las dos se daría cuenta primero de lo que sentían la una por la otra (decía como si nada y Maca abría grandes ojos) y Ana me dijo que TU serías la primera en soltarlo M: Pero... pero... ¿Ana cómo coño sabía eso? Claudia: Cariño nosotras las del gremio tenemos un radar (decía con chulería) M: Me cagueeen (tapando su cara con las manos) oseeeea que ¿Esther igual se habrá dado cuenta? (decía asustada) Claudia: Nop... Esther aun no se da cuenta de lo que siente por ti, o ya se dio cuenta pero aun no lo suelta M: ¿Qué hago Claudia? (preguntaba preocupada) Claudia: Cariño, lo que toda persona hace, demostrar lo que siente (guiñándole un ojo) M: Pero ¿cómo coño hago eso?, que yo nunca he sentido nada por una mujer ¡joder! (se levantaba nerviosa y daba vueltas por el salón) Claudia: Hay mi niña ya tiene sueño (al ver como Sofía se restregaba los ojitos) a ver cariño déjame llamar a Ana que ella tiene más experiencia en esto, pásame el bolso y

Miradas que hipnotizan

59

sácame el móvil (Maca se dirigía al bolso de Claudia y sacaba el móvil de esta pero antes de entregárselo a Claudia este sonaba) M: Es Ana (pasándole el móvil) Claudia: Hola cariñoooo (tonta enamorada) Ana: Hola princesa estoy llegando, terminaste de hablar con Maca Claudia: No cariño, te puedes pasar por acá es que necesitamos conversar contigo Ana: Jejejejeje una bollito más ¿no? Claudia: Pe... pe... pero ¿cómo coño lo supiste? (decía estupefacta) Ana: Cariño, una que tiene su encanto... cuando me dijiste que necesitaba hablar

contigo sin estar yo presente ya me imaginaba lo que se trataba jajajajaja, y ahora me lo confirmas con tu llamada bombón... así que gané la apuesta Claudia: Eres un casooooo, cariño te esperamos entonces (colgaba) Esther salía de su piso con unos pantalones de tela ajustados a su cintura color negro, tacos, una blusa roja con un escote muy, muy, muy sugerente y un abrigo blanco largo, se dirigió al chalet de la abogada con una sonrisa en la boca sabiendo lo que le esperaba esa noche, al llegar vio luces en la casa de Susana se miró en el espejo del coche se guiñó un ojo tomo sus cosas y la botella de vino que llevaba en el asiento del copiloto, cerró su coche con el mando a distancia tocó el timbre y después de unos segundos Susana abría la puerta, Esther le hizo una radiografía completa logrando que la abogada se sonrojara, llevaba un vestido negro corto con tirantes y un escote que no dejaba nad a a la imaginación tacones altos y el pelo suelto , saludó con dos besos a Esther muy cerca de la comisura de los labios y la invitó a pasar... Esther le entregó la botella de vino, dejó sus cosas en la mesa del rec ibidor colgó su abrigo y acompañó a Susana a la cocina... Ana llegó al piso de Maca, Claudia le abrió la puerta la recibió con un beso cargado de ternura bajo la mirada de la sicóloga Ana: Mmm que rico (tomaba de la cintura a su chica) HEAAAA LA NUEVA

BOLLITO... ver a Maca) dame ojos un beso guapísima (se acercaba esta y le daba(gritaba un picocontenta dejando al a Maca con grandes y a Claudia muerta de risa ala ver la cara de su amiga) Claudia: Venga vamos al salón (decía empujando a su chica) Ana: Y ¿dónde está la pequeña? M: Burmiendo Ana: Bueno ¿empiezas tú o empiezo yo? (cruzando sus largas piernas sentada en el sofá) M: Que quieres que te diga Ana si ya sabes de que va la cosa, lo único es que estoy confundida no sé que me pasa con Esther (decía afligida) Ana: ¿Te gusta? M: Creo que sí Ana: Tú responde sí o no M: Está bie n (acomodándose en el sofá) Ana: ¿Te gusta Esther? M: Sí (mirando un punto fijo en el piso) Ana: ¿Te gusta estar con ella? M: Sí

Miradas que hipnotizan

60

Ana: ¿Habías sentido algo por una mujer antes? M: No Ana: ¿Tienes ganas de besarlas? M: Sí Ana: ¿De abrazarla? M: Sí Ana: ¿De hacerle el amor toda la noche? M: Sí... eh... joooder (decía tapándose la cara con las manos mientras escuchaba la risa

de Claudia y Ana) Ana: Vamos que el resultado es que estás hasta las trancas jajajajaja Claudia: Nunca mejor dicho jajajajaja Ana: Jejejejeje bueno no sé tú Maca, pero si no espabilas rapidito, hay una abogada que te la puede bajar M: ¿De qué coño me hablas? ¿Qué abogada? Claudia: Ooooooo (decía impresionada) Ana: Por lo que me co ntó Esther esta tarde cuando me llamó, me dijo que tenía una “cita” con una abogada que trabaja en el juzgado de su madre M: ¿Cómo? (levantándose del sofá) Claudia: Joder Ana: La chica la invitó a comer a su casa y a esta hora... (decía mirando su reloj) deben de estar comiéndose el postre M: ¿En la casa de ella? Ana: Cariño la chica iba a por todas y mi Esther hace días que na’ ni na’ ... Claudia: Ostiaaaaa (murmuraba) Esther y Susana habían comido dirigiéndose miradas una a la ot ra, Susana recogió la mesa con la ayuda de Esther ambas en la cocina al dejar las cosas en el lavavajillas se rosaron las manos Susana se acercó a Esther acorralándola contra la encimera poniendo nerviosa a esta, posó una de sus manos en su cintura y con la otra acariciaba la mejilla de Esther, se acercaba rozando su nariz con laloca, abogada, sentir su aliento sobre sus labiostímidamente y esa man o en su cintura la volvía Estherquien cruzóalsus brazos po r la espalda de Susana atrayéndolas más hacia ella se miraron a los ojos Esther con su nariz acariciaba la mejilla de la otra abogada, tomando el control de la situación le dio la vuelta poniéndola contra la encimera, y acercando su pelvis a la de ella, puso una de sus piernas entre las de Susana acariciaba su espalda y miraba esos labios que quería devorar, Susana se acercaba lentamente, Esther en un acto ref lejo se mojó los labio s con su lengua, la abogada que vio la acción de su colega sintió un calor recorrer su cuerpo Cuando iba atrapar los labios de Susana con los suyos su móvil sonó, como pudo se alejó de Susana, iba hacia la mesa del recibi dor a contestar la llam ada cuando Susana la abrazó por la espalda acompañándola hasta su bolso dejando besos en su cuello, sacando sonrisas en la abogada tomó su móvil con una mano mientras con la otra acariciaba las manos que tenía Susana sobre su estómago E: Dime (decía una vez vio que quien llamaba era Anita)

Miradas que hipnotizan

61

Ana: Eh...

eh... jejeje ¿interrumpo? (decía pillina) coño déjame hablar (murmuraba Anita tratando de tapar su móvil y alejándose de una Maca que estaba pegando su oreja al teléfono de Anita) E: Uff sii (decía al sentir como Susana metía una de sus manos dentro de la camisa de esta) ¿pasó algo? Ana: Eh... sí... esto... pasa que Sofía no se duerme y nosotras no sabemos que hacer (buscando una escusa, Maca abría grandes ojos al ver como Ana utilizaba a su hija) E: Ana So... Sofía se duerme si le cantas... eso Maca lo sabe Ana: Estoooo... valeee... pues le cantaremos jejeje no te molesto más en tus menesteres

(decía avergonzada) que tengas una... (no alcanzó a decir nada más porque Esther ya había colgado y se lanzaba a los labios de la abogada) joer que me ha colgao, sí que estaba ocupada la tía jajajajajaja (soltaba una carcajada pero paraba al ver la cara d e Maca) te lo dije (apuntándola con un dedo) estaban a punto de comerse el postre Maca sentía una ola de celos recorrerle el cuerpo nunca había sentido esa sensación antes, después de hablar con las chicas largo rato, se fue a su dormitorio se puso el pijama y se acostó pensando en lo que estaría haciendo Esther en ese momento con la otra abogaducha, poco y nada durmió esa noche de tanto dar vueltas en la cama Despertó con un dolor de cabeza impresionante, que hasta el llanto de su hija la torturaba, se levantó como pudo la tomó en brazos y la llevó a la cocina para prepararle su biberón En una cama lejos de ahí, dos cuerpo desnudos descansaban abrazados después de una noche de pasión sin control, Esther abría sus ojos y se percataba que tenía unos brazos rodeando su cintura, se dio la vuelta con una sonrisa al recordar todo lo sucedido la noche anterior, acariciaba la cara de la abogada mientras dejaba besos en sus labios... Susana despertaba apretando más contra si a Esther quien se dejaba hacer se miraron a los ojos y se sonrieron

Un año había pasado desde esa noche en la que Maca no había podido dormir Ana se fue a vivir al piso de la neuróloga, eso de vivir en el mismo edificio y tener que bajar todas las noches para dormir con Claudia la tenía mal, era un desperdicio de tiempo según ella, así que tomaron la decisión de llevar las cosas de Anita al piso de Claudia Esther solo duro unos meses con Susana, al enterarse por su madre que la joven abogada solo buscaba el interés en esa relación, la ambición de tener un puesto mejor en el juzgado y el utilizar el nombre de su “suegra” para obtener beneficios dentro de este, la llevó a que Esther le diera una patada en el culo y que la honorable jueza hiciera los tramites correspondientes para sacarla de su juzgado... el juicio con Fernando estaba estancado ya que la jueza buscaba siempre algo para perjudicar al susodicho y lograr que los tramites se demoraran más de lo normal Maca se tragó todos sus sentimientos hacia Esther, seguían manteniendo esa relación de amiga/abogada... pero al enterarse que Esther lo había pasado mal con Susana y que no quería saber más nada de ninguna mujer hizo que callara lo que sentía por ella, Ana la

Miradas que hipnotizan

62

aconsejaba de que se la jugara pero ella hacía caso omiso de los consejos de sus amigas, prefería tener a Esther como amiga que perderla por lanzarse a una piscina sin saber si tenía o no agua... después de que pasaran infinidades de niñeras por su casa logró encontrar la indicada, si no era porque no le daba confianza a ella, era porque no le gustaba a Esther, o porque la niña no se dejaba con cua lquiera, al fin encontró después de ocho meses una joven estudiante de enfermería que necesitaba el trabajo para poder pagar su carrera, Maca estaba encantada con ella tenía buen trato con Sofía y no tenía problemas en quedarse horas extras cuando esta salía tarde del hospital o le tocaba tu rno de noche, Sofía se acostumbró rápido a ella, disfrutab a de la compañía de la jove n estudiante, pero a quien no le hacía ni pisca de gracia era a Esther, quien de un modo u otro se sentía desplazada, sentía que tenía que compartir el cariño de Sofía con la tal Laura... y no le hacía ni chispa de gracia más cuando una tarde estaba con la niña en brazos jugando y apareció Laura para quedarse con la niña mientras Maca se iba al trabajo, la niña al ver a Laura se tiró a sus brazos dejando un vacio en los de la abogada, sintió celos de esa tal Laura y desde ese día no le agradaba para nada Maca, Cruz, Claudia y Ana se tomaban un café en cafetería, aguantando las primeras dos a la empalagosa parejita... se iban a ir cuando apareció Teresa en su mesa con una hoja en sus manos T: Bueno chicas ¿van a ir a la cena de este añ o? Ana: ¿Qué cena? (preguntó confundida) T: La cena Anita... (decía como obvio) C: La cena de todo los años antes de Navidad (le respondía a Anita) Claudia: Esta que el año p asado tuvo que currar y no pudo ir (dándole un beso en los

morros a su chica) Ana: Haaaaaaa esa cena pues este año no curro así que apúntame Tere Claudia: A mi también C: A mi igual M: Pues yo no sé aun, tengo que preguntarle a Laura si se puede quedar con la niña (tomando un sorbo de su café) Ana: Llámala y pregúntale T: Sí llámala que así ya tengo la lista completita M: Bueno (sacaba el teléfono de su bata y marcaba el número de

Laura) hola Laura soy Maca... mira te llamaba para sabe si podrías quedarte con Sofía mañana en la noche... ¿sí?... mmm como a las diez... perfecto... muchas gracias Lau... nos vemos mañana (y colgaba) Tere anótame a la cena T: Bien ¿alguna va a ir acompañada? C y M: No Ana y Claudia: Si Todas: Jajajajajajaaja Esther estaba que se subía por las paredes al enterarse por Ana que Maca había llamado a Laura para quedarse con la niña y no a ella Ana: Pero que más da Esther así aprovechas y sales con nosotras E: Pero yo que pinto en esa cena, ¿eh? (decía enojada)

Miradas que hipnotizan

63

Ana: Bueno no vayas a la cena pero puedes juntarte con nosotras en el pub al donde

iremos después de la cena. .. ¿no? E: Son todos compañeros suyos, no conozco a todos me sentiría cohibida Ana: Anda Esther que hace tiempo que no sales y quien sabe y ligas por hay (levantando sus cejas juguetona) E: Ja, para ligar estoy yo ahora (decía aun más enfadada) Ana que no entendía a que se debía ese arrebato empezó a atar cabos y una bombilla se le encendió en la cabeza Ana: Clarooo a ligar a ver si tú y

Maca al fin encuentran pareja (decía tratando de ver la reacción de su amiga que no tardó en darse la vuelta y mirarla con ojos enfurecidos) E: ¿Yo y Maca? (decía seria) por mi parte no tengo el tiempo ni las ganas de liarme con nadie y Maca tampoco que ella se debe a su hija (decía de brazos cruzados) Ana: También tiene derecho a ser feliz ¿no?... encontrar a alguien que la quiera (enumeraba con toda la maldad) que la mime, que la consienta, que la ayude a criar a su hija, que la saque a pasear, a cenar, al cine, de viaje, de fiesta (Esther con cada una de las palabras de Ana sentía una opresión en el pecho) que la acaricie, que le haga el amor (con esa ultima frase Esther saltó del sillón) E: Pero ¿qué tontería dices? (caminando de un lado al otro del salón) Maca puede criar bien a su hija sola Ana: No si eso está bien p ero igual, no sé, también querrá compartir su vida con alguien... ¿no? E: No, no, no... (decía roja de rabia el solo hecho de pensar que Maca pudiese conocer a alguien que no sea ella) Ana: Alaaaaaaaa... al fin abres los ojos cabrona (aplaudiendo al ver como su amiga negaba con la cabeza) Esther paraba de dar vueltas por el salón, miraba a Ana con los ojos llorosos y se daba cuenta de la jugada de su amiga, esta al ver a la abogada así la tomó de los brazos y la sentó Ana: Vamos a ver ¿desde cuando sientes lo que sientes por Maca? (directa como

siempre) E: No... no... lo sé... Ana... no tengo ni puta idea Ana: Osea que sí sientes algo por ella E: Uuuu fff Ana (afirmaba con su cabeza) Ana: Vale (tomaba aire) Y ¿QUE COÑO ESPERAS ESTHER? UNA INVITACION PARA DAR EL PUTO PASO ¡OSTIAAAAA! (Esther al escuchar el grito de su amig a dio un salto en el sofá y la miró con grandes ojos) ES QUE TÚ TIENES QUE SER GILIPOLLAS O TU ANTENA SE AVERIOOO JODEEER, QUE MACA ESTÁ ENAMORADAAAA DE TI DESDE HACE POCO MÁS DE UN AÑOOOO! TIAAA Y TÚ NI CUENTA TE HAS DAO (terminaba de decir soltando todo lo que llevaba guardado dentro hace más de una año sintiendo un gran alivio al soltar esa carga que sentía) jooooer que bien me siento E: Peee... pe... pe... pe (no lograba decir palabra) Ana: Ostia que ahora te has quedao tartamuda jajajajaja E: Pero ¿qué coño dices Ana? Ana: ¿Te lo repito? (veía negar a Esther) que bueno porque mis cuerdas vocales se anduvieron dañando un poco

Miradas que hipnotizan

64

E: Maca enamorada de mi (con una sonrisa tonta en la cara) Ana: Sí hija sí... (decía resignada) E: Jodeeer (tomándose al cabeza con ambas manos asimilando la noticia) Ana: Y ¿qué piensas hacer? (preguntaba y recibía una sonrisa de su parte que le

indicaba que ella tenía que ayudarla) me caguen ahora haré de Cupido no te jode (se levantaba a preparar café y planear la conquista de Esther) M: Bueno Laura yo trataré de no llegar tarde (salía de su casa y se despedía de su hija

con besitos) adiós mi niña te portas bien... ¿sí? Laura: Ve tranquila Maca Maca esperaba el ascensor, mientras Lau la observaba desde la puerta con Sofía en brazos esta movía su manita para decirle chao a su mama, Maca siempre de derretía por las monerías de su hija se acercó nuevamente y le dejó un beso en el cuello para ahora sí tomar el ascensor y bajar al piso donde las esperaba Anita y Claudia Claudia: Maca te mata a ti y de paso a

mí por haberle contado a Esther sobre lo que siente por ella (daba vueltas por el salón al escuchar el relato de Ana) Ana: Cariño tranquila está toooodo bajo control Esther ira al pub como quien no quiere la cosa y hay tratará de acercarse de apoco con Maca (se ponía los tacones sentada en una silla) a que estoy guapa (le decía a su chica) Ana se puso un vestido rojo con un gran escote corto sobre la rodilla y unos tacones altos que la estilizaban más aun, Claudia quedó boca abierta al verla vestida así, se acercó despacio tomándola por la cintura y pasando uno de sus dedos por el canalillo de la pediatra Claudia: ¿Y si decimos que no vamos? (decía coqueta) Ana: Tenemos que ir amor, ya sabes hoy hacemos de celestinas (pasando sus brazos por

el cuello de la neuróloga y dejándole un beso) ya después cuando hayamos hecho nuestra buena regresamos a la casa yClaudia te quitollevaba esto que puesto (acariciaba unocausa, de losnos muslos de la neuróloga, unllevas vestido azul pálido, de tirantes espalda descubierta tacones altos como los de Ana y el cabello suelto como el de su chica) Claudia: Esperemos que nuestro cometido termine pronto (fundiéndose en otro beso, las manos ya volaban por el cuerpo de la otra cuando el timbre sonó) que inoportuna es Maquita (juntando su frente con la de Ana) Ana: Venga vamos que así llegamos antes (dándole un cachete en el culo) Claudia: Las manos quietas (la apuntaba con un dedo al ir a la puerta) pero que guapa estás (le decía a Maca que iba con un pantalón blanco entallado tacones altos blancos una blusa roja con dos botones abiertos y una chaqueta negra corta, el pelo suelto con algunos rulos) M: Tú también estás muy guapa (dándole un beso en la mejilla) ¿y vas a dejar que Ana vaya así? (decía chistosa al ver cómo iba Anita) Claudia: Sí hija sí... pero qué más da. los demás podrán admirarla pero nunca tocarla Ana: Claro porque yo tengo dueña y que mejor que mostrar la mercancía ¿no? M: Jajajaja ya te dig o, Clau tendrás que estar al ojo p or si le acerca alguna lagarto o lagarta

65

Miradas que hipnotizan

Claudia: Sí, llevo una navaja como la Angelina Jolie debajo de mi vestido Ana: Que peligro... ¿no? M: Es mejor estar precavida jajajajaja Claudia: Claro, bueno vámonos que llegamos tarde (tomando sus cosas y saliendo del

edificio dirección al restaurante donde habían quedado para la cena con sus compañeros) Al llegar estaban Cruz con Vilches, Teresa y Manolo, Héctor con Gabriela, Raúl, Eva, Raquel, Alicia, Javier y Gimeno esperando en la entrada del restaurant se saludaron todos e ingresaron para poder cenar entre los compañeros que esa noche no tenían turno Disfrutaron de una grata velada entre risas y anécdotas pasada unas horas todos salieron para poner rumbo a un local que había recomendado Ana V: Espero que no sea un pub de ambiente (refunfuñaba) Ana: Ya quisieras guapo entrar a uno (le picaba) pero no te preocupes que es un pub

donde encontraras de todo V: Si yo no necesito encontrar a nadie (decía mirado de reojo a Cruz) C: Más te vale Ana: Jajajajaja pero bueno es buenísimo con Claudia hemos ido y el ambiente es agradable V: Con tal de que no esté plagado de niñatos Ana: No te preocupes abuelito que es un local apto para tu edad Sacando risas de todos los presentes, al llegar al local pasaron a dejar sus cosas a custodia y se dirigieron a la barra a pedir sus consumaciones, Ana tomó su móvil y le dio un toque a Esther avisándole que ya estaba dentro del local, esta estaba en su casa terminando de cambiarse cuando sintió sonar su móvil, se terminó de maquillar tomó sus cosas y se fue rápidamente al local que Ana le había mencionado antes Algunos se fueron a un lado de la barra a conversar sobre cosas del hospital otras como Ana, Claudia, Eva, y Alicia fueron a la pista a mover el esqueleto copas en mano Maca estaba en la barra hablando con Teresa, Manolo y Cruz acerca de su niña y mostrando las últimas fotos que le había sacado con el móvil, en esas estaba cuando se percató que alguien la observaba del otro lado de la barra dirigió su mirada y recibió un guiño de ojo, era un joven guapo menor que ella un yogurin se dijo pero tenía buen cuerpo el joven levantó su copa brindando de lejos con ella Maca no le hizo ni caso pero Cruz que estaba atenta a lo que pasaba le dio un codazo C: Guapo el chico M: Sí pero es un niño Cruz... ¿que tendrá? veintidós veintitrés C: Hay hija pero que le hace el agua al pescao M: Es un niño Cruz T: Eso quiere decir que aun arrasas Maca jejeje... y el embarazo te dejó muy

guapa

M: Tere (negaba con la cabeza) Ana: Uuuf que calor madre (decía Ana tomando la copa de Maca y dando un trago

generoso seguida de Claudia que bebía del mismo vaso Claudia: Ummm rico ¿me pides uno de estos, cariño? (le decía a Ana)

66

Miradas que hipnotizan

Ana: Marchando unas copitas para las niñas gua pas (decía zafándose de sus manos para

darse vuelta pero se topaba con un joven) -: Disculpa pero las puedo invitar a tomar algo? Ana: Muchas gracias pero a mi chica la invito yo -: Bueno disculpa, (regalándole una sonrisa) y a ti guapa ¿te puedo invitar a una copa? (le preguntaba a Maca) M: No gracias estoy servida -: ¿Y a un baile? (volvía a preguntar el joven que minu tos antes no dejaba de mirarla) Ana: Por ahora no guapito, porque le toca bailar conmigo (saltaba Anita) -: Bueno, me debes un baile (le decía a Maca regalándole una sonrisa y marchándose de

ahí Ana: Yogurines (negaba con la cabeza) camarer oooo tres mojitos cubanos (pedía)

Esther llegaba al local dejaba su chaqueta en custodia y se encaminaba a la barra de lejos vio a Ana en la barra y cerca de ella a Cruz, Claudia y Maca riéndose por algo, se acercó sin dejar de mirar a Maca pero antes de dar unos pasos alguien la tomaba del brazo -: Que tiempo sin verte Esther E: Ehh... ¿Luisa? Luisa: La misma jejeje ¿cómo estás cariño? (saludándola con dos besos) E: Bien, bien ¿y tú? (sorprendida y feliz de verla) Luisa: Muy bien también (mostrando su mano izquierda) E: No joooodas (decía feliz) Luisa: Jajajaja me case (aceptando el abrazo de Esther) E: Pero que alegría entonces ¿Marisol está aquí contigo? Luisa: Sí mira por allá (señalando el otro lado de la pista y viendo a una pelirroja

saludándola con la mano) E: Joder que alegría verlas por acá... Luisa: Que casualidad ¿no? pero bueno supongo que nos pegaremos nuestros bailecitos ¿no? E: Claro mira yo voy a estar con unas amigas aquí

un baile como los de la Universidad Luisa: Eso esta chupao, te busco entonces E: Sí, dile a Marisol que luego nos vemos Luisa: Yo se lo digo

en la barra me buscas y nos pegamos

Esther retomaba su camino y se dirigía ahora sí a la barra Ana que la vio primero le pidió a la camarera otro mojito Claudia: Hea, per o ¿miren quién está aquí? (todas miraron donde miraba Claudia,

Maca se quedó boca abierta al ver como Esther iba enfundada en unos vaqueros ajustados, botas largas, y una blusa negra con gran escote) E: Hola chicas (saludando a todas) Ana: Toma cariño un mojito E: Gracia Anita M: Pero ¿tú qué haces por aquí? (decía sorprendida) E: Ana que me dijo que estaban aquí y me apetecía salir esta noche Ana: Como hace mucho que no sale

Miradas que hipnotizan

67

Claudia: Así se despeja E: Sí, mucho trabajo me tiene estresada (mirando fijamente a Maca) M: Te hará bien distraerte un poco C: Y quien sabe logran pillar cacho esta noche porque madre mía como

están las niñas y los niños (decía al ver como varias miradas se dirigían a donde estaban ellas) Ana: Hoy hay muchos yogurines (recriminaba con la mirada a Cruz) Tomaron sus copas charlando sobre la velada que habían disfrutado Maca le contaba a Esther sobre las nuevas monerías de Sofía la abogada no dejaba de mirarla a los ojos y no dejaba de pensar en cómo hacerle saber a Maca lo que sentía por ella, le iba a preguntar si quería bailar con ella cuando apareció Luisa le dio un beso en la mejilla y se la llevó a la pista bajo el asombro de Maca que pensaba que era una de los muchos ligues de Esther, se tomó la copa de un sorbo al ver como se compenetraban bailando y esas miradas que se en tregaban cada una, Ana conocía a Luisa se sorprendió al verla allí pero no dijo nada ya que vio la cara de Maca y pensaba que a lo mejor con eso se atrevía a dar el paso -: Bueno ahora sí aceptarías bailar conmigo (volvió al ataque el yoguirin) Maca no se lo pensó dos veces y aceptó bailar con el muchacho, si Esther se la pasaba bien... ¿por qué no ella? Esther había terminado de bailar con Luisa y se dirigió a la barra al no ver a Maca le preguntó a Ana y esta dirigió su vista aun sorprendida a la pista viendo como Maca se movía al ritmo de una bachata Esther se asombró al ver como Maca se dejaba toquetear por el yogurín La sicóloga se dejaba llevar por la música el chico bailaba bien sabía llevar a una mujer -: Y como te llamas preciosa (le pregunto al oído) M: Maca... ¿y tú? -: Damián... mucho gusto Maca... bailas muy bien M: Tú también y dime ¿qué edad tiene? Damián: Veinticinco y a ti no te pregunto porque a una dama no se le pregunta nunca la

edad (atrayéndola más hacia él y dando un par de giros) M: No lo representas (dejándose llevar) Damián: Dame un segundo (se separaba de ella corría rápidamente) a donde el dj y le pedía un tema mientras Maca lo veía correr de nuevo hacia ella) ¿sabes bailar regatoon? M: Jajajajaja algo (guiñándole un ojo) Damián: Vam os a ver tú solo déjate llevar (le decía al oído y veía como Maca asentía con la cabeza) La música empezó a sonar Esther le pedía al camarero otra copa Ana y Claudia no despegaban sus vistas de la pista a ellas se les acercaron Vilches, Cruz y Teresa preguntando por Maca ambas señalaban hacia la pista V: Pero ¿Maca sabe bailar regetoon? (alucinando) Claudia: Ni idea (sin dejar de mirar la pista)

Miradas que hipnotizan

68

Damián: Este menor que usted la quiere conocer con su forma de actuar me va a

enloquecer la tengo en mi soñar (se ponía de espaldas a Maca cantándole al oído) acaricio su piel (la acariciaba por los costados levantando mínimamente la blusa y posando nuevamente sus manos en la cintura de la sicóloga) le quiero confesar. .. yioool no me importa que usted sea mayor que yo... hoy la quiero en mi cama y no malinterprete mi intención es que no aguanto las ganas... por eso he venido a decírselo que hoy la quiero en mi cama (susurrándole al oído al ritmo de la música) si no está dispuesta ya diimeloooo es que no aguanto las ganas... dame un chanceeee (acercaba su pelvis al trasero la tomaba con fuerzas y se meneaba de adelante para atrás, Maca se dejaba llevar miró hacia la barra y hay est aba Esther mirándola fijamente sin despegar su mirada de la sicóloga en ese momento sintió al chico moverse al ritmo del regetoo n se pegó más a él y movía sus trasero al ritmo de la música Damián ponía una mano en su cintura y perreaban hasta abajo llevando consigo a Maca, esta se dio la vuelta puso una mano sobre la nuca este y empezó a bajar sola con el ritmo de la música al llegar abajo se dio la vuelta pegó su trasero a este y se movían ambos de lado a lado) V: Joder con la sicóloga (sin dejar de mirar esas caderas) C: Ostiaaaa (bebiendo un sorbo de su copa) Claudia: La madre que la parió (murmuraba) a mi me tiene que enseñar ese perreo Ana: La leche... (mirando a Claudia) que mañana mismo te empiece a dar clases porque

madre mía como mueve ese culito... auch (al recibir una colleja de Claudia) pero si el tuyo es más mono cariño (dándole un beso) E: Me cagooo en la leche (escuchaban que Esther decía, esta no dejaba de mirar a al sicóloga quien se soltaba completamente y se perdía en el movimiento de las caderas de esta, al ver que el yogurín acercaba su cara al cuello de Maca y dejaba unos besos en este sin que Maca pusiera resistencia terminó su copa de un sorba) me cago en el niñato de los cojones (avanzaba hacia la pista cuan do sintió la mano de Ana tomar su brazo) Ana: Esther que cojones piensas hacer... ¿eh? (decía al ver que su amiga se iba a la pista) E: Jugar las mism as cartas que el niñato ese (señalándolo con el dedo y viendo como tenía una pierna entre las de Maca) coño Anita que esto no tenía que pasar Ana: Lo sé, lo sé (se pasaba una mano por la cabeza) anda Claudia cariño pídeme una

copa que la necesitaré (decía al ocurrírsele una idea se tomaba su copa de una y se dirigía a la cabina del dj arrastrando a Esther con ella quien no dejaba de mirar como Maca bailaba con el niñato ese) Jaime guapo necesito que me hagas un favor (le pedía a este que accedía a la petición de Anita) Jaime: Me das la señal de ok y hago el anuncio Ana: Gracias guapo (salía de la cabina del dj para dirigirse al centro de la pista (esto no pensaba volverlo hacer así que me deberás una pero bien gorda cariño (le decía a una Esther) así que tú ahora mueve ese culito y esas caderas como antaño espero no hayas perdido tus dotes y yo tampoco (se persignaba y le daba la señal al dj) Dj: Señoras y señores poned atención al centro de la pista para admirar a esas dos bellas damas... Ana, Esther hay va su pista guapas (Esther miraba a Ana y esta le guiñaba un ojo) Ana: Como en los viejos tiempos

Miradas que hipnotizan

69

Maca tenía a centímetros de sus labios los de Damián pero cuando escuchó la voz del dj mencionando el nombre de Esther y de Ana se dio vuelta bruscamente dejando al pobre chico con los morros al aire Se encaminó a la barra sin dejar de mirar la pista seguida de Damián M: Claudia ¿Ana y Esther? Claudia: Ven vamos a la pista (la llevó de la mano al escuchar las primeras notas de la

música) ostia esto yo no me lo pierdo (se apresuraba tratando de pasar entre la gente que había hecho un corrido alrededor de las chicas) Esther y Ana estaba una a cada lado de la otra moviendo sus caderas al ritmo de la música, la abogada elevaba los brazos al aire y movía sensualmente sus caderas junto con Ana se acercaban se ponían de espaldas y se deslizaban hacia el piso todo lo que podían sin separarse Ana tomaba con una de sus manos la cadera de Esther y le daba la señal de que subieran, Esther y Ana pusieron los brazos estirados hacia adelante entre medio de sus piernas y se elevaron sensualmente, la pediatra pasaba recorría con sus manos el cuerpo de Esther deslizándose de arriba abajo mientras esta que veía llegar a Maca acompañada de Claudia y más atrás de Damián quien la tomaba de las caderas, se dio la vuelta y le indicó a Ana que se separara de ella, esta que entendió el mensaje se acercó a su chica la tomó de la cintura y siguió su baile sensual Claudia: Cariño esto lo quiero en privado y con menos ropa Ana: Cuando tú quieras cariño (dándole un beso en los labios)

Esther se quedó sola en la pista moviendo sus caderas sensualmente sin dejar de mirar a Maca quien tenía como una lapa al yogurín tras su espalda, esta no se daba cuenta de nada estaba prendada de esos movimientos E: Ooooh you better stop (señalaba a Maca avanzando hacia ella)

before you tear me all apart you better stop (Maca se soltaba de los brazos del yogurín dejando a este descolocado) before you go and brake my heart (señalaba su corazón con una lágrima corriendo por su mejilla) Oooooooh you better stop (mirándola a los ojos ya cerca de ella tomando las manos de Maca posándolas en su cintura indicándole a Maca que se moviera ju nto con ella, Maca lo hacía, se dejaba llevar por los movimientos de Esther) E: Time after time I've tried to walk away but it's not that easy when your soul is turned in two so I just resigned myself to it everday yeah and all I can do is to leave it up to you ooh M: Esther (decía en un susurro al entender lo que Esther le decía) La música paraba ambas se quedaban mirando a los ojos sin escuchar los aplausos de los que allí había, Damián se fue de la pista al ver que no tenía nada que hacer, Ana y Claudia desde la barra las observaban V: Quien diría que la pediatra es toda una teibolera Ana: Ja, ya quisieras moverte así a tu edad (le pinchaba)

70

Miradas que hipnotizan

C: Con suerte se mueve en la cama (en un murmullo que solo escucharon los demás

menos Vilches soltando grandes carcajadas) ups se escuchó jajajajaja M: Esther (susurraba y limpiaba esa lágrima que corría por su mejilla) E: ¿Bailas conmigo? (Maca solo asintió con la cabeza, miro hacia donde está el dj y

alzó su mano para que la viera este le hizo una señal de ok con la cabeza) escucha la letra y como esta noche déjate llevar (guiñándole un ojo) M: Vale (con una sonrisa que no cavia en su cara) Dj: Esta canción está dedicada al amor verdadero

Esther tomaba de la cintura a Maca y juntaba su frente con la de ella E: Te amo con locura preciosura (dejándole una caricia en la mejilla antes de darle la

vuelta y ponerla de espaldas a ella) yo daría lo que fuera por vivir amarrado a tu cintura (atrapándola con sus brazos y abrazándola fuerte balanceándose al ritmo de la música tomó una mano de Maca y le dio una vuelta para pegarla de frente a ella poniendo una mano en su espalda con la otra tomaba su mano y daba vueltas feliz por ver la sonrisa de Maca) que te amo con locura preciosura (se acercaba a su oído) eres la única mujer en este mundo que me quita la cordura Ana: ¡Oleeeeeee mi Estheeeeeeeeer y la madreeeeeee que la parioooooo! (gritaba Ana

desde la barra) Claudia: Ostia, Esther sí que sabe como declararse (al escuchar la letra de la canció n) Ana: Ya te digo (mirando como sus amigas bailaban apegaditas)

Maca y Esther se miraban a los ojos sin dejar de bailar, la abogada se perdía en esos ojos azules, Maca dirigía su mirada a los labios de Esther esta que captó la mirada de la sicóloga se acercó despacio a ella juntando sus frentes tomando sus manos entrelazando sus dedos C: ¿A que Maca se la come? (sin dejar de mirar) Claudia: Na Esther le da el muerdo (sin soltar la pajita de su vaso) Ana: Estas se van sin despedirse (tomando un sorbo de su vaso) M: ¿Es... es... cierto lo que d ice la canción? (en un susurro que solo escuchaba Esther) E: Totalmente Maca, te amo... y... sé que fui una gili... (no término de decir nada

cuando sintió los labios de Maca sobre los suyos, un dulce beso tierno cargado de emoción y salado a la vez) pee... pee (separándose de Maca) cariño ¿por qué lloras? (limpiando sus lágrimas) M: No sniff... no sabes... lo mal que lo he pasado (juntando su frente con la de Esther) E: Lo siento cariñ o (abrazándola fuerte) M: Esther yo también te amo con locura (mirándola a los ojos) Esther una vez más se perdía en esa mirada, tomaba la cara de Maca con ambas manos y le daba un profundo beso tratando de demostrar todo lo que sentía por ella, todo lo guardado que llevaba dentro, Maca respondía a ese beso tomando fuertemente la cintura de Esther E: Maca quiero esta r contigo

(besaba su cuello)

Miradas que hipnotizan

71

M: Mmm sí yo...

yo también (la abogada la miró a los ojos nuevamente entrelazó sus dedos con los de ella y caminó hacia custodia para retirar sus cosas) Ana: ¡LO SABIA! (gritaba levantando su puño al cielo al ver como Maca y Esther

salían de la mano sin despedirse de nadie)

En el ascensor, Maca tenía sus piernas cruzadas en la cintura de Esther esta como podía la afirmaba contra uno de los later ales del ascensor, acariciaba su culo mientras Maca acariciaba su nuca y jugaba con el pelo de Esther quien estaba saboreando el cuello de Maca dejaba pequeños mordiscos y lametones, Maca que no aguantaba más con sus manos tomó la cara de Esther y se lanzó a sus labios buscando saciar la sed de sus labios, al llegar al piso de la abogada Esther como podía caminaba con esos tacos llevando consigo a Maca en volandas, la bajo para po der buscar las llaves, Maca que no tenía las manos quietas se puso detrás de su espalda abrazándola contra su pecho e introduciendo una de sus manos dentro de la blusa de Esther, la abogada lograba abrir la puerta se daba la vuelta tomaba Maca de la nuca y le daba un apasionado beso donde sus lenguas jugaban traviesas la sicóloga cerró la puerta de una patada y la empotró contra la pared más cercana a Esther, la abogada dentro de la lucidez que tenía con sus manos tomó la cara de Maca y la miró fijamente a los ojos la sicóloga la miraba confundida por el parón que había dado Esther E: Es... es... tas segura (decía con la voz ent recortada por la excitación) M: Nunca he estado... más segura (juntando sus frentes) pe... pero me tendrás que

enseñar E: Vamos (la tomó de la mano y la llevó a su dormitorio) Al llegar a los pies de la cama Esther con dulzura tomó las manos de Maca las puso sobre su espalda se acercó a ella y le dejó un suave beso cargado de ternura y pasión a la vez E: Vamos a ir despacio... ¿sí? (mirando esos ojos azules) M: Sí (regalándole otro beso)

Esther soltaba las manos de Maca y dejaba que estas navegaran por su cuerpo, respondía a ese beso con amor con deseo, introduciendo su lengua dentro de la boca de Maca quien recibía gustosa esa lengua juguetona y jugaba con ella soltando suspiros y gemidos Esther con sus manos desabrochaba uno a uno los botones de la blusa de Maca acariciando a su paso el torso de la sicóloga quien se estremecía al sentir las caricias de Esther, al llegar al último botón con ambas manos tomando cada extremo de la blusa trataba de sacársela, Maca soltaba el cuerpo de Esther y dejaba que esta se la sacara ayudándola un poco, Esther se deshacía del beso y recreaba su mirada en ese torso casi desnudo pasando una de sus manos por la tripa de Maca subiendo hasta llegar al pecho de esta quien se estremecía al sentir las caricias sobre el sujetador M: Yo... yooo... quiero verte

(desabrochando como podía los boto nes de la blusa de Esther. Lograba sacársela y con un temblor en sus manos posaba una de ellas sobre uno de los pechos de Esther)

Miradas que hipnotizan

72

Esther ponía una de sus manos sobre la de Maca y hacía presión, se fundieron en un nuevo beso acariciando la piel descubierta de la otra, Esther desabrochaba los botones del pantalón de Maca y dejaba que este cayera con su propio peso, Maca con sus pies lo dejó a un lado sin dejar de besar la boca de Esther, esta se desabrochaba sola los botones hasta que Maca la detuvo M: Quiero hacerlo yo

Tomó los lados del pantalón y empezó a bajarlo dejando caricias en los costados de sus piernas M: Siéntate en la cama (le pidió)

Esther le hacía caso y desde su posición veía como Maca se sacaba los tacones para luego sacarle las botas y los vaqueros, la sicóloga tomaba una pierna de Esther y dejaba infinidades de besos hasta llegar a su boca, Esther acariciaba la cintura de Maca hasta llegar al tanga que esta tenía puesto... tomó el pequeño hilo de esta dejándolo entre sus dedos para bajarlo despacio, Maca gemía al ser despojada de su tanga se separó de los labios de Esther para mirarla, la abogada miraba sus ojos y de apoco bajaba la mirada hasta su tripa sin soltar el tanga besaba su ombligo y terminaba de bajar la ropa interior de Maca, la sicóloga acariciaba la cabeza de Esther bajaba las manos para desabrochar el sujetador de la abogada Esther abarcaba con sus manos la pierna derecha de Maca subiendo hasta su torso llegando hasta su sujetador y liberándola de este al mismo tiempo que Maca la liberaba del suyo, sus manos se posaro n en los pechos de Maca como un imán masajeándolos acariciándolos, Maca repetía las mismas caricias que Esther hasta que se dio cuenta que iba en desventaja M: Mmmm ca riño échate (decía totalmente excitada)

Esther se echaba en ylalas cama sabiendo lo que haría Maca, la sicóloga tomaba las braguitas de Esther bajaba dejando besos en su camino de bajada al despojarla de esta Esther se levantó de la cama acoplando su cuerpo desnudo con el de Maca juntando sus frentes y dándole un beso suave, la tomó de la mano y se acomodaron ambas en la cama una al lado de la otra se miraban se acariciaba se besaban Maca acariciaba el costado de Esther, esta la miraba a los ojos dándole confianza y seguridad E: Eres preciosa (en un susurro que hizo sonrojar a la sicóloga) M: Tú... tú también (decía nerviosa) E: Maca ¿estás segura? (volvía a preguntar y la sicóloga afirmaba con su cabeza) si hay

algo que te moleste me lo dices y yo paro... ¿sí? (decía con ternura) M: Estoy segura que nada me molestará (fundiéndose en otro beso donde sus lenguas batallaban) Esther atraía hacia ella el cuerpo de la sicóloga, subiéndola a horcajas sobre su pelvis, al sentir el sexo de abierto de Maca sobre su cuerpo soltó un gemido al igual que ella, sus

Miradas que hipnotizan

73

bocas se separaron para tomar aire, Maca volvió a atacar la boca de Esther y esta dirigía sus manos al culo de Maca tocando su sexo por atrás, la sicóloga soltaba la boca de Esther y besaba su cuello al sentir las caricias en su parte más íntima, la abogada le dio la vuelta entrelazando sus piernas besando su cuello su clavícula llegando hasta esos pechos que la llamaban, con una mano tomó un pecho lo masajeaba mientras con su boca dejaba pequeños besos en el pezón de otro, Maca llevaba su cabeza hacia atrás y la abogada aprovechaba para abarcar todo el pezón con su boca, lo chupaba lo estiraba lo acariciaba con su lengua al sentir que ya estaba duro se dirigió al otro pezón haciendo la misma operación Maca gemía al sentir las caricias y la humeda d que desprendía el sexo de Esther en su muslo La abogada regresaba a la boca de Maca jugaba con su lengua bajaba la mano que estaba jugando con el pezón de la sicóloga acariciaba su costado bajando hasta su centro adentrándose en el acariciaba los labio s bajos de Maca gemía al sentir la humedad que había, y Maca gemía al sentir las caric ias, la miró fijamente al acariciar el clítoris de la sicóloga quien por más que trataba de mantener la mirada en su acompañante no podía, Esther llevó uno de sus dedos a su boca chupaba sus dedos impregnados de la humedad de Maca bajo la atenta mirada de esta le dio una beso para que sintiera su sabor bajó de nuevo su mano y la penetró con dos dedos, Maca al sentir la invasión en su sexo soltó un gemido y con sus manos tomaba las sabanas apretando con fuerza elevando su cuerpo dejando a merced su cuello que aprovecha la abogada en saborear E: Estás bien (preguntaba excitada sin sacar los dedos de donde los tenía) M: Sí... sí... Agggg... sí... sigueee. Agggg (moviendo sus caderas)

Esther dejaba un último beso en su boca para bajar hacia el sexo de Maca, la sicóloga que veía hacia donde se dirigía, abría más sus piernas mordiéndose el hombro, Esther besaba su ingle acariciaba su clítoris con el pulgar, miraba a Maca quien tenía su vista en ella, sin perder ningún detalle de lo que hacía abajo su mirada y se adentró en el sex o de Maca saboreando cada pliegue escuchando como esta gemía y elevaba sus caderas por la excitación retiraba los dedos los chupaba nuevamente y con su lengua la penetraba viendo que llegaba el momento escaló por el cuerpo de Maca acoplando ambos sexosalhúmedos, la sicólogaambas apretaba más contra traserodedesus Esther, moviéndose compas gimiendo al sentir el roseella y elelsonido sexos E: Mi... Agggg mi... ra... me (pedía con la voz entrecortada) M: Aggg si... si... te... te mi... rooooo (haciendo que la fricción sea aun mayor) E: Aggg así... así... Agggg (movía sus caderas más fuerte) vamos ca... cari... ño... agggg M: Aggggg ha ha... si... si... así... (se sincronizaba con el movimiento de Esther) E: Te... Aggg... amoooo (mirándola a los ojos) M: Ay... ay... Aggg gg... yo... yo... yo... también (besando sus labios)

Llegando el orgasmo ambas se miraban como podían, gritando casi al unísono lo que sintieron Esther se desplomaba encima de Maca sin dejar de mover su pelvis para que Maca sintiera las contracciones de su sexo, la sicóloga la tomaba entre sus brazos y cruzaba sus piernas por el cuerpo de Esther mientras ambas recuperaban el aliento y por sendos ojos caían unas lágrimas M: Esther (acariciaba su pelo) E: Mmmm (respondía como podía)

Miradas que hipnotizan

74

M: Jejejeje cariño mírame (al sentir una humedad en su hombro) E: Déjame estar así un ratito (sin querer mirarla a los ojos) M: Cariño mírame (le pedía una vez más dejando un beso en su cabeza)

Esther poco a poco trataba de salir de su escondite tratando de limpiar con su mano las huellas de las lágrimas que habían caído por sus ojos M: ¿Por qué lloras cariño? (pasando su dedos por la cara de Esther) E: No... lo sé... soy una tonta (negaba con la cabeza) M: Cariño (besaba sus labios) mmm rico E: Exqu isito (se relamía sus labios) ¿te... te molesto algo? (tratando de ponerse de lado) M: No, no, no, quédate así pegadita a mi (la retenía) no me molesto nada en absoluto

(dándole otro beso) E: Mmmm ¿enserio? (acariciaba el costado de Maca) M: Sí, no sabes lo que disfrute de tus caricias (acariciaba su frente) E: Y yo de l as tuyas (dándole otro beso más profundo) brrr... (temblaba) M: Mmm hace un poquito de frío, se levantaba tomaba las sabanas y cubría ambos cuerpos desnudos) preferiría verte desnuda E: ¿Sí?... pero puedes tocarme todo lo que tú quieras (acercándose nuevamente a ella dejándose abrazar pasando una de sus piernas por las de Maca) M: ¿Tooodooo lo que yo quiera? (acariciaba la pierna que tenía sobre ella recibiendo una afirmación de cabeza de la abog ada) E: Todo lo que tú quieras (mordiendo su labio inferior) M: Hay algo que no he tocado (llevando su mano al centro de Esther) E: Aggg no... cre... creo que... no (abría más sus piernas dejando que Maca tuviera acceso a su centro sin problema) M: Mmm que suave está (decía al no encontrar ningún vello) que mojadito (pasaba sus dedos por cada pliegue adentraba un dedo dentro de la cueva excitada de Esther) te... te hago... daño (al escuchar el gemido de Esther) E: No Aggggg... si... sigue (abriendo más sus piernas) Maca ponía otro dedo dentro con una gran facilidad al estar el sexo de la abogada bastante lo labios metía ysacando lo sacaba, sabaque sus pechos sus labios cuello , se subió sobre ellalubricado, besando su losbe dedos tenía dentro de ellasupara poder friccionar su sexo excitado con el de la abogada se movía con precisión con maestría sobre ella, cada vez más rápido hasta llegar al orgasmo ahora era Maca la que descansaba sobre los brazos de Esther y trataban de recuperar el aliento, se daban dulces besos entre caricias hasta que el móvil de Maca sonó... se levantó desnuda bajo la mirada de Esther que se mordía su labio inferior al verla correr hacia donde habían dejado sus cosas tiradas M: Sí diga Laura: Maca la niña tiene fiebre y no para de llorar (escuchaba que decía Laura con los

llantos de su hija de fondo) M: Voy enseg uida para allá (colgaba nerviosa) ¡ESTHER! (gritaba) E: ¿Qué pasa? (se levantaba al escuchar el grito de Maca) M: La niña tiene fiebre y no paraba de llorar (se ponía como podía la ropa) E: Jooooder (se cambiaba lo más rápido posible)

Miradas que hipnotizan

75

Ambas salieron lo más rápido posible del piso de la abog ada, se subieron al coche de Esther y pusieron rumbo a casa de Maca, ninguna decía nada durante el camino Esther se concentraba en el manejo y Maca miraba su móvil a cada momento por si Laura volvía a llamarla, al llegar al edificio de Maca esta bajó y corrió por las escaleras seguida de Esther M: ¿Qué pasó

Laura? (decía preocupada al escuchar el llanto de su hija)

Laura: No lo sé se despertó llorando (se la pasaba a Maca quien besaba su frente y

sentía la fiebre en sus labios) M: Está hirviendo en fiebre Esther (decía preocupada meciendo a su hija que se acomodaba en su cuello) E: Voy por Ana (corría escaleras abajo) M: ¿Por qué no fuiste por Ana? (le preguntaba a Laura) Laura: No... sabía si había llegado M: ¿Qué pasa cariño? (besaba a su hija)

Esther llegaba al piso de su amiga y aporreaba la puerta una más que adormilada Claudia abría la puerta seguida de Ana Claudia: Pero ¿qué pasa? ¿Cómo tocas a si la puerta? (mal humorada) E: Ana rápido la niña está con fiebre Claudia: Ostiaaaa (corría con pijama al piso de su amiga) Ana: Voy por mi maletín (iba en busca de él y subía tras de Esther)

Al llegar arriba Claudia acariciaba a la niña que no paraba de llorar Laura miraba la escena asustada, Ana tomó a la niña la llevó al dormitorio de Maca la acostó en la cama y comenzó a auscultarla Ana: Coño (decía, cargaba a la niña bajo la atenta mirada de todas y salía a grandes

paso) nos vamos al hospital no me gusta un pelo esto

Ana iba hacia el box do nde estaba todas esperando los resultados de las analíticas M: ¿Y? (preguntaba al ver a Ana entrar) Ana: La niña tiene un empacho de narices (decía aliviada) E: ¿No es ni una infección ni una apendicitis como pensaste? Ana: No, los análisis salieron bien (miraba a Laura) ¿qué le diste de comer a la niña? Laura: Eh... yo... yo... había comprado unos bollitos con crema (decía culpable) y... y le di un poco a la niña (agachaba la cabeza) E: Jodee eeer (se enfurecía) pero... pero... (no le salían las palabras) como coño no lo has dicho antes joder, que hemos pasado un susto muerte por tu culpa M: Esther tranquila que solo es un empacho E: Ja, y si los putos bollos hubiesen estado caducados... ¿eh? ¿si le hubiesen ocasionado una infección? (decía más enojada con la niña en brazos) Ana: Vamos que con una dieta blanda se le pasa y unos antibióticos (trataba de calmar a Esther) E: Y una mierda, se supone que la niñera tenía que cuidar a la peque no enfermarla joder Claudia: Esther que es normal lo que le pasó a Sofía, fue por golosa nada más

Miradas que hipnotizan

76

E: Me voy, no quiero escuchar gilipolleses y tú, Laura desde mañana dejas de “cuidar”

(decía irónica) a la niña Salía del box con la pequeña durmiendo en sus brazo bajo el asombro de todas menos el de Ana que entendía la preocupación de Esther por la niña Claudia: Ya mañana se le pasará el cabreo Ana: Noooo (decía negando con la cabeza) a esa

(señalando a Esther) no se le pasa jejeje la conoceré yo (señalándose a ella misma) M: Uufff (resoplaba) Laura ve a tu casa a descansar mañana te llamo Laura: Está bien Maca (decía aun avergonzada) Ana: Alcanza a la fiera que es capaz de dejarte aquí tirada M: Pero que perra le ha dado con Laura Ana: Lo que tiene son celos (guiñándole un ojo) y yo que tú no le llevaba la contraria jejejeje M: ¿Celos? Claudia: Sí hija sí ... que según ella Laura le está quitando el cariño de Sofía M: No jodas (decía asombrada) Ana: Maca Esther adora a esa niña y le repatea que alguien desconocido para ella se gane el cariño de Sofía M: Pero si la enana también la adora (decía confundida) Ana: Ya Maca pero a Esther no le gusta compartir lo que piensa que es de ella (guiñándole el ojo) Maca se despidió de las chicas y corrió hacia el estacionamiento donde estaba el coche estacionado las luces de dentro estaba prendidas Esther estaba sentada en el asiento de atrás con la niña en brazos acariciando su cabecita y su pancita E: Manejas tú de vuelta (sin mirarla)

Al ver que seguía en sus trece se subió al coche y puso rumbo a su casa con una sonrisa en la cara al ver de esa guisa a la abogada, al llegar Esther se bajó sola del auto y caminó el ascensor tapando con su chaqueta pequeña... Maca la siguió apretó el botónhacia del ascensor y esperó en silencio a que estea la llegara Al entrar al piso de la sicóloga Esther llevaba a la niña a su cu na la acomodaba bien la tapaba y le dejaba un beso en la frente, se quedó observándola cuando sintió los brazos de Maca abrazarla por atrás M: Se te ha pasado el enfa do (besando su cuello) E: Maca no me toques las narices (zafándose del abrazo de Maca) M: Pero si solo fue un empacho cariño (acercándose nuevamente a ella) E: Quieta hay (señalándola) y si... y si... (se le formaba un nudo en la garganta) y si

hubiese sido algo peor (con lágrimas en los ojos) Maca al ver en los ojos de Esther la preocupación que sintió y el miedo de revivir lo que le había pasado no dudo en abrazarla y acariciarle el pelo M: Tranquila cariño (la abrazaba con fuerzas)

Miradas que hipnotizan

77

E: Ma... M aca... no podría soportarlo de nuevo no... no podría (se derrumbaba en los

brazos de Maca) M: Schhh... schhh... mi amor (la llevaba a su cama y la sentaba poniéndose en cuclillas frente a la abogada) amor mírame (levantaba su barbilla) Ana no permitiría que nada le pasara E: Tuve miedo Maca M: Lo sé... y sabes que eso es lo que enamoró de ti (acariciaba su barbilla) la preocupación y la dedicación que sientes por mi hija E: Yo. .. yo... la siento como mía M: Lo sé... (besaba sus labios con dulzura) y me encanta que la sientes como tal E: Te amo Maca M: Yo también te amo, venga vamos a dormir (dándole otro beso) Maca le pasó un pijama a Esther, esta fue al baño a darse una ducha para ver si se podía relajar Maca la esperaba sentada en la cama viendo como dormía su hija M: Hemos tenido suerte peq ueña (acariciaba su frente)

Después de que Esther se duchara y se pusiera el pijama Maca entraba al baño para realizar la misma operación, cuando salió del baño Esther ya estaba acostada se acopló a su lado le dio duces besos y se acomodó en su pecho para poder conciliar el sueño, Esther acariciaba y besaba su pelo al sentir que la sicóloga caía rendida a los brazos de Morfeo se separó despacio al escuchar quejarse a la niña, se acercó a la cuna la acarició, y esta abría sus ojitos al sentir la presencia de Esther E: Hola princesa... ¿te duele la pancita? (la tomaba en brazos) venga vamos a dormir un

poquito más que después te toca la medicina (se sentaba en la mecedora con la niña la acariciaba dulcemente hasta que se dormía nuevamente, la abogada no pegó ojo en lo que quedaba de noche velando el sueño de sus dos princesas) Maca despertó al no sentir el cuerpo de Esther junto al suyo, se dio la vuelta y la vio sentada en la mecedora, se acomodó bien y la contemplaba desde su posición M: Cariño ¿qué haces? E: Bueno días (con una sonrisa se acercaba con la niña) hazme un huequito (pedía y le daba un dulce beso) mmm rico, la peque se quejaba en la madrug ada (acostándola entre medio de las dos) la fui a ver y estaba despierta la tome en brazos y ya no la pude soltar (explicaba) M: Me encanta que seas así (besando sus labios) pero tienes que descansar cariño que dentro de unas horas tienes que ir al despacho (acariciaba sus ojeras) E: No hoy no iré me quedare aquí con mi niña mientras tú te vas a traba jar (acariciaba la cabecita de Sofía) M: Puedes ir cariño , Laura se queda con... E: No ni loca vamos (cortaba a la sicóloga) me quedo yo M: Tienes que trabajar cariño E: Vamos a ver, ¿prefieres que se quede Laura o yo con la niña? M: Pues claro que tu cariño (besaba sus labios) pero Laura es su niñera E: Ya mismo te buscas otra, o no mejor la busco yo que a Laura no la quiero ver por aquí Maca, ¿te queda claro? (seria)

Miradas que hipnotizan

78

M: Jum, como

el agua (sin llevarle la contraria como le dijo Ana) entonces tendré que llamar a Laura para finiquitarla E: Ya me vas entendiendo Los días fueron pasando Esther se dedicaba a cuidar a la niña cuando Maca trabajaba, llamaba a su oficina y le pedía a su secretaria que le enviara todo lo relacionado con sus casos a su correo, solo iba a su casa por algo de ropa y salía a comprar lo necesario para la casa, utilizaba el despacho de Maca para poder trabajar cuando la niña dormía sin problemas, Maca estaba encantada de tener a la abogada en su casa y más cuando llegaba después del trabajo y sabía que la estaría esperando con la niña E: La vaca dice muuuuu (tenía a la niña sobre sus piernas y un libro lleno de animales

abierto) Sofía: Uuuuu (repetía con la mano en su boca) E: Esa es mi niña (le daba un besito en la frente) a ver ¿cómo dice la vaca? Sofía: Uuuuu (estiraba sus morritos con el ceño fruncido) E: Una vaca con carácter jajajaja M: Jajajajaja (se reía al ver la escena) E: Mira Sofi quien llegó (le susurraba algo al oído y la dejaba en el piso. La pequeña dando torpes pasitos llegaba hasta su madre quien la tomaba en brazos feliz por los avances en su caminar) M: Ayns que ya no se cae mi niña (besaba su cuello sacando sonrisas de la pequeña) Sofía: Mama (tocando la mejilla de la sicóloga) M: Pe... pero (miraba a la abogada quien asentía con la cabeza) ¿me dijo mama? E: Sí cariño (se acercaba) a ver Sofi ¿quién es ella? Sofía: Mama (mirando a los ojos de Maca) E: Pues sí te ha dicho mama (limpiando las lágrimas que caían por los ojos de Maca) M: Sniff... mi niña (besaba a su hija) Sofía: Jijiji mama, mama, Ete (señalaba a Esther) M: ¿Un besito a Esther? (preguntaba a su hija y esta afirmaba con la cabeza, Esther se acercaba a sus labios acariciando su cintura, Maca acortaba la distancia y atrapaba sus labios) mmmm los besos de Esther Sofía: Jijijiji itorico (señalaba su mejilla y ambas dejaban sonoros besos en las mejillas de Sofía) Después de acostar a la niña Maca fue a la cocina donde Esther preparaba algo para comer, se acercó a ella la abrazó por la cintura y le dejaba besos en su cuello mientras Esther seguia cortando unas verduras E: Mmmm

Maca, mi madre llamó esta mañana (se daba la vuelta para poder mirarla a los ojos pasaba sus brazos por el cuello de Maca y esta aprovechaba para besarla) M: ¿Y qué te ha dicho tu madre? (se balanceaba junto con Esther) E: Que la próxima semana será el juicio sobre la patria potestad de la niña M: ¿La... la... próxima semana? (decía nerviosa) E: Sí cariño, no se puede aplazar más, mi madre le ha tocado bastante los cojones al abogado de Fernando, y este estaba tramitando que lo cambiaran de juzgado, por eso tuvo que poner fecha al juicio (acariciaba su cuello) M: Uuufff (resoplaba y juntaba su frente con Esther) E: Las tenemos todas con nosotras cariño no te preocupes (besaba su frente)

79

Miradas que hipnotizan

Maca miraba fijamente a su chica, Esther vio el miedo reflejado en los ojos de Maca la abrazo y meció para que se sintiera segura, Maca se aferraba a ese abrazo, sabía que Esther no dejaría que Fernando se saliera con la suya pero tenía un mal presentimiento -: ¡Hija de puta! (gritaba enfurecido

tirando las fotos al piso)

Detective: Bueno mi tr abajo ya concluyó, o ¿necesitas algo más? Fernando: No... (una sonrisa aparecía en su rostro) con estas fot os tengo suficiente para

quitarle a la niña a esa bollera de mierda (sacaba un sobre de su escritorio, lo deslizaba por la mesa y se lo entregaba al detective que había contratado) Detective: Bueno tienes mi número si me vuelves a necesitar (salía del despacho guardando el sobre con diner o en su maletín) Fernando: Liada con la puta abogada, maldita sea (daba un golpe a la mesa) si no obtengo a la niña, tendrás que volver conmigo Macarena... por las buenas o por las malas El día de Navidad llegó, Maca preparó una cena en su casa con la ayuda de Ana, Esther invitó a su madre y a Lorena quienes ya llevan tiempo como pareja, Claudia estaba poniendo la mesa cuando escucharon el timbre Esther con la niña en brazos fue a abrir, Rocío besó a su hija y enseguida tomó en brazos a su “nieta” dándole besitos por toda su cara, Esther saludaba a Lorena y pasaban a la cocina a dejar el vino que traían para la cena Rocío: Pero que grand e está la niña (acariciando su carita) Sofía: Apaaa (besando la mejilla de Rocío) Rocío: Que cosa más preciosa madre (besando su tripa y sacando risas de la niña) M: Sabe a quien hacerle la pelo ta (saludaba a su suegra) Rocío: Hola hija (recibiendo los dos besos que le daba Maca y Sofía ponía su mejilla

para que le dieran besitos) jajajaja que mimosa muak (besaba su mejilla) M: Esther que la tie ne muy mimada, si ve a Ana y Claudia darse besitos se acerca ella y pide susVas besitos, mecoqueta ve a mitú... con¿eh? Esther lo mismo Rocío: a ser si una (laes niña como sijajajaja supiera se escondía en el cuello de Rocío) E: Pasa Lorena mira ella es Maca (las presentaba) M: Un gusto (dándole dos besos) Lorena: Igualmente gracias por la invitación (se acercaba a Rocío) ¿y esta preciosidad quien es? (acariciaba la espalda de la niña que no salía de su escondite) E: Sofi ca riño saluda mi amor (le decía a la niña quien salía de su escondite) M: Saluda cariño (Sofía miraba a su madre y a Esther para luego mirar a Lorena y poner su mejilla) jajajaja pillina Rocío: Jajajaja pero si tú tienes que dar los besitos (le decía a la niña) Ana: Ja, si la niña no es tonta E: Cariño tu dale un besito a Lorena (le decía a la niña y esta negaba y seguía poniendo su mejilla) jajajajaja Lorena: A ver un besito para la niña guapa de ojos preciosos, muak (le daba su besito y Sofía ponía la otra mejilla para recibir otro beso bajo las risas de todos) muak ahora mis besitos (ponía la mejilla y recibía los besitos de Sofía) Sofía: Eteeer (la llamaba para que la tomara en brazos) ito mama (señalaba a su madre)

Miradas que hipnotizan

80

E: Vamos a repartir besitos...

¿tú quieres tu besito? (preguntaba a la niña y esta ponía sus morritos) jajajaja muak que rico, ahora uno a mama (se acercaba a Maca y le daba un pico) Sofía: Ito ma ma (le pedía su besito y ponía sus morritos) M: Hay que besucona estas cariño muak... ale se acabaron los besitos todos para el salón que vamos a servir la comida Ana: Jooo y mis itos (se cruzaba de brazos) Claudia: Yo te los doy mi amor (y le pegaba un morreo en medio la cocina) Sofía: AHHH (gritaba en brazos de Esther) itoo itooo (tiraba sus morros al ver como se

besaban las otra en la cocina) Claudia y Ana la tomaron en brazos y le dejaban sonoros besos en su carita bajo las risas de todos los presentes que veían como la pequeña ponía sus morritos y recibía feliz los besos Cenaron entre risas, con Sofía que hacía las delicias de las que estaban presente en la mesa, no se bajaba de las faldas de Esther y dejaba que esta le diera la comida intercalado con besitos, Maca estaba feliz de comer con sus amigas y sus dos amores, su suegra era una amor de persona se le veía feliz con Lorena y hacían una bonita pareja a pesar de la diferencia de edad. Ana y Claudia entre tanto se daban la comida entre ellas mimándose entre ellas, viviendo su interminable luna de miel, nunca las había visto discutir, siempre ambas con una sonrisa en la cara aunque Ana siempre decía que no sería malo tener una pelea para después reconciliarse, Claudia siempre le contestaba que seria lo mismo que hacían siempre, dejando siempre a Ana machacándose la cabeza con ideas para sorprender a su chica en la cama Le gustaba su vida a pesar de tener a su otra familia lejos Recordaba el día que fue a la finca con su niña sin avisar a nadie, tratando de alejarse un poco de Esther y de su pareja, sus padres la recibieron alegres pero una noche ambos la escucharon llorar en el despacho, bajaron a ver que pasaba y la vieron acurrucada en el sillón con un vaso de coñac en las manos, su madre la abrazo y sin aguantar más soltó todo lo que tenía guardado tratando de ingerir la noticiadentro, su padre tomó el vaso y se tomaba uno tras de otro Esos días que pasó en la finca sus padres la mimaron y la apoyaron en las decisiones que llegase a tomar, se alegró que tomaran bien su nueva orientación sexual, ahora tendría que dar la noticia de que estaba con Esther y que su amor era correspondido E: Cariño toma a la niña (se la pasaba Esther) voy a preparar el café (se levantaba de la

mesa seguida de Ana y Claudia que recogía la mesa) Rocío: Maca ya sabes que d entro de dos días es el juicio y d ebes estar tranquila (le decía su suegra tomando su mano) M: Si lo sé, pero tengo miedo al enfrentarme nuevamente a Fernando Rocío: Hija, mira ten emos pruebas del maltrato al cual él te sometió cuando estuvieron casados... ningún juez en su sano juicio le daría la patria potestad a un maltratador M: Me muero si me quita a la niña Rocío (la miraba a los ojos) Rocío: Nadie te la quitará (acariciaba la cabecita de la pequeña que ya se estaba quedando dormida sobre el pecho de su madre) ve a acostar a la niña que se está durmiendo (acariciaba la mejilla de Maca)

81

Miradas que hipnotizan

M: Sí, venga mi amor vamos a dormir (se levantaba y la pequeña se aferraba a su

camisa) Sofía: Ito (decía con los ojitos cerrados) Rocío: Un besito para la más guapa... muak... descansa cariño Lorena: Muak... dulces sueños M: Voy a acostarla (se iba camino a la cocina para que las demás se despidieran de la niña) esta niña guapa se va a dormir (entraba a la cocina) Ana: Y la niña guapa quiere sus itos... ¿no? (la niña asentía con la cabeza) muak buenas

noches princesa Claudia: (besaba sus morritos) que rico ito E: Vamos te acompaño, chicas llevad el café mientras (tomaba de la cintura a Maca y caminaban juntas hasta el dormitorio) M: Vamos mi amor a dormir (la ponía en su cuna) E: Buenas noches cariño (besaba su frente y la tapaba) Sofía: Ara.. . ita... Ana (pedía entre sueños su canción) M y E: A la nanita nan a... nanita nana nanita ella... mi niña tiene sueño bendito sea bendito seaaaa (Esther abrazaba por la espalda a Maca y acomodaba su cabeza en su hombro dejando un beso en él) El día del juicio llegó, Claudia, Ana y Cruz la acompañarían al juicio junto con los padres de Maca que habían viajado para apoyar a su hija Rocío estaba en los juzgados esperando la llegada de su hija y la comitiva que las acompañaba

En el piso de Maca, ésta estaba nerviosa en la cocina tomándose una tila no sabía lo que podía pasar ese día pero lo que sí tenía claro es que su suegra y su chica no iban a permitir que le quitaran a la niña Esther estaba arreglando los últimos papeles en el despacho de Maca que ya era más suyo que el de la sicóloga, miró sus cosas hay y se qued ó pensando con una sonrisa en la cara En el salón estaban Ana, Claudia y Cruz jugando con la pequeña, las vio a todas estiradas en el piso con unos bloques de madera tratando de armar una torre E: Ya estoy ¿y Maca? Ana: En la cocina bebiéndose su décima tila (sin mirarla)

Se fue a la cocina y hay estaba apoyada en la encimera con la cabeza gacha, dejó su maletín en la mesa la abrazó por la espalda y le dio la vuelta mirando esos ojos azules que reflejaban el miedo que sentía, tomo uno de sus mechones y lo puso tras su oreja E: Vamos cariño (tomaba su manos entrelazaba sus

dedos) tenemos que irnos si no

llegaremos tarde (besaba sus manos) M: Dame un besito (ponía sus morritos como su hija) E: Jajajaja eres igual que Sofía (y le daba un beso que la sicóloga se encargaba de profundizar batallando ambas lenguas) M: (juntaba su frente con la abogada) No me sueltes (apretaba con fuerza su mano)

82

Miradas que hipnotizan

E: Nunca (apretaba ella también la unión de sus dedos)

En el juzgado estaban los padres de Maca y Lorena, Esther entraba de la mano con Maca, Anita llevaba a la niña en brazos quien miraba todo curiosa, Claudia llevaba al hombro un bolso con los juguetes, pañales y biberones de leche y agua de la niña por si le daba hambre, sed o se aburría según Claudia Rosario al ver a su nieta le empezó a hacer carantoñas y esta se dejaba acariciar y como siempre hacía ponía sus morritos para que le dieran sus correspondientes besos Lorena: Esther tu madre dice que pasen antes a su despacho M: ¿Habrá pasado algo? (nerviosa) E: Tranquila solo nos informará (apretaba su mano) chicas id por

este pasillo en un

momento las alcanzamos Sin soltar su mano Esther guiaba a Maca al despacho de su madre, tocaba y recibía la respuesta de la jueza, al entrar se encontraron con la jueza ya lista con su toga y un montón de papeles sobre su mesa Rocío: Pasad, (saludaba a ambas) bueno quiero saber ¿cómo estás Maca? (tomaba sus

manos) M: Nerviosa (agradecía la procuración de su suegra apretando más sus manos) Rocío: Si me imagino, solo das respuestas cortas a las preguntas del otro abogado y si no sabes cómo contestar alguna le pides que te la repita... ¿estamos? M: Sí Rocío: A ti que te digo (le decía a su hija) si ya vienes más que preparada E: Sí mama Rocío: Bueno nos vemos dentro de la sala Las chicas salían del despacho y se iban a la sala, afu era de esta estaban todos sonriendo viendo como Ana estaba de un extremo con los br azo estirados y Claudia del otro llamando Sofía aque en medio de las dos sin saber a que lado ir con una mano aenlalapequeña boca miraba unaestaba y a otra Ana: Venga con al tita Ana (la llamaba) Claudia: Sofiii, ven con la madrina (la peque la miraba sin saber a dónde ir) C: Jajajaja la pobre está mareada Rosario: No sabe a dónde ir Pedro: Jejejeje (reía al ver como las otras se arrodillaban en el piso llamando a su nieta) Claudia: Toma el bibe cariño (le mostraba el biberón y Sofía daba un paso hacia ella) Ana: Sofii... toma un ito (la peque escuchó ito paró el segundo paso se daba la vuelta y

se encaminaba donde Ana) Claudia: Yo quiero un beso Sofi (jugaba las mismas cartas que Ana, Sofía paraba sus paso y miraba a una y a otra confundida) C: Jajajaja Rosario: Jajaja está dudando La niña miraba a una y a otra sonrió y se encaminó hasta Ana esta la esperaba con los brazos abiertos feliz de que la niña la haya elegido a ella pero la niña pasó de largo

83

Miradas que hipnotizan

corriendo como podía con sus cortas piernas hasta donde venía Esther con Maca, Claudia al ver que Ana se quedaba sentada tratando de cogerla se partía de la risa al ver la cara de la pediatra Sofía: Eteeee... Ahhhh (gritaba feliz) ito Ete ito (la llamaba) E: Jejeje miren como corre mi niña (corría hacia ella y la tomaba en brazos girando con

ella dejándole besitos en su carita) que guapa ella Sofía: Apa

Ete (besaba su mejilla y se acurruc aba en su cuello)

Claudia: Jajajajaja la leche jaaj ajajaja (se partía Claudia) Ana: Ostia que me ha dejao con los morros al aire (refunfuñaba y se levantaba con la

ayuda de su chica) a que tú me das un besito (tomaba de las caderas a su chica pegándola más a su cuerpo) Claudia: Los que tú quieras guapa (besaba sus labios) Paraban de besarse al sentir como aplaudían -: Que escena más tierna (decía irónico) M: Fernando Guardia: Pueden ir pasando a la sala (anunciaba

el guardia)

Nadie dijo nada Fernando junto a su abogado ingresaron primero a la sala seguidos de los padres de Maca y Cruz, Esther le pasó la niña a Claudia y tomó con fuerza las manos de Maca, la sicóloga le dio un beso a su hija quien estaba escondida en el cuello de su madrina, Maca y Esther entraron a la sala sin soltar sus manos, seguidas de Claudia y Ana que se sentaron en la parte de atrás de la sala ju nto a los padres de Maca y Cruz, la abogada puso su maletín sobre la mesa y se quedó parada al lado de la mesa esperando que su madre entrara en la sala Guardia: Levántense por favor (pedía al ver ingresar

a la jueza) su señoría Villalobos

ingresa a la sala (anunciaba) Rocío: Siéntense por favor (pedía) abogados acérquense al estrado

Ambos se acercaron y se saludaron con un gesto de cabeza Rocío: Abogados ¿han llegado a algún acuerdo con sus clientes? E: Mi representada seguirá con el caso Rocío: Bien, ¿abogado González? González: Mi representado seguirá también con el caso Rocío: Bien, comenzamos entonces, pueden volver junto con sus clientes

Ambos volvían a sus mesas y hablaban con sus representados González: La Villalobos es una jueza estricta sus casos los resuelve siempre con

pruebas y nosotros tenemos las suficientes para joder a tu ex mujer (decía contento) Fernando: Eso espero (de brazos cruzados) E: Tranquila cariño (agarraba con fuerzas las manos de M: Sí (le dedicaba una sonrisa)

Maca)

Miradas que hipnotizan

84

Rocío: Bueno demos comienzo con el caso 1700354, el demandante es Fernando del

Río Zamora y la demandada es do ña Macarena Wilson Fernández, solicitando la patria potestad de Sofía Wilson. Abogado demandante puede comenzar (se acomodaba en su silla lápiz en mano) González: Solicito la presencia en el estrado de Macarena Fernández (desabrochaba su americana y tomaba unos papeles) Maca se levantaba con la frente en alto bajo la mirada de todos los presentes y se sentaba en el estrado cruzando sus piernas demostrando una tranquilidad que no tenía Esther desde su asiento le daba fuerzas con su mirada le sonrió y miró hacia la jueza quien le guiño un ojo dándole su apoyo González: ¿Usted es Macarena Fernández Wilson? M: Sí González: ¿Usted e s madre de Sofía del Río Wilson? M: No González: ¿No es madre de la niña que está presente en la sala? M: Sí de la niña sí González: Y ¿por qué lo acaba de negar? M: Mi hija se ll ama Sofía Wilson, no Sofía del Río Wilson González: Usted la registró así sabie ndo que la niña tenía padre E: Objeción, la acusa de un hecho no infundado Rocío: Solicitada, abogado queda anulada la pregunta González: ¿Usted estuvo ca sada con Fernando del Río? M: Sí González: ¿Lo abandonó al saber que estaba embarazada? M: No, le solicité el divorcio por maltrato (el abogado miraba a su cliente quien

agachaba la cabeza) González: ¿Por qué no informó a don Fernando del nacimiento de la niña? M: Él solo se informó, llegó a mi casa entrando por la fuerza y golpeando a quienes había dentro de ella (seria mirando a su ex marido) González: ¿Por qué no le puso el apellido de su padre a la niña? M: Porque es mi hija, pasé sola el embarazo y no quiero que mi niña tenga lazos con mi

ex marido González: Pero como sabrá él tiene derechos M: Sí lo sé González: Y también sabe que el nega r que él vea su hija la perjud ica E: Objeción (se levantaba de su mesa) está infringiendo miedo a mi cliente Rocío: Solicitada. Abogado dedíquese a hacer preguntas González: Ejem... señora Macare... Rocío y E: SEÑORITA (lo corrigieron ambas a la vez) González: Señorita Macarena, ¿trabaja? M: Sí González: ¿Vive sola? M: Sí González: ¿Tiene pareja? M: Sí González: ¿Está en esta sala? E: Objeción, no tiene nada que ver con el caso

Miradas que hipnotizan

85

González: Sí tiene que ver con el caso señoría, es necesario saber con quien convive la

niña y saber si está en un ambiente grato para su crianza Rocío: Denegada Macarena conteste a la pregunta M: Puede ser González: Señorita Macarena, ¿tiene o no una relación con una mujer la cual está viviendo en su mismo techo y tiene contacto con su hija? M: Sí El abogado que pensaba que iba a negarse estaba preparado para sacar las fotos que tenía en su poder en el caso que la demandada se hubiese negado tener dicha relación González: No más preguntas Rocío: Abogada García ¿tiene preguntas para su clienta? E: No su señoría Rocío: Puede retirarse señorita Macarena M: Gracias su señoría Rocío: Abogado González algo más que añadir en su dema nda González: Por ahora no su señoría Rocío: ¿Abogada García? E: Sí su señoría (se levantaba con unos papeles en la mano) solicito la presencia de

Fernando del Río El susodicho se levantó y se sentó en el estrado altivo y con una sonrisa irónica E: ¿Usted golpeaba a mi defendida? (atacó Esther) Fernando: No E: Ya, entonces estos partes médicos que tengo en las manos no son de las lesiones que

le dejó en la última golpiza que le dio... ¿no? (mostrándole el parte médico para luego dejarlo en la mesa de su señoría) Fernando: Eh... no (soltaba el nudo de su corbata) E: ¿Irrumpió en la casa de mi defendida días después de que la niña nació? Fernando: No E: Su señoría aquí tengo las cintas de video del edificio (iba a su mesa le guiñaba un ojo

a Maca tomaba una cinta que tenía en su maletín y lo dejaba en la mesa de su señoría) aquí se puede ver a don Fernando entrar y salir del edificio de mi representada Rocío: Prosiga (con una sonrisa por dentro) Fernando: Esas cintas pueden estar trucadas (trataba de defenderse) Ana: Ja, tocado (murmuraba Anita)

E: Las cintas son de una empresa de seguridad la cual tiene copias si lo necesita (miraba

unos papeles poniendo nervioso a Fernando) señor Fernando ¿qué hace por las noches ? Después de trabajar Fernando: Después de mi trabajo voy a mi casa (soltándose más la corbata) Ana: Hundido (volvía a murmurar Anita) E: Entonces ¿esta persona que sale en las fotos con una prostituta sobre sus piernas no

es usted? (enseñándole de lejos las fotos) su señoría (pasándole las pruebas) Fernando: No... no... ESAS FOTOS ESTAN TRUCADAS (decía desesperado)

Miradas que hipnotizan

86

Rocío: Señor Fernando contrólese Ana: Sostén a la niña que se lía (le pasaba la niña a Claudia) Fernando: ESTA PUTA BOLLERA TRUCÓ TODO ESOOO (se levantaba del estrado

yendo a su mesa tirando las fotos que tenía de Maca y Esther sobre la mesa de la jueza) Rocío: Señor Fernando o se controla o lo mando a detener Fernando: PERO ES QUE NO LO VEEEE QUE MI HIJA

ESTA VIVIENDO CON DOS PUTAS BOLLERAS Rocío: Yo aquí lo que veo señor Fernando es a dos mujeres jugando con una niña y si hago la comparación con sus fotos (poniendo al aire una dónde salía Maca en un parque sentada con Esther entre sus piernas y Sofía dándole un besito en los morros a Esther y otra donde salía Fernando sin camisa con una mujer sentada a horcajadas sin ropa interior) deja mucho que desear, que prioridad podría darle a su hija si se pasa las noches de prostíbulo en prostíbulo Fernando: ¡ES MI HIJA TENGO DERECHOS! González: Fernando tranq uilízate (le pedía su abogado) E: Su señoría aquí tengo documentos que acreditan que Fernando del Río hizo desfalcos en una empresa y lo están investigando (los dejaba sobre la mesa) Fernando: TUUUU ¡MALDITA BOLLERA! TE FOLLAS A MI MUJER (González lo tomaba antes de saltar sobre la abogada) E: Todas las noches (lo pinchaba bajo el asombro de todos y la risita de Ana que se acercaba a donde estaba Maca ya levantada mirando asustada la escena) Fernando: ¡SUELTAME! (se zafaba) NO TE QUEDARÁS CON MI HIJA (iba hacia Maca) Rocío: ¡GUARDIAS! Fernando no alcanzó a dar dos pasos cuando Esther lo tomó por el brazo pero esta vez la abogada no vio venir el golpe M: ¡ESTHEEEERR! Rosario: Hay dios... C: Ostiaaaaa Claudia: ¡ANAAAAA! (gritaba al ver que le daba un

puñetazo a Fernando dejándolo en el piso) Ana: AAAAAggggggggg ¡MI MANO COÑOOOO! (se tomaba la mano) CARA DURAAAA TIENES GILIPOLLAS Este se levantaba tomando del cuello a Ana quien era de su mismo porte Ana le dio un pisotón con el taco haciendo que este gritara y aflojara la presión en su cuello, tomó con fuerza los brazos que tenía alrededor de su cuello se agachó y elevó el cuerpo de Fernando dándole la vuelta cayendo este de espalda al piso, Maca corría hasta donde estaba Esther inconsciente siendo acari ciada por su madre Rocío: Cariño... cariñoooo (le tocaba la cara) M: Mi amor (se tiraba al piso con lágrima en los ojos) ¡CRUUUZ! (gritaba)

Los guardias retenían a Fernando y lo llevaban detenido bajo las protestas de este C: Llamad al samur (al ver que Esther no reaccionaba)

Miradas que hipnotizan

87

Sofía: Ete... sniff... Eteeee (ponía pucheros al ver a su Esther tiraba con sangre en la

ceja) M: Mama llévate a la ni ña (le pedía al ver a su hija) Claudia: Ana cariño (acariciaba su cara) Ana: ¿Cómo está Esther? (al ver que no reaccionaba) Claudia: Está inconsciente, se golpeó la cabeza con la caída, dame la mano (le pedía al ver en su cara un gesto de dolor) Ana: Está...

está bien creo que me rompí un dedo... auuuuchhhh (se quejaba al sen tir como Claudia revisaba su mano) Claudia: Joder dos dedos te habrás roto (decía desesperada) menudo tortazo le diste al tío Ana: Cariño pero aun tengo la mano izquierda jejejeje auchhh (se volvía a quejar pero esta vez por la colleja que le dio su chica) El samur llegó y se llevó a Esther quien aun no reaccionaba Maca subió a la ambulancia con ella, sus padres se fueron junto con Cruz en el coche de la cirujana, Ana y Claudia iban en el coche de Maca con la niña ya que hay tenían la sillita para la peque Rocío se quedó en el juzgado poniendo los cargos contra Fernando y dando la resolución del caso Rocío: Abogado González (lo veía entrar en su despacho) hay pruebas suficientes para

negarle hasta las visitas al señor Fernando, la patria potestad queda a cargo de doña Macarena Wilson, el señor Fer nando no podrá acercarse a más de 100 metros debido a su conducta agresiva y dígale a su cliente que rece al santo que le da la gana (mirándolo fijamente) si mi hija no tiene nada grave porque si no yo misma me encargare de pudrir su vida González: ¿Su.. . su... hija? (nervioso) Rocío: Su colega Esther García Villalobos (tomando sus cosas) dígale a Fernando que se cuide que no sabe con quién se está metiendo, puede retirarse González: Sí... sí... su señoría (tomaba la resolución del caso y salía por patas del despacho de la jueza) Maca tenía la mano de Esther entre las suyas acariciá ndola cunado esta empezó a abrir los ojos M: Cariño, mi amor (susurraba al verla abrir sus ojos) E: Mmm mi cabeza (se quejaba) Eva: Tranquila Esther, mira hacia la luz (le pasaba una linterna por los ojos) Raúl: Has tenido pérdida de conocimiento por la caída que sufriste (le informaba)

¿sientes mareos, nauseas, visión borrosa? E: Mmm me duele la cabeza y estoy un poco mareada M: Hay cariño menudo susto E: Jum... menuda hostia me ha dao el joputa (se quejaba) Eva: Jajajaja te quedará un buen chichón Raúl: Ya llegamos, Maca ve bajando para que podamos sacar la camilla E: Hay pero si yo puedo bajar sola (trataba de pararse pero se mareaba) uuuyy M: No seas cabezota cariño, recuéstate

Miradas que hipnotizan

88

Eva: Abajo enfermita

Vilches la esperaba con una enfermera y la pasaron a un box V: A ver Rocky mira la luz (le pasaba la linterna por lo s ojos otra vez) E: Coño que con la puta luz me vais a dejar ciega (se refregaba los ojos) V: Es el reconocimiento así que quédate quieta (al regañaba) E: Uuuffff (resoplaba) V: ¿Nauseas, mareos, visión borrosa? E: Otra vez ¿no has leído el puto informe? (Vilches la miraba serio) ya sé es el

reconocimiento (lo imitaba) me duele la cabeza y un poco de mare o nada más abuelito de Heidy V: Me dices lo mismo de nuevo otra vez y te meto un chutazo que te dejará idiota hasta fin de año (la apuntaba con el dedo) Ana: Heaaa despertó Rocky (entraba Anita seguida de Claudia) Claudia: Hablo Jackie Chan Ana: Hay esas clases sí que me sirvieron Esthercita (decía contenta) E: Jajajajaja Claudia: Venga karate kid tienes que hacerte una radiografía a esa mano V: ¿Te rompiste una uña? Ana: Ja, cuidao Vilches que soy un peligro, casi me cargué al jo puta ese C: Ya te digo, Ana hizo volar al ex de Maca por los aires cayó (hacía la voltereta con sus manos) plashhh de espalda V: No jodas (asombrado) M: Claudia llévate a Ana a que se haga la radiografía Claudia: Vamos cariño (tomaba de un brazo) Ana: Nos veeemoooos (se despedía) M: ¿Mi niña Cruz? C: Con tus papas E: Ayns mi niña que vio todo eso (afligida) C: Sí, lloraba al ver a su Eter tirada (imitaba a la niña) E: Pobre cita, Maca tráemela por favor V: Haaaa nooo primer o te haremos el escáner y después veremos E: ¿Escáner? C: Sí Esther tuviste pérdida de conocimiento y el golpe de la cabeza fue fuerte M: Déjate de bufar, Cruz llama a un auxiliar V: Te dejo la orden del escáner Alicia (le decía a esta que estaba en un segundo plano

escuchando todo lo que habían hablado asombrada por lo acontecido) Alicia: Sí Vilches, Maca menuda novia te has echao M: Alicia (la regañaba) Alicia: Hay solo decía mujer que carácter El escáner salió bien, Ana solo tenía fracturado un dedo, Claudia se lo inmovilizó y le inyectó un antinflamatorio para el dolor. Esther aun estaba mareada así que iba afirmada del brazo de Maca cuando salía hacia recepción Sofía: Eteeeeeeeer sniff... Eter (se bajaba de las piernas de su abuela para correr como

podía hasta Esther) E: Mi niña (daba dos grandes pasos para llegar hasta ella y tomarla en brazos) mi pequeña (le daba besitos y le limpiaba las lágrimas que corrían por sus ojitos) ya mi

89

Miradas que hipnotizan

niña no llores, estoy bien (la peque se acurrucaba entre sollozos sobre el cuello de la abogada y la abrazaba con sus cortos bracitos) Sofía: Eteee... sniff... ito (le daba un besito en la mejilla) E: Sí mi amor besito (le daba uno en los morros) Sofía: Apaaa (acariciaba su mejilla y se volvía a esconder en su cuello) Rocío: ¿Cómo estás hija? (se acercaba su madre) E: Bien mama solo el golpe (acariciaba la espalda de Sofía) Rosario: Maca hija nosotros nos vamos al hotel

ya sabes cualquier cosa nos avisas (repartía besos a todos y se iba con su marido) Ana: Vamos a comer teng o hambre (se quejaba Ana) Claudia: Sí vamos chicas ¿comemos en un restaurante o preparamos algo en tu casa Maca? M: Mejor en mi casa así Esther descansa Rocío: Sí hija mejor Ana: Vamos entonces Rocío (la tomaba del brazo y salía primero con la jueza) y ¿qué pasó con el engendro? Rocío: En casa os cuento (con tenta después de todo) Estaban esperando las campanadas que dictaran el nuevo año, Ana tenía varios poc illos en la encimera de la cocina, contaba como loca ya que se le había “olvidado” la tarea que le habían designado de preparar las uvas Claudia a su lado llevaba los pocillos al salón una vez listos, quedaban dos minutos para anunciar el año nuevo todas frente al televisor Claudia se sentaba en las piernas de Ana pocillo en mano, Esther tenía a Sofía en sus piernas, Maca tenía los tres pocillos de ellas sobre su regazo tratando de pelar las uvas de la pequeña E: A ver mi amor tú te comes esto despacio y no imitas a la loca de tu tía

Ana (le daba

su pocillo y ella tomaba el suyo) gracias mi amor (besaba a Maca) Ana: Apaaa... los besos son después de comer las uvas Claudia: Calla tonta que te quedas sin beso de año nuevo M: Ya tocan las campanadas (decía contenta)

Al escuchar la primera campanada Ana se llevaba la primera uva a su boca y le robaba un beso a su chica, Sofía que vio lo que hacía la pediatra comió su uva se paró frente a Esther y le dio un beso en los morros bajo la risas de todas quienes se atragantaban con las uvas que tenían en la boca, dejó su pocillo olvidado y le daba ella misma las uvas a Esther intercalando con “itos” E: Feliz año nuevo mi amor (besaba a la pequeña) Sofía: Ato nevo... ito (ponía sus morros) M: Feliz año nuevo mis amores (besaba Sofía y luego a Esther) E: Feliz año mi amor (profundizaba el beso) Ana: OLEEEE ¡FELIZ AÑOOO! (gritaba y abrazaba a las tres) Claudia: EAAA FELIZ AÑOOOO! (otra que se sumaba al abrazo)

Miradas que hipnotizan

90

Tomaron champagne Ana sacó de unas bolsas unos gorros locos y unos pitos que hacía sonar saltando por la casa como una niña pequeña las chicas se reían al verla de esa guisa y más al ver como Sofía trataba de hacer sonar su pito, inflaba los carrillos y lo único que salían eran babas de la niña Claudia: Bueno chicas nosotras nos vamos a mover el esqueleto Ana: Uy sí que mi cuerpo qu iere marcha (movía las caderas) E: Jajajaja pasadlo bien M: Llevad cuidado (se despedían de ellas en la puerta) E: Mmmm que rico al fin solitas (la abrazaba por la espalda) M: Sí (unía sus manos con las de Esther) E: Acostamos a la niña que ya se nos duerme (al ver que Sofía daba cabezazos sentada

en el sofá con su pito en la mano y un gorro en la cabeza) M: Sí pobrecita mi peque (tomaba a su hija en brazos y esta se acomodaba en su hombro) E: Déjame sacarle el gorro Sofía: Itooo... Etee E: Sí mi amor yo te doy tu besito Acostaron a la niña, recogieron las cosas del salón dejaron todo en la cocina y se fueron a acostar, Maca ya estaba en la cama cuando salió Esther del baño E: Ven abrázame (le pedía al ponerse en su lado de la cama) mmm creo que a mi me

sobran unas prendas (al sentir que Maca estaba desnuda) M: Definitivamente te sobran unas prendas (ayudándola a sacarse la polera de tirantes y los pantalones cortos junto con la ropa interior) así está mucho mejor (acariciaba su piel desnuda) E: Cariño yo... yo... (decía nerviosa) M: Tú... tú ¿qué? (dándole un beso) E: Mmm estaba pensando y no sé, que te parecerá (acariciaba los muslos de la sicóloga) M: ¿Qué cosa? E: Sabes que te amo... ¿no? (Maca asentía con la cabeza) cariño quiero que vivamos juntas esosuna ojosgran que sonrisa) la hacían perder el norte) ¿qué me dices? M: ¿En(latumiraba casa o fijamente en la mía?a(con Celebraron el vivir juntas como lo hacían últimamente, demostrándose su amor con caricias besos... esa noche de año nuevo traía con ellas una nueva vida juntas una vida que ambas soñaban junto con la pequeña Sofía Meses después Esther ya estaba instalada en casa de Maca, se compaginaban bien con lo relacionado de la casa y la niña, la pequeña disfrutaba de ambas, como ya dormía solita en su cama todas las mañanas se iba a la cama de Maca y Esther al despertar para recibir besitos y mimos de las dos Sofía: Mami (se subía a la cama del lado de Maca esta tenía abrazada a Esther de la

cintura pegada a su cuerpo desnudo M: Mmm venga mi amor ponte aquí (se separaba de Esther y acomodaba a la pequeña entre las dos) buenos días princesa (le daba un besito en la mejilla) Sofía: ¿Eter meme?

91

Miradas que hipnotizan

M: Sí Esther duerme, venga duerme un poquito más (la pequeña se acurrucaba en su

pecho y se volvía a dormir profundamente) Pasadas unas horas Esther se despertaba se daba la vuelta y veía esa escena que siempre la dejaba con cara de tonta, sus dos princesas durmiendo apegaditas, tomó su móvil y sacó un par de fotos lo volvió a dejar sobre el velador y se acurrucó a ellas acariciando el costado desnudo de Maca, esta al sentir las caricias se apretaba más contra su hija, abría los ojos y le regalaba un amplia sonrisa M: Buenos días mi amor E: Buenos días cariño (se acercaba y le daba el primer beso del día que Maca se

encargaba de profundizar) hoy cumple dos añitos (acariciaba la cabecita de la niña) M: Sí, dos añitos (miraba con ternura a su hija) E: ¿Vendrá Claudia? M: No lo sé, si está Ana (se encogía de hombros) E: Joder tan bien que les iba (negaba con la cabeza) M: Bueno mi amor tenemos que apoyar a ambas (acariciaba su mejilla) E: Ana aun está destrozada M: Me lo imagino E: Si a mi ese Raúl no me caía bien, muchas invitaciones al cine a cenar, no me daban buena espina M: Claudia aun está confundida, por lo que hablamos el otro día dice que echa de menos a Ana pero que con Raúl se siente cómo da E: Ja, confundida... y una mierda, a ver jugado a dos bandos M: Sé que es difícil pero creo que fue demasiado rápido con Ana, no lo sé E: ¿Tú jugarías a dos bandos? (con una ceja alzada) M: Nunca mi amor, si yo lo tengo clarísimo a la única persona que amo es a ti E: Y yo a ti (tomando su mano y entrelazándola con ella) cariño júrame que cuando dejes de quererme me lo dirás (miraba fijamente los ojos azules de Maca) M: Mi amor eso no te lo pu edo jurar (apretaba con fuerza sus manos) porque sé que nunca dejaré de amarte E: Mi amor (con los ojos cristalinos) yo tampoco mi vida (besaba sus labios) Sofía: Iitoss jijijiji (se despertaba la pequeña) M: Uy sí venga dale un besito a Esther Sofía: Eter ito (le daba un beso en los morros) E: Mmm que rico (se relamía los labios) M: ¿Quién cumple años este día? (pregu ntaba a Sofía: Io, io jijijiji (se señalaba) E: Ayns mi niña que grande está

Esther)

Después de jugar un rato en la cama con la niña, Maca se levantó para preparar el desayuno mientras Esther llevaba a la niña a la ducha y así bañarse las dos juntas, al salir de la ducha cambió a la niña y la dejó en la cocina para poder ella cambiarse, al estar lista Maca se fue a duchar dejando a Esther con la pequeña viendo unos dibujos y tomando el desayuno Horas después llegaba Rocío con Lorena para ayudar a Esther en la decoración de la casa, así Maca podía ir en busca de la to rta de la niña.

92

Miradas que hipnotizan

Rocío: Uuff esto de inflar globos si que agota (inflando el último globo y sentándose en

una silla) Lorena: Jajajaja E: Mama ¿no será la edad? (la pinchaba) Lore ¿no tendrás problemas con ella?

(elevando sus cejas juguetona recibiendo un cojín de parte de su madre) auch jajajajaja creo que no (al ver las mejillas sonrojadas de Lorena) Rocío: Nija ¿Anita vendrá? E: No lo sé mama (decía con pena) Rocío: Mira como sí viene (tomaba su móvil y llamaba a la pediatra) Hola Anita ¿cómo

estas? [...] ya me imagino [...] si lo sé [...] es el cumpleaños de Sofía ¿vendrás? [...] no quiero un no Ana [...] te levantas te duchas te cambias si no quieres que vaya yo a por ti [...] Pues me da igual Ana [...] estás a uno s metros [...] vale te espe ramos un beso chao (colgaba) E: ¿Y? Rocío: Sí viene (decía contenta) ¿Claudia viene? E: No lo sé (miraba a su madre intrigada) mamaaaaa (negaba con la cabeza) Rocío: Vamos hija, si lo que pasa con Claudia es que está confundida y si Ana no se mueve por recuperarla la perdemos en ese pozo en el que ha caído E: Pero no tenemos que meternos y si Claudia viene vendrá con Raúl (cruzando sus brazos) Rocío: Ja, a ese Raúl me lo como con patatas (se iba a la cocina) Maca al bajar del coche tomó con cuidado la torta y se dirigió al ascensor justo se abría y de él bajaba Claudia Claudia: Hola Maca M: Ay hola Claudia, ¿vendrás al cumpleaños? Claudia: No lo sé (se m ordía el labio) ¿irá Ana? M: Que yo sepa no Claudia: Bueno iré pero será con Raúl que había quedado con el hoy día M: Ya (alzaba una ceja) quedaste con él justo el día del cumpleaños de TU ahijada

Claudia agachaba la cabeza Claudia: Bueno nos vemos más tarde (se despedía) M: Espero no faltes que la niña te echa de menos (tratando de hacerla sentir

un poquito

culpable, veía como Claudia subía a su coche y se iba) Al entrar a su piso encontró todo adornado globos por aquí por allá serpentinas todo muy colorido, fue a la cocina dejó la torta sobre la encimera y tomó rumbo hacia la habitación de la niña que era donde se escuchaban unas risas M: He llegado (anunciaba) ¿qué hacen? E: Mi madre que le compró una casita muy chula y estamos tratando de armarla (se

levantaba y le daba un beso) Rocío: Sí pero joder como mierda se leen las instrucciones estas que están en chino (daba vuelta un papel donde salían las instrucciones) me rindo (tiraba las instrucciones)... cuando venga Ana que ella lo arme que es una manitas para estas cosas

93

Miradas que hipnotizan

M: ¿Ana viene? E: Sí mi madre la convenció M: Ostiaaaaa (se frotaba la frente) Rocío: ¿Qué pasa? M: Que acabo de hablar con Claudia y me dice que

si viene pero con Raúl

(mordiéndose el labio) E: Mmmm (negaba con la cabeza) Rocío: Bueno eso ya se veía venir así que a

esperar que pasa esta tarde a ver si Claudia abre los putos ojos y Ana se lo curra un poquito más con ella M: En eso tiene razón pero es que Ana le dio su espacio Rocío: Eso no quiere decir que deje que el otro se coma a su chica sin ella hacer nada por despejar esas dudas de Claudia E: En eso tienes razón, pero Ana la quiere con locura, por eso dejó que ella tomara la decisión sin interferir en sus ideas M: Sí pero Raúl si está jugando sus cartas con Claudia y Ana está en la banca esperando E: Hay no me líes Maca no me líes que hoy es el cumple de mi niña y no quiero líos (señalaba a su madre y a Maca que se miraban cómplices) vamos mi amor dejemos a estas locas, Lore ¿te quedas o vienes a ver una peli? (le preguntaba a una Lorena que estaba enfrascada tratando de poner una pieza de la casa) Lorena: Hay lo dejo (tiraba la pieza) vamos a ver esa peli Horas después empezaron a llegar compañeros de trabajo de las chicas para festejar el cumpleaños número dos de Sofía, Cruz llegó con Vilches, Héctor con Alicia, Teresa, Eva, Rai, Lola, Elena y Patricia estas dos últimas, amigas y compañeras del despacho Esther estaba en la cocina con Elena, preparando unos canapés, cuando escucharon el timbre E: Mis suegros (se limpiaba las manos y se iba a abrir a puerta) Rosario: Hola hija (le daba dos besos) E: Hola Rosario, hola Pedro (saludaba ambos) pero y eso ¿qué es?

(señalaba un gran

paquete a los pies de Pedro) Pedro: El regalo para la niña (con una gran sonrisa) E: ¡Macaaaa! (la llamaba) pasad y déjame ayudarte Pedro M: ¿Qué pasa? (preguntaba) la leche jajajajajaja (al ver el paquete e imaginarse que

sería) Rosario: ¿Y tú de qué te ríes? (le daba un beso en la mejilla) M: Nada, solo que ¿no podían ponerse de acuerdo con los regalos? Pedro: ¿Por qué? (alzando una ceja) E: Mi madre le trajo una casita armable a Sofía jajajaja y ustedes una armada jajajaja

(se partía sola) Rosario: Te dije Pedro que hablaras con la consuegra (brazos cruzados) Pedro: Y yo que iba a saber que le regalaríamos lo mismo (entraba como podía con el gran paquete) y tú hija ayúdame (le pedía a Maca) Ana: He... ejen (se aclaraba la garganta al ver a todos en la entrada de la puerta) hola a todos (saludaba en general y repartía besos sin ganas) Rosario: Pero hija ¿y esa cara? (acariciaba su mejilla) Ana: No he dormido mucho, es el trabajo (dedicándole una pequeña sonrisa) Pedro: Debes cuidarte Ana Ana: Sí, sí no os preocupéis

94

Miradas que hipnotizan

E: Ven pasa tú y yo tenemos que hablar (la señalaba con un dedo) Ana: Esther (suspiraba) por favor mañana... ¿sí? (pedía cansada) M: Vamos pasemos dentro, Ana ayúdame con esto (le pedía) Ana: ¿Viene Claudia? (le preguntaba a Maca mientras se agachaba) M: He... (se rascaba la cabeza) no lo sé no me ha confirmado (desviaba su mirada de

Ana) Ana: Viene con Raúl (suspiraba) M: Sí (no podía negárselo al ver la tristeza en sus ojos) Ana cariño ¿por qué no luchas

por ella? Ana: No Maca (negaba con la cabeza) ella sola tiene que tomar la decisión M: Coño Ana (susurraba enojada) que el Raúl de los cojones se estará follando a tu chica mientras tú no haces nada ostia (trataba de hacerla reaccionar)

Ana sintió un dolor en el pecho, al imaginarse a Claudia y Raúl en la que fue su cama y compartió muchas noches de amor con ella, sus ojos se llenaron de lágrimas y se encaminó a su casa, siendo retenida por el brazo de Maca M: No seas una cobarde y enfréntate de una

buena vez a ella, si no piensas luchar por ella desde ya tienes que aprender a verla junto al gilipollas ese (la miraba fijamente) Ana: No é (bajaba la cabeza) M: Claro que podrás y te aconsejo que le demuestre que la sigues amando (le limpiaba una lágrima que caí por sus ojos) Ana: No quiero presionarla M: Hazle ver que aun sigues hay Ana (la abrazaba) Ana: Ya veremos (se aferraba al abrazo que le daba la sicóloga) gracias Maca Maca cerraba los ojos al sentir el llanto de Ana, le dolía verla así, y no poder hacer nada M: Vamos cariño (le limpiaba las

lágrimas) entremos esto y nos tomamos un trago que

falta que nos va a hacer Entraban como podían la casita de Sofía y la ponían junto con los demás regalos Rosario: Jajajajaja para la próxima nos ponemos de acuerdo Pedro: Sí jejejeje E: Bueno Sofía no se aburrirá jajajaja C: Madre mía Sofía sí que tiene casas Eva: La ostia yo quiero tener unos abuelos que me regalen casas

Ana y Maca se unían al grupo con una copa en la mano, riéndose por la casualidad de los regalos, en eso estaban cuando escucharon el timbre nuevamente Ana miró a Maca y esta con la mirada le confirmó que era Claudia la única que faltaba E: Yo abro (se dirigió a la puerta) M: Tranquila (acariciaba el brazo de Ana) E: Hola chicos (saludaba a Claudia y a Raúl) pasen están todos en el salón

Claudia entraba de la mano de Raúl, este traía una bolsa en la otra mano, Ana al verlos entrar se tomó de un sorbo la copa que tenía y se fue a la cocina a rellenarla para así

95

Miradas que hipnotizan

evitar saludar a Claudia, en la cocina estaba Elena poniendo unos canopes ya preparados en una bandeja Elena: Segunda copa, supongo que Claudia ya habrá llegado (la miraba de reojo) Ana: Sip, y acompañada del gilipollas (se servía una copa de coñac y se la bebía de un

trago) Elena: Ana (la detenía al verla rellenar nuevamente su copa) Ana: Lo sé, lo sé (dejaba su copa en la

mesa y sus ojos se llenaban de lágrimas nuevamente) Elena: Ven aquí pequeña (la abrazaba y Ana se refugiaba en ese abrazo tratando de detener las lágrimas) si la quieres lucha por ella Ana (acariciaba su espalda) Claudia: He... (decía cortada) perdón... (salía rápido de la cocina con una cara seria al ver la escena) Elena: Umm, creo que a alguien no le gustó vernos así (miraba hacia la puerta) Ana: Da igual (bajaba la vista) que piense lo que quiera Elena la volvía abrazar, sentía ternura por esa mujer, las pocas veces que la había visto siempre la veía con una sonrisa en la cara y ahora le daba cierta pena al verla en ese estado Elena: Sabes que cuentas conmigo para lo que sea (miraba sus ojos)

ya sabes (levantaba sus cejas juguetona) Ana: Si Luis se entera me mata (decía a modo de broma) Elena: Si es para ayudar a una buena amiga no lo creo y Claudia no sabe que estoy casada (le guiñaba un ojo) Ana: Estás loca (lograba sacarle una sonrisa) Elena: Sí, pero quien dice que pueda reaccionar al verte “tontear” (decía entrecomillas)

con otra mujer Ambas volvían al salón con una bandeja de canapés cada una, la dejaban en una mesa y se sentaban en un sillón cercano para hablar en susurros, Elena le tomaba la mano y Ana se dejaba acariciar la pediatra aprovechaba la cercanía de la abogada para afirmar su cabeza en su de pensar con Claudia, Elena pasaba uno de sus brazos por suhombro cuerpo ytratando acariciaba su peloque conhacer ternura V: Anita sí que no pierde el tiempo (al ver

como se reía con Elena)

Claudia que estaba de espaldas se giraba para ver de que hablaba Vilches, al ver a la pediatra reírse por algo en los brazos de Elena hizo que se tomara de un sorbo su trago tratando de pasar el mal sabor de boca Claudia: Raúl me traes otra copa (le pedía

a este que iba por otra copa para su chica)

Maca (le hablaba al oído) ¿quién es esa? M: Una compañera y amiga de Esther Claudia: Ya Claudia no quitaba su vista de ambas, Raúl le traía su otra copa y de dos sorbos se la bebía para luego dirigirse al baño E: ¿Qué te preguntaba Claudia?

96

Miradas que hipnotizan

M: Que quien era la que estaba con Ana (decía pillina) E: ¿Le dijiste que estaba casada? M: Nop (bebía un sorbo de su copa) E: Macaaa (la regañaba) M: Que sienta lo que siente Ana al verla del brazo del samurái (se

iba a la cocina

seguida por Esther) vamos a ponerle las velitas a la torta E: Maca no está bien lo que trata de hacer Ana (sacaba la torta de su envoltorio) M: Joder Esther (se quejaba) Rocío: Esa Claudia se bebe hasta el agua del florero (entraba a la cocina la jueza) E: Con tal de que no salgan como una cuba las dos (ponía las velitas) Rocío: La que sale como una cuba es Claudia jajaajaja, Elena va a por todas jajajaja M: Suegri Elena está casada Rocío: ¿Y juega a dos bandos? (decía sorprendida) Elena: No señora Rocío (entraba a la cocina) estoy felizmente casada pero eso Claudia

no lo sabe (le guiñaba un ojo) M: Eres la leche de España Elenita jajajaja Rocío: No entiendo (decía confundida) E: Hay mama que esta (señalando a Elena) está coqueteando con Ana para sacarle celos a Claudia... ¿lo pillas? Rocío: Como dice mi Maca eres la leche de España jajajaja (besaba su mejilla) pero ¿esto Ana lo sabe? Elena: Digamos que ni cuenta se da jajajaja E: Esto se va a liar (salía con la torta al salón) Maca pone a la niña en la mesa (le pedía al verla detrás de ella, Maca tomaba a la niña que estaba en brazos de su abuelo y la sentaba en su sillita y Esther ponía la torta enfrente de ella) Sofía: Otaaa... otaaaa (aplaudía) M: Sí mi amor torta, vamos a soplar las velitas (se ponía a su espalda tomando la mano de Esther) Sofía llenaba sus carrillos de aire y soplaba con la ayuda de la sicóloga, todos aplaudían, Patricia que era la encargada de sacar fotos inmortalizó una en donde salían Maca y Esther a cada lado de la niña besando sus mejillas, Sofía con una gran sonrisa tenía sus manitas en las mejillas de estas Esther fue la encargada de cortar la torta y repartirla. Maca y Ana acercaban los regalos al salón para que la niña los fuera abriendo, Patricia no dejaba de sacar fotos y Héctor con una cámara en mano grababa a todos los presentes T: Héctor hijo quita, quita (espantaba al argentino que no dejaba de enfocarla) H: Che Teresa un saludo para la nena más linda

Teresa como no, demoró un buen rato resumiendo a su modo la forma en que Sofía había llegado al mundo. Lo linda que estaba, y no dejaba de mencionar lo enamorada que estaba de sus ojos H: Che che che... que quedamos sin memoria para seguir grabando Tere... resume mujer T: Que eres lo más lindo cariño (le tiraba besos a la cámara) H: Rai, Lola un saludo de cumpleaños para la niña (los enfocaba) Rai: Felicidades bombón (guiñaba un ojo)

97

Miradas que hipnotizan

Lola: Pues, pues... (se ponía nerviosa al ser enfocada) que muchas felicidades enana

(levantaba su copa) esperamos asistir a muchos cumpleaños más (le lanzaba un beso) Y así estuvo con todos los presentes recolectando saludos para la cumpleañera Ana: Voy por mi regalo (decía Ana con una sonrisa se levantaba del

sofá en donde

estaba sentada) Elena: Te acompaño (al saber ella de que se

trataba el regalo)

Claudia no dejó de mirarla como tampoco dejo de rellenar su copa nuevamente E: Miedo me da Ana M: Jejejeje vamos a ver que se le ocurrió comprarle a la niña Sofía: Allito mami (mostraba unas figuritas) M: Sí mi amor unos caballitos (se agachaba junto a su hija) Claudia: Raúl entrégale el regalo (decía sin ganas) Raúl: Espero te guste Sofi (le dejaba el regalo sobre sus pequeñas piernas) M: A ver mi amor te ayudo (al ver que la niña no podía abrir la bolsita) E: Alaaa un pijama de los looney Claudia: Raúl ¿me traes otra copa? (este alzaba una ceja) Raúl: No estarás bebiendo demasiado? Claudia: ¿Me la traes o no? Raúl: No Claudia: Todo un caballero sí señor (se levantaba como podía a rellenar su copa)

Elena volvía con Ana esta traía una caja con un gran lazo encima Ana: Tu regalo Sofía, lo teníamos, digo lo tenía pensado desde hace un tiempo (le

explicaba a las chicas y ponía la caja en el piso con cuidado) E: ¿No es lo que creo que es? M: La leche jajajaja (con un sonrisa) Ana: Ven Sofi abre la caja (se sentaba en el piso y ponía a Sofi entre ellas con la caja al lado) Sofía: Ay ay ay (aplaudía) un bebe guau guau (era un precioso cachorro cocker de aproximadamente 3 meses color café matizado y unas orejitas grandes, Sofía lo tomaba entre sus brazos y le acariciaba el lomo... el perrito bostezaba) jjijijijiji tene sueno M: Sí mi amor (se acercaba para acariciar al perrito) ¿cómo se dice cariño? Sofía: Asias tita Ana (estiraba sus morritos para recibir su beso bajo las risas de todos) V: Esta niña no cambia en vez de dar ella los besos estira sus morros esperando recibirlos C: Es muy mimosa Patricia: Es una niña preciosa (miraba con ternura la escena) Lola: Bueno, bueno ¿movemos o no movemos el esqueleto? Elena: Claro que lo movemos (se levantaba y se acercaba al mini equipo a poner música) bachata, merengue, salsa, reggeton, electro, ¿qué queréis? Rai: Yo una salsa (tomaba de la cintura a Lola) Lola: Jajajaja eso una salsa (ponía sus manos sobre el hombro de Rai) E: Tengo unos discos de Marck Anthony (se acercaba a Elena y rebuscaba el disco) aquí está (se lo pasaba a Elena)

Miradas que hipnotizan

98

Elena: Venga todos a bailar, Ana tu bailas conmigo que me debes un baile (guiñándole

un ojo) Ana: ¿Y la niña? Pedro: Dame a la niña que la llevamos a dejar al perrito a su habitación Rosario: Cariño y ¿cómo le pondrás al perrito? Sofía: Oejon jijiji (tocando sus orejitas) Raúl: Venga Claudia bailemos (tomándola de las caderas sacaba a Claudia a la pista improvisada en el salón) Todos con sus parejas listos para bailar menos Héctor y Patricia que se dedicaban a sacar fotos y a grabar el momento Se tomaban de las cinturas de las manos y movían sus cuerpos con los primeros acordes de la música Ana no separaba su mirada de Claudia en como Raúl la tenía pegada a su cuerpo y con sus manos recorría ese cuerpo que ella tan bien conocía, escuchaba la letra y la cantaba seguida de Elena y Esther quienes se sabían la canción a la perfección, hacía girar entre vueltas a Elena quien se dejaba llevar por Ana, se coordinaban con los paso, las vueltas, los movimientos de cadera, de espacio... en una vuelta se encontró con la mirada de Claudia, sostuvo la mirada hasta que esta era girada por Raúl Maca sonreía a Esther quien le cantaba la canción al oído y posaba sus manos en las caderas de esta Ana miraba a sus amigas y sentía cierta nostalgia, tomó de las manos a Elena y la hizo girar sobre sus talones para tomarla fuerte de la cintura y atraerla más a su cuerpo, Claudia que vio los movimientos de Ana volvió a cruzar su mirada con esta Ana: Envidia me muero de celos y envidia (le cantaba) pensando en la forma en que él

te acaricia y siempre me estoy imaginando las veces que él te hace suya no puedo aguantar tantos celos me muero de envidiaaaa (desviaba su mirada y giraba con Elena entre sus brazos) Terminaba la canción cuando Elena iba a cambiar el disco siendo parada por Ana Ana: Déjalo que qui ero cantar una canción Elena: ¿Cantar? (decía sorprendida) Ana: Clarooo (decía con chulería) Maca tu micrófono ¿dónde lo tienes? M: ¿Pero es que vas a cantar? (sorprendida) Ana: Otraaa (decía) sabes que siempre canto querida E: Maca ve por el micrófono

Maca fue a su despacho en busca del micrófono, no lo habían puesto porque pensaban que Anita con la depresión que tenía no tendría ganas de cantar menos en presencia de Claudia y Raúl, por eso se sorprendió y se alegró a la vez de que no le afectara tanto el hecho de verlos juntos, pero a la que sí le estaba afectando era a Claudia que ya casi no se sostenía en pie de tantas copas que se había bebido, regreso al salón con micrófono en mano se lo pasó a Elena y esta lo conectaba al equipo

99

Miradas que hipnotizan

Elena: Vamos a ver qué tal se te da guapa Rocío: ¿Dónde están los tapones para los oídos? (bromeaba) E: Hay mama si no canta tan mal jajajaja M: Ha mejorado en el último tiempo V: Me voy (se encaminaba hacia la puerta) si le da por volver a imitar

a la Pantoja

prefiero irme a hacer los informes C: Quieto hay (lo paraba) te sientas y escuchas como todos, que tú también cantarás (lo señalaba) V: Ni de coña (se cruzaba de brazos) C: ¿A qué te quedas sin tu noche? V: Joder (refunfuñaba) Ana: Pone el número cinco del disco Elena (le pedía a esta) Claudia la miraba sentada en una silla, con una copa en la mano recordando las veces que Ana se ponía a cantar para animar las fiestas y sacar sonrisas entre sus más allegados Ana: No me conoces y hace tres noches que dormiste

entre mis brazos (miraba de reojo a Claudia, Rocío cruzaba sus piernas tomando las manos de Lorena entre las suyas) ya no recuerdas las tantas cosas que conmigo hiciste tuuuu (la miraba fijamente olvidándose de todos los presentes) como creerteee... si te morías cada vez que me besabas (pasaba un dedo por sus labios recordando los besos que Claudia le daba) y hasta decías haber anhelado siempre una mujer como yo (cambiaba la letra de la canción sin dejar de mirarla) en ocasiones dame tu boca para que no se escucharaaaa... los fuertes gritos enloquecidos que brotaban de tu ser (Claudia desviaba la mirada y tomaba un sorbo de su vaso) ahora te empeñas en ignorarme (te golpeaba el pecho) cuando te miro a los ojos pones la cara como sintiendo enojos como si yo fuera un extraño en tu vida... si esa es tu forma lamento mucho haber estado contigo (se limpiaba una lágrima que caía por sus ojos con rabia) aunque confieso y pongo a dios como testigo que estoy muriendo por tenerte una vez más Maca miraba a ambas y veía como ninguna desviaba la mirada de la otra Raúl trataba de llamar la atención de Claudia pero esta no le hacía caso y mantenía la mirada en Ana Ana: No me conoces (negaba con la cabeza) y hasta una foto me pediste aquella noche... para guardarla y acariciarla cuando te acuerdes de mi ahora te empeñas en ignorarme cundo te miro a los ojos pones la cara como sintiendo enojos como si yo fuera un extraño en tu vida si esa es tu forma lamento mucho haber estado contigo aunque confieso y pongo a dios como testigo que estoy muriendo por tenerte una vez más Raúl que no soportaba aquello tomó la cara de Claudia y le dio un beso bajo la mirada de todos, Ana tiró el micrófono sin aguantar más y salió corriendo de casa de Maca seguida de Esther M: ¡Anaaaa! (gritaba al verla salir con

los ojos empañados de lágrimas)

Claudia trato de seguirla pero algo la detenía a hacerlo no quería hacerla sufrir más no sabía qué hacer se dejó caer al piso sin soportar más lo que sentía

100

Miradas que hipnotizan

Raúl: Venga cariño vámonos no estás en condiciones (la tomaba de los brazos y trataba

de cargarla) Claudia: Déjame Raúl (lo separaba) Raúl: Claudia cariño vamos (intentaba acercarse de nuevo) Claudia: ¡QUE ME DEJES! (lo empujaba) Patricia: Ya escuchaste vete nosotros nos encargamos de ella (se interponía) Raúl: Después te llamo (tomó sus cosas y se fue) C: Vilches ve por un vaso de agua

Ana corría escaleras abajo seguida de Esther y Elena sacó las llaves del coche de su bolsillo se subió a él seguida de Esther y aceleró cuando Esther aun no cerraba la puerta del copiloto E: Ana, para el coche (se ponía el cinturón al ver lo rápido que aceleraba la pediatra) Ana: Soy una estúpida (golpeaba el volante de auto con lágrimas cayendo por sus ojos)

Un auto se pasaba el semáforo en rojo cuando ellas cruzaban en verde Esther lo vio venir y abrió grandes ojos E: ¡¡¡ANAAAAAAAAAAAAAAA!!! (gritaba desesperada

y Ana miraba el coche que

se acercaba a ellas) Elena: ¡CUIDADOOOOOOOOOOOOOO! (se tomaba la cabeza al ver el choque)

Vilches estaba sobre un cuerpo tendido en la camilla dándole los masajes cardiacos sin tener respuesta V: Vamos... vamossss (decía con esfuerzo) Lola: Carguen trescientos (pedía) ¡despejen! (nueva descarga eléctrica y no había

respuesta) V: ¡Vamos coño! (gritaba frustrado golpeando el pecho y volviendo a reiniciar el masaje) Lola: Vilches (negaba con la cabeza) V: JODEEEEEEEEEEERR (decía frustrado con lágrimas en los ojos) No sabía cuánto tiempo llevaba sentada hay llorando en el piso de la sala de médicos, al escuchar un grito y luego un estampido salió a la terraza a mirar que ocurría su corazón dio un vuelco al ver un coche incrustado en el de Ana, y a Elena corriendo hacia él Todo después ocurrió muy rápido todos se acercaron a la terraza y corrieron hacia el accidente su cuerpo no reaccionaba la jueza le dio un par de cachetadas para que volviera en si la miró a los ojos y corrió detrás de los que ya habían salido, al llegar hay vio como Vilches gritaba dando órdenes y pedía llamaran al samur, Cruz estaba subida en la parte delantera del coche tomándole el pulso al cuerpo de Ana que había traspasado el parabrisas, Héctor y Vilches sacaban al otro conductor y lo ponían sobre la calzada, Alicia trataba de abrir la puerta del copiloto con la ayuda de Rai, pero el golpe fue tan fuerte que la puerta no se abría, vio pasar a Claudia correr como podía con la

101

Miradas que hipnotizan

borrachera que llevaba hasta el cuerpo de Ana, le pedía a Cruz que la salvara y ella no podía moverse Miraba a Rai que intentaba como podía abrir la puerta, corrió hacia él y abrió la puerta trasera del coche buscaba las constantes de su Esther pero las manos le temblaban tanto que no podía concentrarse, gritaba su nombre pero no respondía, Vilches la había sacado a la fuerza para el poder tomar las constantes de la abogada, su suegra llegaba hasta ella preguntando por su hija no le pudo responder no podía porque ni ella misma sabía cómo estaba El samur y los bomberos llegaron al accidente se llevaron el cuerpo de Ana y el del chofer mientras los bomberos trataban de abrir la puerta del copiloto para poder sacar a Esther que tenía un fierro incrustado en el estómago Media hora después lograban sacarla, al ver su cuerpo ensangrentado su cara con sangre y su piel blanca no pudo más cayó redonda al piso siendo afirmada por Patricia y Elena Cuando despertó preguntó si fue una pesadilla pero al ver el rostro lloroso de su suegra y compañeros se dio cuenta que no fue un sueño, las lágrimas volvieron a sus ojos Héctor le informó que ambas estaban en quirófano y que hasta dentro de varias horas no tendrían noticias, se fue a la sala de médicos pidiendo estar sola y ahí se deslizó por la pared no aguantando el torrente de lágrimas que salían por sus ojos Vio entrar a su madre con la niña en brazos, se levantó como pudo y abrazó a su pequeña tratando de obtener nuevas fuerzas, la niña le daba besitos y le pasaba sus deditos por la cara limpiando las lágrimas que aun corrían por sus mejillas Sofía: ¿Tas tiste? (con un puchero en su boca) M: No mi amor (le daba besitos y acariciaba su cabecita) Sofía: No tes tiste yo te quelo mucho (se acomodaba en el cuello de su madre) M: Yo también mi amor (besaba su cabecita) Rosario: Tienen alguna noticia (su hija solo negaba con la cabeza no podía pronunciar

palabra garganta impedía que pudiera hablar) voy a cafetería con los demás...un Tenudo dejo en a lalaniña (besaba su mejilla y ese iba) Sofía: Mam i y Eter ¿one eta? M: Sniff Esther está enfermita cariño... más tarde podremos verla (trataba de hablar como podía) Sofía: Mami yo quelo a mama Eter Cerraba los ojos al escuchar a su hija decirle mama a Esther, como le explicaría a su niña si Esther no aguantaba a la operación y... y... no podía ni pensarlo, su corazón se encogía del solo hecho de pensarlo, abrazaba con más fuerza a su pequeña y esta respondía al abrazo M: Lo sé mi amor y mama Esther también te

quiere Mucho

Un monitor emitía el pitido de que una vida se había ido, Lola ayudaba a la enfermera a limpiar el cuerpo con lágrimas en los ojos

Miradas que hipnotizan

102

Lola: esta vida es una mierda (murmuraba con rabia) Enfermera: Sniff... des... ¿desconecto el monitor? (con un hilo de voz) Lola: Sí (la enferma se disponía a desconectar el monitor cuando un pitido no igual al

anterior hacía que ambas miraran dicho aparato y a la persona que estaba conectada a él, una vida luchaba por volver al mundo de los vivos una vida que esperaba tener una segunda oportunidad) Lola: ¡VILCHEEEEEEEEZZZZZZZ...! (gritaba como loca) ¡ANA TIENEEEEEE PULSOOOOOO! (seguía gritando como loca llamando al cirujano con una sonrisa y más lágrimas en los ojos) TU LUCHA CARIÑO LUCHAAAA... NO PUEDES MORIRTE EL DIA QUE TU NIÑA CUMPLE AÑITOS ¡NO PUEDES HACERLE ESTOOO! V: ¿¡PERO QUE COÑOOO!? (se ponía un nuevo pijama a toda prisa) ¡REMONTA LA MUY HIJA DE PUTAA! ¡COMO MIERDA SE TE OCURRE MORIRTE Y VOLVER DESGRACIADAAA! (la enfermera le ponía la mascarilla y tras de esta dejaba correr algunas lágrimas mirando al techo y señalando con un dedo) NO PUDISTES CON ELLA ¿CIERTO? Jajajajaja (se reía de los puros nervios) Se afanaron ambos en que Ana mantuviera el pulso Vilches reviso todos los exámenes que le habían practicado, llegaron a la conclusión que tendrían que operarla de la cabeza para poder remitir un hematoma que se había formado por el impacto Cruz, Héctor y Alicia salían de la sala de operaciones agotados después de extraer el fierro que Esther tenía en la zona baja del estómago, salvaron su vida pero no pudieron salvar ciertos órganos Iban hacia la sala de médicos cuando una enfermera interceptaba a Cruz Enfermera: ¡Doctora Gándara! El doctor Vilches quiere que le ayude en la operación

de la doctora Gonzales C: Vamos, Héctor ve dando noticias de Esther por favor (se iba detrás de la enfermera, se lavaba las manos, la enfermera le ponía un pijama los guantes el gorro la mascarilla e VilchesQUE ingresaba a la cirugía) ¿qué tenemos? (seUNA poníaHIJA al lado ) LUCHA POR SU V: ¿QUE QUÉ TENEMOS? Jajajaja ¡A DEdePUTA PUTA VIDA...! SE NOS HABIA IDO CRUZ (la miraba a los ojos y esta veía el enrojecimiento que demostraba la mirada de Vilches, se picaban siempre pero le tenía un gran cariño a Ana esa pediatra toca cojones como le decía él era la única que tenía el mismo sentido del humor que su pareja) C: Pero está de nuevo con nosotros luchando (apretaba su hombro dándole fortaleza, sus ojos se llenaban de lágrimas pero luchaba porque no salieran a flote al darse cuenta que Ana había muerto pero sin saber cómo volvió a ellos, esa mujer era una guerrera) V: Tiene un hematoma en la cabeza, tendremos que abrirla necesitamos a un neurólogo presente C: Llama al neurólogo de turno (pedía a la enfermera) V: Nos va a matar cuando se vea sin pelo C: Tú te las arreglas con ella V: Es lo que más deseo (acariciaba la mejilla de Ana) Enfermera: El neurólogo está en una operación de extracción de un tumor C: Llama a Claudia esta en cafetería V: ¡Pero esa está como una cubaaa!

Miradas que hipnotizan

103

C: Dile que la quiero lista en 15 minutos que se tome todos los cafés que tenga que

tomarse o que se meta un chutazo que le quite la maldita borrachera que lleva encima pero la quiero aquí ¡ya! Enfermera: Voy (salía por patas la enfermera a cafetería que era donde estaban todos a espera de respuestas) doctora Castilla la necesitan en cirugía Claudia: Pero ¿no ves como estoy? Enfermera: La doctora Gándara dijo que la quería en su quirófano dentro de 15 minutos el neurólogo de turno tiene una extracción y necesitan de uno para poder remitir el hematoma que tiene la doctora Gonzales Claudia: Joder (se levantaba como podía) consíganme un café cargado voy al baño a mojarme la cara Maca estaba acariciando a la pequeña que se había quedado dormida cuando vio entrar a la sala de médicos a Héctor seguido de Alicia M: Di... dime que está bien (imploraba con la mirada) H: Maquita pudimos extraerle el fierro (se sentaba en la mesa y tomaba una mano de

Maca) ahora está en la UCI ya sabes las primeras horas son cruciales, pero todo salió bien a excepción de que... (miraba a Alicia) M: ¿A excepción de que Héctor? (preguntaba) H: Uff el fierro estaba en la zona baja del estómago (bajaba la cabeza) tu... tuvimos que... que... extraerle el útero (se pasaba una mano por la nuca) está... está en coma Maca cerraba con fuerza sus ojos dejado caer varias lágrimas su niña estaba en coma M: En... en coma (con un hilo de voz) qui... quiero verla Héctor por favor (imploraba

con su mirada) H: Alicia acompáñala a la UCI pero no podrás estar más de cinco minutos con ella Maca M: Vale (se levantaba con la niña) voy a dejar a la niña con mis padres y vamos Maca de Héctor fue con a cafetería estey informó a todos de la situación de a Esther,acompañada la sicóloga dejó a la niña su abuela se fue a cambiar para poder ingresar la UCI Rocío: ¿Despertara Héctor? (se limpiaba con un pañuelo las lágrimas) H: Lo siento señora Rocío pero eso solo depende de Esther Rosario: ¿No podrá tener hijos? H: No... pero Cruz antes le extrajo unos óvulos antes de quitar los órganos que no se

pudieron salvar Maca entraba con miedo a la UCI, escuchaba los pitidos de las maquinas que tenía conectada a su cuerpo Esther, sus ojos se llenaban de lágrimas al verla en ese estado, se acercó despacio y se sentó en esa silla tan incómoda que había cerca de su cama, tomó con delicadeza una de sus manos y la besó con ternura, miraba su cara con apósitos por los cortes que le habían provocado los vidrios rotos del coche, acariciaba su mano y la besaba una y otra vez dejando que sus lágrimas corrieran por su mejilla nuevamente sin poder controlarlas

Miradas que hipnotizan

104

M: Mi amor, tú puedes salir de ese oscuro sueño, cariño sniff... no sabes cuánto te amo

mi amor... sniff... se supone que hoy sería un día de alegría cariño y mira como hemos terminado sniff... Sofía preguntó por ti mi amor sniff... ¿sabes que dijo? (se limpiaba con su mano libre las lágrimas) dijo que quería mucho a su mami Esther sniff... ella ya te considera su madre sin que tengamos que inculcárselo sniff... (besaba su mano) regresa con nosotras mi amor por favor (un llanto sin control se apoderaba de ella haciendo que su cuerpo se convulsionara, tenía miedo de perderla, miedo a no saber cuándo despertaría, miedo al saber cómo reaccionaría cuando despertara y supiera que no podría tener hijos) Sentía un frio recorrer su cuerpo, miraba hacia un lado y no veía a nadie solo arena y un mar tranquilo respiro hondo y sintió que le tocaban el hombro miro hacia atrás y abría grandes ojos E: ¿Anita? (decía sorprendida) Ana: Alojaaaaa (la saludaba con su habitual alegría)

La abogada abrazaba con fuerzas a su amiga, no sabía porque pero se alegraba encontrarla junto a ella E: Pero... (decía confundida separándose) nosotras íbamos en el coche... que... ¿qué

pasó Anita? Ana: Un coche se nos vino encima (agachaba la cabeza) fue mi culpa E: No cariño, (la tomaba de la barbilla) tú no tienes las culpa Ana: Si no hubiese salido así de tu casa, ahora no estaríamos aquí (mirando a su alrededor) E: ¿Dónde estamos? ¿Estamos muertas? Ana: No, yo ya me morí jejejeje no sabes cómo se la jugué a Vilches E: ¿Tú... tú moriste? Ana: Sí, pero fue solo un ratito sentí una paz muy profunda, deje de sentir dolor (se tocaba el corazón) y me gustó la sensación pero luego mi cuerpo se llenó de una fuerza que desconocía y cuando abrí los ojos estaba aquí E: ¿Entonces aun no hemos muerto? Ana: Nop (negaba con la cabeza) solo está en nosotras el querer volver E: ¿Y eso cómo se hace? Dios Maca, mi niña (miraba hacia el mar) Ana: Tú sí tienes por quien volver (tomaba su mano) yo... Esther yo no quiero volver E: Pero ¿qué gilipolles estás diciendo? (se alteraba) Ana: Esther escúchame (tomaba su cara con las manos) aquí me siento bien, aquí no sufro, y si vuelvo sé que sufriré... ven toma mi mano y cierra los ojos (le pedía a la abogada y esta accedía... ambas cerraban sus ojos y al abrirlos se veían en la sala de cirugía, en donde estaban operando a la pediatra, se podía ver a Vilches muy concentrado a Cruz de un lado y a Claudia del otro dándole indicaciones) joder que me raparon (se pasaba las manos por la cabeza) C: Vilches tendremos que llamar al especialista V: Sí, pero la operación salió bien, pudimos ponerla una placa en las vertebras Claudia: ¿Se quedará invalida? (preguntaba con un hilo de voz)

Miradas que hipnotizan

105

V: No lo sabemos (negaba con la cabeza) el

golpe fue demasiado fuerte y su espalda sufrió las consecuencias Claudia: Pero has dicho que le pusieron unas placa C: Sí Claudia pero solo sabremos si salió bien, cuando Ana despierte... Claudia: ¿Y Esther, cómo salió de la operación? C: Dentro de todo bien, tuvimos que extraerle el útero (Esther posaba sus manos bajo su vientre) ahora solo falta que salga del coma V: Este par de cabezonas lo lograran, son unas guerreras

Esther tomaba la manos de Ana y esta sabiendo lo que quería la acompañó a otra sala, ahí se podía ver a Maca sosteniendo una mano de Esther profundamente dormida, la abogada se acercaba a la cama y acariciaba el pelo de su chica, Maca sintió un escalofrío recorrer su cuerpo y afirmó con más fuerza la mano de Esther E: Ana debemos volver Ana: Esther como te digo eso solo está en nosotras por mi parte no quiero regresar, se

lo que me espera E: Podremos con eso Ana por favor, no me dejes sola (con lágrimas en los ojos) Ana: Lo siento cariño pero es mi decisión (le limpiaba sus lágrimas) sabes que te cuidaré donde sea que esté E: Pues si tú no vuelves yo tampoco coño (decía con rabia) Ana: Tú tienes que volver hay una niña que necesita de ti E: Y yo te necesito a ti Ana: Cariño (negaba con la cabeza) seré un estorbo para todos no quiero ser una carga para nadie E: Pero si ni siquiera sabe mos cómo salió la operación Ana: Esther E: ¡Ni Esther, ni leches! (decía impotente) Ana: No quiero volver para seguir sintiendo ese dolor que sentía durante las últimas semanas (agachaba la cabeza) Esther la abrazaba con fuerza sintiendo el miedo de Ana, pasado unos segundos se vieron de nuevo en la playa ambas sentadas mirando el mar E: No volveré sin ti Ana: Debes volver Esther E: No sin ti Ana negaba con la cabeza tendría que hacer recapacitar a su amiga, Esther tenía una familia algo por que luchar, en cambio ella no tenía nada, perdió el amor de la única mujer que la hizo plantearse formar una familia, de vivir el resto de su vida a su lado, pero las cosas no salieron como pensaba esa mujer la misma que la hizo llegar al cielo de un momento a otro hizo que bajara al infierno de un porrazo Dos semanas después Esther perseguía a la pediatra por la orilla de la playa, Ana se lanzaba al agua riendo como dos niñas pequeñas, disfrutaban de ese mundo en el que estaban ambas

106

Miradas que hipnotizan

Esther salía del agua y se estiraba en la blanca arena Ana la seguía de cerca y se estiraba a su lado mirando ambas el cielo azul Ana: Esther debes volver E: Ya te dije sin ti no vuelvo

Ana cerraba los ojos y suspiraba Maca llegaba a su casa para poder ducharse y ver una momento a su pequeña se pasaba el mayor tiempo posible en el hospital esperando que Esther y Ana volvieran del coma en el que ambas habían caído M: Hola mama (saludaba a su madre

que estaba en la cocina dándole de comer a la

pequeña) Rosario: Hola cariño (le daba un beso en la mejilla y acariciaba su mejilla) M: ¿Cómo está mi pequeña? (la niña alzaba sus bracitos para ser cargada, Maca la

sacaba de la sillita y le daba su besito) ¿no has comido mi amor? (le preguntaba a la niña que se escondía en su cuello) Rosario: No ha querido probar bocado (acariciaba su espalda) solo pregunta por Esther M: Mi amor tienes que comer (besaba la mejilla de la niña) Sofía: Yo quero que enga mama Eter (ponía pucheros) M: Mama Esther está enfermita cariño (sus ojos se llenaban de lágrimas) pero pronto va a venir Sofía: Y no la pedo ver (jugaba con el pelo de su madre) M: Aun no cariño (no quería que su hija sufriera al ver a Esther conectada a varias maquinas) Sofía: Pedo yo quedo verla (se acurrucaba en el pecho de su madre) quedo dale itos (ponía pucheros) Rosario: Maca hija porque no la llevas M: Va a ser muy duro para ella mama (besaba con ternura su cabecita) Rosario: La niña cada día está más triste si ve a Esther y se da cuenta como está su ánimo mejorar M: Lo puede consultaré con Cruz Rosario: ¿Y Ana cómo va? M: Uuuuf igual (se sentaba en una silla con la niña) Rosario: ¿Y Claudia ha ido a verla? M: Después de la cirugía no ha ido a verla, no sé que tiene en la cabeza... dice que por su culpa ocurrió todo que no soporta verla en ese estado (negaba con la cabeza) Rosario: ¿Sigue con el Raúl ese? M: Sí aun siguen, por lo que me contó el otro día Rosario: ¿Vas a ir ahora al hospital? M: Sí, me ducho y me voy, pero antes voy a llamar a Cruz a ver qué me dice (se levantaba con la pequeña) ¿te bañas conmigo en la tina? Sofía: Shi (decía feliz) M: Quédate un ratito con la abu que yo voy a preparar la tina (dejaba a la niña con su madre y se iba al baño a preparar la tina, una vez todo listo fue a buscar a su hija y se metió con ella a disfrutar de esa tina y tratar de distraerse un poco, tomó el celular que estaba sobre una toalla cerca de la tina y marcó el número de Cruz mientras su hija jugaba con unos patitos entre sus piernas

Miradas que hipnotizan

107

C: Dime guapa (contestaba Cruz) M: ¿Alguna novedad? C: No todo igual (decía sin ánimos) M: Uff (se frotaba la frente) Cruz te llamaba para saber si la niña podría ingresar a la

UCI donde está Esther, tiene los ánimos bajos y no deja de llamarla... C: Será un palo para ella, verla en ese estado pero sería bueno así no la extraña tanto y sabe que está ahí M: Sí, mi madre me decía lo mismo, casi no tiene apetito y me preocupa Cruz

(acariciaba la cabecita de su hija) C: Echa de menos a Esther M: Mucho Cruz (una lágrima corría por su mejilla) hay noches que llora y cuando la voy a ver, solo llama a su mama Esther sniff... C: Es pequeña Maca y es normal que la eche de menos (se limpiaba una lágrima rebelde) M: Bueno Cruz nos vemos esta tarde y a ver si llevo a la niña C: Vale cariño un beso nos vemos (se despedía) M: Otro nos vemos (Maca dejaba su móvil donde estaba y salió de la tina junto a su hija, se puso una bata y enrolló con una toalla a su hija dejándola sobre su cama para poder secarla y ponerle su ropita) mi amor ¿quieres ver a Esther hoy día? Sofía: ¿Pedo... pedo? (preguntaba feliz) M: Sí mi amor (besaba su cabecita) vamos a ir esta tarde Sofía: Shi a ver a mami Eter Ana miraba el cielo azul sobre su cabeza pesaba en cómo convencer a Esther de dejarla sola en ese mundo E: Ni se te ocurra Ana (decía sin mirarla imaginándose lo que estaba pensando) si

volvemos, volvemos las dos juntas Ana: Esther tienes a Maca, a tu madre, a Sofía, yo no tengo nada a lo que aferrarme E: Me tienes a mí, a la niña y a todos los que nos esperan al otro lado Ana: No quiero sufrir Esther, mi vida no será igual si no tengo a Claudia conmigo (con los ojos cristalinos) Claudia estaba en cafetería junto con Cruz tomándose un café, revisando las últimas pruebas que le habían realizado a Esther y Ana C: Uuuf nada (dejaba los papeles sobre la mesa) Claudia: Todo salió bien no sé porque no salen de ese coma C: Yo tampoco (tomaba un sorbo de su café y miraba a Claudia) ¿por qué has mandado

al otro neurólogo a hacerle las revisiones a Ana? Claudia: No puedo verla así Cruz C: Ja, y una mierda tú te sientes culpable (tomaba sus manos) pero no lo eres Claudia: Dejemos el tema Cruz (se levantaba de la mesa y se iba a su despacho) Horas después entraba por urgencias Maca acompañada de su hija T: Pero a quien tenemos por aquí (salía de recepción para ir al encuentro de la pequeña)

Miradas que hipnotizan

108

Sofía: Oa Tede (ponía su mejilla para que le dé su besito) T: Hay pero que grande estás pequeña (la tomaba en brazos) Sofía: Shi... veno a ve a mama Ete (Teresa miraba a Maca con grandes ojos) M: Sí Teresa, la niña la echa de menos y es mejor que la vea T: Pero... pero... ¿le dice mama a Esther? Sofía: Ez mi mama Tede M: Jajajaja sí, es tu mama, el mismo día del accidente la llamo así (cargaba a su hija)

ahora se lo dirá a su mama Esther para que la escuche Sofía: Y le de itos (besaba la mejilla de su madre) M: Sí y para que le des besitos, Teresa nos vamos para dentro le avisas a Cruz que estaré en mi despacho T: Sí, no te preocupes, a ver pequeña dame un besito (la niña ponía su mejilla para ella recibir su besito) jejejeje no cambias (le daba su beso y las veía marchar a ambas) E: ¿Ana? (le tomaba un brazo) ¿Annaa? (la sacudía sin tener respuesta) ¡ANAAAA! (le

gritaba y la zarandeaba más pero esta estaba con los ojos cerrados) ¡NOOOO! ¡ANAAAAA! ¡NO ME HAGAS ESTOOOOOO! Ana había tomado la decisión de partir pero antes tenía que ver a las personas que quería, volvió sola al mundo de los “vivos” entró a urgencias mirand o todo a su alrededor vio a Teresa leyendo una revista, Alicia a su lado mirando por el hombro de esta y dando su opinión sobre un artículo, se encamino a un box y hay estaba Vilches con Héctor atendiendo a un anciano como siempre con su lado borde lo echaría de menos, se acercó y dejó una beso en su mejilla Vilches sintió un escalofrió recorrer su cuerpo miró hacia atrás pero no vio a nadie se sentía observado pero siguió a lo suyo, fue a cafetería y hay estaba Cruz conversando con otro médico se sentó a un lado y posó su mano sobre la de la cirujana, una lágrima corría por su mejilla al escuchar como su amiga le decía al médico que todo estaba bien y que pronto sus amigas saldrían del coma, acarició su pelo y le dejó un beso en la cabeza, Cruz sintió esa caricia, se quedó observando su mano para luego levantarse e ir a recepción, caminaba por los pasillos y recordaba tantos momentos tantos recuerdos por esos pasillos, subió al despacho de Claudia perojunto esta no hay asíseque se fue al despacho Maca, allídeestaba de su amiga conestaba la pequeña acercó a ellas acarició de la cabecita la niñalaymujer Sofía como si la sintiera levantó su cabecita y le regaló una sonrisa seguido de poner sus morritos al aire para que Ana le diera su besito, Ana se asustó... ¿cómo la niña podía verla? Sería la inocencia que aun tenía, sin más le dio su besito, Maca vio a su hija poner los morros y luego sonreír, un escalofrío recorrió su cuerpo y un miedo se instauró en ella, tomaba a su hija en brazos cuando Cruz entraba por su despacho C: Hola Maca (la saludaba de dos besos

y Ana se quedaba cerca de ellas observándolas por última vez) M: Ehhh... hola Cruz (decía confundía y perturbada) C: ¿Te pasa algo? (Ana miraba a ambas) M: Nada tonterías mías (se sentaba en un sillón seguida de Cruz quien tomaba a la niña en brazos) C: ¿Cómo está la princesa más guapa del mundo? Sofía: Men veno a ve a mama Eter (Ana abría grandes ojos y sonreía al saber que la niña ya consideraba a su amiga su madre) C: ¿La vienes a ver? ¿Y le darás besito para que se cure pronto?

Miradas que hipnotizan

109

Sofía: Shi jijiji (se escondía en el pecho de la cirujana avergonzada, miraba hacia donde

estaba Ana y la llamaba con su manita) M: ¿Qué haces hija? Sofía: Itos... (ponía los morros y Ana ponía un dedo en su boca señalándole silencio a la niña esta repetía el mismo gesto) jijijii C: ¿Quieres un besito? (y la niña negaba con la cabeza, Ana se acercaba a Maca y le susurro al oído) Ana: Cuida de Esther

Maca como si le hubiesen dado un calambrazo se levantaba del sillón, abrazándose a ella misma por el intenso escalofrío que sintió C: ¿Pero qué te pasa? M: Es... que no sé explicarlo (decía confundida) sentí un escalofrío (se tocaba la oreja

aun sintiendo el escalofrío) C: ¿Un escalofrío? (la miraba para luego mirar a la niña que miraba hacia la puerta) joder, joder (se levantaba del sillón) yo en cafetería te juro que sentí una caricia (Maca la miraba confundida tomaba a la niña y veía como Cruz se dirigía al teléfono y marcaba) Claudia Claudia: Sí dime C: Vamos a hacerle nuevas pruebas a la chicas Claudia: Pero si les hicimos unas esta mañana C: Tengo un mal presentimiento Claudia (miraba a Maca y a la niña) Claudia: Está bien voy... voy a la habitación de Ana... para hacerle una revisión (decía nerviosa) C: Yo voy a la de Esther (colgaba) vamos Maca (salía del despacho junto con Maca) Claudia iba en el ascensor sentía un dolor en el pecho y un nerviosismo al tener que ver a Ana, hace dos semanas que no había pasado a verla y hoy iba hacerlo

E: ¡ANNAAAA! (seguía gritando y golpeaba a su amiga con lágrima en los ojos) POR

FAVOR...POR FAVOR Ana: Esther (la llamaba en un susurro la abogada levantaba la cabeza y se aferraba a su cuello abrazándola con fuerza) Esther cariño tienes que volver yo ya dejé de luchar (respondía como podía a su abrazo) E: No Ana sniff no por favor (imploraba entre sollozos) Ana: Debes dejarme ir cariño (casi sin aliento) E: ¡NOOOOOOOO! NO ANA POR FAVOR (tomaba con fuerza sus manos) Claudia entraba a la habitación y se quedaba de piedra al ver a la mujer de su vida postrada en esa cama con varias maquinas controlando su cuerpo, estaba pálida, con un vendaje en la cabeza que tapaba su calvicie y unos apósitos por la cara debido a los cortes que sufrió... despacio se acercó a la cama con un temblor en sus manos tomó las manos inertes de Ana entre las suyas, sus lágrimas no tardaron en salir y abatida se arrodilló al lado de la cama Claudia: Lo... lo siento mi amor (besaba su mano)

110

Miradas que hipnotizan

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// M: Ven cariño (tomaba la manita de su hija) vamos a ver a mama (decía

frente a la puerta de la habitación) Sofía: Shi (decía ansiosa, Maca abría la puerta y tomaba en brazos a su niña para poder ver desde la altura a su mama) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Claudia: Perdóname mi amor (besaba repetidas beses la mano de Ana) perdóname por

favor /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Ana: Cla... Claudiaaaaa (una sonrisa se instauraba en su cara al escuchar la voz de ella) E: Sí Ana Claudia te espera cariño...

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Sofía: ¿Le lele mami? (al ver la cara de Esther con apósitos y algunos moretones) M: No mi amor, no le duele

Maca acercaba a su hija a la cama, la pequeña estiraba su manito para poder tocar la carita de Esther y dejar una pequeña caricia /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Claudia: Te necesito Ana te... te necesito y te echo mucho de menos mi amor (besaba

esos labios secos y unía su frente con la de ella) por favor mi amor vuelve Un pitido fuerte se escuchaba en la habitación, Claudia miraba el monitor asustada Claudia: NOOOOO... ¡ANAAAAA! ¡MI AMOORRR! ¡NOOOOO! (gritaba

golpeando el pecho de Ana sus lágrimas corrían a raudales apretaba el botón de urgencia y entraba Vilches seguido por una enfermera V: ¿Qué coño sucede? (se acercaba a

la cama y miraba las constates de Ana)

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Sofía se acurrucaba al pecho de Esther, ponía su cabecita en su cuello y le daba besitos en la mejilla, Maca miraba la escena con lágrimas en los ojos Sofía: Vueve mami te esho de menos (le susurraba al oído)

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// El cielo que hace momentos era azul, fue inundado de grandes nubes negras, Esther miraba el mar que golpeaba sus olas fuertemente contra las rocas de la costa, miraba a

111

Miradas que hipnotizan

Ana que se cerraba sus ojos, la voz de su niña llegaba hasta ella pidiéndole volver, abrazó con todas sus fuerzas a Ana tratando de retenerla con ella pero una fuerte ola llegó hasta ellas arrastrándolas hacia el mar E: ¡ANAAAAAAAA! (gritaba buscando la mano

que había soltado) ¡ANAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! (una ola cayó sobre su cuerpo llevándola al fondo del mar como podía miraba por si veía a Ana pero la oscuridad del mar le imposibilitaba la tarea nadó como pudo a la superficie tratando de llenar sus pulmones de aire) Ana: ¿¡ESTHEEER!? ¿DONDE ESTAS? ¡ESTHHHHERR! (escuchaba que la llamaba Ana a lo lejos) E: ¡ANAAAAAAAA! (respondía y nadaba hacia donde escuchaba la voz) Ana: ¡ESTHER! ¡DEJATEEEEEEE! LLEEEEEEEEEEVARRRRRRR (escuchaba que le decía) E: NOOOOOOO ANAAAAA NO ME DEJEEEEEEES (una nueva ola cayó sobre su cuerpo llevándola al fondo de este, movía sus brazos y piernas para poder llegar a la superficie pero algo la arrastraba hacia el fondo, el aire que tenía en los pulmones se acababa, sintió angustia y un miedo al ver que se quedaba sin aire, cerró los ojos y ante ella aparecieron esos ojos preciosos que lograban desconectarla del mundo, esos ojos color verde mezclados con azul su mirada profunda y su sonrisa) Sofía: Vueve mami (escuchaba su linda voz, la angustia dejó de sentirla el miedo

también y se dejó llevar por esa voz) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Pi... pi... pi... piiiiiiii... Maca miraba el monitor asustada, tomaba a su hija en brazos y tocaba el timbre de urgencia Cruz entraba enseguida se acercaba a la cama de Esther y miraba los monitores Maca en una esquina abrazaba con fuerzas a su hija con lágrimas cayendo por sus ojos la pequeña se escondía en su cuello al escuchar los sollozos de su madre E: Ana (murmuro) no ¡ANAAAAA! (abría sus ojos y los cerraba al sentir

una potente

luz) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Vilches miraba los monitores sin entender que pasaba, Claudia sentada en el piso con la cabeza entre las piernas no dejaba de llorar y balancearse esperando las noticias Ana: E... Esther (su cabeza salió de su

cuerpo al escuchar la voz de Ana, se levantó todo lo rápido que pudo y se acercó a la cama tomando sus manos) Claudia: Cariño (acariciaba su frente y besaba su mano) vamos mi amor abre los ojitos Ana con esfuerzo abría sus ojos al escuchar esa voz que la volvía loca, trataba de adaptarse a la fuerza de la luz que había en la habitación, apretaba un poco la mano que tenía entre las suyas y dirigía su mirada a esa persona Ana: Cla...Claudia (una sonrisa se instauraba en su cara al verla cerca de ella)

112

Miradas que hipnotizan

Claudia: Sí... sí mi amor... (sin esperar más besaba esos labios que echaba tanto de

menos siendo correspondida por la receptora de ese beso) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// C: Tranquila Esther (le pedía al escuchar su agitación) M: Mi amor (con un hilo de voz se acercaba a la cama) E: Ma... jmmm... Macaaa (abría sus ojos y la veía a un lado suyo junto con la niña en

brazos) mis niña (sonreía como podía) Sofía: Depetate mami (decía feliz)

Esther al escuchar la voz de su niña, y decirle mami le sacó una gran sonrisa y unas lágrimas de los ojos era lo mejor que había escuchado después de haber estado tanto tiempo sin escucharla E: Ve...ven mi amor (las llamaba) M: Mi niña... (sentaba a la pequeña en la

cama y esta solita se acomodaba en el cuello de Esther dejando tiernos besitos) mi niña guapa (besaba sus labios siendo correspondida y mezclando las lágrimas de ambas) Cruz miraba la estampa emocionada su amiga había despertado C: Cabrona lo que nos has hecho sufrir sniff (le decía acercándose a ella una vez se

habían separado y le daba un beso en la mejilla) E: Cruz (y Ana? (preguntaba asustada) Sentía el sabor de sus labios sobre los suyos, pero un flash llegó a su cabeza recordando el beso que le dio Raúl a Claudia, sus labios dejaron de responder al beso abrió los ojos y vio como la neuróloga la miraba confundida Claudia: ¿Qué pasa cariño? (acariciaba su

mejilla pero Ana giraba su cabeza)

Ana: Ve... ejem... vete Claudia (le pedía con la mirada a Vilches que veía la escena sin

decir nada que la ayudara) Claudia: Ana (apretaba sus labios) V: Bueno vamos a hacerte unas pruebas para ver que tal estás (intervenía en la conversación Claudia no dejaba de mirar a una Ana que miraba hacia la ventana, se dio la vuelta y salió de la habitación con un nudo en la garganta para encerrarse en su despacho y liberar esas lágrimas de alegría y tristeza a la vez) ¿cómo te sientes? Ana: Cansada V: No sabes como me alegro que ya estés con nosotros (le dejaba una caricia en la mejilla) Ana: No puedo decir lo mismo (Vilches la miraba a los ojos confundido) V: ¿Por qué? Ana: Vilches allí donde estaba no sentía este dolor que siento ahora al verla (una lágrima caía por su mejilla) yo. .. yo no quería volver... me vine a despedir de vosotros, pero luego escuché su voz las suplicas de Esther y no pude era algo más fuerte que yo V: Pero ¿qué coño dices? (enfurecido) Ana: No... no... quería volver a este mundo

Miradas que hipnotizan

113

V: Escúchame muy bien Ana (se acercaba a ella y tomaba sus manos) aquí en este

mundo tienes a muchas personas que te quieren, una vida por delante un trabajo una familia joder... Ana: Ana familia.. (decía en un murmullo) V: Sí joder, nosotros somos tu familia las personas a tu alrededor y las que te quieren son tu familia (la miraba fijamente) Ana yo... yo tuve tu vida en mis manos me las hiciste pasar putas (con los ojos cristalinos) Ana: Si lo sé (Vilches la miraba confuso) digamos que podía ver todo desde mi mundo

junto con Esther V: ¿Cómo? Ana: Vilches yo morí, pero no sé como explicarlo después llegué a un mundo paralelo a este y hay me encontré con Esther V: ¿Me estás diciendo que ambas estando en coma se encontraron? (preguntaba perplejo) Ana: Exactamente (con una sonrisa en la cara) V: Joder hasta en el más allá se reencuentran vosotras (le regalaba otra sonrisa) te tendremos que hacer unas pruebas Ana: Sí, lo sé (miraba sus piernas) V: Ana... veamos las pruebas y no pienses cosas negativas las operaciones salieron bien, confía Anita (apretaba con fuerza su mano) Ana: Uuuff será lo que dios quiera V: Ana (preguntaba con pau sa) Claudia ha sufrido mucho Ana: Vilches ¿me haces las pruebas? (cambiaba radicalmente de tema) Maca había llamado a su suegra y a sus padres para darles la noticia de que Esther ya había salido del coma, habían trasladado a Esther a una habitación de planta después de hacerle algunos exámenes, la pequeña Sofía no se separaba de ella, estaba dormidita acurrucada en el pecho de Esth er... cuando la sicóloga entraba a la habitació n junto con Cruz C: Bueno Ana está bien (con una gran sonrisa) ha salido del coma y ahora están

practicándole unas pruebas E: Uuuufff (botaba todo el aire que sus pulmones estaban conteniendo) M: También la trasladaran a una habitación de planta (se sentaba en una silla que había cerca de la cama y tomaba una de sus manos para besarla) C: Esther cómo es eso de que vosotras estaban juntas en el más allá como dice Vilches (se cruzaba de brazos esperando la respuesta de Esther) La abogada empezó a relatarles todo lo que había pasado, les contó de la decisión de Ana de no despertar del coma, de cómo ellas podían verlas desde donde estaban, de que Esther no pensaba dejar sola a Ana en ese mundo, de la decisión que había tomado Ana de dejar de luchar, de la tempestad que pasó el mar, los sentimientos, los miedos... todo Maca y Cruz escuchaban atenta el relato de la abogada a quien se le llenaban los ojos de lágrimas al recordar como tenía en los brazos a su amiga y no podía hacer nada por retenerla M: Así que Ana se iba a dejar morir, para que tú volvieras con nosotras E: Sí, Ana no quería despertar del coma

Miradas que hipnotizan

114

C: Pero sí despertó, algo tuvo que haber pasado para que despertara E: Antes de que empezara la tormenta, mencionó a Claudia C: En ese momento que despertó Claudia estaba con ella M: A lo mejor Claudia le dijo algo y Ana lo escuchó (buscando una lógica a lo

sucedido) E: Puede ser (acariciaba la cabecita de su pequeña) yo escuche la voz de mi niña y me dejé llevar por ella (besaba su frente con ternura) Maca la miraba con amor se acercó a ella y le dio un beso que Esther se encargó de profundizar, Cruz salió sin que ningún de las dos se diera cuenta, Maca se separó lo mínimo y junto su frente con la ella y dejar un beso en su nariz haciendo que la abogada sonriera M: Mi amor hay algo que no te hemos dicho (Esther le hacía un huequito en la cama y

Maca se ponía de lado pasando uno de sus brazos por encima del cuerpo de Esther y la niña) tu... tuvieron... que... (no sabía como decirlo) E: Lo sé mi amor (bajaba la cabeza) no... no podré ser madre M: Lo siento mi amor, pero Cruz extrajo unos óvulos antes de la operación... cariño (la miraba fijamente) yo puedo tener a tus hijos mi amor, quiero tener a tus hijos, formar una familia contigo mi amor E: Maca (decía emocionada) M: Eres lo más bonito que tengo en la vida Esther junto con nuestra hija (a la abogada se le llenaban los ojos de lágrimas al escuchar ese “nuestra hija” miraba a la pequeña que dormía acurrucada a su pecho y besaba su frente) mi amor, he estado hablando con tu madre y me he asesorado por los abogados de mi familia y... (se frotaba la frente nerviosa) E: ¿Para qué te has asesorado? (preguntaba curiosa y con miedo a la vez) ¿no me digas que Fernando está tocando los cojones otra vez? M: No, no, no mi amor, no se trata de eso o bueno sí algo, se trata de la niña... Si...si tú quieres (tomaba una de sus manos y la entrelazaba con la suya) ser la madre legítima de Sofía, quiero decir que lleve tus apellidos... (la miraba fijamente a los ojos) ¿quieres? Esther miraba fijamente a Maca, veía en esos ojos azules todo el amor que sentía la sicóloga por ella, llevó las manos de Maca a sus labios y le dejó una infinidad de besos, besó a la pequeña en la sien y volvió a mirar a su chica E: Mi amor, claro que quiero cariño (Maca le dejaba un beso en los labios que Esther

profundizaba) M: Cariño (juntaba sus frentes) te amo mi amor E: Yo también cariño, no sabes lo feliz que me haces (acariciaba su mejilla) M: No sabes el susto que pase cuando te vi hay en... en el coche mi amor (sus ojos se cristalizaban) no quiero perder el tiempo mi amor, quiero hacerte la mujer más feliz del mundo E: Y yo hacerte a ti la mujer más feliz de l mundo (besaba sus labios) pero cariño, antes tendremos que hacer una cosita ¿no? M: Amor que estás convaleciente (decía asombrada) E: Jajajaja no cariño de eso no se trata (besaba sus labios) aunque ganas no me faltan (le guiñaba un ojo) mi amor para que todo se formalice nosotras (se señalaba ambas) tendríamos que casarnos

Miradas que hipnotizan

115

M: Ya, ¿y me lo pides así? (decía con un a gran sonrisa) E: No mi amor yo no te lo estoy pidiendo (sonreía al máximo) M: ¿Es que quieres que yo te lo pida? E: ¡Clarooo! (decía como si fuera obvio) M: Jajajaja vale pero te lo pediré cuando yo quiera (se hacía la chulita) E: Espero me sorprendas M: Ya verás cariño ya verás (se acercaba a besar esos labios que la esperaban ansiosa)

Cruz iba al despacho de Claudia para ver como estaba, no la había visto hace horas y por lo que le dijo Vilches lo más probable es que lo esté pasando mal C: ¿Claudia? (preguntaba al no ver a nadie, entraba

al despacho de su amiga para ver si estaba en el baño pero no había nadie, se dio la vuelta para irse pero un sollozo la hizo detenerse y encaminarse a la mesa que era de donde se escuchaba, miró por encima de esta y hay estaba Claudia con la cabeza entre las piernas llorando, dio la vuelta a la mesa y se arrodillo al lado de su amiga) Claudia cariño (la abrazaba y esta se aferraba a ese abrazo sin dejar de llorar) Claudia: Me... me... sniff... me... odiaa... Cruz... me... o... odia (decía entre sollozos) C: No cariño no te odia (besaba su cabeza y acariciaba su espalda) Claudia: Sí Cruz... me... me... odia C: Claudia cariño mírame y explícame que ha pasado Claudia le contaba lo sucedido, el dolor que sintió cuando Ana la miró y le dijo que se fuera que la dejara C: Pero Claudia coño... se supone que tú estás con Raúl (la regañaba) Claudia: Lo... lo sé (agachaba la cabeza) pero no pude dejar de besarla la echo tanto de

menos Cruz C: Y a que esperas tonta (con una sonrisa en la cara le limpiaba las lágrimas a la neuróloga) Claudia: ¿Tú crees que me deje volver con ella? C: No lo sé, pero no pierdes nada con intentarlo (besaba su frente y Claudia se abrazaba a su cintura dejando que la cirujana la acaricie) Esther dormía en brazos de la sicóloga mientras la pequeña Sofía jugaba con unos muñequitos cuando la puerta se abrió y entraba la jueza junto con Lorena y los padres de Maca Rocío: Hola princesa (se acercaba a la pequeña y la tomaba en brazos) Sofía: Echito yaya (ponía sus morritos) Rocío: Besitos para mi pequeña (le daba sus besitos) hola Maca hija (le daba dos besos

en la mejilla) M: Hola Rocío, está dormidita (decía con una gran sonrisa) Pedro: Hola hija (besaba a Maca) hola mi niña (tomaba a la pequeña en brazos y le daba un besito en la frente) Rosario: ¿Cómo está Esther? (preguntaba en susurros) M: Bien, solo que está un poco bajoneada con la noticia de la extracción que tuvieron que hacerle pero dentro de todo muy bien, le conté mis planes suegri (miraba a la jueza con una gran sonrisa)

Miradas que hipnotizan

116

Rocío: ¿Y que te ha dicho? (correspondía a la sonrisa) M: Que sí, pero que primero tengo que pedirle que se case conmigo Rocío: Jajajajaja ya te lo había dicho hija Rosario: Entonces tendremos boda (decía ilusionada con la idea) M: Tendremos boda (afirmaba con la cabeza y besaba la frente de su chica)

Minutos después Esther despertaba estrechando más hacia ella a Maca quien sonreía al echar de menos esos momentos, abrió los ojos despacio y vio a tod os en la habitación, su madre se abalanzó sobre ella dándole miles de besos seguida de Rosario y Sofía que se sumaba a la “guerra de echitos”. Esther lloraba emocionada al ver el cariño de su gente, Pedro le dio un gran abrazo y un beso en la mejilla cuando su madre y su suegra la liberaron, Lorena se acercó y le dio un sentido abr azo seguido de un beso, Maca se acercaba de nuevo a su chica y tomaba sus manos entre las de ella, acariciaba su pelo con ternura escuchando como Esther les contaba lo que había sucedido en su “ otro mundo”’ junto con Anita Claudia no apareció más en la habitación de Ana, esta a pesar de que la echaba de menos no preguntaba por ella, los resu ltados de sus pruebas estarían listos ese día, nerviosa esperaba los resultados junto con Cruz y Elena que había ido a verla al enterarse por Maca que había despertado del coma Ana: Joder como tard a Vilches (refunfuñaba) C: Debe habérsele presentado algo Elena: Tranquila Ana, si por lo que dice Cruz tienes sensibilidad en las piernas eso

quiere decir que con un fuerte tratamiento volverás a caminar... ¿no Cruz? C: Sí, pero la rehabilitación será dura Ana tú ya lo sabes como médico Ana: Sí lo sé, pero lo que quiero saber es si me vais a operar de nuevo de la puta espalda C: No creo... la última radiografía que te hicimos salio bien así que no creo que hayan habido complicaciones (en eso por la puerta entraba Vilches con unos papeles en la mano) V: Todo bien Ana: ¿Seguro? V: Sí Ana, seguro

las pruebas salieron bien las placas ya están soldándose y solo tendrás que esperar un tiempo para poder hacer la rehabilitación Elena: Viste Ana (decía contenta) Ana: Uuuuuuuuuuuufffffffffff (soltaba todo el aire que tenía en los pulmones) ¿me das un abrazo? (pedía con la voz entrecortada, Elena se acercó a ella se sentó en la cama y dejó que Ana se abrazara a ella acariciando su cabeza que aun estaba tapada por una venda, dejó un beso en su cien la miró a los ojos y le dejó un pico en los labios para volver a abrazarla emocionada, sin darse apenas cuenta ellas una persona vio la escena y salía como alma que lleva el diablo seguida por Cruz que si la había visto) Vilches quiero ir a ver a Esther V: Pido una silla de ruedas para que puedas ir a verla (le regalaba una sonrisa) Ana: Gracias gruñón (le tiraba un beso) V: Si no fuera porque sé que eres de la otra acera juraría que me estabas echando los trastos Ana: Jajajaja y yo te juro que si me cambio no dudes que te los tiraría de verdad Elena: Que peligro tenéis vosotros jajajajaja

Miradas que hipnotizan

117

V: Esta que siempre ha estado enamorada de mi (decía mientras salía de la habitación

dejando a ambas riendo) C: Claudia (la tomaba del brazo y veía su cara roja de rabia) Claudia: ¿Están juntas Cruz? (de brazos cruzados) C: ¿Quién? ¿Ana y Elena? Claudia: Quien más Cruz, ¿están o no juntas? C: ¿Estás o no estás con Raúl? (la desafiaba con la mirada y

veía a esta agachar la cabeza) cojonudo Claudia (y se devolvía a la habitación de Ana dejando a Claudia en medio del pasillo) Un auxiliar dejaba la silla de ruedas en la habitación de Ana, Cruz y Elena la ayudaban a sentarse en esta y la llevaron a la habitación de Esther nada más entrar escuchaba la voz de la pequeña Sofía Ana: ¿Dónde está la cosita más linda del mundo mundial? Sofía: ¡Tita Ana! (se bajaba de los brazos de Lorena y corría hacia Anita) Ana: Ven a mis brazos ratoncita (abría sus brazos y la abrazaba con ternura) Sofía: Echitos tita (ponía sus morros y Ana le dejaba un sonoro beso para volverla

abrazar) te extrañé (escondía su cabecita en el cuello de Anita) Ana: Yo también pequeña (le decía emocionada) M: A ver mi amor siéntate aquí con mami Esther (la pequeña se sentaba en la cama y se abrazaba a la cintura de la abogada) Ana: Hola petarda (decía con lág rimas en los ojos a Esther) E: Tonta, ven aquí (le pedía que se acercara, Elena acercaba la silla a la cama de Esther y esta tomaba las manos de Ana dejando escapar las lágrimas) volvimos cariño sniff Ana: Gracias (ponía su cabeza sobre las piernas de Esther y dejaba que las lágrimas corrieran por sus ojos) E: A ti cariño (besaba su frente con ternura) Después deAna ese momento reencuentro charlaban sobre la boda la sicóloga la abogada miraba condegrandes ojos atodos ambas al saber que ning una ledehabía pedidoya la otra casarse Ana: La ostiaaaaa osea ¿que vosotras estáis planeando la boda sin petición de mano? E: A ver que aquí la que tiene que pedir la mano es mi chica (miraba a Maca) M: Sí pero ya te dije que te lo pediré cuando yo quiera (Claudia que escuchaba las risas

de todos se dispuso a entrar para ver com o estaba Esther) Ana: Joder, si estamos así a Elena se lo pido el mismo día que nos casemos jajajajaja (decía en plan broma dejando a una Claudia petrificada en la puerta sin saber si entrar o no) Elena: A ver si te doy el sí guapa (se hacía la interesante) Rocío: Hola Claudia, pero pasa hija no te quedes hay en la puerta (trataba de zanjar el tema al ver a Claudia en la puerta mirando a una Ana que estaba de espaldas a ella... quien al escuchar su nombre volteaba a mirarla) Claudia: Eh... venía a ver como seguías Esther (decía un poco cortada) E: Mejor Claudia gracias Rosario: Bueno que ya estás aquí, aprovechamos de hacerte la invitación a la boda

Miradas que hipnotizan

118

Claudia: ¿Cu... cual boda? M: Pues la mía hija la mía Claudia: ¿Os casais? (decía aliviada al saber que quienes se casaban era Maca y Esther) E: Sí pero, primero sabremos el día de la boda antes de que me pidan en matrimonio

jajajaja M: Ya te dije que lo haré cuando yo quiera Rocío: Y tú Claudia ¿no piensas en casarte? (primer dardo) Claudia: Yo... yo... puede que sí (respondía un poco nerviosa) Rosario: Y ese anillo ¿es de compromiso? (preguntaba al ver como Claudia movía un

anillo en su mano y todos dirigían su mirada hacia ella) Ana miraba la mano de Claudia y reconoció el anillo agachaba la cabeza al ver co mo Claudia dirigía su mirada a ella Claudia: Eh... sí es un anillo de compromiso (respondía a la pregunta sin dejar de mirar

a Anita) Pedro: ¿Te casas? (preguntaba asombrado) Claudia: No, don Pedro es solo un anillo que representaba el amor (miraba su anillo) Rocío: ¿Representaba? Claudia: Ehh sí representaba (se lo sacaba de su dedo, se agachaba frente a Ana le tomaba una de sus manos y lo dejaba hay cerrando el puño de esta) espero y deseo que sean felices (miraba a Elena también que del asombro abría su boca al igual que el resto) ojala la hagas feliz se lo merece (dejaba una caricia en la mano de Ana y se iba de la habitación bajo la mirada de todos) M: Peroooo... ¿qué? (miraba a Ana que tenia los ojos fijos en ese anillo) Elena: Creo que pensó cosas que no son (apretaba con fuerza el hombro de Ana) Rocío: Ana debes hablar y aclarar todo esto con Claudia Rosario: Si es lo mejor Ana: No (decía firme apretando el anillo con rabia) ella está con Raúl E: Ana cariño, si Claudia no sabe la verdad como esperas que vuelva contigo Ana: Es que ya no sé si quiero que vuelva conmigo (sus ojos se llenaban de lágrimas) Dos meses después Ana de a poco avanzaba en la rehabilitación de sus piernas con la ayuda de todos, se le hacía cuesta arriba, más en las noches de soledad que pasaba en su cama, aferrada a su almohada torturándose al imaginarse a Claudia en brazos de Raúl Esther trabajaba desde su casa su madre ya les había conseguido hora para el juzgado, sería dentro de un mes la boda... pero aun así Maca no le pedía la mano, Maca trataba de pasar el mayor tiempo posible en su casa con su familia, pero el trabajo en el hospital se le había acumulado demasiado por los días que Esther estuvo en coma y tenía que pedirle al psicólogo de turno que la remplazara en esos días, así que ahora le tocaba a ella echarle más de una mano a Carlos el otro psicólogo Rocío estaba en su despacho leyendo unos papeles concentrada cunado entraba Lorena con una cara seria Lorena: Cariño (la llamaba al ver que aun no se daba cuenta de su presencia)

Miradas que hipnotizan

119

Rocío: ¿Qué pasa amor? (al ver su cara) Lorena: Toma me acaba de llegar esto de la prisión de mujeres (le pasaba un fax) Rocío: ¿De la prisión? (leía los papeles y su cara se tra nsformaba, había olvidado por

completo a esa persona) joder la loca esta ya está suelta Lorena: ¿Vas a llamar a Esther o la vas a ir a ver? Rocío: Voy mejor a su casa (tomaba sus cosas se despedía con un beso de Lorena y salía del despacho dirección la casa de Esther) Maca iba hacia el estacionamiento del hospital, eran pasada las siete de la tarde y ya estaba oscureciendo, sacaba las llaves de su bolso cuando sentía una mano tapar su boca Fernando: Ni se te ocurra gritar maldita bollera (la apretaba contra el coche) M: Mmmmm( trataba de zafarse) Fernando: Así que te vas a casar ¿eh? (la tomaba con fuerza de la cintura) M: Mmmmmm (unas lágrimas corrían de sus ojos) Fernando: Pero no llores cariño, si aun no te hago nada (le susurraba a oído y

masajeaba uno de los pechos de Maca, sobre la ropa) si gritas será lo ultimo que dirás me has entendido (le ponía una navaja frente a su cara y veía como Maca asentía con la cabeza, de apoco sacó su mano y la tomó del cuello para darle la vuelta) así me gusta calladita (acariciaba el sexo de Maca sobre el pantalón) M: No Fernando por favor (miraba a su alreded or) Fernando: Si haces lo que yo te diga nada te pasará gatita (desabrochaba los botones del pantalón de Maca y le bajaba el cierre) M: Por... por favor (suplicaba al sentir el aliento de este en su oído) Fernando: Si sé que echas de menos el sexo con un hombre de verdad (tomaba una mano de Maca y la ponía en su sexo ya erecto) así tócalo, sé que lo has echado en falta, que te haga gemir como una loca Aggg (gemía al sentir la mano de Maca en su pene veía a unas personas dirigirse al estacionamiento tomaba a Maca de la cintura y la llevaba hacia una de las paredes del hospital donde la poca luz lo resguardaba) M: Fernando por favor (decía entre lágrimas al sentir com o este la aprisionaba contra la pared) Fernando: Te he echado de menos, echaba de menos tocarte y hacerte mía (ponía su

mano dentro de la ropa interior de Maca y acariciaba su sexo) date la vuelta (le ordenaba) M: No Fernando no por favor Fernando: Que te des la vuelta joder (la volteaba bruscamente aprisionando su sexo contra el culo de Maca)

Maca no dejaba de llorar al presentir lo que podía ocurrir, trató de poner su mente en blanco y cuando vio que Fernando se separaba un poco para poder bajarse los pantalones Maca se daba la vuelta y le daba un rodillazo en los huevos, este caía arrodillado y Maca se puso a correr haci a el otro lado del estacio namiento. Claudia que salía del hospital la vio correr seg uida de alguien, la siguió con la mirada y corrió hacia ella tirando sus cosas al suelo M: ¡AUXILIOOOOO! (gritaba desesperada al ver como Fernando llegaba hasta ella) Fernando: ¡Aggg maldita zorraaaaa! (la alcanza y sacaba su navaja) M: NOOOO, NO, NO (forcejeaba con él)

120

Miradas que hipnotizan

Claudia: ¡DEJALA IMBECIL...! (se abalanzaba sobre él tratando de quitarle la navaja,

este en un movimiento rápido se la quitó de encima y le dio un navajazo) M: CLAUDIA ¡NOOO! (al ver como esta caía al suelo, Fernando salió disparado del estacionamiento al ver que la había acuchillado En su casa Esther miraba un punto fijo en el piso después de que su madre le dijera que Verónica había salido antes de tiempo por buena conducta Rocío: Hija debes de tener cuidado, mis contactos aun no saben donde estará metida E: Si lo sé mama, lo que me preocupa es como se lo tomará Maca, y la seguridad de

ambas (miraba a su niña que estaba en brazos de su abuela jugando con su collar) Rocío: No creo que se atreva a haceros daño E: No lo sé mama, Vero está metida con los narcos (se mordía una uña nerviosa) Su madre iba a contestar cuando el teléfono de su casa sonaba E: Sí diga- respondía C: ¡ESTHER! E: Pero ¿qué pasa? (decía preocupada) C: Esther tienes que venir al hospital pero cagado leches, Fernando atacó a

Maca y le dio una apuñalada a Claudia, Maca está en shock no reacciona Esther... (hablaba rápido y nerviosa) E: PERO ¿QUE COÑO ME ESTAS CONTANDO? (decía asustada) C: Esther ostia que te vengas al hospital pero ya mismo (colgaba) E: Dios, dios (se pasaba las manos po r la cara, corría hacia su habitación para cambiarse de ropa seguida por su madre) Rocío: Pero hija ¿qué pasa? E: Fernando atacó a Maca en el hospital y...y... Claudia está herida (se ponía las botas como podía y salía a grandes pasos al salón) Rocío: ¡Joder!, voy contigo dejo a la niña con Ana, espérame Esther (tomaba la llave duplicada de Ana y entraba con la niña) ¡Anaaaa! (la llamaba) Ana: Aquí en al habitación (respondía) Rocío: Toma quédate con la niña un momento llamaré a Lorena para que te venga

ayudar (ponía a la niña en la cama) Ana: Pero ¿qué pasa? (le daba su besito a Sofía) Rocío: Después te cuento nos tenemos que ir (no quiso decirle nada porque conociéndola era capaz de ir al hospital) Ana: Rocío ¿qué coño pasa? Rocío: Ya te dije después te cuento, ahora vendrá Lorena (se iba an tes de que Ana preguntara de nuevo) E: Vamos en mi coche (decía al ver a su madre salir de la casa de

Ana)

En el hospital Vilches revisaba la herida de Claudia junto con Lola V: Uuff fue en el costado no dañó ningún órgano (decía al terminar de revisarla) Lola: Sus buenos puntos te caerán heroína Claudia: Ay Vilches cuidado (se quejaba) ¿cómo está Maca?

121

Miradas que hipnotizan

V: De puta madre, está en shock y Cruz no sabe como hacerla reaccionar llamó a

Esther

y viene en camino Lola: Como fue capaz de hacer semejante barbaridad Claudia: Joder ¿no saben si le hizo algo? (preguntaba preocupada) V: Cruz la tiene que auscultar, pero creemos que no Claudia: Maldito hijo de puta (decía enfurecida al recordar la escena) V: Eso mismo digo yo, te juro que si lo veo lo castro al gilipollas ese Lola: ¿Le pones tú los puntos Vilches? V: Sí, no te preocupes yo lo hago Claudia: Vilches (miraba los ojos del medico con el rostro compungido) V: Ey tranquila (la abrazaba y dejab a que Claudia se desahogara después del momento

vivido) no dejaremos a Maca sola (acariciaba su espalda) Esther entraba como un torbellino a urgencias, en recepción estaba Lola con Teresa sin esperar más pregunto por Maca E: ¿Dónde está Maca? Lola: En el box con Cruz, venga te acompaño E: Mama ve a ver como está Claudia (decía mientras caminaba detrás de Lola) Rocío: Sí hija, no te preocupes... Teresa ¿qué coño pasó? T: Fernando estaba esperando a Maca en el estacionamiento, y ahí intentó vio... violarla

(decía con lágrimas en los ojos) Rocío: ¡MALDITO HIJO DE PUTA! (golpeaba el mesón y sacaba su móvil de su abrigo) Fuentes necesito que vengáis de inmediato al hosp ital central (colg aba) en que sala está Claudia (Teresa le indicaba donde estaba y veía entrar con paso seguro a su señoría) Esther tomaba aire frente a la puerta tratando de controlar sus pulsaciones, Lola le apretó el brazo en señal de apoyo tomó el pomo de la puerta y abrió, Cruz miró hacia la puerta y luego a Maca que no se inmutaba al escuchar los pasos acercarse a ella, Esther miraba Cruz y esta lastiritaba dejabaysolas, la abogada se puso la frente de Maca tomóysus manos ya vio como esta trataba de retirarlas Esther las tomó más fuerte levantó la barbilla de Maca para que la mirara E: Cariño (decía con un hilo de voz al ver el miedo en sus ojos) mi amor M: Yo...yo... (un llanto interrumpió sus palabras Esther no demoró ni una décima de

segundos para estrecharla entre sus brazos, Maca se aferraba a ese abrazo y dejaba que la angustia saliera de su cuerpo Esther apretaba fuerte su mandíbula al verla así de vulnerable y afectada) no... no (negaba con la cabeza) Fer... Fer... sniff... yo... no que..quería (trataba de explicarle a Esther entre la agonía) E: Ya mi amor, tranquila (cerraba sus ojos y apretaba más sus diente al pensar en lo que Fernando pudo haberle hecho) Estuvieron varios minutos así abrazadas, Esther estrechaba entre sus brazos a una Maca rota y esta se aferraba al cuerpo de la abogada, Esther la mecía entre sus brazos sin dejar de acariciarla, acordándose de toda la familia de frenado hasta de sus antepas ados

Miradas que hipnotizan

122

M: Es... Esther (la llamaba y salía de su escondite para mirarla a los ojos la abogada le

limpiaba con sus dedos las lágrimas que caían por su rostro) E: Ya mi vida tranquila yo estoy aquí mi amor (besaba las lágrimas que seguían cayendo) M: ¿La niña, Esther? (decía preocupada) E: Está con Ana y con Lorena mi amor tranquila (la volvía a estrechar en sus brazos) ya pasó cariño tranquila M: Te... tengo miedo E: Mírame (le pedía con dulzura) te juro que no volverá hacerte daño mi amor, ni a ti ni

a la niña (besaba su frente) M: ¿Y Claudia?... Esther ¿y Claudia? E: A Claudia le están poniendo unos puntos fue solo un pequeño corte no alcanzó a meter más a fondo la navaja (acariciaba su cara con dulzura) M: Esther (la miraba a los ojos) bésame por favor Esther acató el pedido de su futura mujer, tomó su cara con ambas manos y le dio un beso cargado de ternura, Maca profundizó más el beso, jugando traviesa con la lengua de su receptora, juntaron sus frentes y Esther volvía a dejar un beso más corto que el anterior, la volvía a abrazar y se quedaba mirando un punto fijo de la sala, mientras acariciaba el pelo de la sicóloga Dos horas después Maca abrazada a Esther salían de urgencia seguida de la jueza y Claudia que iba según las reglas del hospital en silla de ruedas hasta el coche que las esperaba fuera del establecimiento Rocío: Maca hija la declaración te la tomaran mañ ana (le informaba) M: Es... está bien (decía nerviosa) Claudia: ¿Y esos hombres? (al ver como dos tipos de unos dos metros se acercaban a

ellas)

Acostada la pequeña entre sus brazos, Maca acariciaba el pelito rubio de su niña quecon cada día crecíaacurrucada más Pensaba en lo que había ocurrido ese día y un escalofrió recorrió su cuerpo al record ar lo que había pasado en el estacionamiento y de no ser porque Claudia apareció hubiese sido ultrajada por su ex marido Esther cerraba la puerta al despedir a su madre después de convencerla de que no quería guardaespaldas, que estuvieran vigilando sus pasos eso sería demasiado para Maca y para ella, su madre a regañadientes entendió lo que quería y lo respeto, se despidió de Maca y se fue al piso de Ana para poder informarle lo que había sucedido, Claudia se había ido a su piso a descansar después del día que había tenido Cerró la puerta con seguro, apagó las luces y se fue a su dormitorio, al entrar vio como Maca acariciaba a la pequeña con ternura, siempre se emocionaba al verlas así, a las dos personas más importante de su vida acurrucadas bajo las mantas de la cama, se acercó despacio para no asustar a Maca esta que la vio entrar le regalo una pequeña sonrisa, la abogada besó su pelo se desnudo y se puso el pijama para meterse bajo las mantas y

Miradas que hipnotizan

123

estar con sus niñas, se acomodaba bien y pasaba un brazo por encima del cuerpo de la pequeña buscando la mano de Maca y entrelazar sus dedos con ella dejando caricias en su mano con el dedo pulgar, pasaba su otra mano por sobre la cabeza de la niña y acariciaba el pelo de Maca con ternura viendo como esta al sentir sus caricias cerraba los ojos para sentirlas mejor E: ¿Estás mejor? M: Ahora sí (abría sus ojos para mirarla) E: Vale (seguía acari ciando su cabello) Cruz llamó dice que tienes unos días libres M: Vale (bajaba la cabeza) yo... Esther estaba pensando en pedir una excedencia E: ¿Por qué mi amor? M: Porque no me siento con las fuerzas de volver al hospital después de lo que pasó,

hasta que no encuentren a Fernando no quiero que lo de hoy se pueda volver a repetir (decía con los ojos acuosos) E: Está bien cariño, sabes que te apoyo en todo, y que no dejaré que Fernando se vuelva a salir con la suya (le limpiaba una lágrima que caía por el rostro de la sicóloga) M: Gracias mi amor (se acercaba y le dejaba un beso en los labios, Esther lo profundizó jugando con la lengua de su futura mujer, desentrelazó las manos y llevó la suya a la cintura de Maca metiéndola por debajo de la camiseta Maca al sentir las caricias de Esther se paralizó, la mano de Esther acariciaba su plan o abdomen) no Esther para... para (le pedía con la voz tomada) E: Lo... lo siento (decía contrariada y sacaba su mano) M: Uff lo siento mi am or pero no sé que... me pasa (unas lágrimas corrían por sus ojos) E: Cariño es... es normal que... que sientas cierto rechazo después de lo que pasó (decía compungida y limpiaba con sus dedos las lágrimas de Maca) vamos a dormir que mañana será un día muy largo M: Vale (se acomo daba tomaba la mano de Esther de nuevo y entrelazaba sus dedos con ella) buenas noches cariño E: Que descanses mi amor (apagaba la luz de la mesilla, pero no podía cerrar sus ojos) Pasadas unas horas Maca se removía inquieta en la cama, Esther que aun estaba despierta la sintió moverse se levantó se fue alde lado de la cama decomo la la sicóloga, se sentó en al orillaenylalecama, acariciaba el peloy tratando calmarla, sintió frente de su chica estaba sudada prendió la luz de la mesita de noche y trataba de despertar a Maca M: Noo... no... no... (se removía inquieta) E: Maca mi amor despierta (le susurraba al oído) M: Noo Fernando no ¡NOOOO! (se levantaba de golpe de la cama asustando a Esther

por el grito quien en acto reflejo la abrazó fuerte a su cuerpo) E: Ya mi amor shuuu shuuushuuu (la mecía en sus brazos acariciando su nuca su corazón se encogía al escuchar los sollozos de Maca la abrazaba más fuerte y sentía como Maca respondía a su abrazo, unas lágrimas caían por sus ojos al ver tan frágil a su chica) cariño... M: Sniff... snifff... yo... yo... lo... lo siento (decía entre los sollozos) E: No pasa nada amor, ¿quieres agüita? (Maca asentía con la cabeza) vale voy por agua te paso un pijama limpio que este está todo sudado (se iba al armario y sacaba un pijama limpio se lo pasaba a Maca y veía como esta se levantaba de la cama y se iba a cambiar al baño, negó con la cabeza y se fue a la cocina por el vaso de agua)

Miradas que hipnotizan

124

Maca al ver como Esther esperaba que se cambiara frente a ella, solo atinó a levantarse para poder cambiarse sola no quería que Esther la mirara desnuda no podía, algo superior a ella la hacía reaccion ar de esa forma, se sentía intimidada... puso sus manos sobre el lavamanos y se miró al espejo, dejando que unas lágrimas cayeran por esos ojos azules... minutos después salía del baño viendo a Esther sentada a los pies de la cama con un vaso de agua E: Toma (le daba el vaso) M: Gracias (tomaba el vaso y se acostaba en la cama) E: Bueno vamos a dormir (se fue a su lado de la cama y se acomodo de frente para

poder mirar a Maca, esta dejaba el vaso en la mesita de noche y se acostaba dándole la espalda a Esther... la abogada pasaba su brazo po r sobre el cuerpo de la pequ eña que dormía placidamente para ponerla sobre Maca, Maca al sentir la man o de Esther sobre su cintura con una de las suyas la retiró de ese lugar dejándola atrás, Esther se sintió horrible y dejó su mano sobre la pequeña para acariciar su barriguita dejando que una lágrima saliera de sus ojos al sentir lo que Maca había hecho) Despertó con un dolor de cabeza que hacía que apenas pudiera abrir los ojos, estiró su brazo a un lado pero no había nadie en la cama, de apoco abría sus ojos y se veía sola acostada suspiró como venía haciendo hacía una semana, que despertaba sola en esa cama y se acostaba sintiéndose totalmente sola... Se levantó y se puso la bata, fue a la habitación de la niña y hay estaban ambas abrazadas durmiendo, se acercó despacio y las arropó mejor, se alejó un poco y las observaba dormir tranquilas, miraba a Maca dormir relajada con la niña, la echaba de menos... mucho Hace una semana que Maca no dormía en la misma cama con Esther A la abogada le estaba pasando factura toda la situac ión, había hablado con Maca para que ununa psicólogo peropor esta negaba en rotundoque decía que ella sabía lo que teníarecurriera que solo aera depresión el se trauma ocasionado, no necesitaba psicólogo que ella sabía lo que tenía No quiso insistir más con el tema, porque veía que Maca se ponía de mal humor... el día de ayer su madre la había llamado para ver lo de la boda, con todo lo sucedido se había olvidado por completo, no dejaría pasar un día más para hablar ese tema con Maca Vio como esta se movía un poco en la cama, así que decidió irse a la cocina sin que la viera antes para preparar el desay uno, unos minutos después la veía entrar en la cocina M: Bue no días E: He... buenos (decía sin ánimos al ver que Maca ni se acercaba a darle su beso de

siempre, pero que esperaba si hace varios días que dejó de hacerlo y ella de buscarlo) hay café preparado me voy al trabajo (salía sin más de la cocina para cambiarse e irse a trabajar, cuando ya estaba lista regreso a la cocina y hay estaba Maca con la niña en brazos la pequeña al verla se bajó de las faldas de su madre para que Esther la tomara en brazos)

Miradas que hipnotizan

125

Sofía: Esito (ponía sus morritos) E: Sí mi amor dame mi beso que falta que me hace (Maca bajaba la cabeza) ahora toma

el desayuno con mama que yo me voy a trabajar nos vemos a la tarde princesa (le dejaba otro beso en los morros) eh Maca (llamaba la atención de esta) quiero hablar contigo sobre la boda, ¿podrás hablar conmigo esta tarde? M: Eh... sí (escabullendo su mirada) E: Uff vale (negaba con la cabeza con los ojos acuosos) Chao Maca (y se iba sin esperar respuesta) Iba llegando al despacho cuando alguien se le acercó y la tomó del brazo, fijando su mirada en quien menos se esperaba encontrar E: Vero Verónica: Hola Esthercita,

¿qué? ¿me has echado de menos? (acercándose a ella esperando que Esther se pusiera nerviosa como siempre lo hacía al tenerla cerca pero esta vez Esther la retaba con la mirada y no echab a paso atrás) E: Si esperas que me ponga nerviosa como antes estás muy equivocada (se soltaba de su mano bruscamente) Verónica: Mmm veo que los años no pasan por ti cariño E: Te lo dejaré claro verónica no me busques no te me acerques y si lo haces ya sabes puedes volver de donde viniste Verónica: ¿Me estás amenazando? E: Te estoy advirtiendo (y entraba al edificio donde estaba su despacho respirando hondo) Verónica: Ja si piensas que te libras de mi estás muy equivocada cariño, lo que me habéis hecho me las pagaran (decía para ell a misma viendo como Esther se montaba al ascensor) Claudia: Pero a ver Maca ¿cómo está eso de que no sabes si casarte? (con el ceño

fruncido y bastante preocupada) M: Claudia tengo un problema lo sé, pero sé como resolverlo soy sicóloga, pero esto

está afectando mi relación con Esther, estamos más distantes bueno más de mi parte que de la de ella pero es que me cuesta trabajo Claudia y sé que le estoy haciendo daño (una lágrima caía por su mejilla) Claudia: Más daño le vas a hacer si cancelas la boda y a causa de eso la niña no podrá llevar sus apellidos, eso la mataría Maca M: Si lo sé pero no la pue do amarrarla a algo, si sé que con el tiempo sufrirá más Claudia: Maca lo que te pasó f ue grave, sí... pero deja que Esther te ayude a sobrellevar esto, tú sola no podrás Maca M: Sí podré, es solo que no sé el tiempo que me va a llevar Claudia: Si no te pones la s pilas la perderás Maca Maca la miraba fijamente tapándose la cara con ambas manos y dejando que el llanto saliera de su cuerpo, Claudia se acercó a ella y la abrazó tratando de transmitirle su apoyo pero segundos después Maca se separaba bruscamente Claudia solo negaba con la cabeza y la miraba fijamente, su amiga tenía un serio problema y tendría que hacer algo para ayudarla

Miradas que hipnotizan

126

Esther revisaba su correo cuando su secretaria Alicia entraba a su despacho después de tocar la puerta Alicia: Esther, me han llamado de Chile y quieren que les confirmes tu asistencia al

congreso anual de abogados E: Joder se me había olvidado (se frotaba la frente con una mano) Alicia: ¿Qué haces? ¿lo confirmas? E: Mañana te doy la respuesta (miraba a un punto fijo a lo mejor ese viaje a Chile le

podría servir para poder distanciarse un poco de Maca y pensar sobre que hacer con su vida) Alicia ¿para cuándo es el congreso? Alicia: Para dentro de tres días y es por dos semanas Llegó a su casa cansada, eran más de las diez de la no che sabía que la pequeña a esa hora estaría durmiendo, así que entró con sigilo, fue a la cocina y vio la luz encendid a del salón miró por la puerta y vio a Maca sentada en un sillón con las piernas pegadas al pecho E: Hola M: Hola llegas tarde E: Eh, sí como los últimos tres días atrás (dejaba sus cosas en un sillón y veía como

Maca agachaba la cabeza, sonó a reproche pero era cierto hace tres días llegaba tarde y siempre encontraba a Maca sumiendo con la pequeña) M: Ya E: Uff... Maca tenemos que hablar (se sentaba en el sillón amplio desabrochaba su americana y cruzaba las piernas) M: Sí, lo sé (seguí a en la misma posición) E: Cariño, yo te amo con locura pero (negaba con la cabeza) no me dejas ayudarte y eso me hace daño M: Esther yo sé como solucionarlo, solo dame un poco de tiempo, no es cosa de resolverlo delola sé... noche a laesmañana E: Si eso yo pero un proceso que estás pasando sola y a mi me dejas al margen de él... ¿cómo crees que me siento? Que mi propia mujer me desplace en un proceso tan importante (se levantaba y caminaba hacia la barra) M: No quiero que sufras (la veía servirse una gran copa de whisky) E: Tarde Maca, sufro más por el hecho de no poder ayudarte, sufro más al no verte cada mañana al despertarme a tu lado, sufro más al no poder acari ciarte o darte un puñ etero beso (bebía un gran sorbo con lágrimas en los ojos) M: Lo... lo siento... Esther deja de beber (al ver que se servía otra copa) E: Maca, esto (mostrado el vaso en sus manos) es lo único que me ha ayudado a dormir durantes todos estos días, para no pensar (bebía una gran sorbo) Maca... ¿qué pasará con la boda? (preguntaba en un hilo de voz sin llegar a mirarla) M: No, no lo sé (varias lágrimas corrían por sus ojos abrazándose fuerte a sus piernas) E: Vale (tragaba aire se servía otra copa con lo ojos acuosos, y se la bebía de golpe, dejaba el vaso en la mesa y recogía sus cosas sin mirar a Maca que no dejaba de observarla) en unos días me voy a Chile (Maca abría grandes ojos y su corazón bombeaba fuerte) cuando sepas darme una respuesta me llamas M: ¿Por... por cuanto tiempo te vas? (preguntaba con miedo)

127

Miradas que hipnotizan

E: No lo sé Maca, con otra colega estamos viendo el abrir un despacho allí y puede ser

una gran oportunidad M: ¿Me... me dejas? (no dejaba de llorar a espaldas de Esther quien no se quería dar la vuelta para que Maca no viera su cara llena de lágrimas) E: No Maca, pero uff si ya no te quieres casar conmigo no sé para que seguiríamos juntas al fin y al cabo somos ahora mismo como dos compañeras de piso (caminaba a su habitación derrotada, cansada y muy dolida) M: Esther (susurraba su nombre entre sollozos, metía la cabeza entre las

balanceaba tratando de encontrar consuelo) mi amor

piernas y se

Maca lloró toda la noche sentada en el sillón, en la misma posición que estaba desde que Esther la dejara hay, por su parte la abogada lloraba abrazada a la almohada sin dejar de mirar la puerta esperando que Maca entrara por ella y le dijera que no se fuera que la ayudara que estuviera hay con ella... pero no sucedió, se levantó con el mismo dolor de cabeza de siempre, se duchó se cambio y se fue a preparar el desayuno, Maca desde el salón escuchaba como trasteaba en la cocina Se sirvió un café y se lo bebió con unas aspirinas, tomó sus cosas y se fue sin darse cuenta que Maca estaba en el salón Maca al verla salir desde la penumbra de donde estaba, algo le decía que tenía que decirle algo, tratar de retom ar la conversación de la noche anterior, pero no podía... no podía dejar que Esther se hundiera junto con ella en ese pozo, ella no tenía la culpa de lo que pasaba por su cabeza de los cambios de humor que tenía de los desplantes a los que la estaba sometiendo sin darse cuenta... pero no quería que se fuera no quería por el solo hecho de que tenía miedo a no volver a verla nunca más Al salir por la puerta, se afirmó a esta tomando todo el aire posible para que las lágrimas no volvieran a salir de sus ojos... miró hacia la puerta de Ana... necesitaba hablar con alguien, necesitaba desahogarse no podía con todo lo que tenía guardado dentro, sacó el duplicado de la llave de su bolso y entró a la casa de su amiga, dejó sus cosas en la mesita de la entrada y fue a la habitación de la pediatra suponiendo que a esas horas de la mañanaseestaría durmiendo, la puerta y hay estaba bajo sabanas se acercó despacio, sacó los zapatos laabrió americana y se metió dentro delas la cama junto a su amiga, Ana que sintió un peso en el colchón abrió los ojos y vio a Esther acurrucarse en su pecho, no lo dudo abrió sus brazos y la estrechó contra su pecho, Esther lloraba y Ana no preguntaba sabía lo que pasaba y el dolor que sentía su amiga por el constante rechazo de Maca, pasados unos minutos escuchó la respiración tranquila de la abogada besó su pelo y se acomodó para seguir durmiendo con ella en sus brazos... Maca se fue a la ducha, se cambió de ropa y fue a preparar el desayuno, para la pequeña que en nada ya estaría en pie pidiendo su cola-cao M: Mi vida se está convirtiendo en una verdadera mierda sniff...

La taza de café que tenía en las manos, voló hacia la pared de la cocina haciéndose añicos, Maca miraba los pedazos en el piso y el café desparramado, se deslizó hasta el piso dejado correr las lágrimas nuevamente por sus ojos, se abrazó a sus piernas dejando su cabeza entre ellas, la pequeña que venía por el pasillo con su peluche en una mano se

Miradas que hipnotizan

128

paró al escuchar el estampido y con pequeños pasitos se acercaba a la cocina y veía a su madre sentada en el piso con el cuerpo convulsionando por el llanto, no sabía si acercarse o no al ver los pedazos de la taza en el piso Sofía: Mami (decía con su vocecilla abrazando fuerte su peluche) mamii (la volvía a

llamar Maca miró a su izquierda y hay estaba su pequeña asustada se recompuso como pudo y se limpió la cara con la manga de su chomba) M: Hey, peque... ¿quieres tomar el cola-cao mirando los dibus? Sofía: No (negaba con la cabeza) M: Que pasa princesa (se acercaba y la tomaba en brazos) Sofía: Quelo que mama Eter lo tome conmigo (se escondía en el cuello de su madre) M: Mama se fue a trabajar tesoro (una lágrima caí de sus ojos y rápido la limpiaba para

que la niña no la viera) yo lo tomo contigo ¿vale? (besaba su cabecita) Sofía: Vale Maca puso el cola-cao en una bandeja junto con unas galletas y una nueva taza de café, ya después recogería lo roto en la cocina, se fue a sentar con la pequeña que ya había puesto los dibujos Unas horas después el timbre de la casa de Ana sonaba, Esther se levantó con el cuerpo pesado a ver quien era al abrir vio a un repartidor con un gran ramo de flores Repartidor: ¿Señorita Ana Gonzáles? E: Eh no, está dormida Repartidor: Vale le entrega esto por favor (le pasaba el ramo) y me firma aquí (Esther

firmaba) Que tenga buena tarde E: Gracias (entraba con el ramo en las manos a la habitación de Ana, esta se estaba estirando cual larga era en la cama) esto es para ti Ana: Joder otra vez (escondía su cabeza en la almohada) E: ¿Cómo que otra vez? (preguntaba confundida) Ana: Uufff son de Claudia E: ¿De Claudia? Ana: Sí coño de Claudia... (se sentaba en la cama) E: Joder jajaja pues que bien ¿no? Ana: Esther... E: ¿Qué? (decía inocente) Ana, Claudia ya terminó con Raúl cariño y yo lo veo

clarísimo guapa, Claudia quiere mambo de nuevo jajajaja Ana: No me toques lo que no me cuelga (la apuntaba con un dedo) deja las flores por hay y siéntate aquí conmigo (golpeaba el otro lado de la cama) Esther dejaba las flores sobre una mesa y se sentaba al lado de Ana... su amiga solo la miraba esperaba que Esther comenzara a hablar, sabía que estaba ordenando el lío mental que teoría ahora en su cabeza la vio suspirar y mirarla con los ojos llorosos E: Cre... creo que todo se terminó Ana: ¿Has hablado con Maca? (tomaba su mano) E: Hablamos anoche, y no es que dijera mucho ella tampoco solo que me dejó bastante

cla... claro que no se quiere casar (se limpiaba una lágrima que caían por sus ojos) Ana: Pero ¿te lo dijo con sus palabras o tú lo interpretaste así?

Miradas que hipnotizan

129

E: Le pregunté sobre la boda, y me dijo que no sabía... que no quería hacerme sufrir y

tal Ana: Esther entiéndela también, para ella es

difícil también yo sé que te ama pero no sabe que hacer con todo lo que ha sucedido E: Y A MI QUIEN COÑO ME ENTIENDE, ¿EH? (gritaba desesperada llevando sus manos a la cara dejan do que las lágrimas salieran) Ana: Venga cariño (la abrazaba con ternura acariciando su pelo, suspiraba porque ella tampoco sabía que hacer, quien tenía la sartén por el mango era Maca y solo ella podría arreglar la situación) E: Me... me voy a Chile unas semanas... se lo dije y... y también le dije que tenía la posibilidad junto con otra colega de que podríamos abrir un despacho de abogados allí Ana: ¿Qué te dijo Maca? E: Me pregunto si la iba a dejar y cuanto tiempo iba a estar hay Ana: ¿Qué piensas hacer Esther? E: Irme Ana (limpiaba sus lágrimas) irme y dejar que el tiempo pase... Ana: ¿Piensas volver? E: No lo se Ana, así como están las cosas (se encogía de hombros) Ana: ¿Y la niña Esther? ¿Es que acaso no piensas en Sofía? E: Pienso en ella, claro que pienso en ella... pero no puedo hacer nada por tenerla conmigo, porque no es mi hija aunque yo la quiera y la sienta como tal Se derrumbaba de nuevo en los brazos de Ana, esa noche había pensado mucho y más en la pequeña porque si no se casaba con Maca no podría tener ningún documento que acredite el que Sofía es su hija y que tendría derechos sobre ella, Ana la abrazaba no podía hacer más, tampoco podía interferir en las decisiones de Maca tal y como estaba la sicóloga El timbre de la puerta sonaba y Esther fue a abrir limpiándose en el camino las lágrimas que aun resbalaba por su rostro E: Claudia Claudia: Pe... pero ¿qué pasa Esther? (la abogada solo se abrazó a ella y Claudia

asustada la abrazó supuso que tenía que ver con Maca) vamos dentro La llevaba de los hombros a la habit ación de Ana Ana: ¿Qué haces aquí? (trataba de arreglar sus pelos desgreñados) Claudia: Ve... venía a ver que tal estabas Ana: Pues ya ves aquí como siempre Claudia: Ya, Esther (miraba a su amiga) ¿qué pasó con Maca? E: Supongo que tu ya lo sabías ¿no? Claudia: Solo me dijo que no estaba segura de casarse, que no quería hacerte sufrir E: Ya Ana: Esther se va de España (le decía a Claudia que abría grandes ojos) Claudia: ¿Cómo que te vas? E: Es un congreso pero por trabajo puede que me quede allá Claudia: ¿Y Maca, Sofía?

Volvían las lágrimas a caer por sus ojos, su cuerpo se con vulsionaba por el llanto, su vida estaba dando un giro demasiado rápido y ella no podía hacer nada por arreglarlo

Miradas que hipnotizan

130

Se quedó el resto del día en casa de Ana acompañada de Claudia, la neuróloga le dio unas pastillas para que pudiera dormir un poco Ana estaba en la cocina preparando unos cafés como podía, Claudia se acercó a ella después de dejar durmiendo a Esther, se sentó en una silla y mira ba los movimientos de la pediatra Ana: ¿Vas a estar mucho tiempo mirándome? Claudia: Sabes que siempre me ha gustado mirarte Ana: Ya Claudia: ¿Cómo vas con la rehabilitación? Ana: Hay voy, es cansado pero he tenido algunos avances Claudia: Me alegro ya sabes que cuentas conmigo Ana: Sí lo sé Claudia: ¿Y Elena? Ana: Con su marido supongo (escondiendo una sonrisa) Claudia: ¿Con... con su marido? Ana: Sip con su marido Elena está casada Claudia: Osea ¿es bisexual? (preg untaba confundida) Ana: No, es hetero que te cagas jajaja Claudia: Y ¿por qué coqueteaba tanto contigo? (se cruzaba de brazos) no creo que sea

tan hetero como dice ser Ana: No coqueteaba conmigo solo trataba de sacarte celos guapa Claudia: ¿COMO? (se levantaba de la silla como un resorte al escuchar la confesión de Ana) Ana: Uff así como lo oyes, pero yo no estaba de acuerdo (se frotaba las manos nerviosa) ella lo hacía y yo me dejaba llevar para ver tu cara pero nada más (agachaba la cabeza) Claudia: Jodeeeer, y yo pensando que era lesbiana... es que yo lo flipo con vosotras Ana: Como te digo la idea fue de ella (ponía las tazas en la mesa y tomaba un sorbo del suyo) Claudia: Ana yo... yo te echo de menos (tomaba una mano de Ana entre las suyas) Ana: Yo también pero como sabrás es difícil después de todo lo que ha pasado

(acariciaba los dedos de Claudia) Claudia: Déjame estar contigo (la miraba fijo a los ojos) Ana: Dame tiempo ¿sí? (le regalaba una sonrisa) Claudia: Todo el que quieras (le devolvía la sonrisa) ¿pu... puedo darte un beso? (acercándose a ella) ¿me dejas besarte? (susurraba cerca de los labios de Ana) Ana: Ya estás tardando (y Claudia atrapaba esos labios que echaba tanto de menos un beso deseado por ambas) Me encantan tus besos (juntaba su frente con la de la neuróloga) Claudia: Y a mí los tuyos (le dejaba un pico) Eran las cuatro de la mañana y no dejaba de mirar la puerta y su reloj movía impaciente una de sus piernas se levantaba y se volvía a sentar, Esther debía haber llegado hace horas, pero no tenía noticias de ella ni una llamada ni un mensaje pensó en llamar a los hospitales por si algo le había sucedido, pero descartó la idea al ver que si hubiese sucedido algo ya le habrían avisado... decidió acostarse en la cama que compartía con

Miradas que hipnotizan

131

Esther y la cual había abandonado hace unos días, acercó su cara a la almohada de Esther y respiró su aroma ese aroma que la volvía loca y que cubría el cuerpo de Esther... se abrazó a la almohada dejando que las lágrimas surcaran su rostro Los rayos del sol la despertaron miró a su lado y no había rastros de Esther, se levantó fue a ver a su niña que dormía tranquilamente, fue a la ducha tomó desayuno y siguió esperando, horas después la niña despertaba y preguntaba por Esther pero esta le dijo que se había ido temprano al trabajo Esther había llamado a la oficina y le había pedido a su secretaria que le comprara el boleto de avión para esa misma tarde. No deseaba quedarse más días esperando algo que no iba a llegar a lo mejor el tiempo les ayudaba a ambas a poner las ideas más claras Maca llevó a la niña al parque, luego a comer algo a un burguer y después a un cine Esther tomaba aire y entraba a la que aun era su casa, la encontró vacía y supuso que Maca había salido con la niña, fue a su dormitorio tomó una maleta grande y sacó ropa del armario para ponerla en ella cuando ya había empacado lo necesario, miró su mesita de noche y vio una foto que se habían tomado las tres, la tomó en sus manos y la puso en su maleta se dirigió a la puerta y echó un ultimo vistazo a la casa para luego salir despedirse de Ana e irse camino al aerop uerto Maca llegaba a su casa y se fijaba si Esther había regresado pero nada Esther no había aparecido por casa al parecer Decidió llamar a Ana por si tenía noticias de Esther pero el teléfono estaba apagado, dejo a la niña mirando una película y fue a casa de Ana, tocó el timbre y escuchó unas voces al otro lado pensó que Esther estaría hay y su pulso se aceleró Ana: Maca M: Hola Ana ¿Esther está contigo? (movía sus manos nerviosa) Ana: ¿Esther? (miraba hacia dentro y salía Claudia al escuchar a la sicóloga) Maca es...

Esther no está aquí M: Joder no ha aparecido desde ayer y estoy preocupada la niña no deja de preguntar por ella Claudia: Maca, Esther está en el aeropuerto M: ¿En el aeropuerto? Ana: Sí Maca, viajaba hoy a Chile, adelantó el viaje M: ¿Co... cómo que lo adelantó? (decía nerviosa) Claudia: Sí lo adelanto, iba a llamarte cuando llegara allá M: No, no, no (negaba con la cabeza) no puede irse no así (se metía rápido a su casa seguida de Claudia) venga cariño (tomaba a la niña en brazo s y le ponía la chaqueta) hace cuanto se fue (le preguntaba a Claudia mientras abrigaba a la niña) Claudia: Hace una hora más o menos (le respondía) pero Maca ¿qué piensas hacer? no queda ni media hora para que embarquen M: No lo sé Claudia, no lo sé, pero no se puede ir así no así (negaba con lágrimas en los ojos y salía de la casa con la niña en brazos)

Miradas que hipnotizan

132

Maca entraba de la mano con la niña, al aeropuerto no había mucho tráfico pero le había costado encontrar donde aparcar el coche, en el camino la niña le preguntó a donde iban y esta le explicaba que tenían que ir por mama, la niña saltaba en su asiento al saber que iban por su mama, la echaba de menos al verla poco los últimos días Fue al panel donde salían los vuelos y buscó en ese gran panel el nombre de Chile M: Mierda (dijo al ver que el vuelo salía en dos minutos) vamos peque la tomaba en

brazos y corría hacia las escaleras mecánicas para subir al segundo piso, pasaba entre medio de la gente con la niña colgada a su cuello recibiendo algunas quejas de algunas personas, miraba las zonas de embarque cuando escuchó la voz de informaciones avisando a los pasajeros con destino a santiago de Chile embarcar por la puerta cuatro ella estaba en la número dos, miró a su izquierda y estaba la número uno corrió hacia el lado derecho tropezando con algunas personas) Sofía: Core mami core (le decía la peque) Al llegar a la puerta cuatro la vio atrás de unas personas esperando que la azafata atendiera a los primeros pasajeros, con sus pasajes en la mano y una chaqueta en la otra Sofía: ¡Mamaaaaa...! (gritaba al verla,

Esther miró a un lado y hay las vio a las dos Sofía bajaba de los brazos de Maca y se acercaba corriendo a ella, salió de la fila para ir al encuentro de su hija con lágrimas en los ojos dejó la chaqueta en el suelo y la tomó en brazos dejando miles de besitos en su cara) no te vayas mami (se abrazaba fuerte a su cuello) E: Mi amor (acariciaba su carita) Maca no quería interrumpirlas no sabía que decir, hay estaba frente a ella pero no sabía que decir... Esther la miraba y Maca no despegaba sus mirada de ella, se acercó despacio hasta ellas se agachó y recogió la chaqueta de la abogada E: Maca (decía en un susurro) M: Yo... yo... no sé que decirte (agachaba la cabeza) E: No tienes nada que decir, gracias por traer a la niña y así poder despedirme de ella

(dijo seria) M: Yo... yo (apretaba con fuerza la chaqueta) E: Me tengo que ir... Sofía cariño ve con mama (besaba su cabecita y se la pasaba a Maca) M: Esther (decía con lo ojos acuosos) Sofía: Mami no te vayas E: Tengo que irme mi amor (acariciaba su carita ignorando a Maca) te llamaré... ¿sí? (dejaba un beso en su frente) Sofía: Vale ¿me das un echito? (ponía sus morritos) E: Un besito para mi princesa (besaba a su pequeña tratando de controlar sus ganas de llorar) a... adiós Maca (al tomar su chaqueta Maca rozaba uno de sus dedos y la miraba fijamente Esther le sostuvo la mirad a pero Maca la bajó al no pode r aguantarla) bien... cuídate (y se encaminaba nuevamente a embarcar) M: Te esperaré mi amor (alcanzó a escuchar Esther antes de subir al avión)

Miradas que hipnotizan

133

Sentada en el asiento del avión Esther miraba por la ventanilla y veía a esas dos personitas que llevaba en su corazón, las lágrimas caían a raudales por sus ojos, allí estaban ambas mirando por el gran ventanal ese gran avión que cruzaría el charco... veía como la pequeña movía su manita en señal de despedida al ver como el avión se movía... la azafata se acercó a ella al escuchar su sollozo y le preguntó si se encontraba bien, Esther negó con la cabeza y le pidió un trago, el viaje para ella sería demasiado largo y más al escuchar las últimas palabras de Maca Maca miraba como el avión subía hacia los cielos lleván dose consigo al amor de su vida, abrazaba con fuerza a su hija para no caer así al piso del dolor que sentía en ese momento, le dijo que la esperaría pero no recibió respuesta, no sabía si la había escuchado o no... pero eso ya daba igual se había ido y no sabía si volvería... Llegó a su casa acostó a la niña y se fue a su dormitorio abrió el armario y vio la parte de Esther con algunas perchas vacías y poca ropa, las lágrimas ya caían por sus ojos, tomó una polera de la abogada y la llevo a su rostro la olió, se puso el pijama como una autómata, se metió bajo las sabanas en el lado que era de Esther con la camiseta de la abogada en las manos, se puso en una posición fetal dejándose llevar por el dolor la impotencia y la rabia al darse cuenta del daño que le había provocado a su mujer por callarse y no dejar que la ayudara... lloró toda la noche aforrándose a esa camiseta llamando en silencio a Esther La abogada después de beberse unos cuantos tragos cayó rendida en su asiento el resto del viaje. Al despertar se dio cuenta que quedaba poco para llegar a su destino, miró por su ventanilla y vio a través de las nubes el color del amanecer Ana y Claudia entraban al edificio después de una sesión de rehabilitación muy dura, Ana agotada iba en la silla de ruedas siendo empujada por la neuróloga, esperaban el ascensor cuando su teléfono sonó, miró la pantalla y no conocía el número, dudó en contestar pero al fin contestó bajo la mirada de Claudia Ana: Sí diga E: Ana soy yo Ana: ¿Esther? Madre mía al fin das señales de vida hija E: Lo... lo siento pero he estado muy liada por acá (trataba de disculparse) Ana: Ya te vale guapa, ha pasado una semana y no te has dignado a llamar a la peque,

la pobre sí que te echa de menos Esther como será que ya ni pide sus besitos E: Uuuf por eso te llamaba yo también la echo de menos sniff (las lágrimas ya corrían por sus ojos al saber de la niña) Claudia: Pregúntale cómo está Ana: Claudia pregunta qué cómo estás E: Mal Ana esto es un sin vivir sniff... sniff Ana: Venga Esther no llores cariño, te tengo una noticia y espero te alegres E: Dime Ana: Maca esta yendo a un psicólogo, para tratar su problemas, eso significa que se dio cuenta que sola no puede E: Ya Ana: ¿Cómo que ya Esther? ¿Es que no te das cuenta que Maca quiere solucionar esto? (se enojaba)

Miradas que hipnotizan

134

E: Ana ¿estás cerca de la niñ a? (cambiaba de tema) Ana: Joder (se frotaba la frente) estamos esperando el ascensor y si quieres hablar con

la niña llamas a TU casa y le pides a MACA que te la pase, déjate de gilipolleces y niñerías que ya estás lo bastante grandecita para andar con tonterías) Claudia la miraba con grandes ojos al escuchar como Ana le hablaba a Esther roja de la rabia E: Ana por favor (decía entre sollozos) Ana: Ni Ana ni ano ¡ostiaaa! ¡No haberte ido a otro lado del mundo coño...! porque aun no me explico que coño se te perdió a ti en Chile, lo que deberías hacer es tomar un puto avión y venir aquí para estar con tu familia y hacer los preparativos de la boda coño que en unas semanas os tenéis que casar ¿o es que se te ha olv idado? (Esther había olvidado por completo la fecha de la boda en tres semanas se tenían que casar, aun no había hablado con su madre para cancelar la fecha) E: Eh... no... no (decía sin saber que decir) Ana: Hay lo tienes llamas ahora a tu casa y así hablas con tus dos chicas... ala te dejo y que hablen bonito (colgaba ante la risita de Claudia) Claudia: Jajajajaja así como para que no entienda Ana: A saber si llama Verónica: ¿Así qué mi hermanita se casa con Esther? (escucharon ambas tras de ellas a una Vero que había escuchado parte de la conversación) Ana: ¿Qué coño haces aquí? ¿Es que quieres que te rompa la cara de nuevo? Verónica: Vengo a ver a mi hermana (se acercaba a ellas) y así como estás poco harías querida Claudia: Ella no podrá pero yo si tengo unas ganas de repartir ostias Verónica: Jajajaja salió la defensora de invali... (no termino su frase cuando sentía el primer tortazo en su cara) Claudia: ¿Qué? ¿seguimos rifando ostias? (se ponía delante de Ana mirando a Vero como se tocaba la cara) Verónica: Hija de puta (mascullaba entre los dientes mientras se tocaba la cara) Claudia: ¿Qué has dicho? (se acercaba a ella y Vero daba dos pasos atrás) Verónica: Me las pagarán todas juntas (las apuntaba con un dedo) Ana: Largo si no quieres quedarte sin dientes (tomaba la mano de su chica al ver como Vero salía del edificio con la frente en alto) joder la que faltaba por unirse a la fiesta Claudia: Ya no creo que venga pero hay que estar atentas no sabemos que pueda hacer

(acariciaba la cara de su chica) Ana: Sí, uff y yo en esta silla sin poder hacer nada (bajaba la cabeza) Claudia: ¿Es que te gustó darle de tortazos a esa? ¿No me dejas que yo le dé? (se acercaba a sus labios) Ana: Menuda cachetada le has dao (susurraba cerca de sus labios) Claudia: Y me quedé con ganas (mordía el labio inferior de Ana) Ana: Bésame (y Claudia besaba los labios de la pediatra jugando con su lengua y afirmando ambas manos en la silla)

Al salir del edificio Vero se subió a su coche y se miraba el lado de su cara do nde tenía marcada la mano de Claudia, una sonrisa apareció en su labios buscaba en su bolso el móvil Verónica: Así que estas en Chile Esthercita (decía una vez había encontrado el aparato

y marcaba unos números) si necesito un pasaje de ida para Chile

Miradas que hipnotizan

135

Sentada con un libro entre sus manos leía Maca en el salon, la niña estaba en su habitación jugando con su casita de juguete, cuando el sonido del teléfono la volvió al mundo real, se levantó y copio el teléfono sosteniendo el libro con la otra mano M: Diga... (Esther al escuchar su voz se quedó muda cerrando sus ojos sosteniendo con

fuerza su teléfono) ¿bueno? (preguntaba al no escuchar) E: Ma... Maca (solo pronunció su nombre y el alma volvió a su cuerpo, dejando caer al piso el libro que tenía en su mano y aferrando con sus dos manos el teléfono al escuchar la voz de Esther) M: Esther (susurró sin poder creer que fuese ella) E: Ejem (se aclaraba la voz) co... ¿cómo estás? M: Bi... bien dentro de todo ¿y tú? E: Bien también... que... quería hablar con Sofía M: Cariño (susurraba y Esther se tuvo que sentar en su cama al esc ucharla decirle así) yo... yo... E: Maca déjalo no es nece... M: Déjame hablar por favor, no me dejaste hablar contigo en el aeropuerto así que déjame hablar ahora (le pedía con la voz seria)- te fuiste sin decirme nada si no hubiese sido por Ana ni me enteraba de tu partida, no fue justo lo que hiciste, sabiendo que la niña saldría perjudicada con todo esto, te adora Esther y sabes que te echa de menos, al igual que yo te echo de menos, pero preferiste huir y no enfrentarte a los problemas prefe... preferiste dejarme sola (decía soltando unas lágrimas al igual que Esther que lloraba en silencio al otro lado de la línea) dejarnos solas, se supone que estarías con nosotras nos prometiste cuidarnos (decía entre sollozos) Estar siempre con nosotras... sniff... sé que la cagué... pero estoy tratando de solucionarlo... sniff... y... y TÚ NO ESTÁS AQUÍ PARA APOYARME...! (gritaba con impotencia) No estás... no estás (se sentaba en el suelo derrota da, Esther no podía articular palabra al escuchar de esa form a a Maca) E: No... no me dejabas ayudarte (decía como podía) me... me alejabas cada día más de ti sniff M: Lo sé Esther pero esta no es forma de enfrentar los problemas E: ¿¡Y QUE QUERIAS COÑO!? ¡QUE QUERIAS SI TUUU LEVANTASTE ESE MUROO TÚ LO Y LEVANTASTE Y ME DEJASTE UN LADO! lo queNO tenía guardado dentro) ¿POR QUÉ AHORA ME DICESATODO ESTO?(soltaba ¿POR QUÉ ME LO DIJISTE CUANDO TE CONTÉ LO DEL VIAJE? M: ¡PORQUE NO QUIERO PERDERTE! (gritaba histérica sollozando) ¡PORQUE QUIERO QUE VUELVAS! ¡PORQUE QUIERO QUE ESTES AQUÍ APOYANDOME! PORQUE TE AMO ¡COÑOO! E: Maca sniff sniff (se limpiaba las lágrimas que caían por su rostro) M: ¡QUIERO CASARME CONTIGO OSTIAAAA! Un pitido indicaba que Esther había colgado, miraba el teléfono descon certada al ver que le había colgado, su mundo se vino abajo tiró el teléfono estrellándolo contra la pared dejándose llevar por el llanto sentada en el piso, la pequeña al escuchar los gritos de su madre se acercó al salón viendo como estrellaba el aparato asustada no sabía que hacer, Claudia y Ana que iban saliendo del ascensor escucharon el último grito de Maca y luego un golpe se miraron entre ellas y tocaron el timbre si tener respuesta Ana golpeaba la puerta gritando el nombre de Maca pero esta estaba en el piso llorando amargamente, la pequeña corrió a la puerta y como pudo corrió una silla y se subió para

Miradas que hipnotizan

136

poder abrir la puerta, al abrirla Claudia la tomaba en brazos al verla asustada y con su carita llena de lágrimas Ana avanzaba con su silla al interior de la casa detrás de Claudia Ana: Llévala a su habitación y quédate con ella (al ver el estado de Maca, se levantó

como pudo de la silla y se afi rmó del sillón dejándose caer en él para estar más cerca de Maca) Maca cariño (la llam aba pero solo escuchaba el sollozo desgarrador de Maca con algo de esfuerzo se sentó en el piso para poder llegar hasta ella, la tomaba de los hombros y la abrazaba) M: No... no volverá (decía entre sol lozos) Ana: ¿Quién no volverá? (acariciaba su pelo sin saber de que hablaba) M: ¡ESTHER COÑO DE ESTHER...! (gritaba en los brazos de Ana, esta quedaba muda al escucharla así, la abrazó fuerte supuso que Esther había hablado con Maca después de que ella le cortó) no va a volver me... colgó cu... cuando le dije... que... que... me quería casar con ella (decía soll ozando) Ana: Joder (no supo que más decir solo la abrazo fuerte esperado que el dolor mitigara un poco) Claudia había hecho algo de cena para que la pequeñ a comiera pero no probó bocado se fue a su habitación y hay pasó lo que quedó de tarde Ana le había pedido a Claudia un tranquilízate para dárselo a Maca, Claudia la llevó a su habitación y la ayudó a ponerse el pijama para acostarla, se fue a la cocina dando un gran suspiro y negando con la cabeza Ana: No sé que coño tiene en la cabeza Esther Claudia: Uff (resoplaba sin saber que decir) Ana: ¿Se durmió? Claudia: Con el medio chutazo que le metí un caballo dormiría Ana: Bueno vamos para que descansen tranquilas Claudia: Ya mañana me paso para ver que tal sigue y ver a la peque que quedó un poco

asustada con todo Ana: Ja, con las madre que tiene quien no cariño Claudia: Espero todo se solucione

Ana y Claudia salieron de la casa dejando todo cerrado y apagado Vero en el aeropuerto esperaba embarcar el avión que la llevaría hacia Esther, estaba registrando su maleta cuando su móvil sonó Verónica: Si dime Fernando: ¿Dónde estás? Verónica: En el aeropuerto (decía con una sonrisa) Fernando: ¿Y que coño se te perdió a ti en el aeropuerto? Verónica: Pues voy a Chile, Esther está allá Fernando: ¿Maca está sola entonces? (se levantaba del sillón donde estaba sentado) Verónica: Sí Fernandino, solita Fernando: Mmm interesante... ¿cuando vuelves? Verónica: Ni idea todo depende de cuanto me demore en encontrar a Esther Fernando: Ya, recuerda que tenemos un plan

137

Miradas que hipnotizan

Verónica: Si lo sé, pero si esto me

resulta ya no vale el plan

Hablaron unos minutos más y colgaron la comun icación, Fernando se cambió de ropa se puso un abrigo largo un gorro y una bufanda para que le tapara un poco la cara, escondió dentro de su abrigo una navaja y salió de su escondite

Eran cerca de las tres de la madru gada, cuando un taxi paró frente al piso de Maca, salía de él a grandes pasos... el portal estaba abierto así que entró sin problemas, subió por el ascensor y sonrió al ver al portero de turno dormido Entraba al piso de la sicóloga y miraba todo a su alrededor, se dirigió despacio hacia la habitación de Maca, abrió la puerta que estaba semi cerrada, y hay podía divisar la figura de Maca bajo las sabanas Se sacó el calzado y el abrigo, retiró despacio las sabanas del otro lado de la cama y se metió dentro de ellas con una sonrisa en los labios, se acercó despacio al cuerpo de Maca y se pegó a su espalda rodeándola con uno de sus brazos se acercó a su pelo y lo olió... Maca sintió un escalofrió recorrer su cuerpo, sintió un brazo rodeando su cintura y tembló, la otra persona la apretó más contra si, abrió despacio los ojos y se dio la vuelta para verle la cara a esa persona M: Esther (susurró aun entre sueños) E: Sí mi amor (se acercaba cautelosa para besar esos labios que echaba tanto de menos

siendo correspondida al instante) M: Cariñooo (decía con un puchero en sus labios y acurrucándose al pecho de la abogada) es... estás aquí E: No podía estar más tiempo alejada de vosotras (besaba su pelo y acariciaba su espalda) M: Dame un segundo (se limpiaba las lágrimas de sus ojos y dejaba un beso en los labios de Esther para levantarse e ir al armario, Esther la veía con medio cuerpo dentro de él buscando algo, se sentó en la cabecera de la cama esperando a la sicóloga) E: ¿No me digas que vas a volver al armario? (preguntó chistosa) M: Jajajaja no espera (sacab a unas cajas que había y encontraba lo que

había escondido,

Esther la vio con algo en sus manos pero no podía adivinar que era) E: ¿Qué es? (preguntó curiosa) M: Cierra los ojos La abogada cerraba sus ojos impaciente por saber que era lo que tenía Maca en sus manos, la sintió sentarse en la cama y tomar su mano izquierda E: Ma... Maca (dijo al sentir la ca ricia en su dedo y algo deslizarse por él) M: ¿Te casas conmigo Esther García? (preguntó en un susurro sin soltar la mano de

Esther) Esther abría sus ojos despacio dejando que unas lágrimas salieran de sus ojos por la emoción de saber que Maca le había pedido al fin matrimonio, miró su mano acarició ese anillo de oro blanco con un diamante incrustado precioso, levantó su mirada y se lanzó a los labios de una Maca feliz al saber que no la había rechazado después de todo lo sucedido

Miradas que hipnotizan

138

E: Sí que me caso contigo (se abrazaba con fuerzas a su futura mujer) M: So... solo que no podremos celebrarlo como pensaba (agachaba la cabeza) E: Mírame (levantaba su barbilla y besaba las lágrimas que caían por lo ojos azules de

Maca) no tenemos apuro y con el solo hecho de tenerte a mi lado y que me permitas estar contigo en esto es más que suficiente mi amor M: Gracias cariño (besaba sus labios) E: Sí que ha habido avance con la terapia (disfrutaba de esos besos que echaba tanto de

menos) M: Por algo se empieza ¿no? (acariciaba su mejilla) quería pedirte perdón por todo lo sucedido E: Olvidado Maca, olvidémonos de eso (besaba una vez más sus labios siendo correspondida) M: ¿Y tus cosas? (preguntó al no ver ninguna maleta) E: En Chile (dijo con una sonrisa) me vine con lo puesto , después de colgarte compré un boleto de venida y salía media hora después así que tomé lo justo y me vine, pero el hotel se encargará de enviarme mis cosas no te preocupes (besaba de nuevo sus labios) M: Te amo (la miraba fijamente tomando su cara con ambas manos) E: Yo también (sin separar su vist a de ella besaba esos labios adictivos profundizando más el beso)

Maca se separó de ella al sentir qu e querían abrir la puerta Esther se levantó enseguida seguida de Maca, despacio fueron al salón mirando la puerta de entrada, Maca miró con grandes ojos a Esther y esta le indicó que se fuera hacia la habitación pero Maca negó con la cabeza tomándola del brazo... Esther le pasó el inalámbrico y la empujó hacia la habitación de la niña E: Llama a la policía y no salgas quédate con la niña M: Esther no por favor (le rogaba con un hilo de voz) E: Maca quédate con la niña no me va a pasar nada (besaba sus labios y cerraba la

puerta dejando a una más que asustada Maca) Se acercó en de la cocina al ver como la esa puerta se abría y veía una sombra se despacio escondióyenselaescondió penumbra la cocina y vio como sombra caminaba hacia el pasillo no lo dudo y saltó sobre ese cuer po tomándolo por el cuello Fernando la tomó de las piernas y la estampó de espaldas a la pared Esther se quejó de dolor al sentir el golpe y se soltó al ver que la iban a impactar de nuevo en un giro rápido tomó la bufanda de Fernando y la apretó con fuerzas agachándose al ver el puño de este ir a su rostro se levantó con rapidez y le dio una patada en las costillas E: ¡MALDITO HIJO DE PUTA! (le gritó al reconocerlo mientras Fernando se sacaba

la bufanda que apretaba su cuello) Fernando: TÚ NO ESTABAS EN CHILE MALDITA ZORRA COFF COFF (tosía una vez liberó su cuello) E: ¿NOS ESTÁS VIGILANDO? (nueva patada en la misma costilla) ¡HIJO DE PUTAAAA...! (tomaba aire fuerte por la nariz al recordar lo mal que había estado Maca) Fernando: ¡AHORA SÍ ME LAS PAGAS PUTA! (se levantó sacando de su abrigo la navaja dando lanzazos al aire, Esther saltaba hacia atrás sin dejar de ver el movimiento de la navaja)

Miradas que hipnotizan

139

E: TE CREEES MUY GALLITO CON UN ARMA ¿NO? (lo desafiaba) PELEA CON

LAS MANOS ¡MARICON! Fernando: BOLLERA DE MIERDA (se lanzaba hacia Esther esta saltaba a un lado empujándolo contra la puerta chocando su cabeza contra la esquina de la puerta) E: TE METISTE CON LA PERSONA EQUIVOCADA (decía furiosa) Fernando: JAJAJAJAJA NO SABES COMO DISFRUTE TOCANDO A MI MUJER (se pasaba la lengua por los labios asquerosamente, Esther lo miraba con furia) Claudia: ¡MACAAAA! (entraba gritando

al escuchar los golpes y gritos, Esther miró hacia atrás y Fernando aprovecho de tomarla por el cuello) ¡ESTHEEEERR! (al verla pelear con Fernando) ¡SUELTALA! Fernando: ¡TÚ SERÁS LA PROXIMAAAAA! (apretaba con fuerza el cuello de Esther) M: NOOOOO ¡ESTHER! ¡FERNANDOOO SUELTALA! (decía desesperada) Fernando: ¡AHORA VAS A VER COMO SE MUERE TU PUTITA MACARENAAAA...! (Esther vio la navaja... llevó su mano derecha al frente empinando el codo y dándole en las costillas logrando zafarse pero llevándose un corte en el brazo, se giró rápidamente y le dio una patada en los huevos al verlo en el piso de dio otra patada en el estómago le torció la muñeca y le quitó la navaja tirándola hacia donde estaba Claudia esta la recogía enseguida, nueva patada en el estómago de jaba a un Fernando en posición fetal, otra patada más al recordar como Maca lloraba el día que la ultrajó, otra patada al recordar como lloraba esas noches, otra patada por el sufrimiento que le causo y la ultima patada en la cabeza con rabia al imaginárselo tocando a su mujer, Fernando quedó noqueado en el piso y Esther agotada con las manos en la rodilla y la cara hirviendo de rabia iba a seguir golpeándolo cuando una Maca asustada al verla en ese estado la tomaba de los hombros y la abrazaba llorando, la policía llegó y llamaron al samur para que se llevaran al hospital a Fernando con resguardo policial, Claudia fue a por la niña quien se había despertado con los gritos y la llevó al piso de Ana, luego volvió para que le tomaran declaración, Maca contó lo sucedido y Esther declaró que se habían defendido, les pasaron el arma a los policías y se fueron después de haber hecho el tramite Claudia preparaba unas tilas y Maca le curaba la herida del brazo a Esther E: Tengo que llamar a mi madre Claudia: Yo la llamo M: Esther cariño (llamaba su atención) E: ¿Tú estás bien? (decía preocupada) M: Sí mi amor no te preocupes (acariciaba su mejilla) E: Vale, voy... voy por la niña (se levantaba y se iba al piso de Ana bajo la mirada de

ambas) Claudia: Joder menuda paliza le dio M: Yo... yo pensé que lo iba a matar (se sentaba en la si lla) Claudia: Ja, y eso se merecía el muy hijo de puta... si Esther no hubiese estado dándole

como le daba yo le hubiese dado también sus buenas ostias como la que le di a Vero esta maña... (se cortaba al recordar que no le habían dicho nada a Maca) M: ¿Que le pegaste a Vero? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Y por qué coño no me lo contaste? (se levantaba encarando a su amiga) Claudia: Joder fue esta mañana aquí en la entrada del edificio estaba con Ana hablando y apareció de repente diciendo que venía a verte se burló de Ana y hay le di un tortazo M: Pero ¿qué quería? ¿A qué vino? (tomándose la cabeza con las manos afligida)

Miradas que hipnotizan

140

Claudia: No lo sé (negaba con la cabeza) pero tienes que decírselo a Esther M: Uuuuuufff sí, sabes (la miraba) hace un momento del pedí matrimonio formalmente Claudia: Bien, oye y ¿cómo es que está aquí? Yo pensé que estaba soñando tía M: Después que me colgó tomó el primer avión y volvió (con una sonrisa en los labios)

Esther entraba al piso de Ana buscando a su hija se tocaba el cuello al sentir dolor por la presión que Fernando le había hecho Ana: A ver cariño y este ¿quién es? (le preguntaba al pasar una hoja de un libro con

dibujos) Sofía: Una vaca... muuuu (imitaba a la vaca con la ceja fruncida) Ana: Jajajajajajajaja una vaca con carácter... ¿y este? (señalaba otro dibujo) Sofía: ¡MAMAAAA! (gritaba y saltaba de la cama) Ana: ¿Mama? Peo si tu madre no es ninguna leo... naaaaaa... Se le cortaba la palabra al ver a Es ther cargando a su hija y Ana se golpeaba la frente con la mano al pensar que estaba alucinando o viendo visiones Ana: Joder que no estoy soñando ostiaaa E: Jajajajajaja dame un beso que te he echado de menos (le decía a

su hija y esta le daba un beso en los morros y se acurrucaba en su cuello abrazándose a ella) Sofía: Tas aquí mami (decía feliz) E: Sí mi amor y no me voy (besaba su cabecita) Ana: Hija de... (se callaba al ver que Esther señalaba a la niña) coñooo (susurraba) ¿pero? ¿cómo? ¿cuándo? (preguntaba confundida) E: Te cuento mañana que ahora quiero estar con mi familia Ana: ¿Tú le has dao la paliza a Fernando? (abría grandes ojos) E: No me lo recuerde mañana hablamos (salía seria de la casa de su amiga con la niña en brazos) Ana: Joder pues sí que tiene suerte el Fernandito jajajajajajajaja (se partía al imaginarse como Esther le rompía la cara y los huevos nuevamente) Coño que siempre me lo pierdo (se retorcía en la cama de la risa) Claudia se había ido a su casa dejando a las chicas y a la pequeña solas, Esther fue a acostar a la niña quien no quería irse a dormir, le contó un cuento acariciando su rubios cabellos y se quedó dormidita agarrada de la mano de la abogada, Esther besó su cabecita la arropo y se fue a su habitación junto con Maca M: ¿Se durmió? (preguntaba desde la cama) E: Si, no quería dormirse (se desvestía dejado su cuerpo desnudo a la vista de Maca fue

hasta el closet a buscar un pijama) M: Eh... sí... co... como te echaba de menos (tartamudeaba y dirigía su mirada a otro lado) E: Y yo a ella (se ponía la parte de arriba del pijama) cariño tú como te encuentras después de todo lo que ha pasado (se ponía la parte de abajo y la miraba fijamente) M: Uuuff aun estoy temblando (miraba sus manos) pienso que si... que si tú no... hubieses venido (su mirad a quedaba fija en el piso) Fer... Fernando... habría logrado lo que buscaba (agachaba la cabeza dejando correr unas lágrimas)

Miradas que hipnotizan

141

E: Ven cariño (la abrazaba besando su cuello) nunca más os dejaré solas nunca más mi

amor (apretaba las mandíbulas al pensar las palabras de Maca, ella tenía razón si no se hubiese ido como lo hizo su familia no hubiese corrido peligro y si no hubiese vuelto ese mismo día gracias a sus impulsos nunca se hubiera perdonado si a Maca o la niña les hubiese pasado algo) nunca Durmieron abrazadas como hace tiempo que no lo hacían, con las piernas entrelazadas las manos entrelazadas sin dejar que el aire pasase por sus cuerpos, se regalaron dulces besos y caricias antes de quedarse ambas dormidas Sofía se restregaba sus ojitos estiraba su pequeño cuerpecito bajo las sabanas, le levantó rápido para ir al cuarto de sus mamis y ver si estaba su mama Esther y no fue un sueño el que tuvo Abrió despacio la puerta y hay las vio a las dos abrazadas durmiendo corrió hacia la cama y subió a la gran cama, miró a su mama Maca que tenía la cabeza bajo el cuello de Esther y esta la tenía abrazada con ambas manos, se acercó a la cara de Esther y le dio besitos en la mejilla, esta se removía en el sueño pero no despertaba, la pequeña sonrió y le dio más besitos repartidos en su cara, Esther abría sus ojos pero los volvía a cerrar abrazando con más fuerza a Maca y pasando una de sus piernas sobre ella Sofía: Jooo (refunfuñaba y se sentaba sobre su madre cansada

ya de que no despertara, Esther pegó un brinco al sentir un peso sobre su cuerpo) Jijijiji tas aquí mami (abrazaba su cuello feliz) E: Pe... pero mi amor como me despiertas así (besaba su cabecita) ven métete dentro antes de que mama se despierte (la pequeña se metía entre sus dos madres y se acurrucaba al pecho de Esther, Maca entre sueños se acomodó y pasó su brazo por el cuerpo de la niña tomando Esther su mano para entrelazarla) ¿tienes sueño mi amor? (preguntaba a la pequeña) Sofía: Nooo (negaba con su cabecita y se acurrucaba bajo el cuello de Esther) no te vas ¿veda? E: No cariño no me voy (besaba su cabecita) ¿durmamos un poquito más? Que aun es

temprano Sofía: Vale (se dejaba acariciar y se dormía seguida de Esther feliz de estar con su familia nuevamente)

Unas horas después Maca despertaba y miraba su otro lado de la cama pero no había nadie puso atención si escuchaba algo y sintió ruidos en la cocina y la televisión prendida, se levantó fue al baño y se puso una bata para ir a la cocina hay estaban sus chicas la pequeña bailando una canción de la tele y Esther con unas naranjas y el exprimidor seguía el ritmo de la música Sofía: Qeyooo move el boteee. Jijiji (movía su culito de lado a lado dando vueltas sobre

ella) muevee mami mueve el bote E: Quiero mover el bote (de daba la vuelta con una naranja en la mano y se ponía frente a su hija moviendo sus caras graciosamente) quiero mover el boteee te gusta mueve... (giraba sobre ella moviendo sus caras elevando los brazos sin soltar la naranja) Sofía: Queyoo move el boteeee (imitaba a su madre) jijijiji

Miradas que hipnotizan

142

E: Que linda está sin maquillaje ni más (acariciaba la cara de su hija y Maca sonreía al

verlas a ambas moverse igual) Sofía: Movemos nuestro bote jijijijiji (giraba con los brazos arriba y su culito bien paradito imitando a su madre) E: Jajaja jajajaja (se partía al verla así) M: Jajajajajaja (no pudo aguantar la carcajada Esther y la niña la vieron en la puerta riéndose) estáis para una foto E: Ey ¿nos estabas espiando? (miraba a su hija) Sofía: Echo no she ache mami (se cruzaba de brazos con el ceño fruncido) E: Sí, eso no se hace mami M: Pero si estabais monísimas no quería interrumpirlas (se acercaba y tomaba a su hija

en brazos) ¿no me das un besito de buenos días? Sofía: Shi (le daba el beso en la mejilla y se escondía en su cuello como siempre hacía) M: ¿Y tú no me das mi beso? E: Pero si te lo di esta mañana (se daba vuelta para seguir exprimiendo naranjas) M: Haaa pero yo no me he enterado (se acercaba con la niña) E: Buaaa no es mi problema yo ya te lo di (decía con una sonrisa) M: ¿No me lo vas a dar? E: Nop (negaba con la cabeza) M: Vale, después no vengas con que quieres besitos se los pides a Sofía si quieres alguno (besaba a su niña) E: No hay problema(se daba la vuelta y miraba a la peque) ¿a que tú me das siempre mis besitos? Sofía: Shi (afirmaba con su cabeza) E: Vale ahora dame uno (miraba de reojo a Maca y ponía sus morros, Maca dio un paso al lado y le robó el beso a Esther) M: Jajajajajajaja (alía corriendo de la cocina con la niña en brazos) E: ¡Esta me la pagas Macarena...! (gritaba desde la cocina al escuchar la risa de ambas) Maca estaba en la coci na preparando la comida, mientras Esther y la niña jugaban en el salón con unas muñecas... estiradas en el suelo, cuando el timbre sonó, Maca fue a abrir al ver que Esther no se movía M: Eso tú tranquila que yo abro (decía al pasar por el salón) E: Jajajajaja M: Hola Rocío (saludaba de dos besos a su suegra) Rocío: Hola Maca, ¿cómo estás? M: Uff bie n, bien... pasa Esther está en el salón con la niña Rocío: Vale, Claudia me contó lo sucedido M: Uuufff suerte que Esther llegó Rocío: Ja esa no tenía que haberse ido mejor dicho (pasaba al salón) la hija prodiga que si no es por Maca no me entero que estabas fuera del país (ponía sus manos en jarra) ven pequeña dale un beso a la abu Sofía: Abu no egañes a mami (le pedía después de darle el beso) Rocío: Ve con mama a la cocina que tengo que hablar con tu mami Sofía: Uy mami la abu ta enoja jiijiji (se iba de la mano de Maca a la cocina) Rocío: ¿No me piensas saludar? E: Como quieres que te salude si vienes echa una fiera, miedo da el acercarse a ti (se levantaba del suelo y limpiaba sus pantalones)

Miradas que hipnotizan

143

Rocío: No me vengas con tonterías y saluda a tu madre E: Sí su señoría (se acercaba a darle un beso en la mejilla para luego llevarse una ostia

en la nuca) auuuuch (se frotaba la cabeza) Rocío: Tira pa el sillón no quieres recibir otra (con la mano alzada) E: Como estamos (se sentaba de piernas cruzadas en el sillón grande seguida de su madre) Rocío: Joder hija es que tú que mierda tienes en la cabeza al dejar sola a Maca sabiendo como están las cosas coño (la regañaba) E: Pasábamos por un mal momento, sé que me equivoqué pero no podía seguir como estábamos y el viaje fue un modo de escape (bajaba la cabeza) Rocío: Gracias a dios que estabas aquí cuando vino el hijo de puta ese E: Mama no me lo recuerdes quieres, que ya bastante tengo con culparme si no hubiese regresado anoche Rocío: Vale no digo nada más... Entonces ¿todo bien con Maca? E: Sí todo bien (con una sonrisa) Rocío: ¿La boda sigue en pie? E: Sip mira (le mostraba su mano izquierda) Rocío: Me alegro cariño (besaba su frente) E: Yo también, no sabes lo mal que lo pase estando lejos de ellas Rocío: Me imagino (acariciaba su brazo) E: ¡Ayyyy mamaaa! (se quejaba) Rocío: ¿Queee? (decía preocupada) E: El corte mama ¡el corteeee...! Rocío: Pero ¿qué corte? E: Hay el que me hizo Fernando coño Rocío: ¿Es que tenía un arma? E: Una navaja Rocío: Diooos (se tapaba la boca) E: Bueno logré reducirlo y solo me llevé el corte nada más... ca... casi lo mato mama (la miraba a los ojos) no podía dejar de patearlo Rocío: Normal... si después de que casi viola a Maca es normal que hayas querido matarlo E: Pero yo no soy así mama y me dio miedo (sus ojos se llenaban de lágrimas) Rocío: Tranquila solo estabas defendiendo a tu familia (la abrazaba y Esther dejaba

correr las lágrimas que tenía guardadas) ya me encargo yo que no salga en un buen tiempo de la cárcel y os deje tranquil as (acariciaba su espald a) M: Rocío ¿comes con... (miraba la escena) nosotras? Rocío: No yo ya tengo que irme quedé de comer con Lorena (decía mientras Esther limpiaba sus lágrimas) bueno me voy me despido de la niña (se iba a la cocina dejándolas solas) M: Esther ¿qué pasa? (decía preocupada) E: Nada solo un bajón (rehuía a su mirada) M: Mírame cariño (tomaba su barbilla y veía sus ojos llorosos) ¿qué pasa? E: Nada solo que... (bajaba la cabeza pero Maca la sostenía de la barbilla sin dejar de mirarla) que nunca me hubiese perdonado el que te hubiese pasado algo (una lágrima corría de sus ojos) M: Mi amor (la abraza ba con ternura) deja de pensar en eso... ¿vale? Estamos bien y no ha pasado nada cariño E: Pero y si... (Maca tapaba sus labios con un bes o) M: Esther no te tortures no ha pasado nada gracias a ti (besaba de nuevo sus labios)

Miradas que hipnotizan

144

E: Está bien (acariciaba su mejilla) te amo M: Mmm yo más (se volvían a besar tiernamente) vamos a comer que después tenemos

que ir a hacer las compras E: Vale Roció se despidió de todas y se fue rumbo al restaurante donde había quedado con Lorena y un amigo de la policía Las chicas comieron con la niña y luego se cambiaron para ir a hacer las compras de la casa, entraron al super Maca tomó un carro y Esther llevaba de la mano a la pequeña que miraba todo con curiosidad M: Traes tu la lista ¿cierto? E: Sí la tengo en el bo lso (la buscaba y se la pasaba a Maca) M: Vale (miraba la lista y se encaminaba a uno de los pasillos seguida de Esther y

Sofía) Sofía: Mami ¿me vas a compa chuches? E: Sí mami, queremos chuches M: Ya veremos (decía con una sonrisa)

Miraba la lista y ponía cosas en el carro miró hacia atrás y vio como Esther corría con la niña por uno de los pasillos riéndose ambas la pequeña iba con un paquete en las manos y Esther llevaba otro, llegaron hasta donde Maca y lo metieron dentro para seguir corriendo pasillo arriba y dar la vuelta a la izquierda negó con la cabeza y tomó una de las bolsas que habían puesto, unas gomitas de ositos de varios colores y otra bolsa con chupetes, negó con la cabeza y las dejó en el carro Minutos después las veía correr detrás de una pelota la niña corría detrás de Esther muerta de la risa al ver como su madre se resbalaba al tratar de patear la pelota, pero no caía sino que se tambaleaba para luego perseguir a su hija que corría con otra bolsa de chuches en las manos, al ver que iban hacia ella se fue a otro pasillo para que no le dieran alcance, Esther tomó la bolsa de las manos de la niña y a unos metros detrás de Maca lo lanzó al carro porcabeza la cabeza quienalseotro parópasillo en su carrera ver que algo caía dentro depasando él, giró su perode lasMaca vio correr tomó laalbolsa en las manos y eran unos chocolates de animales soltó una carcajada y lo dejó hay mismo Estaba poniendo unas frutas en las bolsas cuando vio pasar dentro de un carro a una niña rubia con los brazos abiertos a todo cohete y a una Esther detrás tratando de alcanzar el carro para que no chocara con una torre de latas y más atrás a un guardia de seguridad, vio como alcanzó a tomar el carro antes de que este chocara con la torre escuchaba las carcajadas de la niña y la cara de susto de Esther, se acercó a ellas al ver como el guardia le decía algo a su chica y la niña se colgaba de su cuello E: Hombre que solo estaba jugando con la niña Guardia: Señora esto no es un parque (con una mano en la cintura) E: Venga ya que la niña estaba aburridilla era solo para entretenerla mientras

su madre compraba las cosas (acariciaba la espalda de la niña) ostiaaa (decía al ver como Maca se acercaba a ellas con la cara seria) Sofía: Otiaaa (repetía la niña)

Miradas que hipnotizan

145

E: No cariño eso no se dice (e decía en un susurro) Sofía: Peyo si tú lo has dicho jijijiji E: Pero eso no se dice M: ¿Qué pasa aquí Esther? (alzaba una ceja) E: Nada (se hacía la loca) aquí charlando con el guardia Guardia: Pasa que en este supermercado no se puede andar corriendo ni jugando (decía

serio) E: Uy que le pones color hombreeee (ponía sus ojos en blanco) Sofía: Hombleeeee (imitaba a su madre) M: Sofia (la regañaba) bueno algo más que añadir mire que llevo prisas (preguntaba al

guardia) Guardia: No ninguna y dígale a su chacha que esto no es un parque M: ¿Chacha? (Esther abría grandes ojos) Guardia: Su empleada (señalaba a Esther) E: Jajajajajajajajaa (se partía) M: Perdón pero usted se equivoca no es mi chacha Guardia: Disculpe a su hermana E: Jajajajajajajajaajajaajajaa M: Déjalo hombre (palmeaba su hombro) vamos cariño (le decía a Esther) ¿mi amor te

llevo en el carrito? (le preguntaba a la niña) Sofía: No queyo ir con mami (se aferraba al cuello de Esther dejando a cuadros al guardia) E: Jejejeje vamos peque (besaba su frente) ¿te falta comprar algo más? (preguntaba a Maca) M: Mmmm no solo algunas frutas y verduras E: Vale... ¿Has comprado helado? (caminaban dejando al guardia plantado en donde estaba) M: Sí cariño... ¿no lo ves en el carro? E: Uy sí jajaja no lo había visto M: Claro con la montaña de chuches que hay como para no verlo E: Hay cariño que es para endulzar la vida M: ¿Es que la quieres más dulce aun? E: No, pero no está de más (besaba sus labios) esto sí que es dulce y adictivo M: Me encantas (le dejaba un pico) Sofía: Otiaaa yo quero besho (ponía sus morritos dejando a Maca con la boca

desencajada y a Esther a punto de soltar una carcajada) M: Pe... pero... es... (no alcanzó a decir nada porque la vio correr pasillo abajo muerta de risa y la niña gritando su beso, siendo besada por Esther que dobló por un pasillo bajo la mirada de Maca) joder jajajajaja (se reía al verla chocar con un carro y a la niña caer dentro de este muerta de risa) Cruz con Vilches entraban a la habitación de Fernando el policía a cargo los dejaba pasar una vez mostra ban su credencial de médicos V: Joder y ¿por qué me toca a mi atender al gilipollas este? Porque no mandamos a un

residente así le inyecta algo y nos dejamos de gilipolleces C: Sea como sea tenemos que atenderlo, nos guste o no Vilches (entraba por la puerta y veía al susodicho sentado con una gran venda en las costillas mirando hacia la ventana)

Miradas que hipnotizan

146

V: Ya rapidito que tengo una cirugía ¿lo auscultas tú? (le preguntaba a Cruz y esta

negaba con la cabeza) joder pues me toca a mi a ver, ¿qué no te duele? (preguntaba serio al verlo con un gran moretón en la cara y las vendas) Fernando: No me toques los cojones Vilches (lo miraba serio) V: Ja ni tocar se pueden macho que te han dejao sin ellos (se burlaba) Fernando: Cuando pille a esa puta (apretaba los dientes) V: Cuando pilles a esa puta (lo tomaba del cuello) te romperá lo que le faltó romperte hijo de puta (lo soltaba bruscamente en la cama) Fernando: Te puedo demandar por negligencia (se tocaba el cuello) C: Uy... (exclamaba Cruz que estaba en un segundo plano) V: Cuidao no vaya a llamar a Esthercita para que te tenga co rtito Fernando: Esa hija de puta me pilló desprevenido pero no se salva a la próxima V: Jajajajajaja (paraba su risa y lo miraba serio) el que no se salva a la próxima eres tú joputa (decía frente a su cara) porque la condena que te caerá ni con dos vidas lograras cumplirla Fernando: Ja en dos tiempos me sacan no sabes la de contactos que tengo (sonreía de lado) V: ¿Escuchaste Cruz? (preguntaba a su mujer) Mira tú por donde que la suegra de Maca es la mismísima jueza Villalobos (Fernando abría grandes ojos) aaaaaa ¿es que no lo sabias? (decía con impresión fingida al ver la cara de Fernando) suerte macho porque de la condena nadie te salva y de eso se encargará la madre de la que te reventó los cojones Fernando: Tengo dinero... y saldré de esta para vengarme de esa pu... (no lo vio venir pero el golpe que le dio Vilches lo dejó con la cara ladeada, se dio vuelta y lo encaró con rabia en los ojos) PERO QUIEN TE CREES QUE ERES GILI... (nuevo golpe lo dejó viendo estrellitas) V: Que ganas tenía de darte hijo de puta (apretaba el costado de Fernando donde tenía las costillas fracturadas este gritaba de dolor) no que muy hombrecito para golpear y ultrajar a una mujer (lo soltaba) vamos Cruz Su mujer lo seguía de cerca con una sonrisa en los labios, tomándolo del brazo y llevándoselo a su despacho C: Uff no sabes como me pones cuando te pones en ese plan: Lo tomaba de la bata al

cerrar la puerta y se dejaba llevar por la pasión

Rocío llegaba a su despacho seg uida de Lorena que la miraba preoc upada después de escuchar la conversación que esta mantuvo con el policía Lorena: Cariño ¿estás segura? (la tomaba de un brazo) Rocío: Es la única solución (acariciaba su mejilla) Lorena: Pero es que es muy a rriesgado (se sentaba en el sillón grande que había) Rocío: No lo es (se servía un vaso de coñac y se sentaba al lado de Lorena) Cariño no

quiero arriesgarme a que pase de nuevo lo que pasó anoche Lorena: Pero si le dices al juez que le de una condena mayor a la que se le tiene que dar... Rocío: No (la cortaba) el juez que le tocó a Fernando es un inescrupuloso que por dinero puede venderse y poner la mínima condena, no pienso arriesgar más a mi familia ni a mi hija ni a mi nue ra ni mucho menos a mi nieta (tomaba un sorbo de su vaso) haré

Miradas que hipnotizan

147

lo que esté en mis manos para que eso no suceda y puedan estar lo más tranquilas posibles Lorena: ¿Se los dirás a ellas? Rocío: No esto solo lo sabemos yo, tú, el sargento y el tercer implicado que solo él conoce Lorena: Vale (asentía con la cabeza y besaba los labios de su señoría) Rocío: ¿Nos tomamos la tarde libre? (preguntaba pillina acariciando una de las piernas de Lorena) Lorena: Tendría que preguntarle a mi jefa (la tomaba de la nuca y la acercaba más a sus labios) Rocío: Pues que esperas guapa Lorena: ¿Me da la tarde libre su señoría? (rozaba los lab ios de la jueza) Rocío: La tarde y la noche (atrapaba sus labios en un beso apasionado) Recogieron sus cosas y se fueron como dos colegialas de los juzgados olvidando la conversación que tuvieron en esa comida Ana iba del brazo de Claudia y un bastón de apoyo caminando hacia el piso de sus amigas, Claudia tenía los ojos llorosos al ver que su chica ya se podía movilizar mejor y no era necesario esa silla de ruedas Claudia: Vamos allá (apretaba con fuerza su brazo) Ana: Venga toca el timbre (decía ansiosa por ver la cara de sus amigas)

Claudia le dio un pico para luego tocar el timbre y esperar a que alguna de las chicas abriera la puerta E: Hola chi... cas (se cortaba a ver a Ana de la misma altura que Claudia, le hizo una

radiografía de pies a cabeza y se llevó u na mano a la boca) tu... tu... tu (la señalaba con la otra mano impactada sin saber que decir) Ana: Un abrazo ¿no? (decía emocionada Esther no tardó ni dos segundos en lanzarse a los brazos Analayescena llenarleemocionada) la cara de besos bajo las lágrimas de ambas y de una tercera persona quedeveía E: Dioooos (la miraba de nuevo) pero ¿desde cuando? Ana: Hace unas semanas he tenido avances y no quería deciros nada hasta que haya estado en pie Claudia: Yo me llevé la sorpresa hoy día (se limpiaba unas lágrimas) Ana: Jajajaja casi le dio algo aquí a la niña (se burlaba) Claudia: Como para que no, no va y me dice ponte del otro lado yo fui y esta se levantó como si nada de la silla sin esf uerzo ni nada y empezó a dar pasos sin titubear Ana: Claroooo yo que soy un crack pa’ esto de la recuperación (decía chulita) E: Vamos crak para dentro que te vea Sofía Ana: Mi niña (se afir maba de su bastón y entraba a la casa) M: ¿Quien era...? (abría los ojos como platos) pe... pe... pero tú... tú ¿co... cómo? (dejaba el cuchillo en la encimera) Ana: Otra más que tartamudea (decía feliz) un abracito ¿no? (abría sus brazos y tiraba el bastón) M: Anitaaa... (la abrazaba con fuerzas y la elevaba del suelo dando vueltas con ella en al cocina)

Miradas que hipnotizan

148

Ana: Hay loca que me tiras jajajajaja (se aferraba a su cuello emocionada) M: Jajajaja ¡como me alegro coño...! (le dejaba un pico en los labios) Ana: Heaaa quieta hay que por poco se me han enamorao Claudia: Jajajajajaja E: Macaaaa (la regañaba con los brazos cruzados) M: La emoción jajajajaja Sofía: Mami quero eche entraba a la cocina) olaaaa (saludaba a todas y se sentaba en su

sillita como podía sin percatarse de las miradas de las demás, miró a Maca esperando su leche y esta le indicó con la mirada a Ana la niña miró hacia ella) ¡tas en pieeeee...! (saltaba de la silla y corría a los brazos de Ana) Ana: Ayns mi pequeña (la tomaba en brazos) Sofía: Joooo tas más gande jiijiji Ana: Claro porque ya no estoy en la silla y me puedo mantener en pie, me das un besito (ponía sus morros) Sofía: Shi (y besaba sus morros para esconderse en su cuello) M: Os quedáis a comer (preguntaba feliz y todas asentían) Ana: Claro porque tenemos que ver lo de la despedida de solteras guapas, que quedan pocos días para la boda y sin despedida no h ay boda (decía con una sonrisa y Maca con Esther levantaba ambas cejas con miedo al pensar que se le habría ocurrido a la loca de Ana) Salían del restaurante Ana, Claudia, Maca, Esther y Cruz para ir a un local donde harían la despedida de solteras Maca y Esther no sabían que habían preparado las chicas pero lo que sí dejaron claro es que no querían strepers M: Bueno y ¿a donde vamos? (iba de la mano de Esther) Ana: Es un local tranquilo jejejeje (miraba a su chica guiñándole un ojo) C: Voy al coche a buscar las bolsas E: ¿Qué bolsas? (miraba a Cruz que ya se había ido corriendo hasta el coche) Claudia: Jajajaja el local está aquí al lado , es muuuuuy bueno M: Miedo me dan vosotras Ana: Naaa tú tranquila que como no quisieron streepers pues les tenemos una sorpresita

y como en ese local conozco a la dueña nos dejaráan hacer lo que queramos (guiñaba un ojo a su chica) C: Ya estoy vamos (sacaba su móvil y hacía una llamada) vamos para allá E: Y tu ¿a quién le has avisado? ¿A quién más habéis invitado? Claudia: Ya lo verás (seguía a Cruz tomando de la mano a Ana) M: Pues vamos ¿no? (miraba a su chica descon fiada) E: Venga vamos (besaba sus labios y retomaban el camino) Llegaron a un local no muy iluminado con una gran entrada Ana hablaba con el guardia y este con una sonrisa las dejaba pasar seguidas de todas había un gran pasillo oscuro con algunos carteles colgados de mujeres y hombre en poses no muy favorables en blanco y negro, miraban todo muy curiosas esas fotos llegando hasta unas cortinas rojas donde pasaron primero las tres chicas Maca miró a Esther y esta apretó su mano Todos: ¡SORPRESAAAAAA! (gritaron

varios al verlas entrar, hay estaban Vilchez, Javier, Alicia, Teresa, Elena, Patricia, Gimeno, Raquel, Héctor, Gabriela, Rocío, Rosario, Lorena, Pedro, Rai y Lola)

149

Miradas que hipnotizan

E: Jajajajajaja joder menuda sorpresa al verlos a todos hay M: Ya me veía rodeada de strepers jajaaja

Ambas saludaban a todos lo presentes y se sentaron en una gran mesa que el dueño del local había dispuesto para ellos en la zona vip, vari as personas que estaban ahí miraban a la gran comitiva de personas que avanzaban hacia el fondo del local, Ana y Claudia se quedaron charlando con el dueño para ponerse de acuerdo con lo planeado E: Que bueno que estén todos aquí Rocío: ¿Con quien habéis dejado a la niña? M: Con una canguro E: Ana la localizó y nos trajo a rastras con ellas, la dejamos dormidita y nos vinimos Rosario: Esa Anita es un peligro jajajajaja Claudia: ¡CRUUUZ VAMOOOS...! (gritaba desde el otro lado de la pista) C: Uy jajajaja vamos chicas (les decía a Elena, Patricia y Lorena, quienes se levantaba

de sus sillas y seguían a Cruz) V: Pero ¿dónde van? (tomaba un sorbo de su copa) E: Ni idea pero siendo Ana quien lo planeó junto con estas otras dos locas me espero lo que sea (bebía un gran sorbo de su vaso) M: Bueno veremos que pasa (las seguía con las miradas y las veía entrar a una sala que estaba detrás del escenario) Siguieron charlando mientras bebían de sus copas la música era buena entre bachatas merengues y salsas era un local muy agradable y la gente bailaba en la pista al ritmo de la música Minutos después el dueño del local, salía al escenario que estaba de frente a la mesa d e los chicos, con un micrófono en la mano Ricardo: Buenas noches a todos los presentes (saludaba una vez habían bajado la

música) esta noche tenemos a dos mujeres que dentro de un par de días se casarán (todos aplaudían y las chicas se sonrojaban al ver a sus compañeros vitorear sus nombres) Maca felicidades Ricardo de Anita esta noche os tienen unajajajaja sorpresa, paray elEsther deleite de ustedessoy y de todos amigo los presentes unay performance nunca antes vista en este escenario (todos tomaban asiento en sus mesas) me complace en presentar este acto dedicado a las novias... DJ ¡MUSICAAAA! (gritaba eufórico y bajaba de un salto del escenario) Ana salía la primera con un abrigo largo cerrado con un cinturón seguida de las chicas vestidas iguales y unos sombreros en la cabeza y botas largas Todas se ponían en fila delante del escenario y seguían una coreografía ya ensayada por todas V: ¿Esa es Cruz? (decía con la boca abierta al verla bailar así) Rai: Jajajajaja (se E: Ostiaaaaa

reía al verle la cara al cir ujano)

Las chicas se movían sincronizadas moviendo las caderas y brazos al aire, Claudia se puso adelante del escenario junto con Ana y comenzó a quitarle el abrigo con

150

Miradas que hipnotizan

movimientos sensuales bajando y subiendo tocando sus largas piernas las demás hicieron lo mismo y tiraron los abrigos fuera del escenario, todas llevaban un corsé rojo con negro y unas ligas en las piernas dejando mucho a la imaginación M: Jajajajajaja (reía al ver como Elena y Patricia bailaban alrededor de Cruz y Vilches

miraba todo con grandes ojos) V: Me cago en la leche (bebía su trago de una) Pedro: Uff como que hace calor aquí ¿no? Rocío: Esto yo no lo sabía (bebía su trago y se aireaba con una de sus manos bajo las

risas de todos) Las chicas saltaron del escenario y se fueron hacia la mesa de las chicas bajo los vitoreos y miradas lasciva s de algunos allí presentes Ana tomó a Esther de la mano, Claudia a Maca y las llevaron al centro de la pista donde las esperaban las demás con unas sillas en el centro Sentaron a ambas de espaldas y se movían sensualmente frente a ellas sacando carcajadas de algunos al verles la cara de circunstancia de las novias Claudia se sentaba piernas abierta en la silla de Esther y llevaba su cuerpo hacia atrás afirmándose con una sola mano subiendo y bajando la pelvis, Elena hacia lo mismo en la silla de Maca quien no sabía donde mirar Las levantaron de las sillas y todas bailaron alrededor de ellas para luego sacarse los sombreros y tirarlos a la mesa donde estaban los demás Se alejaron dejando a ambas en el centro Ana: Mueve ese cuerpo Esthercita (la animaba mientras tomaba de la cintura a

Claudia

y seguían bailando alrededor) Esther poníaseuna de sus manos en el de Maca y girabaobservada sobre ellasonreía tocandoalsuver a torso, Maca movía como podía yahombro que se sentía demasiado su chica de esa forma y trató de seguirle el paso Esther desde su espalda bajaba y subía recorriendo esas cuervas que aun no había podido recorrer con sus labios se dejaron llevar por la música y acercaron sus cuerpos para fundirse en un beso cargad o de pasión y amor Todos: ¡VIVAN LAS NOVIAAAAS! (gritaban al ver finalizado el baile) E: Jajaajajajaja (estallaba en una carcajada al ver como Maca se

escondía en su cuello avergonzada) Ana: A que somos lo más bonito de España (tomándose todas de las cinturas levantando sus piernas como si estuvieran bailando en un cabaret) Después de pasar un rato agradable junto a sus compañeros y beber algo más de la cuenta todos se fueron a sus casas a descansar Vilches se fue el primero en irse junto con Cruz ya que la urgencia que tenía era demasiada al ver así a su mujer, Pedro y

Miradas que hipnotizan

151

Rosario se fueron al hotel donde se hospedarían hasta la boda, Rocío y Lorena se despidieron de las chicas y se fueron también a casa ya que la jueza no dejaba de imaginar la de cositas que podía hacer esa noche con su chica más con las pintas que llevaba ya que ninguna se había vuelto a cambiar de ropa Maca y Claudia estaban sentadas abrazadas viendo como Ana trataba de bailar el caño en una farola seguida de Esther que tarareaba la canción de nueve semanas y media con un sombrero del show E: Tarananana... nana tarananana (movía sus caderas con las manos en la cintura

tratando de no caerse por el alcohol ya ingerido) joer como seguía la canción (se rascaba la cabeza) Ana: Baby take off your coat... (se sacaba el abrigo real slow... cantaba Ana afirmada del faro deslizandose como podía) E: Jajaja eso, eso take off your shoes (seguía la letra y Ana trataba de sacarse las botas) Ana: Ostia como se mueve el jodio faro este (cayendo de culo al suelo) M y Claudia: Jajajajajajaja (se partían al ver como Esther trataba de sacarle las botas) I’ll take off your shoes (seguían la letra) Baby take off your dress narananarana (las veían bailar como podían agarradas al faro Ana movía su cabeza de lado a lado y Esther le seguía, se movía alrededor del faro Ana con una sola bota y Esther con medio abrigo colgado de un brazo) Claudia: Venga chicas que hace frío (se frotaba los brazos) M: Cariño vamos que ya es tarde Ana: Coñooo que es vuestra despedida (sin dejar de moverse y Esther de tararear como podía) E: Taranannanranana (chocaba con Ana que se había parado de dar vueltas al faro) jajajajajajaja Ana: Jajajajaajaja M: Bueno chicas vamos (se levantaba de la escalera junto con Claudia) Claudia: Sí venga vamos a dormir Ana: ¿Vamos? (miraba a Esther y se sonreían poniendo sus manos al frente) E y Ana: Cuando quieras tuuuuu divertirte maass (se movían hacia atrás las chicas abrían grandes E: Y bailar sin ojos) fin yo sé de un lugar (señalaba a su espalda) Ana: Que te llevareee y disfrutaras (señalaba con un dedo a Claudia) E: De una noche queeeee nunca olvidaraaaaas (guiñaba un ojo a Maca) Ana: Quieres bailar esta nocheeeeeee (se ponía al lado de Esther y la miraba poniendo ambas sus manos al frente y pasando una sobre la otro) E y Ana: VAMOOOS AL NOAAA NOAAA NOAAAA NOAAA NOAAA NOAAA NOAAA VAMOS A BAILAAAAAR (se daban la vuelta bailando moviéndose como si bailaran twist) E: Este es un lugar de ambiente donde tooodo es diferenteeee (tomaba las manos de Ana y giraban entre las dos) Ana: Donde siempre alegremente bailaras toooda la nocheeee haaaayyy (Maca tomaba a Esther de un brazo y Claudia a Ana de otro para que entraran dentro del edificio las chicas no dejaban de moverse y mover sus manos tomaron el ascensor muertas de risa al verlas de esa guisa a ambas, al bajar seguían cantando la cancioncita) E: ANAAAA VAMOS AL NOA NOA NOA NOA ( ponía una mano sobre su frente mirando a varios lados y Ana le seguía la corriente)

Miradas que hipnotizan

152

Ana: NOAAA NOA NOA NOA (se movía con pasitos de twist mientras las chicas

abrían sus respectivas puertas) M: Ya vamos a dormir deja al noa ese de los cojones (tiraba de Esther para meterla dentro de la casa) menuda me espera, nos vemos mañana Clau (decía a esta que ya había metido a Ana quien no dejaba de cantar noa noa dentro de su piso) jajajaja joder la que pillaron este par Claudia: Ya te digo descansa si puedes (se despedían de dos besos) E: VAMOOS MACA NOAAA NOAAA (cantaba desde dentro) M: Esther coño la niñaaa (la regañaba) Claudia: Jajajajajaa buenas noches M: Madre mía (entraba al piso y veía a Esther afirmada a la puerta) E: ¿Y la canguro? (miraba a todos lados) no se habrá ido saltando como un canguro:

(decía seria) M: Jajajajajajajajaja (no podía aguantar la carcajada) Vamos cariño a dormir E: Uy como se mueve estoooo (tocaba la pared y Maca la tomaba de la cintura) M: Menudo pedo llevas guapa (Esther pasaba su brazo sobre los hombros de Maca) E: Jum (no podía articular palabra ya que el cansancio la estaba venciendo) La llevo al baño para que hiciera sus necesidades le puso el pijama y la acostó, luego ella hizo lo mismo fue por un vaso de agua y unas aspirinas ya que se imaginaba como despertaría Esther al día siguiente, se acomodó en la cama apagó la luz y sintió como Esther se acurrucaba en su pecho y pasaba un brazo y una pierna sobre el cuerpo de Maca para caer rendida en sus brazos, beso su frente y la arropó M: Descansa cariño

Con un fuerte dolor de cabeza despertaba la abogada, recordaba la noche anterior, miraba como podía a su compañera de cama quien ya tenía los ojos abiertos y la observaba acariciando su espalda se refugió en su cuello con una sonrisita en la cara E: Uff ¿hicimos mucho el ridículo anoche? M: Jajajaja algo sí cariño (besaba su frente) E: Uff me duele la cabeza (se quejaba) M: Como para no después de los tekilitas que se tomaron con Ana (se separaba de su

cuerpo para tomar el vaso de agua y la pastilla que había dejado en su mesita) siéntate y bebe esto (la abogada se reincorpora como podía y se tomaba la pastillas y el vaso de agua) E: Mmmmm tenía la boca seca (le pasaba el vaso a Maca) M: Ya con eso se te pasará un poco (dejaba el vaso vacio sobre su mesa) E: Gracias cariño (se abrazaba a ella y ponía su cabeza en el pecho de Maca) M: Hey ¿y mi beso de buenos días? (peinaba los cabellos de Esther) E: Uy pero que despistada soy (se daba un golpe en la frente) auuu (se quejaba) M: Serás brutita amor (acariciaba su frente) E: Pero igual me quieres (se acercaba a sus labios y los atrapaba con los suyo) M: Mmmm si igual te quiero con resaca o sin ella (acariciaba sus labios y los volvía a besar, la abogada profundizaba el beso jugando con la lengua de la sicóloga, llevaba sus manos bajo la camiseta que llevaba puesta y acariciaba su costado Maca tembló al sentir la caricia pero no le retiró la mano, llevó una de sus manos a la cin tura de Esther y la acaricio sobre la tela de su pijama sin separar sus bocas, Esther hacía que Maca se

Miradas que hipnotizan

153

pusiera sobre ella dejándose llevar por la pasión de los besos de la sicóloga, Maca se acomodaba encima de ella entrelazando sus piernas subiendo su mano por el torso de Esther hasta acariciar uno de sus pechos, la abogada soltó un gemido entre los besos de Maca, su mano subía y bajaba por la espalda de la sicóloga abriendo más sus piernas para que esta se acoplara mejor, Maca acariciaba ese pezón que ya estaba erecto y besaba su cuello, Esther bajaba su manos un poco más abajo hasta llegar al límite del pantalón de Maca, metió su mano con cautela y acarició el tang a que llevaba su chic a, Maca no dejaba de acariciar ese pezón y besar el cuello de la ab ogada que ya estaba más que entregada a las caricias, Esther bajó un poco más la mano hasta rozar el sexo de Maca, la sicóloga al sentir la caric ia dejó de besar a Esther y se separó de ella con l a mirada confusa... Esther la miraba asustada se había dejado por la pasión olvidándose de lo que a Maca le pasaba al ver sus ojos llo rosos trató de controlar su respiración agitada para abrazarla y dejar que sus lágrimas cayeran en su hombro) M: Lo... lo siento... no... no puedo Esther (decía con impotencia) E: Shhh tranquila cariño, perdona tú mi amor me deje llevar (acariciaba su espalda y besaba su cabeza con preocupación) M: No, no sé qué me pasa (se abrazaba con fuerza a la abogada) E: Es cuestión de tiempo cariño, es solo cuestión de tiempo M: Pe... pero y si no lo logro superar (la miraba con miedo) E: Lo lograrás cariño porque yo estoy contigo (besaba sus labios) M: Te aburrirás de mi Esther (bajaba la cabeza triste) E: Maca mírame (levantaba su barbilla) nunca mi amor, eres lo más bonito que tengo junto con la peque cariño (acariciaba su mejilla) M: Te quiero (le decía con una voz profunda) E: Yo también mi amor y ya mañana nos casamos (dejaba otro beso en sus labios) M: Mmm sí, mañana (se abrazaba a ella) serás la señora de Wilson E: Y tú la señora de García (decía contenta) Se miraron a los ojos como siempr e lo hacían no hacía falta palabras para demostrarse lo mucho que se amaban con solo verse a los ojos, Maca besó sus labios con ternura mordiendo su labio inferior sacando un nuevo gemido de la boca de Esther M: Per... perdón (decía avergonzada) E: Uuuff no te preocupes mejor nos levantamos que hay que despachar a la canguro y

darle el desayuno a la niña (besaba su labios nuevamente) M: Mmm sí venga arr iba (se levantaba de las piernas de Esther y se ponía en pie poniéndose una bata, Esther la miraba desde su posición con la temperatura a todo lo que daba) ¿Vienes? (le preguntó al no verla levantarse) E: Esto sí, sí, ve tú adelante que me voy a dar una ducha (al sentir que su ropa interior estaba húmeda se sonrojaba un po co) M: Pero... (la miraba y abría grandes ojos) lo... lo siento mi amor (se acercaba a ella y la abrazaba dándose cuenta de lo que le pasaba a Esther) E: Cariño con una ducha fría se me pasa no te preocupes M: Pero es que me sien to mal con todo esto Esther, dejarte así como estás y no poder terminar lo que queríamos empezar (agachaba la cabeza) E: Maca (levantaba su barbilla) primero estás tú cariño no puedes obligarte a hacer algo que aun no puedes, yo me las apaño con la ducha (trataba de bromear) y pues tendré que comprar ropa interior si toda se me queda como la que tengo puesta ahora M: Esther (se sonrojaba)

Miradas que hipnotizan

154

E: Jajajaja pero si es verdad cariño solo con besarme como lo haces me dejas uuufff

(resoplaba graciosamente y la tomaba de las caderas para besarla nuevamente) no sabes cómo me pones tía buena (le dejaba un cachete en el culo y se iba a la ducha) M: Joder esto tengo que solucionarlo cuanto antes (se decía al salir de la habitación) La canguro estaba en la cocina tomando café cuando Maca apareció le pagó lo que correspondía a la noche y esta le dijo que no hub ieron novedades la niña no se despertó en toda noche así que no había mucho que contar, se despidieron en la puerta y Maca volvió a la cocina para preparar el desayuno de su chicas, minutos después entraba con los ojitos casi cerrado por el sueño la pequeña Sofía arrastrado consigo una muñeca que le había regalo Claudia M: Buenos días princesa Sofía: Benos días echito (ponía sus morritos y Maca la tomaba en brazos para darle su

beso y sentarla en su silla) M: ¿Quieres la leche mi amor? Sofía: Shi (se abrazaba a su muñeca y daba un gran bostezo) ¿mami eter? M: En la ducha ya viene cariño (le dejaba su leche en la mesa y le besaba la frente para sentarse junto con su hija) Sofía: ¿Lletas? M: ¿Quieres galletas? Sofía: Shi (asentía con la cabeza y tomaba su biberón con leche) M: Más tarde vienen a buscarte los abus (le dejaba las galletas en un plato frente a ella) Sofía: ¿Amos a ir al zoo? (tomaba una galleta y se la comía) M: No lo sé cariño tendrás que preguntarles a ellos (acariciaba su cabecita) Sofía: Tonces sí amos jijijiji (decía graciosa al saber que sus abuelos nada le negaban) E: Buenos días bellas damas (entraba a la cocina con el pelo húmedo) Sofía: ¡Mamii...! (movía sus piernas y brazos para que la tomara en brazos) E: Hola mi amor (la tomaba en brazos) mi besito de buenos días (la niña le daba su beso y se acurrucaba en su cuello jugando con el pelo húmedo de Esther dando un gran bostezo) ¿aun tienes sueño princesa? (besaba su cabeza) Sofía: Shi (se acurrucaba más en la abogada sacando sonrisas de la pareja) M: Estás echa una mimosa consen tida enana (le hacía cosquillas) Sofía: Jijijijajajiaiajajia (se revolvía en los brazos de Esther se bajaba y se iba co rriendo

hacia el pasillo no sin antes volver corriendo a la cocina en busca de su muñeca y salir disparada antes de que su madre le dé por hacerle cosquillas) E: Buenos días (tomando de la cintura a Maca) M: Mmm muy buenos ¿rica la ducha? (se burla ba) E: No sabes lo bueno que estaba (besaba su cuello al estar en la espalda de Maca) M: ¿En serio? (se daba la vuelta) E: Jajajaja a ti te lo voy a contar (le guiñaba un ojo y le daba un beso) M: Serás mala (pasaba sus brazos por encima de los hombros de Esther y esta ponía sus manos en las cadera de esta) cariño tenme un poquito de paciencia ¿sí? (acariciaba su nuca) E: Ya te dije Maca yo no tengo prisas (acariciaba su cintura) M: Si lo sé pero tampoco quiero que sufras cada vez que te dejo a medias E: Para eso están las duchas frías (la acercaba más a su cuerpo para besar sus labios) mmm mientras me conformo con estos besitos ricos (acariciaba los labios de la sicóloga)

Miradas que hipnotizan

155

M: ¿Qué haces hoy día? ¿Vas a ir con Ana a por tu vestido para mañana? E: Sí, y de paso voy al despacho a dejar unas cosillas arregladas M: Vale, ¿nos vemos para comer o comerás con Ana? E: Te llamo así vamos al restaurante de siempre, ¿te parece? M: Me parece que me encantas (besaba de nuevo sus labios)

Media hora después aparecían los padres de Maca para llevarse a la niña la pequeña poniéndole caritas a su abuelo le pedía que la llevaran al zoo este accedía de inmediato al pedido de su nieta, Esther arregló a la pequeña mientras Maca les servía un café a sus padres, de regreso la pequeña se subía a las faldas de su abuela y le dejaba besos en la mejilla siendo correspondida por esta, estuvieron charlando unos minutos y se fueron rumbo al zoológico, Esther fue en busca de Ana para ir por el vestido y Maca aprovechó que Claudia se quedaba sola pa ra ir a conversar con ella M: Uff necesito h ablar contigo (se sentaba en el sillón una vez se habían saludado) Claudia: ¿Qué pasa? ¿No me digas que quieres echarte para atrás con la boda? M: Noo noo que dices loca (cruzaba sus piernas nerviosa) se... se trata de Esther con

relación a mi problema con intimar con ella Claudia: A te refieres al sexo (decía más calmada) M: Exacto esta mañana estuvimos así (unía sus dedos) de que pasara, pero no sé Claudia algo me impidió seguir y me puse a llorar dejándola con toda la excitación (decía agobiada) Claudia: Maca es normal, solo tienes que tener claro que es Esther, que es tu mujer coño no es Fernando M: Uff es difícil sabes (miraba un punto fijo) esta mañana me dejé llevar pero cuando me acarició sobre la ropa interior me vino a la cabeza Fernando (con los ojos acuosos) Claudia: Tranquila Maca, mira llévalo con calma no lo precipites que si es así será peor (acariciaba su espalda) M: Si lo sé pero es que joder mañana nos casamos y que vamos a hacer en la noche de bodas ¿jugar al parchis? (decía alte rada) Claudia: ¿Has hablado esto con Esther? M: Sí, pero me dice que ella no tiene prisas pero la que lo tiene soy yo ostia que echo de menos suspuede caricias sus abesos toda ellada la miedo echo deque menos (dejaba correr lágrimas) sé que se llegar aburrir y me busque en otra lo...unas lo que yo no ley puedo dar Claudia (la miraba a los ojos angustiada) Claudia: Vamos a ver cariño Esther no es esa clase de mujer eso que te quede claro nunca te pondría los cuernos, y ella misma te está diciendo que no tiene prisas no tienes porque tú afligirte, es un proceso que tienes que tomártelo con calma Maca (tomaba una de sus manos) M: Y mañan a ¿qué? ¿Jugamos a las damas? Claudia: Maca eso solo está en ti mujer... ¿quieres hacer el amor con Esther mañana? Pues lo haces... solo tienes que tener en claro que con quien lo haces es con tu mujer piensa que es Esther déjate llevar por ella, pero no lo hagas obligada Maca, pídele a Esther que te ayude M: Uuuff (soltaba todo el aire que tenía en los pulmones y pensaba en lo que su amiga le había dicho) Regreso a su casa con los pensamientos a mil por hora, estuvo arreglando la habitación de la niña, para luego ir a su habitación abrir su armario y ver el vestido que colgaba

Miradas que hipnotizan

156

dentro de una funda lo acarició sobre su envoltorio y volvió a cerrar la puerta del armario Esther la había llamado para que fuera a comer con ellas al restaurante de siempre, se arregló se fue a pasar una tarde con su futura mujer y al llegar al restaurante las vio a ambas reír por algo que había dicho Ana, se fijó en la sonrisa de Esther tan limpia tan pura que se sintió culpable por lo que estaba pasando, se decidió a entrar al ver como Ana dirigía su mirada hacia donde ella las estaba observando, las saludó a ambas con sus respectivos besos y pidieron al camarero lo que querían comer, se pusieron de acuerdo en como irían al día siguiente, ya que Esther pasaría la noche en el piso de Ana y Maca en su piso acompañada de Claudia para que las novias no se vieran el día de la boda Esther se quedó en su piso a la espera de que su hija llegara para poder dejarla acostada, se sentó en el sillón grande acompañada de Maca donde se dedicaron tiernos besos y caricias acompañadas de miradas tiernas M: Mañana es el gran

día (besaba los labios de Esther quien estaba con la cabeza apoyada en sus piernas) E: Mmm sí mañana serás mi mujer (acariciaba la nuca de Maca para acercarla a ella y darle un profundo beso donde sus lenguas se encontraba y e saboreaban) me encanta como me besas M: Mmm y a mí (la miraba profundamente) también me encanta E: ¿Qué sucede mi amor? (al ver como sus ojos se cristalizaban) M: Nada es que soy feliz teniéndote aquí conmigo (Esther se levantaba y se sentaba derecha en el sillón) E: Seguro que no te pasa nada (al ver como una lágrima corría por la mejilla de Maca) ven siéntate aquí M: Estoy bien Esther es solo que me emociona el saber que mañana nos casamos que después de todo lo que hemos pasado (se sentaba a horcajas en la piernas de Esther poniendo sus(acariciaba manos en los fin podremos estarpara juntas E: Sí cariño los hombros costados de de esta) Maca)alespero no te eches atrás... ¿eh? (bromeaba un poco) M: Jajajaja sabes que eres lo más bonito que me ha pasado y que haré todo lo que esté en mis manos para que así sea (besaba sus labios) y te prometo que este problema que tengo lo lograré superar pero tendrás que ayudarme mi amor porque yo sola no podre (sus ojos se llenaban de lágrimas) E: Maca cariño (limpiaba las lágrimas de su chica) sabes que estaré contigo mi amor, lo sabes y esto que te pasa lo superaremos juntas, nos tome el tiempo que no tenga que tomar lo lograrás mi amor M: Y... ¿y si no lo logro? ¿Me dejarás? ¿O buscarás en otra lo que no te puedo dar? Dime Esther ¿harías eso? (pregun taba con miedo) E: Cariño pero que estupideces dices (se ponía seria) nunca te sería infiel y mu cho menos buscaría otra mujer coño trataba de levantarse pero Maca se lo impedía) M: Perdóname mi amor (se aferraba a su cuello y besaba su cuello) es solo que... que tengo miedo cariño, que... que te aburras de mi y... (no podía seguir hablando por el nudo que tenía en la garganta dejando que las lágrimas corrieran libre por su rostro, Esther la abrazaba con fuerzas al escuchar el llanto de su futura mujer)

Miradas que hipnotizan

157

E: Mi amor te amo y nunca te dejaría cariño me basta con tenerte así entre mis brazos

no necesito de nada más cariño (acariciaba su espalda) M: Sniff sniff (se aferraba con fuerzas a Esther) no me sueltes cariño Estuvieron un buen rato abrazadas esperando a que Maca se le pasara la congo ja Esther la abrazaba acariciaba y besaba para que supiera que estaba ahí con ella, el timbre había sonado y Maca ya más tranquila fue a abrir la puerta recibiendo en sus brazos a la pequeña que venía super emocionada por todo lo que había visto en el zoo sus padres se fueron ya que tenían echa una reserva para cenar con unos conocidos quienes también iban a la boda La niña estuvo contándoles todo lo que había hecho ese día ya después Esther la acostaba al ver como cabeceaba en los brazos de Maca, le puso su pijama y la arropó, cenaron juntas antes de que Ana la fuera a buscar, pasaron la noche casi en vela cada una en su cama por los nervios típicos de la una boda, ya de madrugada ambas se durmieron y fueron despertadas por sus amigas para comenzar a arreglarse para la boda Maca era ayudada por Claudia y su madre quien había llegado temprano a su casa, su padre había contratado una limusina en donde llevarían a una de las dos novias ya arreglada y nerviosa tomaba la mano de su hija y se iba junto con Claudia y sus padres al auto que las esperaba abajo Esther ya estaba arreglada cuando sintieron que Maca y sus acompañantes salían de la otra casa trataba por todos los medio verla por la mirillas pero Ana y su madre se pusieron en la puerta impidiendo ver a la otra novia, Lorena se reía al ver como Ana tomaba de la cintura a Esther quien trataba de pasar por encima de ellas, quince minutos después cuando recibieron la llamada de Claudia que iban en camino a los juzgados bajaron ellas, hasta otra limu sina de color blanca también contratada por don Pedro Maca fue la primera en llegar a los juzgados su hija no la soltaba de la mano hasta ver llegar a su mami Esther iba con un vestidito celeste y unos zapatitos blanco con un moñito muy acorde para su edad en el brazo llevaba un canastillo con flores que Claudia había preparado más los anillos Esther llegaba veinte minutos después junto con su madre Ana y Lorena, las tres últimas bajaban primero para ayudar a bajar a Esther del coche Maca al ver la limusin a una sonrisa aparecía en su rostro, la pequeña corrió hasta donde Ana que fue la primera en bajar del coche y esta la tomaba en brazos para darle los besitos que la peque pedía, Esther al bajar dirigió su mirada al frente en donde una Maca preciosa con un vestido rosa pálido con la espalda descubierta, una abertura en la pierna pelo suelto ondulado y tacones altos la esperaba con una gran sonrisa Maca veía como Esther bajaba del coche preciosa con una vestido largo, negro de tirantes con un escote sugerente entallado a su cuerpo mostrando esas cuervas, tacones altos, el pelo liso con un pequeño recogido dejando algunas mechas a los lados de su cara... Bajaba con la ayuda de Lorena y tomaba un pequeño ramo de flores que su madre había mandado a encargar para la boda M: Estás preciosa cariño (la miraba con una gran sonrisa en la cara)

Miradas que hipnotizan

158

E: Tú también mi amor (se acercaba para dar le un beso) Ana: Eoooo (se entrometía entre las dos con la niña en brazos) Sofía: Eoooo (repetía como Ana) Ana: Ains como aprende mi peque (le dejaba un beso en la mejilla) Sofía: Apa (acariciaba su cara) Ana: Mi churri más guapa ella(la volvía a besar bajo las son risas de las chicas) vosotras hasta después del “las declaro legalmente casadas” podéis besaros antes ni de coña (las

señalaba a cada una con su dedo) Sofía: Ni de oñaaa (imitaba a la pediatra) M y E: ¡ANAAA...! (la regañaban y veían como Ana corría hacia lo primeros asientos muerta de risa) Rocío: Ya chicas es la hora (les señalaba al juez que estaba al frente de ellas esperándolas) M: Vale (apretaba con fuerzas la mano de Esther) E: Vamos mi vida (y avanzaban ambas hasta donde el juez las esperaba) Juez: Yo

las declaro legalmente casadas podéis besaros, felicitaciones (decía con una sonrisa después de terminar con la solemne ceremo nia, todos los presentes aplaudían y vitoreaban a las novias que sin perder más tiempo se besaban frente a todos su amigos y familiares) E: Te amo (acariciaba su mejilla) M: Te amo mi vida (besaba de nuevo los labios de Esther pasando sus brazos por el cuello de esta dejándose llevar por el momento y la alegría de estar al fin casada s) Sofía: Echitoo mami (llegaba hasta ellas y Esther la tomaba en brazos para darles cada una un beso en la mejilla de la niña) Ana: Oleeeeeee oleeeee eee (gritaba eufórica al verlas felices) Claudia: ¡Vivan las novias! Salían del juzgado tomando cada una las manos de la pequeña que daba pequeño saltito al ver cómo le caían pétalos de rosas y arroz C: Felicidades chicas (se acercaba a felicitarla) E: Gracias cariño (se abrazaba a Cruz soltando la mano de la pequeña) Rocío: Ven con la abu pequeña (la llamaba al ver como varios compañeros y amigos

saludaban a las recién casadas) Claudia: Ehaaaa ¡felicidades guapisimaaaa! (abrazaba a Maca eufórica seguida de Ana) Ana: ¡Abrazooo de osooooo! (abrazaba a las chicas) M: Jajajajaa (reía al verse entre las dos locas que saltaban junto a ella) Ana: Buenoooo ¡nos vamos a la fiestaaaaa! (mov ía sus caderas) E: Jajajajaja sí venga vamos a celebrar (tomando de las caderas a su mujer) Claudia: Ya ustedes os vais en la limusina negra y nosotras en la blanca así no la desaprovechamos (tomaba a Cruz y a su chica de los brazos para ir hasta las limusinas) M: Vamos cariño (llamaba a su hija y las tres se iban hacia la limusina, para ir a celebrar su boda) Todos los invitados se fueron en sus respectivos coches hasta uno de los hoteles más prestigiosos de Madrid para celebrar la unión de las recién casadas

Miradas que hipnotizan

159

Al llegar al hotel las esperaban todos dentro del salón que al verlas llegar juntas aplaudían eufóricos y pedían el correspondiente beso de las novias Se sentaron todos en sus mesas esperando que los camareros sirvieran los platos escogidos para esa noche, Ana iba hasta una chica que preparaba el equipo de sonido Ana: Hola Ynna ¿cierto? Ynna: Sí, la misma que viste y calza (la saludaba de dos besos) Ana: Bueno me han dicho que eres una excelente pincha discos y espero que animes

esto Ynna: No te preocupes que os lo vais a pasar de lujo Ana: Vale nos vemos por acá entonces Ynna: Si queréis algún tema me lo podéis pedir no hay problema Ana: Tomo nota (y se iba hasta su me sa donde las esperaban Claudia, Cruz, Vilches,

Rocío, Lorena, Pedro y Rosario Claudia: ¿Es la famosa dj? Ana: Sip se ve buena chica (bebía de su copa) Claudia: ¿Me tengo que poner celosa? (decía de broma) Ana: Para nada es solo que me ha caído bien tiene un aire juvenil que me recuerda a mis años mozos Claudia: Jajajajajajaja En la mesa céntrica estaban Maca, Esther y su hija disfrutando de la cena y mirando a todos sus amigos que se reían o conversaban de temas banales E: Ana es muy buena organizando eventos M: Sí este hotel es una pasada (mira ndo todo con atención) E: Te amo M: No tanto como yo a ti (besaba sus labios y entrelazaba sus manos) Sofía: Echitooo (pedía poniendo sus morros) E: ¿Mi niña quiere besito? (la pequeña asentía estirando sus morritos) M: Besos entonces para la princesa guapa

Disfrutaron de la velada al lado de su hija, cada cierto rato se acercaban conocidos a saludarlas y darles la enhorabuena Ana: (se iba hasta la dj que

tenía unos cascos puesto y revisaba su portátil para los temas de esa noche) hola de nuevo jejejeje Ynna: Jejejeje hola Ana (se sacaba los cascos) Ana: Venía a decirte que pongas en unos minutos la canción para que bailen las novias Ynna: A vale ¿tienes alguna en mente? Ana: Sí jejeje (se acercaba a su oído y le decía la canción) Ynna: Un muy buen tema si señor Ana: Vale después del brindis la pones Ynna: Cuenta con ello Ana volvía a su mesa y al dj preparaba el tema para las novias Ana: Atención todos hora del brindis y quien

más que esta precio sidad que tenéis al frente lo va a hacer (hacía una reverencia sacando carcajadas de todos) pues que decir

Miradas que hipnotizan

160

mis niñas (miraba a las chicas) que os deseo y deseamos entre todos que tengáis una vida llena de alegrías junto a la peque, que ustedes son el ejemplo del amor, que las queremos un montón y que siempre podéis contar con nosotros... mi Esther te conozco desde que éramos pequeñas y sabes que te quiero como una hermana (Esther se limpiaba una lágrima rebelde y Maca apretaba su mano) que hemos pasado por buenos y malos momentos que eres mi mejor amiga mi apoyo mi pepito grillo (sus ojos se ponían llorosos) uff que te adoro y que deseo que seas muy feliz al lado de Maca que es una gran mujer, junto a tu hija porque desde hace tiempo que lo es no es necesario llevar la misma sangre sino que vale el cariño que le brindas, te quiero guapa (levantaba su copa y le sonreía a la abogada) mi Maquita te llevas lo mejor del mundo tía con suerte (miraba a una Maca emocionada) os deseo lo mejor chicas y ya no digo nada más que nos ponemos a llorar aquí y no es la idea (se limpiaba unas lágrimas que corrían por sus ojos) SALUUUD Todos: Saluuud (todos levantaban sus copas y brindaban junto con Ana, Esther y Maca se fueron hasta ella y se dieron un emotivo abrazo, la peque se sentó en las faldas de su abuelo mirando la escena encantada) Ana: Las quiero chicas (decía emocionada) E: Mi Anita (besaba su mejilla) M: Uuff gracias Ana no sabes lo que agradezco que se hayan cruzado en mi camino y que formen parte de mi familia (la miraba emocionada) Ana: Ayns que nos ponemos sentimentales, AHORAA ¡QUE BAILEN LAS NOVIAS! (les dejaba un último beso y le hacía unas señas a la dj) Las chicas tomadas de la mano se iban al centro de la pista todos los invitados se levantaban de sus mesas y hacían corrido alrededor de las novias, Héctor como siempre sacaba fotos del momento Maca pasaba sus brazos sobre el cuello de Esther y la abogada ponía sus manos en la cintura de esta E: Es poco decir (cantaba en su oído) que eres mi luz mi cielo mi otra mitad (se

abrazaba a su mujer) es poco decir que daría la vida por tu amor y aun más M: Ya no me alcanzan las palabras no... para explicarte lo que siento yo y todo lo que

vas causando en mi (acariciaba su espalda) E: Lo blanco y negro se vuelve color y todo es dulce cuando está en tu voz y si nace de ti E y M: Te voy amar y hacerte sentir que cada día yo te vuelvo a elegir porque me das tu amor sin medir quiero vivir la vida entera junto a tiiiii (juntaban sus frentes) Se balanceaban al ritmo de la melodía sin separar sus ojos de cada una E: Es poco decir que soy quien te cuida como

ángel guardián (sonreía al recordar las veces que la cuido) M: Es poco decir que en un beso tuyo siempre encuentro mi paz (besaba sus labios con ternura) E: Ya no me alcanzan las palabras no para explicarte lo que siento yo y todo lo que vas causando en mí M: Lo blanco y negro se vuelve color y todos es dulce cuando está en tu voz y si nace de tiiii

161

Miradas que hipnotizan

Ana y Claudia: Te voy amar y hacerte sentir que cada día yo te vuelvo a elegir porque

me das tu amor sin medir quiero vivir la vida entera junto a tiii Ana y Claudia bailaban en su espacio abrazabas mirando de lado como bailaban sus amigas abrazadas E: Te voy amar y hacerte sentir que cada día yo te vuelvo a elegir M: Porque me da tu amor sin medir quiero vivir la vida entera junto a tiii )dejaba

escapar unas lágrimas mientras besaba los labios de esta sin dejar de moverse al ritmo de la balada juntaba sus frentes y Esther limpiaba las lágrimas de su mujer termin ando en un abrazo emocionado y los aplausos de todos los allí presentes Ana y Claudia se besaban felices al ver que todo iba como esperaban) Ynna: HE,HE,HE... A BAILAR LO MAS PRENDIDOS... HE... HE... HE (saltaba) Ana: ¡Me encanta esta chicaaaa! (salt aba con Claudia) Ynna: TOOOODO EL MUNDO AL SUELOOOOO! Ana: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA (saltaba y bajaba hasta el suelo como podía con ese

vestido corto que llevaba) C: Perooo de donde habéis sacado a esta dj jajajajajaja (se reía mientras saltaba) E: ¡Yo lo que quiero es rumbaaaaa! Jajajajajajaja (saltaba con Maca al ritmo de la música) Ynna: PA LOS QUE QUIERAN RUMBAAAA A SALTAAAAR (se subía arriba de una mesa saltando con un pie) C: Venga Vilcheeees a bailaaaar (tomaba las manos de su marido y este se movía como podía) V: Joder con la dj M: JAJAJAJAJAJAJAJAJA (saltaba de un lado a otro con Cruz, Ana, Claudia y Esther) Claudia: HE, HE, HE... (daba vueltas como una loca sin dejar de saltar) E: AYYYY AL SUELOOOOOOO JAJAJJAJAJAJA (todos trataban de bajar al suelo con las manos en las rodillas) Ynna: LAS MANOS ARRIBAAAAA (subía sus manos al aire y saltaba pa lante y pa tras seguida por todos los presentees) Claudia tomaba el brazo de Ana y daban vueltas entre ellas sin dejar de saltar y reír al escucha la música Cruz tomaba aire y saltaba con esos tacones que llevaba mientras Vilches se sacaba la corbata y se desaliñaba el pelo Maca y Esther tomadas de las manos bailaban de un lado a otro E: Jajajajajaja menuda dj buscó Anita jajajajajaja (sin dejar de moverse) M: Jajajajaja ya te digoooo Lorena: ¡Vamos señora juezaaaaaaa! (se movia con Rocío al ritmo de la

música)

Rocío: Joder que esto nunca lo he bailao (se dejaba llevar por su chica) Lorena: Ayyy solo sigue el ritmoooo jajajajajajaja Ynna: HE... HE... HE (saltaba en su mesa seguida de algunos que no sabían de que iba

el baile pero el ritmo era muy animado) Elena: Jajajajajajajaajaja menuda musiquita jajajajajaja

162

Miradas que hipnotizan

Luis: Esto lo cuento y no me creen jajajajaja Patricia: Toooodo el mundo al sueloooo jajajajajaja Ynna: SIGANLO BAILANDOOOOOO HE... HE... HE Ana: JAJAJAJAJA ES QUE ESTO NO TIENE FIN JAJAJAJAJAJA Claudia: NI IDEA JAJAJAJAJAJAJA Ana: AY UFF UFFF UFFF (tomaba aire y seguía saltando de una lado a otro)

La dj se bajaba de la mesa y ponía otro tema Ynna: ¡Vengaaaa bachaaaataaaa! (se

movía al ritmo de la bachata abrazada a ella

misma) Esther tomaba a Maca de las caderas y esta ponía un brazo sobre sus hombros, la abogada ponía una de sus piernas entra las de la sicóloga llevándola hacia adelante y hacia atrás sin dejar de mirarla a los ojos Ana y Claudia se unían a las chicas bailando bien agarraditas Cruz y Vilches bailaban apegaditos el cirujano llevaba a la doctora al ritmo de la bachata Rocío sacaba a Lorena y le guiñaba un ojo Rocío: Esto sí me lo enseño mi hija Lorena: Jooooder (se levantaba de un salto al ser tirada de la jueza y ver como movía

sus caderas) Elena bailaba con su marido, Teresa con el suyo, Rai con Lola en una esquina se movían sensualmente, Héctor sacaba fotos de todos los bailarines en especial de Maca y Esther La pequeña se movía imitando a sus madres que se olvidaban de todo y bailaban sincronizadamente Maca dejándose por suarriba mujer,mientras Esther se a la espalda Maca y levantaba los brazos de esta llevar dejándolos ellaponía se deslizaba hastade abajo acariciando cada parte de su curva tura en su recorrido, Maca movía sus caderas sensualmente, en el asenso Esther tomaba las manos de Maca y las llevaba hasta su estómago moviéndose de lado a lado dándole un giro que dejaba a la sicóloga con la boca abierta al ser atrapada por su mujer con fuerza y llevarla con sensualidad acariciaba su mejilla con la man o libre que tenía recibiendo un beso en esta, Esther tomaba las caderas de su mujer y giraba alrededor de ella Patricia miraba a la dj que no dejaba de mover sus caderas al ritmo de la música se acercó despacio a su espalda y tomó una de sus manos la dj sorprendida al principio después se sincronizó con el ritmo de la abogada, llevando una de sus manos a la nuca de esta y deslizándose hasta abajo para darse la vuelta y poner una de sus piernas entre las de la abogada una mano en su cintura y pasar una mano de esta en su hombro se miraban sin dejar de bailar y moverse

Miradas que hipnotizan

163

Maca giraba y giraba hasta quedar en la espalda de su mujer y acercar su pelvis al trasero de esta besando su lóbulo derecho, la abogada se dio rápido la vuelta tomando las manos de Maca y girar ambas sin separarse en ningún momento Ana y Claudia reían y bailaban Ana miró en un momento en donde estaba la dj y la veía bailar apegada a Patricia Ana: Jajajajaja Claudia: ¿De qué te ríes? (miraba hacia donde le indicaba Ana) parece que la dj

entiende jajajaja Ana: Ya te digo si entiende (al ver como se besaba con Patricia) Claudia: Ummmm y tú no me das un besito (acariciaba sus labios) Ana: Ya estabas tardan do en pedirlo cariño (besaba sus labios y la giraba poniéndose de espaldas a ella) M: Te amo (besaba sus labios) E: Ummm no sabía que bailaras tan bien la bachata (sin dejar de moverse sensualmente) M: Una que tiene su s dotes jejejeje (giraba a Esther y la tomaba de las caderas) ya ves

aprendo rápido (susurraba en su oreja) Varias parejas bailaban en la pista Maca y Esther se fueron a sentar un rato junto a su hija para que así sus padres bailaran también, tomaban una copa de vino mir ando como Ana, Claudia movían sus cabezas de lado a lado Ana: RESPECT... HE... HE... HEClaudia: EVERYBODY (alzaba sus manos al aire y giraba sensualmente) M: Las chicas están como locas E: Jajajaja mañana ya verás las agujetas que tendrán... (al ver como saltaban formando

un círculo con varias parejas más) Marilyn: Buenas noches señoras (saludaba) M: Buenas (le regalaba una sonrisa) Marilyn: Soy una de las dueñas del hotel y

quería felicitaros (saludaba de besos a las chicas) y dejarles unas champañas a nombre del hotel para que disfruten (señalaba a unos camareros que entraban con sendas botellas y copas) E: Pues mucha gracias (decía contenta y dejaba ir a la pequeña que era llamada por Ana) Popoklita: Uuff ufff (tomaba aire por la carrera que se había pegado) Marilyn: Popoklita (la regañaba) Popoklita: Jejejejeje es que escuche la música y jejeje pos me anime (miraba a su socia y esta señalaba con la cabeza) uy disculpen mi torpeza soy una de las dueñas de este magnífico hotel (besaba a ambas) M: Mucho gusto jejejeje si quieres te unes en agradecimiento a vuestro regalo Popoklita: Pos clarooo faltaría más me animo (decía con una sonrisa) Marilyn: Nos quedamos entonces (miraba a su compañera) Popoklita: Claroooo, oye ¿esa no es Ynna? (abría grandes ojos) Marilyn: Jajajaa va a ser que sí y no pierde el tiempo (al ver a la dj pegándose el lote con otra chica) M: ¿La conocen?

Miradas que hipnotizan

164

Popoklita: Jejejej digamos que sí Marilyn: Jajajajaja sí, sí, sí (asentía con la cabeza rápidamente) E: Entonces somo s todos conocidos ¿no? M: Jajajaja creo que sí Ana: He... he... he everybody (llegaba bailando hasta ellas Ana con la niña en brazos) Sofía: Ablibadeeee (imitaba a su tía y movía su cabeza graciosamente) Ana: Jajajajaja guapaaaa (besaba su cabeza y giraba con la niña que reía alegre) M: Os lo estáis pasando bien Ana: De puta madre Sofía: E puuu... (era callada por la mano de Ana) Ana: Eso no se dice jejejeje (besaba los morritos de la peque) hola (saludaba a las

chicas) Marilyn: Hola Marilyn y Popoklita dueñas del hotel Popoklita: Eso jejeje mucho gusto (se daba los respectivos besos) Ana: ¿Os animáis a la fiesta? Popoklita: Claroooo (movía sus caderas) E: Jajajajaja esta viene con todo Marilyn: Ya te digo M: ¿Y Claudia? Ana: Con Cruz y Vilches tratando de enseñarle al abuelito a moverse jejejeje Ynna: ¡POPOKLITAAAAAAA MARILYN...! (gritaba del otro lado de la pista y todas

miraban hacia ella) A BAILAAAR CHICAS (se sacaba los cascos y salía a la pista con Patricia de la mano) Popoklita: HAAAAAA (pegó un grito que hizo a todas saltar y a la peque reír) Marilyn: Coño tía ¿qué te pasa? (con una mano en el pecho) Popoklita: Que estoy emocionada hostia (la tomaba de la mano y se iban a la pista) Rocío: uuf fuuuu (tomaba su copa y se sentaba) Venga dadme a la niña que yo ya no puedo más iros a mover sus cuerpos M: Jajajajaja vamos cariño que me debes un regetoon (la tomaba de la manos y se iban a la pista) Ana: ¡CLAUUUDIAAAAAAA! (gritaba y corría hasta su chica) Claudia: PORQUE GRITAS LOCAAA (giraba su cabeza hasta donde estaba Ana)

Ana: Venga, venga a demostrar lo enseñado y ensayado (la llevaba hasta donde estaban

las demás bailando)

Todas en el centro de la pista eran observadas por los demás haciendo un corrido y animándolas a bailar, Ana tomaba a Claudia de la cintura y daba vueltas, Maca y Esther perreban una al lado de la otra mirando como la dj movía sus caderas al frente de Patricia, Popoklita se movía de lado a lado junto con Marilyn bajaban hasta el piso con suaves movimientos de caderas y las manos en las rodillas Ana: Quería fuerte... fuerte, fuerte... (se acercaba hasta Claudia posando una mano en el

culo de esta elevando una de sus piernas y mover sus caderas entre medio de sus piernas) E: Porque ella quiere algo pa pasar la noche (se ponía de espaldas a Maca sin dejar de mover su culo de arriba abajo ponía una mano al costado de Maca y otra sobre su nuca deslizándose de apoco hasta abajo Siguieron demostrando sus movimientos dejando a varios de los presentes con la boca abierta al ver a tantas mujeres mover sus caderas con facilidad y sensualidad, Ana y

Miradas que hipnotizan

165

Claudia se ponían de espaldas y perreaban haciendo que sus culos chocaran contra ellos, Popoklita y Marilyn una al lado de la otra con los brazos al aire meneaban sus caderas al ritmo de la música la dj de la mano de su acompañante se deslizaba hasta el piso para poner una mano en él, elevar su cadera y moverlas al ritmo que indicaba la música, Esther se ponía a la espalda de Maca con las manos en sus caderas acercando su pubis al trasero de esta y dejándose llevar por el ritmo como todas las allí presentes V: Héctor tráeme una copa (se pasaba la mano por la frente sin dejar de ver a las

bailarinas) H: Che ¿que no ve que estoy ocupado? (sin mirarlo y con la cámara pegada al ojo) C: Mare mía jajajajaja T: ¿Cómo pueden moverse así? Alicia: Con ese físico quien no (bebía de su cop a) C: ¿Celosa Alicia? (la picaba porque sabía que era un pato en el baile) Alicia: Para nada (y se iba a los baños) V: Que mala eres Cruz C: Mmm puede ser, ¿te animas? V: Ni loco vamos que la dj esta nos está sacando el jugo con la musiquita C: Jajaj ajaja ¿que querías? ¿puros paso dobles? V: No coño pero una balada o algo C: Aburrido (se iba hasta donde Rai que no dejaba de mirar la caderas de las chicas) bailas guapo Rai: Si Vilches no me come (la tomaba de la mano y la sacaba a la pista) C: Tranquilo que ese ya no puede ni hablar (movía sus caderas entre las piernas de Rai pasando sus brazos en su cuello) V: Jooooooder (bebía su copa de una y se iba a la pista poniéndose a la espalda de Cruz) C: Ya sabía yo que vendrías jajajaja (se daba la vuelta y hacia lo mismo con Vilches y veía como este se deslizaba pasando sus manos por su torso) V: Ya ves (le daba la vuelta poniendo a Cruz entre Rai y él moviendo su pelvis en el culo de Cruz y esta sintiendo el paquete del cirujano) C: Jejejeje (le guiñaba un ojo a Rai y este se iba con Lola) V: Ven acá (la tomaba de las caderas y esta cruzaba sus piernas como podía con el vestido en la cintura de Vilches) C: Jajajajajajaja Vilchez se ponía de lado con las pierna abiertas afirmándola con una solo brazo y perreba sin parar hasta que la música paraba bajo la mirada de tod os los presente que quedaron con la boca abierta al ver la facilidad con la que bailaba el abuelito entre esa personas una Ana que se meaba de risa y tuvo que correr al baño Ynna: Venga guapa te dejo que tengo que poner un tema que me ha pedido una de las

novias Patricia: ¿Nos veremos más tarde? (jugaba con su pelo) Ynna: Claro, me buscas si no te encuentro antes (dejaba un pico en sus labios) Patricia: Hey (la paraba) ¿a eso le llamas beso? Marilyn: Heooo guapísima (interrumpía al ver la cara de fastidio de Patricia

preguntaba) ¿Interrumpimos? Popoklita: Naaaa... venga dos besos jodía desaparecía Ynna: Jajaja ¿cómo lo están pasando?

Miradas que hipnotizan

166

Marilyn: De puta madre maja Patricia: Eh Ynna nos vemos luego (dejaba un beso en los labios de la dj y

se iba con una ceja alzada) M: Ynna... necesito que me pongas el tema que te pedí (se restregaba las manos nerviosa) Ynna: Sí Maca (se iba a su laptop) Popoklita: ¿Todo bien Maca? (al verla tan ner viosa) M: Eh sí, sí, es solo que uff con este

tema espero poder solucionar algo pendiente (miraba a Esther que conversaba con Ana) Marilyn: ¡Eh! (miraba a Popoklita que se encogía de hombros) Ynna: Cuando me des la señal lo pongo Maca (decía con la pista preparada) M: Vale Maca se iba bajo la mirada de las tres chicas hasta Esther la abrazaba de la cintura y besaba su cuello Ana: Andamos mimosas E: Eso parece (acariciaba las manos de Maca que posaban en su estómago) M: ¿Bailas conmigo? (se balanceaba con su mujer) E: Mmm sí vamos M: Vale (tomaba una de sus manos las entrelazaba y con la otra le daba la señal de ok a

la dj)

Ynna: Vamos allá (se ponía uno de los cascos y ponía el tema)

Se ponían al centro de la pista Maca se abrazaba a su cuello y Esther posaba sus manos en su cadera M: He perdido el balance por tu amor (miraba sus ojos) en tus manos yo caí tienes

control sobre mí, tu cuerpo es la cárcel y yo un prisionero y jamás quiero salir condenado soy feliz Giraba con Esther al ritmo de la música sin dejar de mirar sus ojos la llevaba al ritmo de la música siendo algunas la fiesta, Ana observaba como Maca tomaba unamiradas mano deambas Estherpor y era ella lapersonas de que ladellev aba al ritmo de la música Ana: Jejejeje se te cae la baba amiga Claudia: Maca se ha decidido a dar el paso (abrazaba a Ana por la espalda) Ana: Oooooooo (decía asombrada al darse cuenta de que hablaba) M: Quiero ser tuyo ent erito pero tengo miedo (juntaba su frente con

Esther) prométeme que no me vas a dejar sin tu amor (la miraba con los ojos llorosos) E: Mi amor (decía con sentimiento tomando una de sus manos con fuerza sin dejar de mirarla a los ojos y acariciaba una de sus mejillas por donde corría una lágrima de Maca) te amo mi amor (besaba sus labios y se abrazaba con fuerzas a ella escondiendo su cara en el cuello de Maca y esta besaba su pelo sin dejar de mover sus caderas sincronizadas) Te amo M: Yo también cariño, mucho, eres la mujer de mi vida (la apretaba contra su cuerpo sin soltar sus manos entrelazadas) tienes que ayudarme Esther quiero que esta noc he sea inolvidable cariño, pero necesito que me ayudes

167

Miradas que hipnotizan

E: Lo haré (sacaba su cara de donde la tenía escondida mirándola con los ojos llenos de

lágrimas) pero solo si tú puedes mi amor, no quiero que te sientas obligada M: Yo tan joven padezco del corazón y por tu amor sufriría mil años y con mucho honor (le sonreía cantándole la letra de la canción llevando sus manos a su corazón) quiero ser tuya enterita pero tengo miedo prométeme que no me vas a dejar si tu amor... (Esther se derretía al escucharla cantar con tanto sentimiento y viendo como sus ojos azules derramaban lágrimas de emoción al ver el amor que profe saban los ojos de Esther, se abrazaban con fuerzas esperando que la canción terminara para poder al fin dar el paso que Maca quería dar con la ayuda de su mujer) te amo Esther E: Te amo mi amor (besaba su cuello y acariciaba con su pulgar la mano de Maca) Ana: Mmmm estas se van luego (besando los labios de Claudia) Claudia: Bueno tienen cosas pendientes y es su gran noche Ana: ¿Nos vamos o nos quedamos? Claudia: Nos quedamos ¿no? La noche es larga Ana: La peque ya tiene sueño Claudia: Sí vamos a ver creo que los padres de Maca se marchan con ella Ana: Rosario ¿se llevan a la niña ustedes? Rosario: Sí hija así ustedes siguen con la fiesta Claudia: A ver mi niña dele un besito a la madrina (la peque con los ojitos cerrados

recargada sobre el hombro de su abuelo estiraba sus morritos para que le dieran su beso) Ana: Me toca me toca (empujaba a un lado a su chica) Princesa te portas bien con los abuelos (besaba sus morrito s) que ricoooo Sofía: Ikooo (bostezaba con lo ojitos cerrados) Maca y Esther se acercaban a ellos al ver como tomaban sus cosas para irse M: ¿Os vais ya? (tomada de la cintura de Esther) Pedro: Sí hija que la niña ya está cansada E: Besito mi amor (besaba a la peque que solo estiraba sus morros) Uy mi niña está

cansadita (acariciaba su espalda) M: Mmm mi beso (besaba a su hija y dejaba una caricia en su carita) descansa mi amor (besaba y se de sus padres) E: Uuff su mefrente duelen losdespedía pies (se quejaba) M: ¿Nos vamos? E: Sí cariño vamos Claudia: Ustedes que qu edan en este hotel ¿cierto? M: Sí, regalo de tu chica Ana: Claro para que perder tiempo yendo a otro jejejeje (decía pillina) E: Jajajaja loca nos vamos (se despedían de ambas y de algunos que se les cruzaba en el camino iban abrazadas de la cintura Esther afirmada su cabeza en el hombro de Maca y esta acariciaba sus cabellos mientras subían al ascensor) Al llegar sacaron la tarjeta para abrir la puerta Maca iba a pasar pero Esther la tomó de un brazo y sin que lo viera venir la abogada la tomaba en brazos M: Jajajaja pero que haces loca (se aferraba a su cuello) E: Cariño que la novia tiene que pasar en brazos por la puerta M: En ese caso yo también tengo que meterte en brazos mi amor

(besaba sus labios)

Miradas que hipnotizan

168

E: No me

líes que fue mi idea y hay lo dejamos (pasaba con Maca en brazos hasta la habitación y la dejaba recostada en la cama, al ver a su der echa en la mesilla había una botella de champagne y unas copas) M: Mmm lo tenían todo preparado (al ver sobre la puerta unos camisones de seda transparente colgados) E y M: Ana (decían a la vez para echarse a reír) Esther servía sendas copas de champagne a la espera de que Maca saliera del baño, ella ya se había puesto uno de los camisones que Ana había dejado para ellas, era de color negro corto hasta los muslos no llevaba sostén pero si un colales negro Maca en el baño controlaba su respiración, afirmada en el lavamanos se miraba al espejo y negaba con la cabeza las manos le sudaban y su cuerpo temblaba, miró el camisón que estaba sobre la taza esperando que se lo ponga, respiró profundo y se sacó el vestido y la ropa interior vistiéndose solo con él, se miró al espejo y vio que le quedaba con un guante sus senos firmes y el inicio de su pubis se veía a través del camisón blanco, se mojó la cara y se secó con la toalla se dio media vuelta y abrió el pomo de la puerta Esther miraba por el gran ventanal que había en su habitación con una copa en la mano y uno de sus brazos cruzado a la cintura, Maca se acercó despacio tomando la otra copa que estaba servida y se acercó a ella posándose en su espalda, Esther al sentirla respiró profundo dejándose embriagar por el perfume de su mujer, acarició la man o que estaba posada en su estómago entrelazada con la suya, la sicóloga escondió su cara en el cuello de la abogada dejando pequeños besos al ver como Esther estiraba su cuello dejándole espacio suficiente, la atrajo más a su cuerpo con el brazo libre y miraba sobre su hombro las vistas del parque E: ¿Estás bien? (acariciaba su brazo) M: Sí (no dejaba de mirar por el ventanal) E: Maca que... si... si no estás preparada cariño yo... M: No Esther (le daba la vuelta tomando su copa y dejándola sobre una mesita) quiero

que sea esta nocheolvidarme (besaba sus labios) quiero me en hagas sentir(acariciaba las mismassu cosas que me hacías sentir, de todo y solo cenque trarnos nosotras cintura) E: Te amo Maca como jamás pensé amar a nadie (acariciaba sus labios para luego besarlos dulcemente sintiendo como Maca profundizaba más encontrando su lengua y jugando con ella) M: Mmmm va... vamos a la cama (tomaba su mano entrelazando sus dedos hasta llegar a la gran cama de matrimo nio con sabanas blancas y algunos pétalos de rosas que Esther había puesto La abogada se paró al lado de la cama tomando la cara de Maca con ambas manos y besando sus labios con ternura, la sicóloga acariciaba sus costados con las manos temblorosas Esther besaba su cuello llevando sus manos a los muslos de Maca sintiendo como esta temblaba por sus caricias Maca tomaba con decisión el termino del camisón y lo sacaba dejand o el cuerpo de Esther semidesnudo solo cubierto por su colales negro, se acercó a su boca y buscó su

Miradas que hipnotizan

169

lengua juguetona, Esther posó sus manos en el trasero desnudo de Maca acariciándolo llevando sus manos a la espalda y bajando con caricias dulces que no asustaran a su mujer, Maca acariciaba con su mano derecha el seno de Esther tocando su pezón ya erecto y excitado, la miró a los ojos y Esther supo lo que tenía que hacer, sin dejar de mirarla le sacó el camisón acariciando sus costados al retirarlo de su cuerpo, Maca alzaba los brazos dejando ver a Esther sus pechos esos que no había visto hace semanas y que echaba tanto de menos, Maca se abrazó a ella con necesidad de sentir su cuerpo desnudo, Esther besó su hombro y la llevó de licadamente a la cama recostándola y poniéndose ella de lado, admirando el cuerpo de su mujer bajo la luz de una lámpara, tomó unos pétalos y los puso sobre el cuerp o de Maca acariciando la piel desnuda que había a su paso, Maca la miraba con amor y miedo a la vez al no saber si podrían llegar al final Se acercó despacio a la abogada entrelazando sus piernas uniendo sus torsos buscando sus labios, los besaba con necesidad con amor, sus manos recorrían el cuerpo de Esther quien se dejaba hacer intentando no perturbar a su mujer, Maca la puso sobre ella sin dejar de besar sus labios buscando un contacto más profundo, Esther que no quería ir tan rápido entrelazo sus piernas dejando su sexo en el muslo de Maca y el de Maca en su muslo... Podía sentir la humedad que desprendía el sexo de su mujer tal y com o lo sentía Maca M: Esther (acariciaba sus muslos deslizando sus manos hasta el trasero suave de Esther) E: ¿Estás bien? (preguntaba preocupada al sentir el temblor de Maca cuando tocó su

pezón) M: Sí cariño (besaba sus labios con fuerza sentándose en la cama y acoplando a Esther en su movimiento) ábrete (le pedía a su mujer buscando el contacto de sus sexos, Esther se abría de piernas cruzándolas por su cintura uniendo ambos sexo) mmmm (gemía y temblaba al sentir el contacto) E: Aggggg (mordía el hombro de Maca al sentir la humedad del sexo de la sicóloga) M: Ahhh be... bésame Esther (la abogada corría a sus labios tratando de saciar la sed de ellos) Maca posaba sus manos en elsetrasero Esther haciendo presiónunbuscando contacto que tanto necesitaba, Esther pegabademás a ella y comenzaba pequeño ese vaivén donde rozaba el sexo de su mujer ambas gemían el sentir el roce de sus sexos Esther cruzaba sus brazos en el cuello de Maca y Maca no sacaba sus manos de donde las tenía E: Es... aggg... ¿estás bien? (preguntaba entre gemidos) M: Sí... agggg... siii ahhhh (movía un poco más sus caderas uniéndose al

vaivén que hacía Esther) E: Ahhh ahhhhh (gemía echando su cabeza hacia atrá s dejando que Maca besara sus pechos su clavícula y su cuello) aggg g ahhhh aahhhh (sentía la boca de Maca en su seno) M: Mmmm (pasaba su lengua por el pezón chupándolo y estirándolo un poco) como eché... agggg... de menos... ahhhh... tu sabor... agggg... tu olor ahhhhh E: Aggggg ahhhhh ahhhhhh ahhhhhhh (movía más rápido sus caderas sintiendo como el orgasmo llegaba hasta ella) M: Mira ahhhh... mírame... mírame (le pedía a Esther quien miraba sus ojos azules teñidos de pasión) aggggg jun... juntas (seguía el ritmo de las caderas de Esther balanceándose con más fuerza) baggggg ahhhaaahhha

Miradas que hipnotizan

170

E: Ahhhh ahhhhh agggg (sin dejar de mirar sus ojos gemía con la boca abierta dejando

que el aire entre a sus pulmones) ya ahhhaaa yaaaa Maca M: Aggggg ahhhhh sí, sí... sí... aggg... ahhhhhhhhhhh E: Ahhhhhh agggggggggg M: Agggg ahhhhhh ahhhhhhh E: Ahhhhaaahhhhhhh (se convulsionaba en los brazos de Maca y sentía como su esencia se mezclaba con la de su mujer) M: Aaaaaaaaahhhhhhhhhhhahh (se desplomaba en la cama con Esther sentada en sus

caderas sintiendo la contracción del sexo de esta) E: Ahhhhh jo... joder... (seguía balanceándose sobre el cuerp o de Maca) M: Ahhhhh va... vamos cariño (la animaba a que se moviera posando sus manos en las caderas) E: Diooooos... agggg... aaaaaaaahhhhhhhh M: Aggggg ahhh ahhhhha hahhhhh (sentía como un segundo orgasmo llegaba hasta ella tocaba los pechos de Esther y movía sus caderas elevando su pubis buscando ese roce) E: Ya haaaa hahhhhaaaaaaaa aggggggggggggg M: Aaaaaaaahhhhhhhhhhhh (su espalda de encorvaba al sentir como ese orgasmo recorría su cuerpo haciéndola temblar) E: Ahhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhahaaaaaggggggg (se desplomaba sobre el cuerpo de Maca con el cuerpo sudando y la respiración a mil por hora, escuchaba los fuertes latidos del corazón de su mujer y como trata ba de recuperar la respiración como ella) M: Ahhhh... dioooos jejejeje (se reía al verse tan cansad a llevando una de sus manos al pelo de Esther y acariciaba sus cabellos) E: Hay madre miiiiaaaaaaa jejejeje (levantaba su cabeza y besaba los labios resecos de Maca) ¿estás bien? (pasando su mano por la frente sudorosa de Maca) M: En el cielo (sin dej ar de acariciar sus cabellos Esther descansaba sobre su pecho) Pasaron unos minutos dedicándose caricias y besos no tan profundos como los que se habían dado, Maca sintió la respiración relajada de Esther tomó como pudo las sabanas desperdigas y se tapó junto a su mujer apagó la mesilla de noche y se abrazó a ella dejado que el sueño la venciera La recepcionista del hotel abría grandes ojos al ver como tres parejas de mujeres colgadas a caballitos gritando como jinetes desbocados otras relinchando otras blandiendo al aire una mantel sacado de la mesa del salón corrían como podían hasta los ascensores del hotel, muertas de risa, sus ojos se abrieron más si cabía al ver que dos de ellas eran sus jefas Claudia: Vamooos jajajaja (relinchaba babeando a una Ana que ya no podía más y caía

al piso de risa llevando consigo a su chica) ostia jajajaja Ana: Jajajajajajajajajajaja (se revolcaba en el piso) Popoklita: Coño tía tapate jajajajaja (le tiraba el mantel en cima) Marilyn: Ufff uffff jajajajajaja (tomaba aire y se afirmaba en una pared) Popoklita: ¿Ynna? (miraba hacia atrás y veía como estas llegaban corriendo con Patricia a cuestas Ana le hizo zancadilla cayendo ambas sobre Claudia) Patricia: Jajajajajajaja Ynna: Coño Ana jajajaja menudo tortazo (se frotaba las piernas) Ana: No iba a sher la única tiraaaa guapaaa (se sentaba en el piso) ¿quién me para? (estiraba sus manos esperando que alguien la ayudara)

171

Miradas que hipnotizan

Marilyn: Venga arriiibaaa borrachita Claudia: Jajajajajaja Ana jajajajaja bájate el vestido (al verle la tanga blanca a su chica) Ana: ¿Eh? (se trataba de mirar el culo) Jajajajaja ayns mi culito (lo meneaba sacando

carcajadas de las chicas) Patricia: Y este aparato ¿baja o no? (acariciaba las puertas del ascensor sin darse cuenta que este se abría y caía de bruces dentro chocando con una chica que bajaba de él) Ups jajajajaa disculpa Aeon: No te preocupes (la afirmaba) jajajaja menuda llevan Ynna: ¿Aeon? (achinaba los ojos tratando de reconocerla) Aeon: ¿Ynna? Ynna: Jajajajaj tía ¿cómo estás? ¿qué haces por acá? (se acercaba a darle dos besos) Aeon: Ni idea chica (se encogía de hombros y le daba los dos besos correspondientes) Ana: Alaaa ya estamos todos Claudia: Jum ¿y si vamos a la habitación y nos tomamos la ultima? Aeon: Me apunto jajajaja Marilyn: Venga todas para arriba que nosot ras invitamos la última Popoklita: Eha todas subiendo Ana: No si vamos a ir bajando jajajaja Ynna: Esperen, esperen (metía un pie antes de que el ascensor se cerrara) perdí un taco

jajajaja (corría con uno solo buscando el que había perdido) Claudia: Jajajajaja vega yaaaa (baj aba para ayudarla seg uida de Patricia) Buscaban por todos lados sin encontrarlo llegando hasta el lado de una gran planta y hay estaba Patricia: ¡Acá estaaaa! (gritaba al encontrarlo) Claudia: ¿Y cómo llegó ahí? (se rascaba la cabeza) Ynna: Jajajaja a saber jajajaja (se afirmaba en el hombro de Patricia y esta se lo ponía) Patricia: Ala mi recompensa (besaba sus labios profundizando el beso) Claudia: Jajajaja rapidit o, rapidito (se encam inaba al ascensor) Ynna: Mmmm vamos que nos esperan (tomaba su mano y entrelazaba sus dedos) Ana: Que rápida eres Ynna jajajajaja Ynna: Jum si supieras guapa (abrazaba por la cintura a Patricia) Popoklita: ¿Y a que piso vamos? (preguntaba al ver que nadie pulsaba el

botón y el

ascensor estaba quieto con ellas encerradas) Aeon: Jajajaja decim o primero (apretaba el botón) Ana: A mí me gusta el tangananica (murmuraba una canción) Ynna: Y yo prefiero el tanganana (la miraba con una sonrisa cómplice) Aeon: Tangananicanicanica... (se unía al canto) Popoklita y Marilyn: Tangananaaaaaa Todas: Jajajajaja Claudia: Sí que vamos buenas Aeon: Y estamos buenas jajajajaja Ana: Eso que no se diga guapa (meneaba sus caderas) Al llegar al piso do nde tomarían la última se tomaron del brazo de sus acompañantes esperando que Aeon abriera su habitación

Miradas que hipnotizan

172

Patricia fue al baño, Marilyn acompañó a Aeon a preparar unas copas y Ana, Claudia y Popoklita se estiraron en el gran sofá de cuero que había en la habitación, Ynna buscaba el equipo de música sin dar con él Ynna: Mmm Aeon ¿dónde está el equipo de música? Aeon: No hay jajajajaja Ynna: Joder ¿y qué escuchamos? (se cruzaba de brazos) ¿alguna tiene música en sus

móviles? Ana: Si quieres llorar toda la noche no te paso el mío Claudia: Yo no tengo Popoklita: Yo perdí el mío jajajaja Ynna: Puff será noche de llantos porque lo que es yo tengo pu ra música cebolla (sacaba su móvil) Aeon: Jajajaja bueno ¿algún temita para moverse no tienes? Ynna: Nop Patricia: ¿Una dj con pura música cebolla en su móvil? Jajaja no me lo creo Ynna: Para que veas (le guiñaba un ojo) Claudia: Vaaa pone cualquier cosa Ana: A ver si hacemos un karaoke Aeon: Hay le has dao jajajaja (dejaba unas copas en la mesa) toma guapa (le pasaba una copa a Ynna que trasteaba con su móvil) Ynna: Gracias (beb ía un sorbo y ponía el primer tema) Ana: Oleeeeeee (se paraba y se ponía al lado de la dj) mira, mira que noche la más bonita, mira que estrella más chiquitita contigo no se puede comparar (miraba a Claudia) mira ese reloj mira la noche no pasa el tiempo Claudia: Hay que lo grande se hace pequeño alrededor hay cuando te beso (se levantaba de donde estaba sentada y al ritmo de los aplausos de las chicas se acercaba a una Ana que movía sus manos al aire como bailando flamenco llamándola con la mirada) Cuando te beso cuando te miro cuando te digo cariño mío... Ynna: Alaaaaaa que os ponéis empalagosas cambiamos tema que a mí no me trae buenos recuerdos este tema (trasteaba nuevamente con el móvil bajo la mirada asesina de Ana que la dejó con los brazos al aires) Ana: Pero tía como me dejas así (sin bajar los brazos) Claudia: Jajajaja baja los brazos tonta (besaba sus labios y acariciaba su espalda) Patricia: A ver pone otro tema Ynna: Este no tiene nombre veamos quien se la sabe Aeon: Escúchame si estás ahí quiero que sepas que esta canción nace de ti por ser la

dueña... la dueña de mi inspiración la que despierta en mi el amor, dand o sentido a todo lo que no lo tiene (tan metida estaba en la canción que no se dio cuenta que la dj la había parado de nuevo) pero tía que esa canción me recuerda a mi chica Ynna: Es que a mí el Manuel Carrasco ya no me mola jajajajaja (seguía trasteando con el móvil) Marilyn: Jajajajaja (bebía un sorbo de su copa) Popoklita: A ver que te mola entonces que vamos a estar toda la noche con trocito de canciones Ynna: Es que algunos temas no tiene nombre jejejeje (se balanceaba y tomaba el móvil como micrófono) siento pena... Pena porque te quise de veras... rabia porque te di lo que nunca... imaginaste un día tener todo el mu ndo a tus pies (girab a al ritmo de la salsa sin soltar su móvil) siento lástima porque yo sé que aun tú me extrañas lo noto en tu voz las veces que llamas porque yo sé que sufres con el aunque finjas ser fiel...) Ana le

Miradas que hipnotizan

173

arrebataba el móvil y cambiaba de tema) pero... (decía por haberle cortado el inspiración) Ana: Venga que por poco te cortas las venas chica (miraba el listado de canciones) Ynna: Naaaa me gusta el Marck Anthony (movía su pie en el piso con las manos en le espalda bajo la mirada de Patricia) Patricia: Ya Claudia: Pone ese, pone ese que me lo sé Ana: ¿En serio? (Claudia asentía) Claudia: Dicen que lo nuestro está prohibido, que es el veneno del pecado y un mal

trago del destino que solo somos dos amantes a escondidas que tú me harás una infeliz toda mi vida (con la mano en el pecho) que me importaaaa si te quiero que me importaaaaa ahhhhhaaaaaayyyyy Ana: Quieta para (ponía en pause la canción) ¿quién te ha dicho a ti que somos amantes y que te haré una infeliz? (con las manos en jarra) Claudia: Cariño que esa canción me gusta no está dedicada jajajaja Ana: Ammm ya pero no me gusta que la cantes (le apuntaba con el dedo) Claudia: Buaaa me has dejao en la mejor parte Marilyn: Pasa pa'ca (le quitaba el móvil a Anita) vamos a ver vamos a ver (miraba los temas) joooder chica que tú tienes temas para cortarse las venas jajajaja Popoklita: Es verdad jajajajaja Aeon: A ver a ver (se acercaba a las chicas y miraba el móvil) pues si jajajaja Ynna: Venga ya que queréis, sí soy una romántica empedernida (se ponía colorada y se bebía su trago de una) Marilyn: Me odio por tanto quererte, me castiga cuando estoy sin verte Aeon: Solamente de imaginarte yo me muero por acariciarte Popoklita: Sentir tu boca besar la mía por eso a todo yo me arriesgaría estoy pensando de noche y día por tenerte todo lo daría Ana: Te llevo en mi san gre no puedo engañarme con cada latido te quiero más y más (tomaba de las caderas a Claudia y se movía sin dejar de cantar) Claudia: Te ruego te amo te busco te extraño sin ti ni un minuto yo quiero estar (giraba en los brazos de Ana poniéndose de espaldas mientras las chicas movía sus cabezas al ritmo de la música) no pensé que me enamoraría pero tus ojos fueron brujería, me cumpliste y desbordaste un corazón que estaba sequ ia... Ynna: Ehauna (le profecía quitaba el móvil a Marilyn) que mucho meneoenno es bueno Ana: Pero chica deja mov ernos un poquito ¿no? Claudia: Jajajajajajajaja Patricia: Pon un tema que quiero bailar contigo (se ponía al lado de la dj con las manos en las caderas) Ynna: Vale... (tiraba su móvil al sillón tomando de las manos a Patricia quien abría grandes ojos al escuchar el ritmo de la música) Eyyyyyyyyyyy ahora les voy a enseñar cómo se mata el gusanoooo se levantan las manos haciendo un movimiento sensual (movían sus caderas bajo la mirada y las risas de las chicas) Ana: Eeeeeeeyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy ahora les voy a enseñar cómo se mata el gusano se levantan las man os asiendo un movimiento sensual (se unía junto a Ynna que movía sus caderas y ponía los brazos como si fuera una gallina junto con Ana y se giraban moviéndose al unisonó) jajajajajaja Ynna y Ana: ¿Y cómo se mata el gusano? El gusano se mata así se mata así se mata así, así, así, así, así (ponían una mano frente a ellas y con la otra hacían como si estuvieran revolviendo algo y avanzaban hacia adelante con las piernas abiertas unían su

Miradas que hipnotizan

174

brazos y giraban como locas saltando sacando carcajadas de las demás quienes se unían al baile y se movían al ritmo del gusano) Ana: Jajajajajajajaja ¿y cómo se mata el gusano? Claudia: El gusano se mata así se mata así se mata así, así, así, así, así... jajaja Pasaron lo que quedaba de madrugada bailando y riendo, Aeon se quedó en su habitación y las chicas iban hasta el ascensor, Claudia y Ana bajaron unos pisos más abajo y se despidieron de las chicas Marilyn le pasó la tarjeta de una habitación a Ynna para compartirla con Patricia la cual quedaba unos pisos más arriba así que se despidieron en el primer nivel en donde se bajaron Popoklita y Marilyn quedando en que se juntarían de nuevo, la dj y Patricia nada más cruzar la puerta se dejaron llevar por la pasión al igual que Ana y Claudia que ya desnudas estaban en su cama disfrutando de sus cuerpos Maca abría sus ojos al sentir un peso sobre su cuerpo, una sonrisa aparecía en su rostro al recordar lo sucedido la noche anterior, acariciaba la espalda desnuda de su mujer pasando las yemas de sus dedos por los costados llegando hasta la cintura... Esther se acurrucaba más a ella sacando un a sonrisa a Maca quien besaba sus cabellos y no dejaba de acariciarla Esther emitía un gemido al sentir unas caricias sobre su trasero y apretaba uno de los pechos de Maca que tenía en una de sus manos M: Mmmmm (gemía al sentir la caric ias de Esther) E: Esto se llama invasión (decía con una voz profunda elevando su mirada y besando el

labio inferior de Maca) M: Mmm que buen despertar E: ¿Sí? Te gusta tocarme mientras duermo ¿eh? M: Me encanta E: Mmm a mi también (acariciando el pezón de Maca) uuff cariño ¿todo bien? M: ¿Por qué lo preguntas? E: Por lo de anoche mi amor M: Todo bien cariño no te preocupes, el problema estaba en mi cabeza mi amor E: Me alegro que ya lo hayas superado (besaba sus labios profundizando más el beso) M: Gracias a ti cariño, por tenerme paciencia E: Toda la del mundo, ya sabes que me basta estar así contigo (se abrazaba a su cuerpo

poniéndose de lado entrelazando sus piernas con Maca) M: A mi también pero de una forma u otra no sería suficiente, porque me gusta demostrarte lo mucho que te amo E: Y a mí que me lo demuestres cariño M: ¿Qué hacemos hoy día? E: Mmm no q uisiera levantarme, me pasaría el día entero así pegadita a ti M: Pero tenemos que pensar en la peque cariño (acariciaba la piel desnuda de la abogada) E: Sí mi amor, lo sé.. . mi niña que poquito queda para que sea legalmente mía M: Con o sin papeles la niña ya es tuya al igual que yo (besaba sus labios) y no sabes lo feliz que soy (con lágrimas en los ojos)

Miradas que hipnotizan

175

E: No cariño no llores (besaba los parpados de Maca con dulzura) no me gusta verte

llorar M: Es de emoción mi amor E: Aun así solo sonríe, sonríe para mí (pasaba sus dedos por los labios de Maca) M: Te amo E: Yo también mi amor mucho mucho Besándose con dulzura y caricias lentas se dejaron llevar una vez más por la pasión disfrutando los últimos minuto que les quedaba para ir en busca de su pequeña, se ducharon juntas, tomaron desayuno regalándose caricias y besos... para después bajar a recepción y entregar la habitación M: Me comu nica con la

habitación de Ana Gonzales por favor (le pedía a la recepcionista) -: Sí claro deme un momento E: Debe de estar roque, quien sabe a qué hora abran terminado M: Uff a saber Después de hablar con Ana se fueron al bar a tomar algo a la espera de que bajaran las chicas Media hora después una Ana zombi acompañada de Claudia que iba afirmada en su chica llegaban hasta ellas Ana: Buenas (bostezaba y saludaba con la mano) Claudia: Uuummm (imitaba a su chica y se afirmaba en su hombro) E: Jajajajajaaja veng a vamos que en casa seguís durmiendo M: ¿Qué tal lo pasaron? Ana: De puta madre Claudia: ¿Habéis visto a Ynna? E: No, ¿por qué? Ana: Jajajajaja por nada vamos

Salían del hotel abrazadas a sus parejas Esther pidió en recepción un taxi y unos minutos después este estaba en la puerta esperándolas Semanas después Ana acompañada de Maca entraban a una joyería M: ¿Ya lo compraste? Ana: Uuff sí hace días... solo que tenían que mandarlo hacer (movía sus manos

nerviosas) M: ¿Cuando se lo darás? Ana: Esta noche M: ¿Por eso estás nerviosa? Ana: ¿Y si me dice que no Maca? M: ¿Y si te dejas de joder? Ana, Claudia te ama se le ve en los ojos y estoy segura no segurísimas que te dirá que sí, tú tranq uila mujer Ana: Ya

Miradas que hipnotizan

176

Salían con un pequeño paquete en las manos hasta el coche de Maca pero al ver un escaparate se bajó de él para mirar por la vent ana Ana: No me digas queeeeeee M: Vamos (entraba tirando de una mano a Ana) Ana: Maca coñ o que recién os habéis casado M: Ya lo sé pero no aguanto más Ana, prometí hacerla feliz y es lo que voy hacer, hace

unos días hablé con Cruz y dentro de unos día lo haré Ana: ¿Comoooo? (se paraba quedando fría) M: Que jajajaja ven camina tonta... que lo haré dentro de uno días así le doy la sorpresa para su cumpleaños Ana: A ti se te soltó una tuerca, me vas a matar a mi Esther M: Jajajajaja Vendedora: ¿Qué desean las señoritas? Ana: Me da aquel, ese de allí, ese también, aquel de allá, dos de estos, (enumeraba bajo el asombro de Maca) M: Jajajajajaja Ana: Que colores tiene en ese modelo (y se iba con la dependiente hasta unos zapatitos de lana) M: Señorita (llamaba la atención de otra vendedora) ¿me da ese par de zapa titos? Vendedora 2: ¿Azul o rosado? (mostraba ambos) M: Azul (decía con una sonrisa) Después de comprar y ayud ar a Ana con varias bolsas de las cosas que había comprado se fueron a su casa para comer con la pequeña Sofía, Claudia y Esther M: Te ayudo a llevar las bolsas a tu piso Ana: Uff sí (iba cargada de bolsas)

Entraban al piso de Ana y dejaban los paquetes en el armario de esta por si a Esther se le ocurría ir de “visita” en los días posteriores) M: Vamos a comer que ya deben de tener la comida preparada Ana: Venga vamos (salía de su piso para entrar al de Maca donde nada más entrar la

pequeña saltaba a los brazos de su madre para que le diera su respectivo beso) ¿y para mí no hay? Sofía: Jijiji (ponía sus morros para recibir su beso y se escondía en el cuello de su madre) M: ¿Dónde está mama? Sofía: En el salón Iban las tres al salón donde Esther y Claudia guardaban las piezas de un puzzle recién armado M: Hola mi amor E: Hola cariño (se levantaba y le daba su beso para luego saludar a su amiga) habéis

tardado Ana: El tráfico (miran do con complicidad a Maca) Claudia: ¿A esta hora? (miraba su reloj) Que raro M: ¿Comemos?

Miradas que hipnotizan

177

E: Sí venga ayúdame a poner al mesa cariño Ana: ¿El vino? M: En aquel armario

Se sentaron en la mesa para comer entre risas y algunos temas del hospital en eso estaba cuando el teléfono de casa sonó, Esther se levantó para contestar tomó el inalámbrico y se sentó en la piernas de Maca E: Diga Rocío: Hija te tengo dos noticias E: Hola hija ¿cómo estás?, bien mama ¿y tú? Rocío: jajajaj disculpa es la emoción E: A ver dime Rocío: La buena o la mala E: La mala ¿no? (miraba a su chica que trataba de escuchar la conversación) Rocío: Vale, Fernando estuvo involucrado, en una riña en al cárcel esta mañana y a

resultado muerto E: ¿Cómo? (se levantaba de las piernas de Maca) Rocío: Recibió una puñalada en el corazón y no pudieron hacer nada por él E: No quisiera decirlo pero es que por un lado me alegra (se pasaba las manos por el pelo) ¿y la buena? Rocío: Ya eres oficialmente la madre de Sofía E: ¿Sí? (decía alegre mirando a Maca) Rocío: Sí cariño Sofía Wilson García (decía con orgullo) E: No me lo puedo creer (se tapaba la boca con una mano) Rocío: Créetelo cariño ya la pequeña es parte legalmente de la familia E: Sniff... gra... gracias mama (se limpiaba una lágrima y Maca se acercaba al verla llorar) M: ¿Qué pasa mi amor? Rocío: Te dejo para que celebren nos vemos mañana cariño E: Sí mama nos vemos besos Rocío: Otro para ti y para las niñas M: ¿Cariño? (preguntaba al verla colgar y

sentir como se abrazaba fuerte a ella) ¿qué pasa Esther? (preguntaba preocupada) E: Ufff ven vamos a sentarnos Ana: Traigo otra botella de vino (se levantaba por otra botella imaginándose las noticias) Claudia: ¿Qué sucede Esther? E: A ver primero debo daros una noticia que no sé como la tomarás Maca (tomaba una de sus manos) Ana: Venga dispara (dejaba la botella en la mesa) E: Fernando está muerto M: Mu... ¿muerto? (miraba fijamente a su mujer) E: Sí mi amor, muerto, esta mañana estuvo involucrado en una riña y pudieron hacer nada por el Ana: Hay como me alegro (rellenaba las copas) Claudia: Anaaa (la regañaba) Ana: ¿Queee? (tomaba un sorbo de su copa) pero si es verdad para que voy a decir lo siento o pobrecito no cariño es lo que se merecía el joputa

178

Miradas que hipnotizan

M: Uuf no era el fin qu e deseaba para él pero bueno, me siento más tranquila al saber

que ya no nos molestara Claudia: Bueno ¿y la otra noticia? (tratando de cambiar de tema) E: Que ya so y legalmente la madre de Sofía Wilson García Ana: ¿Enseriiiiiiooooooooooo? (decía contenta) E: Sí y aun no me lo creo (con los ojos llorosos) M: Mi amor jajajaa (la abrazaba feliz) ya tienes todos los derechos sobre la niña Ana: Ehaaaa a celebrar ¿no? (se rellenaba su copa y le daba a cada una la suya) porque

todo siga como hasta ahora Todas: Salud

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Ana: Y ¿qué me dices? (decía arrodillada frente a Claudia) Claudia: Que... que sí mi amor ¡que sí! (se abrazaba con fuerza a su chica y la llenaba

de besos) te amo Ana: Jajajajaja (la alzaba en brazos y giraba con ella) te amo te amo (besaba sus labios feliz de que haya aceptado su propuesta de matrimonio) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// C: Listo Maca (se sacaba los guates de látex) M: Uuuuuff entonces ¿mañana sabré si resultó? C: Sí mañana a primera hora te haces la prueba de embarazo, ahora espera un momento

aquí que no puedes hacer esfuerzos ¿vale? M: Vale (posaba sus manos en su estómago) Ana: ¿Ya puedo pasaaaar? (gritaba del otro lado de la puerta) C: Jajajajaja pasa loc a (ni dos segundos pasaron cuando Ana entró como un torbellino) Ana: Epaaaaa... cierra las piernas chica (se ponía una mano en los ojos al ver a Maca con las piernas abiertas y una sabana sobre ella) C: Jajajajaaja pero si no se ve nada, loca Ana: Era broma (se acercaba a Maca) ¿cómo te sientes? M: Nerviosa espero que haya resultado Ana: Cruz ¿las probabilidades? C: De un 99 porciento Ana: Ves no debes de preocuparte, a Claudia le queda poco así que te lleva a casa y te

quedas en su piso así Esther no sospecha y esta noche nada de nada... ¿eh? (la apuntaba con un dedo) M: Jajajaja si jefa C: Bueno Maca puedes incorporarte y vestirte Claudia: ¿Cómo fue? (preguntaba al ver a Maca salir del brazo de Ana) Ana: ¿Tú no salías más tarde? (miraba su reloj) Claudia: Aquí la jefa me dio permiso (miraba a Cruz) C: Solo por hoy M: Que jefaza tenemos (dejaba un beso en su mejilla) C: No me hagas la pelota y vete a descansar ya sabes esta noche nada de nada Ana: Eso que descanse por un día el chiringuito jajajajaja Claudia: Que bruta eres cariño jajajajaja

179

Miradas que hipnotizan

M: Joooo vamos será mejor (tomaba el brazo de

Claudia y se iban al estacionamiento)

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////// M: Cariñooo (la llamaba desde la entrada de la puerta) E: En el despachooo (respondía) Sofía: Mami... mami (corría hasta su madre) M: Cuidado peque, no puedo tomarte cariño´(se agachaba y le daba un abrazo y su

correspondiente piquito) Sofía: ¿Poque? M: Me duele la espalda mi amor, ven vamos donde mama (la tomaba de la mano y se iba al despacho) hola cariño E: Hola mi amor (se separaba de la mesa invitándola a sentarse en sus piernas) M: Mmmm que relajan te (besaba sus labio s) ¿cómo estás? E: Un poco cansada Sofía: Súbeme mami (intentaba subirse a las piernas de Maca) M: A ver (la tomaba y la sentaba sobre sus piernas) E: Me encanta teneros así (abría sus brazos y las abrazaba apoyando su cabeza en el pecho de Maca) M: Mmm (besaba su cabeza) voy a preparar la cena (intentaba levantarse) E: No, no que ya la preparamos con la niña Sofía: Jijiji shi ya la peparamo (se abrazaba a su madre) M: Uy ¿y qué habéis preparado? E: Sorpresa jajajaja Sofía: Jijijijij M: ¿Pizzaa? E: Digamos que se nos pasó el tiempo de cocción Sofía: She quemo mami M: Como siempre jajajajaja /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// M: Vamos Maquita (se levantaba de la cama al sentir que Esther ya se había ido a

trabajar, se dirigió al baño y tomó una de las prueb as de embarazo que tenía escondidas en un cajón) vamos a ver (la utilizaba y la dejaba sobre el lavamanos esperando al resultado, se movía nerviosa de un lado a otro esperando que pasase los minutos cuando escuchó el timbre) Ana: Y ¿lo has hecho? (entraba con los ojos lagañosos y en pijama seguida de Claudia que traía unos pasteles) Claudia: Para el desayuno... que esta se despertó y me tiró de la cama ni u n café digno me pude tomar (se iba a la cocina) M: Jajajaja pareces una niña Ana, y la prueba está en el baño me la acabo de... (Ana corrió al baño seguida de Maca) Ana: Aaaaaaaaaaahhhhhhhh (gritaba emocionada) M: Ana la niña coño (la regañaba al escuchar el grito para luego ver los ojos lágrimosos de Ana) dioos (se tapaba la boca con una ma no) Claudia: Ahora a aguantarlas nueve meses (decía al escuchar los grititos de Ana y el sollozo de Maca mientras se servía un café y mordía un pastel) ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Miradas que hipnotizan

180

Ana: Ya abre los regalos petarda (decía ansiosa de ver la cara de su amiga) E: Uy que ansiosa estás ¿no? V: Venga abre los regalos C: Vilches ¿sacaste el regalo del coche? V: ¿No lo habías sacado tú? C: Jodeeer (negaba con la cabeza) vete a buscarlo V: Me cago en la... M: Vilches la niña (lo regañaba al verlo pasar frente a ella) V: Uuuuff (resoplaba y bajaba en busca del regalo de Esther) Rocío: ¿Esperamos al gruñón o empiezas? E: Lo esperamos Rosario: Maca hija deja de moverte (al ver que no paraba quieta) M: Jejejeje uuuf estoy nerviosa (se restregaba las manos en sus pantalones) Pedro: Estás como para robar panderetas jajajaja (al ver como temblaban sus manos) Rosario: ¿Pasa algo? (preguntaba preocupada) M: Nada mama ya se enteraran Sofía: Mami... (llamaba a Maca) M: Dime mi amor Sofía: ¿Eto se lo doi ahora a mama? (con un paquetito en las manos) M: Yo te aviso cariño (la sentaba en sus piernas) Ana: Falta de ejercicio macho (le decía a Vilches que llegaba rojo por el cansancio) V: No me vaciles que el ascensor no funcionaba Ana: Jajajajaja Claudia: Menos cháchara y más acción V: Toma Esther (le pasaba el regalo y se sentaba al lado de Cruz quitándole el vaso y

bebiéndoselo de una) Ana: Que poca gracias tienes Rodolfoooooo (alargando el nombre) C: Anaaa (le advertía) Ana: Vale me callo (al ve r la mirada asesina de Vilches) E: Gracias chicos (al ver el regalo de Cruz y Vilches) C: De nada cariño Rocío: Toma hija (le pasaba un sobre) Ana: ¿Un sobre? ¿No me digas que andas con problemas de money? Rocío: Cállate Ana Ana: Que carácter jajajajaa E: Pe... pero ¡mama! (al ver un viaje para tres personas a disneyworld) Rocío: Siempre has querido ir y que mejor que ir con tu hija y tu mujer E: Gracias mami (se abrazaba a ella) Pedro: Me toca me toca jejejeje (le daba una cajita pequeña) Ana: Uy problemas eco... Todos: ¡Cállate Anaaa! Ana: Vale, vale (alzaba ambas manos) E: Es precioso (al ver una cadena de oro blanco con un relicario que al abrirlo se

veía la foto de Maca y Sofía) Gracias (decía emocionada) ¿me la pones cariño? (le pedía a Maca) M: Es muy lindo papa (abrochaba la cadenita) Rocío: Merito mío eh... Que aquí él quería regalarte un caballo jajajaja E: Jajajajaja Elena: Ahora el mío ¿no? Jejeje feliz cumpleaños Esther (le daba el p aquete)

Miradas que hipnotizan

181

E: Gracias Elena (era un libro de Carlos Ruíz y Zafron) ¿cómo sabías? (mostraba el

libro) Elena: Un pajarito me ayudo (miraba a Maca que bajaba la vista) E: Gracias Elena Patricia: Mi regalo E: A ver a ver (abría un sobre donde habían unas entradas para ir al concierto de romeo

ex de aventura) jajajajaja no me digas merito de tu chica Patricia: Digamos que tiene ciertos contactos M: A todo esto ¿dónde anda Ynna? Patricia: Fue a ver a su familia a Chile E: A ¿es chilena? Patricia: Sí de tomo y lomo Ana: No te quejarás jajajaja Patricia: Para nada M: Ya cariño dale el reg alo a mami (le decía a la peque) Sofía: Toma mami (le daba una pequeña cajita) Ana: Ábrelo, ábrelo (decía ansiosa) M: Anaaa (la regañaba) Ana: Déjame, déjame (movía sus manos) E: Gracias mi amor (besaba a su hija que se sentaba en sus piernas) M: Espero te guste (sin separar su vista de ella) E: Todo lo que venga de vosotras me gusta Ana: Ja, Claudia prepárate para dar los primero auxilios que de aquí se nos va pal otro

lao (Esther la miraba confusa y Maca le echaba una mirada asesina) E: Estás loca tía (abría la cajita y veía dentro unos zapatitos azules) pe... peroooo (miraba confusa a Maca) M: Sí mi amor (decía emocionada) E: ¿Tú... tú... es... estás? (con los ojos llorosos se levantaba de donde estaba sentada para arrodillarse frente a Maca y acariciar su vientre) Maca solo podía asentir con la cabeza posando una de sus manos sobre las de Esther Claudia: Ana ¿dónde vas? (al ver que esta salía disparada por la puerta) Ana: Por los regalos Clau (sin decir nada más salía hasta su piso tomando unas bolsas y

llevándolas al piso de sus amig as dejándolas a la entrada para vol ver a buscar las demás y cerrar su puerta) Rocío: Jajajajaja esta Ana (se limpiaba unas lágrimas) M: Te amo Esther E: Sniff y yo cariño (se acercaba y besaba sus labios con un amor inmenso sin dejar de acariciar su barriga) va... vamos a ser mamas M: Que más hermoso que tener un hijo tuyo dentro de mi cariño E: Es el mejor regalo mi amor (besaba de nuevo sus labios) M: Lo sé (acariciaba su mejilla) Ana: Alaaaaaaaa chicas id abriendo sus regalos (con las manos en jarra viendo un montón de paquetes sobre uno de los sillones) E: Jajajajajaa Ana eres la leche (se levantaba y abrazaba a su amiga emocionada) Ana: No sabes lo feliz que soy Esther (la abrazaba con fuerza)) E: Ayyy ¡qué voy a ser mama! (gritaba eufórica saltando junto con Ana Ana: ¡Y yoooo tiaaaa! Jajajajajajajaja

Miradas que hipnotizan

182

En un lugar a muchos kilómetros de ahí específicamente en Chile subida en un coche arrendado Vero viajaba hasta la ciudad de Iquique buscando a Esther, no lo vio venir debido a la espesa neblina, solo sintió el fuerte golpe y luego oscuridad Carabinero 1: Iba sola al parecer (decía a su compañero) Carabinero 2: Sus papeles dice que es extranj era, de España Carabinero Carabinero Carabinero Carabinero

1: Habrá que avisar a la embajada 2: Sí, después que se la lleven los forenses hacemos el parte de accidente 1: Pucha que lejos vino a encontrar la muerte 2: Ya ves (decía escribiendo algo en su libreta)

Se llevaron el cuerpo de Vero, hasta la morgué hicieron el parte de defunción y avisaron a la embajada sobre la defunción de una española trataron de contactarse semanas con los familiares pero al no dar con ellos, cremaron el cuerpo y tiraron las cenizas por el water Ocho meses después Claudia: Aaahhhh (bostezaba de sueño) ¿lo encontraste? (le preguntaba a su mujer esta

negaba y afirmaba su cabeza en el volante del coche) Ana: No quedaba dice la dependienta que en esta época no hay Claudia: Joooder llama a Esther y pregúntale si encontró Ana: ¿Y? (decía una vez contestaron al otro lado) E: Sí encontré pero solo dos aaagghhh (bostezaba) Ana: Nos vemos en allá (colgaba) Claudia: Vamos que estoy que me caigo de sueño (afirmaba su cabeza en la ventanilla) Ana: Mmmm sí (se ponía el cinturón y se iba camino a su casa) Al llegar vieron a Esther aparcar el coche y salir en pijama como ellas Claudia: Sube tú que yo no puedo con mi cuerpo Ana: Buaaaa (gran bostezo) E: Gracias chicas y disculpad la hora Ana: Nada pa esto tamos

Esther subía las escaleras corriendo con las frutas en una bolsa, entró a su piso y se fue a la cocina para lavarlas y ponerlas en un platito, se dirigió a su habitación viendo como Maca dormía profundamente solo con unas braguitas debido al calor que hacía E: Maca mi amor (acariciaba su abultada barriga) M: Mmmm (abría sus ojos para mirar a su mujer y regalarle una sonrisa) E: Toma cariño (le mostraba el plato con las frutas lavadas y cortadas, Maca al verlas se

sentó en la cama tomando el plato en su manos) M: Mmmm que fresquitas (decía al sentir el jugo de las chirimoyas) E: Aaaaahhhggg (bostezaba de nuevo y miraba el reloj que marcaba las 4 de la madrugada, se acomodó en su cama viendo como Maca disfrutaba de su antojo y sentía como sus ojos se cerraban, minutos después sentía la mano de Maca meterse por su pantalón llegando hasta su pubis y acariciar el poco vello que tenía) aggggg Maca

183

Miradas que hipnotizan

M: Mmm tengo ganas de ti amor (le bajaba

los pantalones y acariciaba sin problemas esa parte íntima que tanto le gustaba) E: Dioooossss (gemía al sentir como Maca la penetraba con un dedo) M: Tócame Esther (tomaba una de sus manos y la llevaba a su centro ya húmedo) E: Ven aquí preciosa (se incorporaba recostando a Maca sacándose la parte superior del pijama y las bragas húmedas de la sicóloga) Disfrutaron de uno más de los antojos de Maca hasta altas horas de la madrugada eran las siete cuando Esther como un zombi se fue a la ducha para luego ir al trabajo, veía como Maca dormía profundamente desnuda en la cama y negaba con la cabeza saliendo con una gran sonrisa a pesar del cansancio /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// M: Sofía cariño ¿me pasas el telefono? Sofía: Toma mami... ¿te has hecho pipi? M: Viene tu hermanito cariño (decía como si nada tratando de no asustar a la niña) Sofía: Ay qué bien (daba saltitos) M: Mmm uff sí... Ana vente cagando leches que he roto aguas Ana: Joooooooooooooooodeeeeeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrrrrr (soltaba el teléfono y se

levantaba de la cama tropezando con las sabanas) coñoooo (se levantaba del piso tomaba sus llaves y abría la puerta de la casa de Maca entraba al salón y la veía hablando por teléfono) M: Ana me lleva ve para allá mi amor no vengas a la casa aggg uffff E: Voy, voy, voy, voy (otra que colgaba tomaba su chaqueta y dejaba a un par de clientes sentados en la mesa de su despacho) ¡Aliciaaaa que voy ser mama! (gritaba eufórica saliendo del despacho asustando a su secretaria) Alicia: ¿Y qué hago con los señores? (la seguía al ver a los clientes dentro) E: Llama a Patricia y que ella lo atienda (se subía al coche y aceleraba) /////////////////////////////////////////////////////////////////////////// C: Vamos Maca respira (decía entre medio de sus piernas) tienes que pujar, Maca M: Nooooooo hasta que no llegueee Esther aggggg Claudia: Coño Macaaaaaa E: Ya estoy ya estoy (entraba a la sala seguida de Ana) mi amor ya estoy aquí cariño M: Esther (tomaba con fuerza su mano) aaaaaaaaaggggggg Ana: Ahora puja ¡condenada! (la animaba al ver la cabezita del bebe) E: Así cariño puja mi amor (besaba su frente aguantando estoicamente el apreton de

Maca) M: Aaaaagggg duele ahhh ahhhhh ahhhhh C: Maca un empujón más y lo tenemos con nosotras Claudia: Vamos Maca, tú puedes E: Vamos cariño uno más mi amor (acariciaba su frente) M: Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhgggggggggg (empujaba con todas sus fuerzas para luego desplomarse en la cama) -: Buaaaaaaaaaaaa buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa buaaaaaaaa C: Ayns que pulmones tiene el condenado Ana: Sniff sniff como llora jejejeje C: Esther ¿le cortas el cordón?

Miradas que hipnotizan

184

Esther al ver a su hijo solo pudo desplomarse en el suelo bajo la mirada de las chicas M: Sofía ¿a qué hora piensas llegar? Sofía: No lo sé mama después de comer creo, me quedaré en casa de Julia con Lucía E: Maca déjala que ya es grande para saber lo que tiene o no que hacer cariño (abrazaba

a su mujer por la espalda) Sofía: Gracias mami tú si me entiendes (le guiñaba un ojo) M: ¿Y Ana dejo ir así como así a Lucía? Sofía: Tía Claudia la convenció jajajaja E: Jajajaja Lucía: Sofíaaa vamos que ya es tarde (gritaba a las afueras del chalet) M: ¡Lucía cariño pasa! (gritaba desde adentro) E: Esta niña salió igual de loca que su madre Sofía: Jajaja ni te digo en la universidad tiene a varios pretendientes pero a ninguno le hace caso (las miraba por el espejo terminando de arreglar su pelo) M: ¿Y tu cariño? Después de el José ese no has traído a nadie a casa y ya estás terminando la carrera Sofía: Como para traer a alguien mama jajajaja E: Ummm si eres toda una detective cariño M: Entonces ¿estás con alguien? Sofía: Puede (le guiñaba un ojo) Lucía: Hola tías (las saludaba a ambas con dos besos) M: Hola rubia (acariciaba su larga melena) Lucía: Aii no me digas así (se cruzaba de brazos) Sofía: Jajajajajajajaja E: Déjala Maca no la molestes, ¿cómo estás pequeña? Lucía: Tía que ya tengo 20 no soy tan pequeña... ¿eh? Sofía: Lucía no gastes saliva para ellas siempre serás la pequeña Pedro: ¡Mamaaaaaaaaaaaaa! (gritaba desde el piso de abajo) E: Uuuf nació chillando y sigue chillando (negaba con la cabeza) Sofía: ¡Arribaaa Pedrooooooooo! (contestaba

su hermana mayor) Un joven de 22 años moreno de ojos verdes buen cuerpo atlético y con una sonrisa que dejaba loca a más de una entraba a la habitación de su hermana mayor Pedro: Uy pero que de

preciosidades hay por acá (saludaba a sus madres con un pico a su hermana y a Lucía con dos besos dejando a la rubia roja como un tomate) Sofía: ¿Cómo ha ido la práctica? Pedro: Ay ya sabes (se encogía de hombros y tomaba el cepillo para peinar los cabellos de su hermana) Sofía: Que ya me he cepillado Pedro Pedro: No se nota hermanita (recibiendo un palo de esta) M: ¿Acompañas a las chicas? Pedro: No mama, saldré con los chicos de tapas por ahí E: No te lleves la moto si vas a beber Pedro: Sí mama (se acercaba a ella y la abrazaba) E: Que mimoso estás (acariciaba su mejilla)

Miradas que hipnotizan

185

Pedro: Mmm siempre ¿me das mi beso? (ponía sus morros y recibía el beso de su

madre) M: ¿Qué pensarían tus amigos si te ven besando a una mujer mayor? E: ¿Me estás llamando vieja? (enarcaba una ceja) Sofía: Oooooooooooooo M: Para nada cariño(besaba sus labios) Pedro: Que digan lo que quieran, dame un beso mami que igual necesito de los tuyos para poder sobrevivir (estiraba sus morros recibiendo el beso de Maca) M: Eres un pelota jajajaja Pedro: Haaa pero soy un encanto Sofía: Di que sí (se acercaba a sus madres) nos vamos que se nos hace tarde besitos (les dejaba un pico a cada una) Vamos Luci, Pedro ¿nos llevas en el coche? así no tomamos el metro Pedro: Claro vamos hoy seré vuestro chofer (hacía un reverencia) Lucía: Anda payaso (golpeaba su hombro) Pedro: Auuuu chica (se frotaba el golpe) nos vemos mamis (se despedía de ellas con un pico) M: Llevad cuidado Pedro Pedro: Sí lo sé E: Que lo paséis bien (decía al verlos irse) Sofía: Chao mamis (se despedía con la mano) Maca y Esther los veían subirse al coche entre risas, abrazadas los miraban por la ventana del segundo piso E: Que grande están (acariciaba las manos de su mujer) M: Mmm sí, como pasa el tiempo (besaba su cuello)

Esther se daba la vuelta para mirar esos ojos que la volvían loca y donde el tiempo se paraba para ella acariciaba sus labios y los besaba dejando un pequeño mordisco en el labio inferior E: Mañana tendremos que ir a ver a mi madre M: Sí, Lorena lo está pasando mal al ver así a tu madre E: Es normal el cáncer está acabando con ella (bajaba su mirada) M: Mi amor (levantaba su barbilla y veía sus ojos llorosos) no sufrirá cariño, los chicos

hacen todo lo posible por ella E: Ufff sí... pero es ella la que no quiere luchar (dejando una lágrima correr) M: Es lo que ella quiere y nosotras no podemos ir en contra de eso E: Si lo sé (se abrazaba a ella) El sonido del timbre hacía que se separaran, Maca bajó por las escaleras para abrir la puerta seguida de Esther Ana: Yo no sé como

Claudia me convenció de dejar que Lucía fuera a esa fiesta (entraba sin saludar a nadie) M: Hol a Maca ¿cómo estás? Bien ¿y tú? Claudia: Déjala (la saludab a con dos besos) ¿cómo estás? M: Aquí Ana: Y tú Maca ¿no dices nada? (ponía sus brazos en jarra)

Miradas que hipnotizan

186

M: ¿Y qué quieres que te diga? Si madre e hija se fusionan y yo nada puedo hacer

guapa que me ganan ambas con sus miraditas E: Jajajajajaja vamos que comes de nuestra mano cariño (besaba su mejilla) hola chicas (dándoles sus correspondientes besos) Ana: ¿Cómo puedes dormir tranquila al saber que tu hija andará con quién sabe quién? E: ¿Te recuerdo la miles de juergas que nos pegábamos Ana? Ana: No es lo mismo que es mi hija coño (se sentaba en el sillón cruzando sus piernas) E: Y la mía no te jode Claudia: Uuuuuuuuf así está desde esta tarde M: ¿No será la edad? (pinchaba a Ana) Ana: No me vengas con gili polleses Macarena E: Uy que te ha dicho Macarena... ¿cuántas veces en todos estos años te lo ha dicho?

Eso es grave jajajajaja M: Mmmm 5 o 6 jajajajajaja Ana: Váyanse a la mierda (se levantaba y se preparaba una copa para bebérsela al seco) E: Que son adulta s Ana es normal que quieran salir M: Pedro l as fue a dejar Claudia: ¿Pedro? Uuuuuuuuuuu Ana: ¿Tu hijoooo? (señalaba a Maca) ¿y se queda en la fiesta? M: Eh no va con unos amigos de tapas Ana: De tapas ese es que va a destapar a mi ¡HIJAAAAA! (salía de la casa bajo la mirada de todas) Claudia: Jajajajaja vamos, vamos, que esta es capaz de liarla M: Pero ¿de qué coño habla? (la seguía) Claudia: Que tu hijo y mi hija están liados jajajaja E: No jodas jajajaja Claudia: Para nada Ana los pilló en la entrada de nuestra casa dándose un beso que según ella levanta el calentón jajajajaja Maca y Esther subieron a su coche siguiendo el de Ana y Claudia que iba manejando a la velocidad de la luz para llegar a esa fiesta, al llegar Ana entró al lugar de encuentro y hay los vio a su hija sentada en brazos de Pedro quien nada más ver a su tía Ana saltó como un resorte al ver como como siesta se fuera acercaba a él,entrataba de escabullirse gente pero Ana lo perseguía se le la vida ello Pedro comenzó aentre correrlapor la disco siendo perseguido a la carrera por Ana M: Jajajajajajajajaja Lucía: Mama ¿qué hacéis aquí? Claudia: Tu madre que se enteró que Pedro estaría aquí (besaba su frente) Sofía: Pero ¿qué hace tía Ana? (llegaba hasta sus madres y las tomaba de la cintura)

¿está persiguiendo a Pedro? Jajajajaja E: Jajajajajaja si los años no pasan por ella M: No jajajajajaja Claudia: Dios esta mujer no cambiará (negaba con la cabeza) E: No, no cambiará M: Pero ¿lo que nos reímos con ella? (besaba los labios de Esther) E: Eso es verdad Sofía: Mama ¿esa no es la canción con la que conquistaste a mami? (miraba a Esther quien asentía con la cabeza) E: Sí que lo es (miraba a su mujer) ¿bailas?

187

Miradas que hipnotizan

M: Contigo siempre

Y se dejaba llevar por su mujer uniendo sus caderas y moviéndose como hace años que lo hacían sincronizadas y sin perder el ritmo que las destacabas a ambas, Lucía saco a su madre junto con Sofía y bailaban al lado de Maca y Esther quienes se olvidaban de todo lo que las rodeaba E: Que te amo con locura preciosura eres la única mujer en este mundo que me quita la

cordura (se aferraba a su espalda) M: Eres mi ángel mi todo (se daba la vuelta y unía sus frentes) E: Te amo cariño M: Te amo mi amor (sin dejar de mirarse se besaban separándose al escuchar las risas de las chicas, quienes miraban al escenario y veían a un Pedro correr seguido de una Ana que llevaba los tacos en una mano)

FIN

View more...

Comments

Copyright © 2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF